sábado, 7 de febrero de 2009

RED JUDIA INTERNACIONAL ANTISIONISTA

Este post viene de "Campos Abiertos" el blog de mi querido y admirado FERNANDO MANERO.
El dice: "He recibido este documento elaborado por la "Red Internacional Judia Antisionista" que pone en evidencia el hecho de que no toda la comunidad hebrea secunda la política de agresión, ocupación y desprecio a la legalidad internacional llevada a cabo por el Gobierno del Estado de Israel. Es un texto mas que elocuente, cuyo conocimiento es oportuno en la situación en que se encuentra la tragedia histórica de Palestina. Es largo, pero su lectura merece la pena. Transmite ideas que no deben ser ignoradas. Dice así:

(IN ENGLISH: http.//www.ijsn.net/262/)

"Somos una red internacional de judíos incondicionalmente comprometidos con las luchas de emancipación humana, de las cuales la liberación de los habitantes de Palestina y de su tierra es una parte primordial. Nuestro compromiso es el desmantelamiento del apartheid israelí, el retorno de los refugiados palestinos, y el fin de la colonización israelí de la Palestina histórica.

Desde Polonia hasta Iraq, desde Argentina hasta Sudáfrica, desde Brooklyn hasta Mississippi, los judíos fueron parte en la búsqueda de justicia, manifestando su deseo por un mundo más justo, participando con otros en luchas colectivas. Judíos participaron prominentemente en la lucha de los trabajadores durante la depresión americana, en el movimiento de los derechos civiles, en la lucha en contra del apartheid sudafricano, en la lucha contra el fascismo en Europa y en muchos otros movimientos por el cambio social y político.

La histórica y progresiva limpieza étnica de la población palestina de sus tierras por parte del Estado de Israel contradice y traiciona esta larga historia de participación judía en luchas de liberación colectivas. El sionismo - la ideología fundadora que se manifiesta actualmente en el Estado de Israel - echó raíces en la era del colonialismo europeo y se diseminó a continuación del genocidio nazi.

El sionismo se nutrió de los más violentos y opresivos hechos del siglo diecinueve, limando los numerosos esfuerzos de una militancia de judíos en las luchas de liberación. Honrando estas luchas y para retomar un lugar en los vibrantes movimientos populares de nuestro tiempo, el sionismo, en todas sus formas, debe ser abandonado.Esto es crucial, antes que nada, por su impacto en los habitantes de Palestina y el resto de la región.

El sionismo también deshonra la persecución y el genocidio de los judíos europeos al usar su memoria para justificar y perpetuar el racismo y colonialismo europeos. El sionismo es responsable por el extenso desplazamiento y alienación de los judíos mizrahi [judíos de ascendencia africana y asiática] de sus diversas historias, idiomas, tradiciones y culturas.

Los judíos mizrahi tienen una historia en esta región de más de 2.000 años. Mientras el sionismo se arraigaba, estas historias fueron interrumpidas de su propio devenir en pos de la segregación de los judíos impuesta por el Estado de Israel.

Como tal, el sionismo nos implica en la opresión del pueblo palestino y en la denigración de nuestras propias tradiciones, luchas por la justicia y alianzas con nuestro prójimo.

Nos comprometemos a: Oponernos al sionismo y al Estado de Israel. El sionismo es racista. Demanda poder político, económico y legal para las personas y culturas judías y europeas por encima de los pueblos y las culturas autóctonas. El sionismo no solo es racista sino antisemita. Respalda la imaginería antisemita europea y sexista del 'judío diaspórico' afeminado y débil y contrapone a éste un 'judío nuevo' violento y militarizado, que es un perpetrador y no una víctima de la violencia racializada.

El sionismo por lo tanto busca convertir a los judíos en blancos, a través de la adopción del racismo blanco en contra del pueblo palestino. A pesar de la necesidad de Israel de integrar a los mizrahi para mantener una mayoría judía, este racismo también se manifiesta en la marginación y la explotación económica de la población mizrahi socialmente pobre.

Esta violencia racializada también incluye la explotación de los trabajadores migratorios. Los sionistas diseminan el mito de que Israel es una democracia. En realidad, el Estado de Israel ha establecido e implementado prácticas y políticas internas de discriminación contra los judíos de ascendencia mizrahi y excluye y restringe a los palestinos.

Además, el Estado de Israel, en colaboración con los Estados Unidos, socava cualquier movimiento árabe por la liberación y el cambio social. El sionismo perpetúa el excepcionalismo judío. Para defender sus crímenes, el sionismo cuenta una versión de la historia judía que está desconectada de la historia y las experiencias de otras personas. Promueve la narrativa del holocausto nazi como excepcional en la historia de la humanidad - a pesar de ser uno de muchos holocaustos, desde los aborígenes estadounidenses hasta Armenia y Ruanda.

El sionismo separa a los judíos de las víctimas y los sobrevivientes de otros genocidios en lugar de unirnos a ellos. A través de una islamofobia compartida y un deseo de controlar a Medio Oriente y Asia occidental, el Estado de Israel hace causa común con los cristianos fundamentalistas y otros que llaman a la destrucción de los judíos. Juntos, llaman a la persecución de musulmanes. Esta promoción conjunta de islamofobia sirve para demonizar a la resistencia contra la dominación económica y militar de occidente.

