viernes, 25 de febrero de 2011

LA CIUDAD DEL GRAN REY

LA ESCALERA DORADA

FOTO ROBADA DEL BLOG DE MI QUERIDA ABEJITA


Lectura colectiva de la trilogía de Óscar Esquivias: "Inquietud en el paraiso", "La ciudad del Gran Rey" y "Viene la noche" en el blog de PEDRO OJEDA ESCUDERO "La Acequia".  (Sin traducción al inglés).

------------------------------------------------------

Joint reading of Oscar Esquivias' trilogy:  "Uneasiness in Paradise", "The City of the Great King" and "Comes the Night" in PEDRO OJEDA ESCUDERO'S blog "La Acequia".  (Without an English translation).

------------------------------------------------------

Cuarto, último larguísimo y laberíntico capítulo de este segundo tomo.  Creo que Esquivias lo hubiera podido resumir para hacerlo más digerible pero, en fin, se lee y se llega al final... Claro que mi opinión, es MUY subjetiva...

Empieza "La puerta negra" con la mejoría de Rodrigo Gorostiza encontrándose en el "Blocao".  Se alegra de ver a Don Cosme Herrera y al Dr. Albiñana.  Éste le informa que "...El señor penitenciario lleva mucho tiempo enfermo y me temo que cada vez le queda menos vida".


El Dr. Albiñana continua contándole que mientras Gorostiza estuvo inconsciente, el cabo Galaz "...le ha velado con la diligencia y el amor de un hermano."

El comandante Paisán se suicida "Tuvo una crisis de ansiedad terrible que le trastornó del todo..."

Garachana y sus hombres solo aparecen para dormir.  "...está obsesionado con regresar a España.  Recorre los bajos fondos y busca información entre la escoria con la que se relaciona.  Aquí somos unos parias y sólo los que desconocen nuestra procedencia o no tienen escrúpulos tratan con nosotros."

En la catedral (blocao) terminan encontrándose:  Garrús, Gil Formoso, Gorostiza, Garachana, Galaz, Dr. Albiñana.  Su obsesión es buscar la llave dorada que abra la puerta negra que les permitirá entrar en "España" para eso tienen que curar a Don Cosme que es el único que sabe dónde está la llave pues ha leido la traducción del arcediano Villegas de  "La divina comedia" de Dante.  Para curarle tienen que darle una especie de bálsamo de Fierabrás llamado "la triaca de Silos".

Resumiendo (ya que no aparecen nuevos personajes) los primeros en escaparse del blocao por su cuenta son Rodrigo Gorostiza y el Profesor Garrús, los demás se quedan con el monje manco Talí que les torea como quiere, preguntándoles si alguno está "enamorado" (que es el que se salvará).  Al final todos logran escapar  por la Escalera Dorada entre lenguas de fuego directos a su muerte excepto el cabo Galaz, el único que se salva porque, al ser el único que verdaderamente ha amado (a Gorostiza), se queda.   Se convierte en ángel.

Seguiremos con "Viene la noche"

11 comentarios:

pancho dijo...

Me queda por leer este último capítulo, le tocará el fin de semana si hay tiempo, que como es largo habrá que espabilar. Veo que sale la triaca que también usó el médico para intentar curar a la madre de Cipriano Salcedo cuando éste nació.

Creo que no resuelve bien el personaje de Paisán con el suicidio. Yo lo había identificado con Franco y éste casi sigue vivo a la fuerza.

El polilla Talí es un crack.

Un abrazo.

Paco Cuesta dijo...

No se saba a ciencia cierta a que lado de la puerta nos hemos quedado los lectores.

Myriam dijo...

Tienes razón en que el único redimido por el amor es: Galaz.

Besotes

Myriam dijo...

(Rodrigo se queda perdido en sus laberintos)

Aldabra dijo...

¡Como se te nota que te ha costado llegar al final!... je je je. Pero el que la sigue la consigue. Biquiños.

Merche Pallarés dijo...

PANCHO, pues a ver qué te parece el final... Y, sí, la triaca esa también la usó el médico de la madre de Cipriano. Por lo menos ayudó a que él naciera (para lo que le sirvió, pobre... En el fondo qué vida más triste tuvo). Pues yo no había asociado a Paisán como Franco, la verdad. Será porque no viví en España en aquellos años (bueno, aún no había nacido...). Y, sí, el polilla Talí es un crack. Besotes, M.

PACO, ja,ja... Muy bueno. Espero que hayamos quedado fuera. Yo tampoco lo sé... Besotes, M.

MYRIAM, me alegro de haber acertado porque, chica, me perdí al final... Francamente, no sabía si lo había entendido... De Rodrigo pienso que se salvó, tú ¿qué crees? Sabes que me fío mucho de tus eruditos análisis, querida. Besotes, M.

ALDABRIÑA, exactamente el que la sigue la consigue. Soy muy cabezota y no podía no llegar al final despues de haberme trillado y tragado todo el libraco... Besotes, M.

Asun dijo...

Todos los que todavía no hemos terminado el tercer libro estamos con la incógnita de qué habrá sido de Rodrigo.
Yo llevo ya un buen montón de páginas (del tercero) y, como es tan distinto, todavía no hay ni rastro de él. Habrá que seguir leyendo a ver si aparece.

Besos

Merche Pallarés dijo...

ASUN, yo también voy leyendo el tercer volúmen y ni rastro de Rodrigo... Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Merche: de robada nada, que yo estoy encantada de que cuelgues mi foto.Es un honor verla en tu blog. Tu entrada tiene mucho, mucho mérito porque...

Cuesta mucho comentar este libro harían falta años para detenernos en cada detalle, en cada uno de los miles de matices que nos ofrece Esquivias.

Anoche colgué un intento de síntesis que me ha llevado mucho tiempo y muchas vueltas al libro. Lo relaciono con el primer libro porque así me ha resultado más fácil.

Me falta lo de buscar la salida, lo que viví en la catedral.Con casco.

¿Sabes que van a hacer una película con la primera novela? El director es Giménez Rico. Debíamos ir los de la olla de extras, je, je.

Besos

Thiago dijo...

Vaya foto mas chula para el blog de Stulfifer, no? jaja

Bezos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Y un ángel era, ¿no?
Besos.