viernes, 11 de febrero de 2011

LA CIUDAD DEL GRAN REY


Lectura colectiva de la trilogía de Óscar Esquivias: "Inquietud en el paraiso", "La ciudad del Gran Rey" y "Viene la noche" en el blog "La Acequia" de PEDRO OJEDA ESCUDERO.  (Sin traducción al inglés).
-------------------------------------------------------------

Joint reading of Oscar Esquivias' trilogy:  "Uneasiness in Paradise", "The City of the Great King" and "Comes the Night" in PEDRO OJEDA ESCUDERO'S blog, "La Acequia".  (Without an English translation).

-------------------------------------------------------------

Bueno, ya he acabado el segundo capítulo.  No hay demasiados nuevos personajes.  Sí lugares como el "blocao" -  Ático del pasaje de la Flora donde están refugiados Paisán, sus soldados, Don Cosme (muy enfermo) y el Dr. Albiñana.  "...¿podía uno, inadvertidamente, aparecer en el Purgatorio? ¿Aquél remedo de Burgos realmente lo era?  ¿Dónde estaban si no?" (Se preguntaba el comandante Paisán) "Carecía de respuestas y el único que podía aconsejarle sobre todo aquello, don Cosme, no se recuperaba de su prostración."

"Íncubos de Yago Pérez, Libreria internacional, Livres, books, libri, livros".  El comandante Paisán entra  y pregunta por la "Divina comedia" traducida por el arcediano Villegas."  "--¿La Divina qué? --La Divina comedia --Lo siento, caballero, nunca he oído hablar de ese libro.  ¿Es un sainete? ¿Quién es el autor? --Dante.  --Ah, el señor Dante, dice usted.  ¿Y de segundo apellido?"

Beethoven - olmo enorme, el más viejo de todo el parque en cuyo tronco hueco viven Agustín Garrús y Julián Bayona.

Paquita - sobrina catorceañera del Maestro Ventura.  Toca al piano piezas del Maestro Guerrero.  Ésto le da los siete males al Profesor Garrús "--¡Otra vez el maestro Guerrero!... ¡Qué atentado contra la gramática y contra la música! ¡Las siete musas atropelladas por el de Ajofrin!"

Doña Clarita - "murió al ingerir por error el gargarismo que le había recetado el padre Herrera (don Cosme) contra el mal aliento."

El comandante Paisán era un cobarde - "Algún día descubrirán que soy un farsante"--se repetía.  Este era otro de los temores con los que se atormentaba".

El tío Azumbre - ciego - "...guiado por el olfato, llegó a su casa y aunque encontró allí a una mujer que no era la suya, convivió con ella largos años sin que ella le dijera una palabra."


Gunfrunila Gunfrun - nombre artístico de Beatriz "La Millonetis".

Enrique III, Alfonso VI, San Millán, Teodorico I, Juan I - estatuas de El Espolón.

Padre González Pintado - jesuita.  Mantiene calurosos debates con Gil Formoso, el periodista.  "El Purgatorio es el único territorio de ultratumba que no pertenece a la Eternidad:  es un lugar de paso...el Purgatorio es un sitio del que se puede salir... confidecialmente, le digo otra cosa:  en el Purgatorio ya sólo creen los carmelitas, el doctor De Castro y don Cosme...  Si Dante no hubiera escrito la "Divina comedia" y no hubiera puesto el Purgatorio en pie de igualdad con el Infierno y el Cielo, ya habría desaparecido de la doctrina... Por culpa de obras como el "Apocalipsis" o la propia "Divina comedia", por no hablarle de las de los místicos, tenemos una religión llena de visiones, exageraciones y fantasmagorías...".

Amparito - bandido que conduce a Gil Formoso hasta la catedral.  Se encuentran delante del sepulcro del arcediano Villegas "Todas las labores escultóricas de la tumba habían sido arrancadas a pico y la pared, raspada.  La lauda sólo conservaba las primeras líneas:  EN . ESTE. ARCO. ESTÁ.SEPULTADO. DON. PERO. FERNÁNDEZ. DE. VILLEGAS, . ARCE.  Faltaba el resto de la lápida... En su interior sólo descubrieron restos resecos de heces, papeles y latas oxidadas...".

Román, el sobrino de Julián aparece desde ultratumba.  Julián muere de entusiasmo "--¡Román, mi vida, mi ángel.  Román, Román.  Qué felicidad.  Déjame que te mire.  ¡Qué buen aspecto tienes!... En aquel momento, el chico se lanzó como una fiera y le mordió en mitad del cuello.  Fue un mordisco feroz, certero, con el que le arrancó de cuajo la nuez.  Julián cayó de rodillas, mientras saltaba del boquete un chorro de sangre."

Nadir Corbi - poeta.  Cliente de la librería "Íncubos de Yago Pérez" donde coincide con Rodrigo Gorostiza y acaban yaciendo juntos.

Las tortugas - granadas que explotan e hieren gravemente a nuestro seminarista Gorostiza.

Bartolomé Gutierrez - muchacho que trabaja limpiando en la "Casa de baños Los Jardines" donde recalan el sargento Garachana, el cabo Galaz, Agustín Garrús y el malherido Gorostiza.  Le piden si pueden pasar la noche.  El muchacho duda, no se atreve a dejarles por si viene alguna patrulla.  Garachana le dice "--No temas chaval.  Acompáñame.  Entraron en la sala de duchas y le descerrajó un tiro en la sien."

"Sociedad Deportiva La Moderna Olimpia" -  Lugar de lujo donde encuentran cobijo y hasta se bañan en la piscina.

Por fin dan con el "blocao", donde la vida esperpéntica sigue su curso.

La semana que viene el tercer capítulo.


18 comentarios:

Ele Bergón dijo...

