sábado, 2 de julio de 2011

RIMAS Y LEYENDAS

Esta vez sin foto.  Estoy teniendo muchos problemas con mi internete.  No puedo acceder a Google fotos, ni a mi archivo, ni a mi hotmail, ni a muchos blogs, por ejemplo, hoy he escrito dos comentarios en EL ALFOZ que NO se han publicado.  He desistido.  Perdona PACO.  No sé lo que pasa pero como hoy es sabado y prometí escribir sobre Bécquer, aquí estoy aunque muy, muy cabreada.


Lectura colectiva de las Leyendas y Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer en el blog "La Acequia" de PEDRO OJEDA ESCUDERO (sin traducción al inglés).

----------------------------------------------------------

Joint reading of Gustavo Adolfo Bécquer's Legends and Poems (Spanish Romantic poet from the Nineteenth Century) in  PEDRO OJEDA ESCUDERO'S blog "La acequia"  (without an English translation).

----------------------------------------------------------

Es interesante tratar de comprender a Bécquer desde la perspectiva del S. XXI.  Para él "el amor" era cosa religiosa "platónico-cristiana", inspirada por una especie de "fuerza sublime que todo lo gobierna:  mueve los átomos, impulsa a los hombres, hace girar los astros, ordena el caos de la naturaleza y nos pone en contacto con la esencia del universo".  Por lo tanto frustrado.  No hay más que leer la Rima XVII:

Hoy la tierra y los cielos me sonríen;
hoy llega al fondo de mi alma el sol;
hoy la he visto..., la he visto y me ha mirado...
¡hoy creo en Dios!

¡Por todos los dioses, qué cursi!  (Leyéndole, repito, desde la perspectiva actual)

Admito que me gusta más el Bécquer torturado.  La Rima LII lo explica perfectamente:

Olas gigantes que os rompéis bramando
en las playas desiertas y remotas,
envuelto entre la sábana de espumas,
¡llevádme con vosotras!

Ráfagas de huracán que arrebátais
del alto bosque las marchitas hojas,
arrastrado en el ciego torbellino,
¡llevádme con vosotras!

Nubes de tempestad que rompe el rayo
y en fuego ornáis las desprendidas orlas,
arrebatado entre la niebla oscura,
¡llevádme con vosotras!

Llevádme por piedad adonde el vértigo
con la razón me arranque la memoria.
¡Por piedad!  ¡Tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas!

Aunque de nuevo, reiterativo, se intuye su gran sufrimiento y las ansias de acabar con todo.  Además todo lo que tenga que ver con aguas bravías, olas gigantes, ráfagas de huracán, tempestades con rayos y truenos, me APASIONA. Llega a mi alma marinera.

Creo que la semana que viene seguiremos con las leyendas.

16 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

¡Cuánta razón tienes, Merche! Eso le ocurría porque era muy joven, si hubiera vivido más años esto de hoy la he visto, tal vez se hubiera convertido en un:
-Quítate que quiero ver el fútbol.
Besos.

Asun dijo...

MERCHE, soy una vaga redomada y no estoy haciendo los deberes, vamos, que no les he hincado el diente a las Rimas todavía. Sé que no tengo perdón, pero es que se me pasan los días sin darme cuenta.

Besos

Euphorbia dijo...

Sí que suena cursi, me gustan más los poemas que hablar sobre la poesía. Éstos, aunque supongo que no es la lectura que debemos darle, me suenan a poemas para quinceañeros melancólicos.
Yo voy con la lectura a ratos, hago lo que puedo, supongo que disfrutaré más con las leyendas.
Un abrazo

Euphorbia dijo...

"los poemas que hablan de poesía", quería decir.
Cómo puede cambiar el sentido una sola letra...

Aldabra dijo...

coincido plenamente contigo Merche, primero con el cabreo (toda la razón y más) y después con el Bécquer tormentoso.

a mí también me parece cursi ese amor platónico romántico siempre fui de naturaleza pasional y ese amor, como que no me llega, ya me entiendes... pero sí me encanta el romanticismo trágico y que parece que por la mínima contrariedad hay que hacer un mundo... Es como muy teatral ¿verdad?

biquiños,

Kety dijo...

