domingo, 5 de octubre de 2008

QUITO Y BETO

Cuando llegamos a Ibiza, vivimos algunos años en una bellísima casa payesa de más de doscientos años, C'an Plácido (C'an quiere decir “casa de” usan el nombre, el apellido o el mote del propietario, y “Ca na” se refiere a una propietaria). La casa era de dos pisos, nosotros vivíamos en el de abajo y el piso superior (que tenía entrada diferente por detrás de la casa) estaba vacio aunque comunicado con el nuestro por unas escaleras y una puerta verde. Nuestro piso tenía la entrada principal, un gran porche exterior y dentro el interior, a la izquierda subiendo dos escalones, estaba la cocina, los cuartos (tres) en frente tambien con sus respectivos escaloncitos y a la derecha unas escaleras que llevaban a nuestro cuarto, a la derecha del mismo estaba la puerta verde. Durante años, el piso superior estuvo vacio hasta que un verano, los propietarios, lo alquilaron. Llegaron dos chicos jóvenes, muy, muy guapos. Sería el año 76, en plena época de los celos de mi-ex Fernando. Un dia que yo salí a colgar la colada, muy ligera de ropa porque hacía calor, oigo que alguien me saluda, miro hacia arriba y veo a estos dos Adónises en el balcón... Les balbucée un saludo y entré rápidamente. Maldije mi suerte pensando qué casualidad que hubieran alquilado la casa dos jóvenes tan guapos... Fernando me preguntó a quién había saludado, le dije que a los nuevos vecinos que vivían arriba y me dijo “Bueno no les des demasiada confianza porque no sabemos quienes son y tu eres muy confiada y abierta...” Pero, claro, era muy dificil ignorarlos ¡si eramos los únicos vecinos en mitad del campo! Un dia que Fernando no estaba, al salir a colgar más colada, los dos me saludaron de nuevo y me invitaron a ver su casa. La puerta verde estaba cerrada, entonces fuí por la entrada de atrás. Muy amables me enseñaron la casa y cuando pasamos por una de las habitaciones me pareció escuchar “este es NUESTRO cuarto”. Se llamaban Quito y Beto, eran estudiantes en París y habían venido a pasar el verano en Ibiza. Cuando llegó Fernando, le dije que me habían enseñado la casa y lo que me pareció haber oido sobre el cuarto. Me dijo “nada, nada, tu no les hagas demasiado caso...”. Ese verano mi primo, el actor en Suecia, estaba viviendo con nosotros con su novia sueca y pasaban todo el dia en C'an Plácido. Nosotros no, porque teníamos el restaurante. Por lo tanto ellos hicieron amistad con EnriQUITO y RoBETO, El primero era ecuatoriano y el segundo brasileño (de hecho hijo del presidente del Banco de Brasil en Sao Paolo) y, efectivamente, eran pareja. ¡Qué alivio! Ya abrimos la puerta verde y estabámos todos los dias “p'arriba y p'abajo”. Tambien acabaron siendo nuestros cocineros ese verano (porque querían trabajar). Un dia el mismo padre banquero de Beto que había venido a verle, ¡vino a cenar! Terminamos haciéndonos muy amigos. Despues del verano, volvieron a Paris y el piso quedó vacío de nuevo. La pena es que perdimos contacto y nunca más he sabido de ellos, una lástima. Eran encantadores.

Como éste post ha sido más largo del habitual, paso de traducirlo al inglés, lo siento.

As this post is longer than usual, I can't be bothered translating it. Sorry.

38 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Alucino con tu vida Merche.

Cada vez más.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué equívoco: celos de dos homosexuales. Este fragmento de tu vida parece sacado de un vodévil: con puertas, malentendidos sexuales, puertas y ventanas y final agradable.
Qué pena no haber sabido más de ellos.

SELMA dijo...

Gracias por brindarnos fragmento de tu vida, Merche...
Un beso Sirena!

Francisco O. Campillo dijo...

