martes, 31 de enero de 2012

SEATTLE



Despues de unos días en Vancouver, nos fuimos en coche hasta Seattle para coger un avión a San Francisco.  Al cruzar la frontera, nos pararon y tuvimos que esperar un buen rato hasta que nos dieron el visto bueno.  (Seguro que era porque en mi última entrada a los USA en 1995 me pillaron en Inmigración como inmigrante ilegal que lo fuí en Miami en los años '90).  Al final me dejaron entrar.

No vimos mucho de Seattle porque fuimos directamente al aeropuerto.  A la vuelta si que lo visitamos pero no tiene nada especial, es como cualquier otra ciudad norteamericana, mucho rascacielo, calles arboladas con casas preciosas, grandes espacios y..., punto.

Llegamos al aeropuerto y la humillación de los chequeos para embarcar hace que el viajar, hoy en día, sea un suplicio más que un placer.  En dos horas estuvimos en San Francisco.  (Continuará)

------------------------------------------------------------------------------

After a few days in Vancouver, we drove down to Seattle to catch a flight to San Francisco.  When we crossed the border, we were held up (probably because I had been an illegal alien in Miami in the nineties...)  After a while, they let us go.

We didn't see much of Seattle  because we went straight to the airport.  On our return we did visit the city but it doesn't have anything special.  It's like all North American cities:  lots of skyscrapers, tree-lined streets with beautiful houses, huge open spaces and..., period.

We arrived at the airpot and the humiliation one has to go through with all that checking makes travelling, nowadays, a torture!  In two hours we were in San Francisco.   (It will continue)


17 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Todo cuesta en en esta vida, aunque algunas cosas te hacen pagar un precio que no corresponde... Emigración suele tener siempre un precio desorbitado.
Un abrazo

Myriam dijo...

¡Qué traviesa que andabas en los 90!...

Te entiendo con eso de los chequeos y hay quienes dicen que ahora viajamos mejor que antaño, antaño...

Besos

Asun dijo...

Pero bueno, al final todos los inconvenientes tuvieron su recompensa. ¿O no?

Besos

pancho dijo...

They allowed you to enter because they saw you were not the spirit or the ghost of Bin Laden after a long while investigating and thinking about the issue.
¡What a beautiful picture!
Hugs

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Es que no dejamos de ser ilegales nunca.
Besos.

El Drac dijo...

Parece que más fue el desencanto que la ilusión hecha realidad.

Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

¡Gracias JAN! y, sí, los de Emigración son unos pesados... Besotes, M.

MYRIAM, al principio de mi andadura bloguera escribí sobre esa aventura... Besotes, M.

ASUN, ¡Por supuesto! California bien valió la pena pero el volar se está volviendo, por lo menos para mi, una tortura. Besotes, M.

PANCHO, ha,ha... That must have been the case... Besotes, M.

PEDRO, y más que lo seremos... Besotes, M.

EL DRAC, no, tampoco es que fuera desencanto sino, como le digo a ASUN, es que ya estoy harta de viajar en avión. Han sido muchos, muchos años, volando de acá para allá y llega un momento que una está saturada... Gracias por tu comentario de nuevo. Besotes, M.

Ele Bergón dijo...

Hace poco tuve que ir al aeropuesto poque un sobrinillo ha estado por aquí en estas Navidades y se iba a Brasil y me quedé patidifusa al ver que al propio acompañante de la compañia en la que viajaba le estaban cacheando.

Yo creo que exageran un poco, pero no por eso vamos a dejar de viajar.

Se ve que lo has pasado muy bien y sigue contando.

Un abrazo

Luz

Paco Cuesta dijo...

Seguimos viaje, que la próxima, sea menos accidentada.

Merche Pallarés dijo...

ELE, yo, tiro la toalla. De viajar iré en barco, coche/bus o en tren. Besotes, M.

PACO, una vez en San Francisco ya fue diferente. Lo contaré. Besotes, M.

MeTis dijo...

seattle no tiene mucho que ver? ya me gustaria a mi verlo!! ya sabes que aqui eso de los rascacielos... jeje

Abejita de la Vega dijo...

Es una ciudad como otra,con sus rascacielos y su pirulí...Pero a lo bestia, supongo. Eso parece...

Merche inmigrante ilegal, nos sorprendes. Nunca nadie dirá de ti que no has vivido. Me dejas con la boca abierta.

Besos

Merche Pallarés dijo...

METIS, ¡menos mal que en Ibiza, aparte de los "rascacielos" de Sant Antoni no tenemos mas! Quita, quita... Besotes, M.

ABEJITA, figúrate que eso de los pirulíes es curioso. El primero que surgió, si no me equivoco, creo que fue en Toronto: la C.N. Tower. Tuvo tanto éxito que ya toooodas las ciudades medianas de Canada y EEUU los tienen. Vancouver también.

Lo de inmigrante ilegal lo cuento, como le digo a MYRIAM, al principio de mi andadura bloguera :) Besotes, M.

amelche dijo...

Sí, yo recuerdo haber leído eso de inmigrante ilegal en tu blog hace tiempo. Hay una película sobre Seattle que en español se llamó: "Algo para recordar" y en inglés "Sleepless in Seattle".

Merche Pallarés dijo...

AMELCHE ¡Claro que lo leiste porque eres mi comentarista pionera! (Gracias) y sí ví esa peli de "Sleepless in Seattle" con Meg Ryan y Tom Hanks. La tendré que volver a ver ya que ahora conozco un poco la ciudad... :) Besotes, M.

Kety dijo...

Aunque te cacheen, merece la pena viajar por todo lo que se ve.
Te sigo
Besos

Merche Pallarés dijo...

KETY, pues hija te lo dejo a ti eso de viajar (en avión). Yo estoy ¡harta! :) Besotes, M.