jueves, 15 de noviembre de 2012

VUELVO



Hago una excepción en la ausencia de mi blog para hacerle un favor a mi querida bloguera MARINA del EN EL UMBRAL DE LA NOCHE que nos ha retado a hacer un relato sobre la foto expuesta.  Ahí va mi humilde colaboración:

¡BAAAANG!  El disparo alteró la paz y silencio de una noche que era, aunque tormentosa, normalmente pacífica.  Al principio O pensó que se trataba de un trueno y no le prestó más atención hasta que escuchó el ulular de unas sirenas que se acercaban.  Pararon delante de su casa.  Sorprendida, se levantó, se puso la bata de boatiné y se asomó a la ventana, corrió un poco el visillo y cual no fue su sorpresa cuando vió al vecino del quinto en calzoncillos sosteniendo en su mano derecha un revolver aún humeante  (la lluvia había amainado)  y en un visible estado de shock.  Rápidamente la policia le desarmó, le puso una manta encima y lo introdujeron en el coche policial.  Pero ¿quién y dónde estaba la víctima?  Misterio.

20 comentarios:

PENELOPE-GELU dijo...

Buenos días, Merche Pallarés:

¡Qué relato!
¡Un disparo! Y frente a ti, el vecino del quinto, con esa vestimenta, armado (de pistola).
Pero,...no parece que te asustaras.
Solo estás curiosa por saber...
Has conseguido intrigarme de veras. A ver qué nos cuentas.

Abrazos.

amelche dijo...

Me alegro de que hayas vuelto. Pero, no te vuelvas a ir sin contarnos el final de la historia. ¡No nos dejes con la intriga!

pancho dijo...


Sonó un disparo como un cañón

María dijo...

Sí que es un misterio. Bonito micro relato.

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

Eso ¿y la víctima?

Francisco O. Campillo dijo...

Vuelves... y volverás ;-)
Un abrazote.

Belén R. dijo...

Pues me he quedado con la ganas de saber si era un crimen pasional o un tiro al aire.
Muy original.
Un saludo.

Ele Bergón dijo...

!Que bien que hayas vuelto!

Me ha producido una gran sonrisa el imaginarme el vecino del quinto en calzoncillos y con el revolver en la mano y encima sin víctima, porque yo creo que no la hay.

Muy bueno.

Besos

Menteinvisible dijo...

Curioso, uno no puede dormir tranquilo,suerte

Merche Pallarés dijo...

Hola a todos, gracias por vuestros comentarios mis queridos. He hecho esta excepción pero mis planes siguen siendo en abandonar el blog por un tiempo. Referente al relato os dejo con el misterio... je,je... Besotes, M.

Marina dijo...

Vamos a ver señorita de la blanca sombrilla de blondas misteriosas...que digo yo ¡¡¡127 palabras!!!!!!!!!!!

En fin y solo por ser vos quien sos y porque una vez llenaste mi cara de luz y de sonrisas te voy a dejar...por eso y porque me gusta tu relato jajajajajaaja.

Gracias cielo mío por dejarte arrastrar, una vez más, por mi.

Hazme saber de vez en cuando como estás, por el correo, face o por tam tam.

Besos desde el precioso otoño bejarano, al que puedes venir siempre que quieras.

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy bueno, muy bueno, sugestiva la presencia del vecino en calzoncillos. Un abrazo

Aldabra dijo...

buenísimo, en serio... me alegra que hayas vuelto y que nos dejes este estupendo relato.

biquiños,

Kety dijo...

Merche, me alegro de tu vuelta, además, con la imaginación desbordada. ¡Qué bueno!

Besos

Merche Pallarés dijo...

MARINA, ja,ja... Sabía que eran más de cincuenta pero ¡127! Me he pasado tres pueblos... Sorry. Besotes, M.

ALMA, gracias por tu visita. Me alegro de que te guste. Besotes, M.

ALDABRIÑA y KETY, gracias mis queridas pero no he vuelto. Solo he hecho esta excepción. Seguiré desaparecida por un tiempo. Besotes, M.

Amni dijo...

No hay nada como el misterio. Gracias por tu relato y por compartirlo junto a los nuestros.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Si no hay víctima, no hay delito.
Buen relato, Merche. ¿Pero no son más de cincuenta palabras?
Besos.
No sabes lo que me alegra tu vuelta, que espero se consolide...

Merche Pallarés dijo...

AMNI, gracias por tu visita. Tu relato tampoco está nada mal... Besotes, M.

PEDRO, me alegro de que mi relato que, es verdad sobrepasa con creces las 50 palabras..., te haya gustado. Por cierto al blog solo volveré en momentos puntuales, como ha sido este caso. Besotes, M.

GRACIAS A TODOS.

Myriam dijo...

jajajajaja buen relato con misterio y todo. Me da risa eso que le dices a marina de que te pasaste tres pueblos jajajaja.

También me alegra mucho verte por aquí.

Besos

Merche Pallarés dijo...

MYRIAM, no por mucho tiempo... No te hagas ilusiones... je,je... Besotes, M.