¡Menuda historia! Y que bien contada. Los post largos me suele costar leerlos pero éste ha sido delicioso. Sale hasta un banquero, aunque sea de refilón.
Ahora, ¿por qué se aplacaron los celos al descubrir que Quito y Beto eran eran pareja? ¿Acaso se confiaba más en su fidelidad que en la tuya?

manuel-tuccitano dijo...

Vaya con los celos infundados... o no?... de todas formas si en un principio se llega a enterar que sales ligerita....jaja... a mi las casa grandes me dan un poco de no se qué...es que pueden tener incluido el fantasma y yo soy algo miedica...saludos

Cecilia Alameda Sol dijo...

Los amigos que se marchan y se pierden en la distancia y el tiempo ¡qué despilfarro! Deberíamos mantener siempre contacto con las personas que significan en algún momento un encuentro positivo en nuestras vidas.

Euphorbia dijo...

Como dice Cecilia, cuantas veces hemos perdido contactos que no deberíamos haber perdido... o sí, no se sabe. Ahora que tenemos teléfono, email y de todo, seguimos distanciándonos con aquello de "ya ta llamaré", o "un día tendríamos que quedar". Qué pena... o no, sigo sin saber.

Besos

Merche Pallarés dijo...

TORO, gracias como siempre. Besotes, M.

PEDRO, sí, fue como un vodévil... Gracias querido. Besotes, M.

SELMITA gracias a ti por leer mis historietas... Besotes, M.

FRAN, ¡qué malo eres! Fernando era celoso porque tenía miedo de perderme... Yo, JAMÁS, fui infiel a ninguno de mis hombres, despues de separarme claro que tuve otros en mi vida, normal. No me iba a quedar para vestir santos, querido. Besotes, M.

TUCCI, C'an Plácido aunque fuera grande no me inspiró nunca ningun miedo por lo tanto no creo que existieran fantasmas... Referente a los celos, en esos años, mis feromonas andaban disparadas y atraía, no sé porque, a TODOS, gays, lesbianas, heteros y Fernando estaba que trepaba por las paredes... ¡¿Qué culpa tenía yo?! Besotes, M.

CECI y EUPHOR, ¡no sabeis cuántos amigos/as he dejado por el camino! Espero que algun dia los recupere, quizás a través de internet... Besotes, M.

GRACIAS A TODOS

Thiago dijo...

Ay cari que envidia me da leerte estos post de ti que estuviste en primera fila de la modernidad y la nueva era de la revolucion sexual, me imagino que en aquell epoca no era moderna dos chicos guapos que dijeran "nuestro cuarto". Ha sido una historia muy bonita,

pero lo que mas me gusta es que como el post es largo, pasas del ingles, que le den.. y aun encima dices ¡lo siento! jajaaj Que mona, cari.

Bezs.

Metis dijo...

con lo guapas que son las casas payesas, me encantan!.

y yo que ya iba a decir que nunca debiste hacer tantas coladas como en esa epoca jeje.

Ya sabes que en ibiza nada estaba mal visto y aun en pelotas hubieses podido salir al jardin. no era la epoca hippy por aquel entonces?

un beso wapa.

Montxu dijo...

Prejuzgar con nuestros miedos a los demás ó a los que tenemos cerca, tipico y una gran perdida de tiempo que se traduce en oportunidades perdidas de conocer a los demás.

Estupendo como siempre tu relato, una pizca de tu vida, gracias.


Agur un saludo, muxu bat mertxe.

DianNa_ dijo...

Cariño, deberías escribir un libro, es un verdadero placer leerte.
Y el final, lo de no traducir... jajajajaja

Te quiero, guapa, buenas noches.

Marcelo dijo...

Nos tienes que contar más cosas de tu vida Merche. De veras.
Un beso

Antón de Muros dijo...

Hola Merche:

Me ha gustado tu relato :-)
La vida muchas veces tiene condimentos que superan a las mejores ficciones...

