viernes, 23 de noviembre de 2007

KENNEDY

La muerte de John F. Kennedy me pilló de sorpresa, el 22 de Noviembre, 1963. Iba en barco el "Britannia" de vuelta a Europa desde Montreal a Southampton. Tenía 19 años y una vez mas mi vida se veía truncada por la emigración a la inversa. A mi padre, ingeniero agrónomo, le habían trasferido a las oficinas de Massey-Ferguson en Coventry, Inglaterra. Como yo era la "niña" no me podía quedar en Canada, tenía que volver a Europa. Mi hermano sí podía quedarse en Toronto. Una vez mas el desarraigo, cuando estaba feliz en Canada con mi primer amor, mis amigos, en fin mi vida. El dia que llegué a Southampton fue el 22 de Noviembre, 1963. En el camino a Coventry paramos a cenar en un restaurante de Oxford. Oía a la gente cuchichear sobre Kennedy, pensé que habría pasado algo como lo de la Bahía de los Cochinos de Cuba que había sido muy polémico no hacía tanto. A nuestro camarero, que era español, le pregunté por qué tanto cuchicheo sobre Kennedy y me dijo: "No se ha enterado? A Kennedy lo han asesinado hoy". Mi mundo se vino abajo. Creo que no he llorado mas en mi vida. Kennedy para nuestra generación era un ser muy especial y muy querido a pesar de sus defectos y debilidades.

John F. Kennedy's death took me by surprise on November 22nd, 1963. I was nineteen and returning to Europe on the "Britannia" from Montreal to Southampton. My father an agricultural engineer with Massey-Ferguson had been transferred to their offices in Coventry, England and, since I was the "girl", had to return to Europe. My brother could stay in Toronto. Another heartbraking break in my life since, in Canada, I had my friends, my first love, my life in general. The day I arrived in Southampton was November 22nd, 1963. On the way to Coventry we stopped at a restaurant in Oxford. There was a lot of whispering about Kennedy. I supposed it was another controversial issue since the Bay of Pigs invasion of Cuba had been recent news. I asked our waiter, who was Spanish, what was all the whispering about and he answered: "Don't you know? Kennedy has been assassinated". My world fell apart. I don't think I've ever cried more in my life. Kennedy was a very special person for our generation, greatly loved and admired inspite of his weaknesses and defects.

4 comentarios:

METIS dijo...

son personas que marcan.
yo solo lo se por la historia, tu pudiste vivirlo en persona. cuentanos mas experiencias, es bueno saber lo que siento la gente.

besos

Merche Pallarés dijo...

Querida Metis, he intentado dejarte un mensaje en tu ultimo blog (que me ha encantado pero al mismo tiempo me ha causado gran tristeza) pero ha sido imposible. A ver si aquí tengo mas suerte. Te decía que eres una gran poetisa, tienes un alma preciosa y debes de ser bellísima pero me apena mucho la melancolía de vuestra generación. La verdad es que no lo teneis muy fácil pero nunca hay que tirar la toalla porque siempre aparecerá algo maravilloso para lo que valga la pena luchar. Animo y sigue escribiendo! Besotes, M.

amelche dijo...

Yo pienso que lo de Kennedy fue la gota que colmó el vaso, pero que a ti lo que te pasaba realmente es que echabas de menos Canadá y al noviete que te habías dejado allí. ;-)

Merche Pallarés dijo...

Pues sí, Amelche, todo era un revoltijo de emociones pero, como tu bien dices, lo de Kennedy fue la gota que colmó el vaso. Al final no me quedé en Coventry, me rebelé y acabé en Paris estudiando que para mi madre sobre todo era peor que si me hubiera quedado en Toronto!! Paris tenía fama de ser una ciudad muy pecaminosa para una jovencita...,cosas de aquella época. Besotes, M.