lunes, 2 de abril de 2012

BIG SUR



Al coger la pintoresca Highway I, (también una parte de ella conocida como Big Sur, el trozo que se encuentra 300 millas al norte de Los Ángeles y a 150 al sur de San Francisco) y nada más salir de San Luis Obispo, me sorprendió ver toros de lidia (por lo menos eran negros y lo parecían) pastando por el valle.  Pensé que serían vendidos para las corridas de toros en México...
Se llama Big Sur porque cuando esa  zona al sur de Monterey era salvaje y vacía, era conocida como "el país grande del sur".    La carretera está bordeada por las montañas de Santa Lucía y el  rocoso Pacífico.  Es muy bonita y hay mucho que ver, por ejemplo el castillo de San Simeón, también conocido como el Hearst Castle (del magnate periodístico William Randolph Hearst, el protagonista de la pelicula "Ciudadano Kane"). Tiene 250.000 hectáreas, cuatro casas, 165 habitaciones con, imagino, sus correspondientes cuartos de baño, 127 hectáreas de jardínes, 41 chimeneas, dos piscinas y hasta un zoo privado.  Se encuentra en la cima de un monte "la cuesta encantada" y, la verdad es que pasamos de subir a verlo.  Hacía mucho calor.


Lástima que la foto, aparte de nocturna, ha salido borrosa.  The picture, besides being a night photo, has come out blurry.  Sorry.

Sí que paramos a ver los elefantes marinos en una playa donde estaban esas moles.  El verlos de cerca era muy emocionante.  Nos entretuvimos viéndoles retozar en la arena, abrir sus bocotas tan grandes...  Aunque las de la foto son pequeñas.  Deben de ser hembras porque los machos eran ¡enormes!



También paramos en Gorda "By the Sea" "Sur mer" "Del mar"  (hay cada nombre en California..., o son santos o son como éste...) nos sentamos en un café desde cuya terraza se podían ver ballenas pero no vimos ninguna porque no era la época de su peregrinaje hacia el sur.  (Continuará)

--------------------------------------------------------------

When we took scenic Highway I, also known as Big Sur the part that is 300 miles north of Los Ángeles and 150 south of San Francisco, and just outside San Luis Obispo, I was very surprised to see black bulls grazing.  I imagined they were sold for the bullfights in Mexico.
The part known as Big Sur it's because when it was a wild empty area, south of Monterey, it was simply called "Big South Country" in Spanish ("el país grande del sur").  The road is bordered on one side by the St. Lucia mountains and on the other by the rocky Pacific.  It's very pretty and there is a lot to see, for example media-mogul William Randolph Hearst's castle, Saint Simeon with its 250,000 acres consisting of four homes, 165 rooms, 127 acres of gardens, 41 fireplaces, two pools and a private zoo.  It's on top of a mountain known as "The Enchanted Hill" but we decided not to go.  It was too hot.

We did stop to see the amazing elephant seals.  It was exciting to see them so near.  So huge!  It was fun to see them rolling over the sand and opening their enormous mouths, although the ones in the picture are small.  They must be females because the males were gigantic.

We also stopped at Gorda By the sea.  We sat at the terrace of a café from where we could see whales but we didn't see any because it wasn't their migrating season to the south.   (It will continue)


16 comentarios:

Jabo dijo...

!Vaya casas que se gastan por ahí!
Lo de los elefantes marinos... una pasada.
abrazo. Jabo

amelche dijo...

Un paisaje muy bonito, me recordó a Irlanda.

Un abrazo.

Asun dijo...

Tiene que ser espectacular recorrer esa carretera con esos acantilados.

¿Qué foto dices que es nocturna? Porque yo veo todas de día y con sol.

¡¡A ver si es que llevas las gafas de sol puestas!! jejejeje

Besos

Merche Pallarés dijo...

JABO, sabía que los elefantes marinos te iban a gustar... :) Besotes, M.

AMELCHE, esa carretera es preciosa y toda California una maravilla. Besotes, M.

ASUN, sí es espectacular. La foto del castillo de Hearst es de noche y a mi me sale borrosa. La saqué de Google pero me alegro si a ti y a los demás os sale bien... Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Todo es big en ese país tan big.

Besos, Merche.

Myriam dijo...

Me imagino lo lindo que fue ve r a los leones marinos, ahi cerquita.

Un Big beso

Paco Cuesta dijo...

Viajamos en buena compañía.

Aldabra dijo...

esa carretera de la foto se parece a muchas de nuestras carreteras gallegas, al menos a mí me lo recuerda.

el resto de lo que cuentas... pues que me encantaría verlo, sobre todo a esos leones marinos.

biquiños,

Merche Pallarés dijo...

ABEJITA, Sí, todo es big...ja,ja... Besotes, M.

MYRIAM, fue alucinante verles de cerca y los que estaban en el mar parecían rocas, solo cuando se movían veías que no eran... Besotes, M.

PACO, gracias por seguir el viaje :) Besotes, M.

ALDABRIÑA, supongo que en Galicia, al igual que Irlanda como dice AMELCHE, habrá carreteras parecidas. La verdad es que son preciosas. ¡Este año tengo que ir a la bella Galicia! Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Pasar de Hearst a los elefantes marinos debió ser toda una experiencia!
No sé si me gustaría visitar la casa de aquel magnate, tan culpable de una guerra por vender periódicos.
Besos.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, no, si al final no visitamos la casa porque como digo, está en la cima de un monte y hacía mucho calor. Pasamos de subir a verla. Besotes, M.

PiliMªPILAR dijo...

Espectaculares fotos. La foto 'nocturna', casi casi la mde más impacto.

Merche Pallarés dijo...

PILI Gracias por tu visita. Besotes, M.

Ele Bergón dijo...

¡Lo que me había perdido por entretenerme unos días contemplando un enebro! Pero ya os he alcanzado y sigo con vosotros

La carretera de la costa impresionante y el Castillo al que no subimos, pero la cuesta era demasiado empinada.

Los toros no los vi, pero sí los elefantes marinos tan grandes......Emocionante

Besos

Luz

Merche Pallarés dijo...

ELE ¡Me encantan tus comentarios! Bienvenida de vuelta, querida. Besotes, M.

marja-leena dijo...

Merche, I'm sorry I don't know Spanish so I'm enjoying your English posts. This one brought back many wonderful memories of our trip in February 1990 down the California coast. Big Sur was disappointingly heavy in rain and fog but southwards was glorious.