Por cierto, qué natural que el joven ecuatoriano fuera QUITO, ¿verdad? jajajaja

Ahhhh! muchas gracias por tu visita a Cuspe de Pita.

Un fuerte abrazo. (Ya tienes dos saludos seguidos desde la misma parte del planeta -lo digo por Marcelo) ;-)

Antón.

Serendipity dijo...

Beutiful fragment of your life. It reminds me some surrealistic episodes of my own life. Ha, ha,ha, ha... I like it like that!

Yes, I live in Princeton. I'm working for a pharma company. My relationship with the University is walking through its beautiful campus and attending some intersting conferences open to the public (e.g. Mario Vargas Llosa, Kofi Anan)and these days, I'm looking after my neighbour who is about to deliver his final disertation to gain his PhD in Economy. He will rehers his presentation delivering it to me. That's the closest I got to be part of Princeton University.

It has been a pleasure to receive your visit.

All the best!

Merche Pallarés dijo...

THIAGUIÑO, la verdad es que tu me hiciste recordar esta historia... Besotes, M.

METIS, la casa es preciosa. Y sí, jamás había lavado ¡a mano! tanta ropa... En aquellos años Ibiza, como siempre digo, era un oasis de libertad en la España de la época. Muchos besotes querida, M.

MONTXU, sí lo de prejuzgar a veces juega malas pasadas, tienes razón. Eskarrikasko, agur y muxu lau tambien a ti potxolo, M.

DIANNITA gracias de nuevo por tu visita siempre tan bienvenida querida. Besotes, M.

MARCELO ¡¡¡MAS COSAS DE MI VIDA!!! Si todo mi blog va de eso... Besotes, M.

ANTON ¡Bienvenido a mi blog! Es un gusto recibirte. Sí lo de Quito le venía muy bien... Besotes, M.

SERENDIPITY, Many thanks for your visit also!! Even though we're both Spanish we'll write to eachother in English, ha,ha. It must be great to be in Princeton. I love those university cities of the States!! They're beautiful. I've never been to Princeton but I know Cambridge (Harvard). Many kisses, M.

Antònia P. dijo...

Otro episodio de tu vida tan interesante.
Aunque lo de los celos es una putada. ¿Cómo es posible vivir con alguien que no confía en ti? O acaso fuera que no confiaba en si mismo.
Simpática pareja Beto y Quito ¿qué habrá sido de ellos?
Besos.

Pedro dijo...

Me gusta tu forma de narrar las historias, las haces amenas y de fácil lectura.
¡Enhorabuena y gracias!

Merche Pallarés dijo...

ANTONIA P. lo que pasaba es que Fernando, tengo que admitirlo, me adoró (por eso seguimos siendo tan amigos hoy en dia)y, chica, era Ibiza en la época, mucha gente muy guapa, jóven (Fernando me llevaba 17 años) y, creo, que más que nada le entró miedo de que yo me enamorase de otro más cercano a mi edad porque, como digo, tenía bastantes admiradores. Lo que no se dió cuenta es que tambien le adoraba a él pero, al final, sus celos hicieron que yo rompiera (aunque jamás fue violento, sólo pesado y me sentía como un pájaro enjaulado que tenía que volar y volé...). Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO II, gracias me alegro de que te haya gustado. Besotes, M.

Montxu dijo...

Tan malo es el exceso como el defecto, una pena.....



Agur un saludo.

DianNa_ dijo...

Los celos excesivos matan todo... que pena, supongo que es inseguridad en ellos mismos/as, algo así.

Besos, te quiero.

Fernando Manero dijo...