¡Buf! Merche voy mas atrasada que tu. ¡Cuantas preguntas sin resolver nos va dejando Oscar Esquivias en esta delirante novela. A mi me gusta, pero es que soy un poco fan de lo surrealista en fantastico.

Seguiremos leyendo.

Un abrazo y Feliz Estancia en Ibiza.

¡Que envida me das! Me gustaria estar por ahi.

Luz

Thiago dijo...

jaj Esta obra es más rara que un mono verde,no? me cuesta entrar con tanto personaje... lo que me gusta es que haya un íncubo que se llame Yago, jaaj

Qué tal por la isla, cari? viste a muchos amigos? Bezos.

Asun dijo...

La verdad es que este libro es de lo más surrealista. Entre los personajes peculiares del Purgatorio y la pedrada que tienen los que han llegado a través de la escalera dorada, se hace una mezcla bien explosiva, más que las tortugas.

Besos

pancho dijo...

No he llegado al capítulo 2, pero con tus apuntes ya voy recordando. Le tocará este fin de semana si hay tiempo.


Me imagino la sensación de alguien que no haya leído la novela y que lea tu selección de texto para definir a los personajes, parece un trailer de una película de Tarantino.

La escena de que haya un librero que lo ignora todo sobre la Divina Comedia, nos da una idea de la degradación de la cultura que puede llegar y la violencia gratuita que conlleva.

Reaparece el Tío Azumbre, interesante. No me acordaba de él.

También interesante este jesuita evolucionado que no cree en el Purgatorio. Siempre fueron los defensores a ultranza de las doctrinas del Santo Padre.

¡Qué cruel la escena del mordisco de Román!

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

ELE, pues a mi que no me gusta nada la lectura fantástica y surrealista (ya sabes, soy muy del pan,pan y vino,vino como buena vasca...) esta "Ciudad..." me ha costado sudor y lágrimas pero, como también soy muy constante, cabezota y erre que erre (también como buena vasca...) ¡he logrado acabarlo!
Ibiza, aparte de los disgustos, está muy bonita, soleada y calurosa. Es un placer estar de vuelta. Besotes, M.

THIAGO, me acordé de tí, cariñín cuando leí lo de "Incubos Yago Pérez"... Sí, me he encontrado con bastantes amigos en los lugares más insólitos (bueno, no tanto...): En la calle, en el supermercado, en la Estación Marítima a Formentera (por donde paso andando de camino a la ciudad). Nos está haciendo un tiempo precioso y ya estoy un poco morena... He estado tomando el sol en el balcón. Besotes, M.

ASUN, este libro es un lío... Besotes, M.

PANCHO, cuando leí que en este capítulo aparecía el "tio Azumbre" de nuevo, me acordé de ti y no lo podía ignorar... Este libro podría muy bien ser una peli de Tarantino, sí. Besotes, M.

Romek Dubczek dijo...

Yo también me hago un lío con tanto personaje :(
besos

Paco Cuesta dijo...

Aparecen personajes que gracias a tí Re-conocemos.

Aldabra dijo...

A mí me llamó mucho la atención el olmo, nada menos que llamarse Beethowen.

Desde luego los personajes son de traca. Las tortugas, el bandido Amparito (otro nombrecito que “pa qué“) y es que yo creo que está todo pensado para que la ciudad, toda la novela, sea todavía más “disparate”.

Biquiños,

p.d.: ¡que envidia me da leerte diciendo que estás morenita!... ¡pero envidia sana!... aprovéchate, tú que puedes.

Marina dijo...

Vengo a dejarte un beso de buenas noches. Que sueñes con los angelitos...o con los diablos, como lo veas.
Un besote

Merche Pallarés dijo...

ROMEK, este tomo es un laberinto... Besotes, M.

PACO, gracias, eres un amor. Besotes, M.

ALDABRIÑA, sí, todo es un disparate en esta "Ciudad...". Ya estoy con "Viene la noche" que me está gustando mucho. ¡Ya llegará el sol a Galicia, queridiña, no desesperes! Besotes, M.

MARINA, te he leido esta mañana pero me guardo tus buenos deseos para esta noche... ¡Gracias! Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Si, si...vaya tela con la lectura...si no la dejo es porque se me pega el espíritu vasco y porque a veces parece que se pone e interesante y al final cae en el absurdo...besos

Merche Pallarés dijo...

TUCCI, para mi fue un amargo cáliz pero me lo tragué... Sin embargo a los que les guste la literatura fantástica seguro que disfrutan mucho y les encanta. No es mi caso. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Ultimamente veo tortugas por todos los lados...
Besos.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, sí pululan por todos los lados... A ver lo que nos depara el futuro, mañana "mismamente"... Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Como vivo en la ciudad del Gran Rey y sus escenarios están a un paso de mi casa...salgo con miedo a que me caiga una tortuga encima. Pedro tiene menos peligro, la Universidad está al otro lado.

Besos y disfruta de tu isla.

Myriam dijo...

Ya te dije que me encantó este libro, es como transitar las pedadillas de unos cuantos.

Me las ingenié para leerlo antes de mi cumple y no tener que brindar con ojimiel en la copa de un árbol.

Besos

Myriam dijo...

dice... fué como...

Merche Pallarés dijo...

ABEJITA, menos mal que tu te conoces muy bien la ciudad del Gran Rey... No te preocupes por las tortugas porque no creo que estén a punto de llegar... (esperemos). Besotes, M.

MYRIAM, seguro que disfrutaste con este libro alucinógeno porque, verdaderamente, es genial la imaginación que derrocha Esquivias, pero a mi no me entusiasmó porque el género fantástico no es de mi agrado ni brindando con ojimiel en la copa de un pino... Besotes, M.