lunes, 8 de octubre de 2007

The Donut Sale - Venta de donuts


After two months at school, I could speak a bit of English. I found out there was a donut sale at school and whoever sold the most won a prize. Wow! I thought , being in "America" , the prize probably was, at least a bicycle. I went for it. In my horrible English (I still spoke like an Indian..."me sell donuts,10$ dozen, good". All my neighbours bought them so I finally ended up being the one who had sold the most in my class (twenty dozens). The day of the prize came up. The principal received each of the students who had sold the most in her office. Finally, the big day had arrived! I imagined myself riding in my beautiful new bike. The "prize" consisted in --choosing!--between a bag of candies or a bag of balloons. I chose the candies but since that day I never sold a donut in my life! Besides, my faith in capitalism went down the drain.


Despues de dos meses en el cole, podía espachurrear un poco de inglés. Me enteré que había una venta de donuts organizada por el colegio y al que vendía mas le daban un premio. Maravilloso, pensé, como estaba en "America" el premio sería, por lo menos una bicicleta. Puse todo mi empeño en vender. Con mi inglés de pacotilla--tipo--"yo, vender donuts, 10$ docena. Bueno" Fuí la que mas vendi de mi clase (veinte docenas). LLegó el gran dia del premio. La directora nos convocó a todos los que mas habíamos vendido en cada clase a su despacho. Ya me imaginaba montada en mi flamante bicicleta, cuando nos dijo de ¡escoger! entre una bolsa de caramelos o una bolsa de globos...., nunca mas vendí un donut en mi vida; además mi fé en el capitalismo se fue al garete.

6 comentarios:

Salondesol dijo...

Lo único que vendí siendo estudiante fueron mis canicas de cristal y algún cromo repetido.
Bikos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Es nuestro sino: siempre será para otro la bicicleta

Salondesol dijo...

Me gusta esa foto...
Bikos

METIS dijo...

jiji, yo cuando vendia los billetes de loteria para navidad del colegio, me daba tanta verguenza que se los daba a mi madre para que lo hiciera ella por mi. ahora estoy en un souvenir vendiendo fijate tu.

besos

Thiago dijo...

jaja, cari.

Acabo de leer este post y es muy diver. Tu desilusión y aquel negocio fracasado ya apuntaba a la crisis actual del capitalismo, jajaja

Igual es el momento de volver a la venta de Donuts.

Bezos