La vida se enriquece, Merche, con experiencias como éstas, surgidas por azar, sin buscarlas, que se van acumulando para dejar una huella en la memoria y en el sentimiento que a veces dura para siempre. La casualiadd nos hace de pronto descubrir personas agradables y encantadoras, de las que no teniamos noticia y que de pronto se revelan como gentes interesantes, cuya convivencia nos aporta algo nuevo. Y la verdad es que sorprende y admira tu capacidad para tener experiencias singulares cuando lo normal en aquella época era la rutina y una actitud de desconfianza hacia lo excepcional. Pronto percibiste, mejor aún que los que te rodeaban, que aquella pareja era interesante y aportaba aire fresco al ambiente. De tu capacidad para percibir la novedad, asumirla, respetarla y comprenderla se deriva una actitud ante la vida que aporta tolerancia y creatividad al entorno. A lo mejor las cosas transcurrieron como debieron hacerlo. Tras una etapa de buena relación, cada cual por su lado porque los rumbos eran distintos. Quién sabe si la convivencia prolongada hubiera traido fricciones, que afortunadamente no tuvieron lugar para permitor asi conservar los recuerdos en su faceta más agradable. Un fuerte abrazo

TEA CUP CLUB dijo...

Gracias por compartir este fragmento.

Te dejo una tacita de te con muchos terroncitos de amor y amistad, cuando la termines vienes a casa dejarla si? te esperamos, si quieres tomar mas te, tenemos de muchos sabores y especiales para ti. Tambien quisieramos pedirte que te traigas el liston rosita que tenemos, la camiseta y la historia de Wanda, queremos pedirte de corazon que te unas a nuestro grito y voz para poder llegar a todas las mujeres del mundo y hacerles ver lo importante que son los chequeos medicos para evitar esta gran enfermedad que esta matando a tantas de nosotras, EL CANCER EN EL SENO, hoy dia mi voz llega a ti! ayudame a llegar a las demas, yo hoy lucho por ti! tu porquien lo haras?.

Te he enlazado para visitarte y leerte seguido. Si necesitas informacion tambien de como ser parte de nuestro club o ser fundadora del mismo en tu ciudad,escribeme a teacupclub@gmail.com, no cuesta nada mas que un dia al mes para poder tocar temas reflexionantes sobre la mujer.

Muchos besos

Veronica
Fundadora Mundial

Merche Pallarés dijo...

MONTXU, así es... Muxu lau, M.

DIANNA, quizá sí sea eso, falta de seguridad en uno mismo. Por el contrario yo nunca he sido celosa, siempre he confiado en mis parejas. Al final les he dejado a todos y, ahora, aquí estoy más sola que la una, ja,ja. Besotes, M.

FERNANDO, como siempre ¡qué bello lo que dices! Gracias. Creo que sí fue lo mejor que nos pudo pasar a los dos porque Fernando ha tenido la suerte de encontrar a una mujer maravillosa que le quiere, le cuida y es un amor de persona. Siempre le digo que le ha tocado la lotería con Alejandra (que por cierto es 34 años más jóven que el) pero ya llevan más de veinte años casados. Gracias de nuevo por tus bellas palabras. Besotes, M.

TEACUP, gracias por tu visita pero lo de las mamografías y temas médicos no me interesan para nada. Sorry. Besotes, M.

Isabel Huete dijo...

Ala, y tú venga a hacer coladas! Jajaja.
Es una historia muy simpática y llena de encanto.
No ligaste, lo cual siento porque a tu ex-Fernando le habría venido bien, pero hiciste unos buenos amigos, que casi es más importante. La pena es que los perdieras de vista. Tengo amigos y amigas de todo tipo pero reconozco que los que son gays y lesbianas son especialmente adorables.
¡Cuantas cosas guapas nos pasan en la vida!
Un besito, cari.

Merche Pallarés dijo...

ISABEL, yo no quería ligar para nada. Estaba muy enamorada de Fernando pero, reconozco, que en aquellos años que, no sé porque, atraía a todo dios, Fernando con sus celos me hartó y volé de su lado. Sí lástima que perdí contacto con Quito y Beto. Siempre me acuerdo de ellos. Toda la familia les adoró. Muchas veces, con mis hijas, hablamos de ellos. Fue un verano inolvidable. Besotes, M.

amelche dijo...