Merche, estoy de acuerdo contigo que algunos versos suenan un poco cursis, pero hay que tener en cuenta que murió a los 34 años. de haber vivido muchos años más, se habría expresado de otra forma. Creo yo.
Besos

Abejita de la Vega dijo...

Frustrado, frustradísimo, buscaba un imposible en el amor y en la literatura; soñaba...Su vida real de Bécquer hombre poco tendría que ver con Bécquer poeta.

Besos

Merche Pallarés dijo...

ANTÒNIA, así es querida... El tiempo del romanticismo pasó a la historia. Besotes, M.

ASUN, cada uno hace lo que puede. No te preocupes, maitia. Besotes, M.

EUPHORBITA, ya he leido algunas leyendas y no sé qué decirte... Vamos, que no me han apasionado... Besotes, M.

ALDABRIÑA, así es, querida. A mi también me llegan más los poemas desgarradores, tormentosos y voluptuosos... (Sigo sin poder acceder a mi hotmail. Me dicen que ¡me lo han robado! ¿Quién diantres querrá mi hotmail?). Besotes, M.

KETY, sí, comprendo perfectamente que Bécquer, aparte de morir joven, era un romántico de su época y no resultaba cursi entonces. Besotes, M.

ABEJITA, touché! Era un hombre frustrado en sus amores porque cojeaba un poco, tu ya me entiendes... Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDAS. A VER SI SE PUBLICA (que ésta es otra...)

Marina dijo...

¿¿¿¿¿¿¿¿MI BECKER CURSI??????

Recuérdame que te de un par de cientos de collejas la próxima vez que te vea. Dama de las lentejuelas.

Besos cursis ¡Por Dios!

Paco Cuesta dijo...

Yo veo la rima 50 (XVII) “Hoy la tierra y los cielos me sonríen…” como un encuentro entre el poeta y la poesía expresado con una metáfora "sublime".
Como tanto reitera Pedro Ojeda, hay tantas interpretaciones como receptores.
Gracias por tus visitas. Se que estas ahí.

Merche Pallarés dijo...

MARINA, ¡Ay, hija como te pones! No me digas que en "algunas" rimas no es ¡un cursilón! Aunque, como le digo a nuestra maravillosa KETY, en su época sería lo más de lo más. Me imagino a ti y a las quinceañeras/os derretiéndoos... ¡No te enfades, mujer! Besotes con lentejuelas y castañuelas, M.

PACO, como en todo, las interpretaciones son múltiples y en esa rima seguro que es como tu apuntas porque sé que para Bécquer "la poesía" en sí era su musa. Trataré de hacerte un comentario en tu post. Me gustaron mucho tus disquisiciones. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Es la sinceridad de la expresión la que salva a Bécquer: leído o no dede el XXI, en clave argumental o poética.
Espero que se te vayan solucionando los problemas técnicos.
Besos.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, efectivamente, le salva su sinceridad, si no, sería insoportable... Sigo con mis problemas técnicos. Hotmail, parece ser, que lo he perdido para siempre a eso de que mi hermano, que es el que me abrió mi internete, se acuerde de las contestaciones que tengo que dar para recuperarlo. Seguiré con mi g.mail, no queda otra. Besotes, M.

Cecilia dijo...

Suena cursi, Merche, pero ¿te has fijado en las cosas que escriben los adolescentes cuando se enamoran? Sí, ya sé que Bécquer no era un adolescente. Pero vivía en un tiempo en que esas cursilerías debían ser moneda habitual.
¿No son cursis las galanterías del caballero a la dama, las contemplaciones de un atardecer que describe un poeta o los versitos de pastores y pastoras?
Mis preferidas son otras rimas, pero me sigue gustando escuchar lo de volverán las oscuras golondrinas... Es una debilidad.

Anónimo dijo...

"QUE CURSI"? Supongo que tambien te parecera "cursi" Neruda. Pero que pendejada lo de "ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero, ..." A quien se le ocurre! Simplmente el hombre era un indeciso. Consider the possibility that you just don't get it.

SOUSA-POZA

Anónimo dijo...

A proposito: ahora comprendo por que me diste calabazas ...

SOUSA-POZA