¡Ja,ja,ja! ¡Qué cosas te pasan!

Diana Puig dijo...

Que historia más bonita, me ha hecho mucha gracia lo de tu Fernando, según que tipos de celos tienen su punto ;). Cuanta gente pasa por nuestra vida y desaparece de repente y ya no sabes más de ellos. A mi me ha pasado eso mucho viviendo en Ibiza, conoces a personas, llegas a tener una buena relación pero por circunstancias de la vida se marchan...ya me pasa menos, porque intento evitar encarrillarme demasiado de personas que en el fondo se que hoy están aquí pero no es su sitio y se terminarán yendo. Pero bueno de todo se aprende, eso si yo también guardo buenos recuerdos de muchas personas que han pasado por mi vida y me quedo con esa esencia. Que es la vida sino. Un abrazo, didi.

Henrique A. Ferreira dijo...

LISBOA + PORTUGAL

¡Hola Merche!

Después de todos los líos gordos que tuvo con las passwords y con todas las consecuencias muy aburridas que resultaran, aquí te informo que, creo que en definitivo, mis nuevos datos siguen abajo. Los tíos de Google me han garantizado que a partir de hoy no parará nada. A ver. Yo no creo en brujas informáticas ; pero que las hay…, si que las hay…

hantferreira@gmail.com
www.aminhatravessadoferreira.blogspot.com


Discúlpame por las molestias y los daños que posiblemente te he causado con tantos rollos… Te espero, como siempre. Colaboraciones, comentarios, opiniones, correspondencia electrónica, todo. ¡Que seas bienvenida(o)!
Quesos/abrações
Henrique, o Aéfe

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Qué experiencia tan encantadora!... me la imagino. Ojalá en algún momento vuelvan a contactarse de alguna forma.

Merche Pallarés dijo...

AMELCHE, sí me han pasado muchas cosas, la mayoría buenas gracias a dios o quien sea... Besotes, M.

DIDI, sí Ibiza tiene mucha gente de paso... Besotes, M.

FERREIRA, obrigada. Beijinhos, M.

CHUQUIS solo si uno de ellos diera ¡con mi blog! porque no sé sus apellidos. Besotes, M.

Diana Puig dijo...

Por cierto por una corrección automática en word que no se quitar de ninguna forma, he visto que he escrito una barbaridad, encarrillarme "que exactamente supongo que quiere decir encarrillar a alguien algún sitio", digo yo, porque no la habia visto nunca, por encariñarme, una palabra necesaria en mi vida que la he deformado en un momento en mi comentario de tu post, te pido disculpas a ti y al diccionario. Me duele los ojos solo de verlo ;(. Pasa buen dia.

Merche Pallarés dijo...

DIDI, me fijé en esa palabreja pero entendí el sentido que le querías dar, no te preocupes. Veo que en muchos de los comentarios, la gente más erudita comete errores que deben ser debidos a fallos de Google o de quien sea... pero ciertamente NO de ellos. Besotes cariñosos (a ver cómo sale, ja,ja), M.

Salondesol dijo...

La primera vez que vi esas casa me impresionaron mucho, por el grosor de los sus muros, por que no tenían tejas y las ventanas eran muy pequeñas.

Bikos.

Merche Pallarés dijo...

SALONDESOL, voy a escribir un post sobre las casas payesas. Estate al loro porque aprenderás muchas cosas. Gracias por tu comentario. Muchos besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Tengo una teoría y es definitiva.
A ti te ha pasado todo lo que no no hemos vivido lo demás.
Mis vecinas, cotillas y repelentes, sus hijos, ninguno se salvaba, el único que mostraba interés por mi feo a rabiar...

Me esperaba un cadáver tras la puerta verde

Merche Pallarés dijo...

¡BIPO! Esperaba tu comentario como agua de mayo... Qué graciosa eres, siempre me haces reir... pues, no, no había un cadaver detrás de la puerta verde, ja,ja. Besotes, M.