Continúa una larga historia de colusión con regímenes represivos y violentos, desde Alemania nazi hasta el régimen de apartheid de Sudáfrica y las dictaduras reaccionarias a lo largo de Latinoamérica. El sionismo sostiene que la seguridad judía depende de un estado judío altamente militarizado. Pero el Estado de Israel no contribuye a que los judíos estén seguros. Su violencia garantiza inestabilidad y miedo para los que están dentro de su esfera de influencia y pone en peligro la seguridad de todas las personas, incluyendo a los judíos, mucho más allá de sus fronteras.

El sionismo voluntariamente coludió para crear las condiciones que llevaron a la violencia en contra de los judíos en los países árabes. El odio que la violencia y dominación militar israelíes generan hacia los judíos que viven en Israel y en otros lugares es usado para justificar más violencia sionista.

Nos comprometemos a: Rechazar el legado colonial y su expansión progresiva. En el momento en que el movimiento sionista decidió construir un Estado judío en Palestina, se convirtió en un movimiento de conquista. Al igual que las conquistas imperiales y las ideologías genocidas de las Américas o de África, el sionismo conlleva la segregación entre las personas, la confiscación de la tierra, la limpieza étnica y la implacable violencia militar.

Los sionistas trabajaron de común acuerdo con la administración colonial británica en contra de los habitantes originarios de la región y sus legítimas esperanzas de libertad y autodeterminación. El imaginario sionista de una Palestina 'vacía' y desolada justificó la destrucción de la vida palestina tal como anteriormente ese racismo justificó la exterminación de los autóctonos estadounidenses, el tráfico transatlántico de esclavos y muchas otras atrocidades.

Desde la progresiva expansión de las colonias hasta la construcción del Muro del Apartheid israelí, el compromiso con la dominación colonial del Estado de Israel imprime su marca de destrucción ambiental y del paisaje físico de Palestina. Ante la falla de sus políticas para acabar con la resistencia palestina el Estado de Israel ataca con más y más violencia con políticas que, cuando son llevadas a su máxima expresión, apuntan al genocidio.

En Gaza, el estado israelí impide el acceso a la comida, al agua, electricidad, ayuda humanitaria y suministros médicos como un arma dirigida a las bases mismas de la vida humana. El Estado de Israel, que una vez fue vehículo para el ataque británico y francés contra la unidad y la independencia árabes, actualmente es un socio menor en la estrategia de los Estados Unidos y sus aliados por el control militar, económico y político, de dominación, específicamente de la región estratégica de Medio Oriente / Sudoeste Asiático.

El peligro de una guerra nuclear a través de un ataque estadounidense/israelí contra Irán nos recuerda que el estado de Israel es una bomba atómica que debe ser desmantelada urgentemente para salvar las vidas de todas sus víctimas actuales y potenciales.

Nos comprometemos a: Desafiar a las organizaciones sionistas, más allá de concretar la creación del Estado de Israel, el sionismo determinó su política internacional de antagonismo y dominación militar hacia sus vecinos y estableció una sofisticada red global de organizaciones, grupos de presión política, empresas de relaciones públicas, clubes en universidades y escuelas para perpetuar las ideas sionistas en las comunidades judías y el público en general.

Miles de millones de dólares americanos fluyen anualmente hacia el Estado de Israel para sostener la ocupación y su ejército sofisticado y brutal. La máquina de guerra que financian lidera la industria global de armas, mengua los recursos ansiados por un mundo que desesperadamente necesita agua, comida, asistencia médica, vivienda y educación. Europa, Canadá y las Naciones Unidas, mientras tanto, apoyan la infraestructura de ocupación bajo el disfraz de ayuda humanitaria para la población palestina.

Juntos, los EEUU y sus aliados, cooperan para hacer más profunda la dominación de la región y acabar con los movimientos populares. Una red internacional de instituciones y organizaciones sionistas apoya los asentamientos judíos militares y militantes con fondos directos. Estas organizaciones también proporcionan el apoyo político necesario para legitimar y promover políticas y programas de ayuda. En cada país, estas organizaciones censuran las críticas a Israel y tienen en la mira a personas y organizaciones a través de listas negras, violencia, vandalismo, encarcelamiento, deportación, despidos y otras privaciones económicas.

Estas organizaciones facilitan la difusión de la islamofobia. Tocan los tambores de guerra en el exterior mientras presionan por una legislación represiva en sus países. En Estados Unidos y Canadá, las organizaciones sionistas ayudaron a promover la legislación 'anti-terrorista' convirtiendo todo esfuerzo organizado para apoyar al boicot, retiro de inversiones y sanciones contra el Estado de Israel, o para apoyar organizaciones palestinas, iraníes, iraquíes, libanesas y musulmanas, en sujetos a perseguir acusándolos de ayudar al terrorismo y cometer traición.

Tanto en Europa como en EEUU, organizaciones supuestamente 'judías' son las primeras en ejercer presión para entrar en guerra con Irán. Están apareciendo fisuras en el edificio del sionismo así como en la dominación mundial misma de los Estados Unidos. En la región, la resistencia extraordinaria por parte de Palestina y Sur de Líbano en contra de la agresión y ocupación israelí y estadounidense sigue en pie, a pesar de los recursos limitados y muchas traiciones.

El movimiento de solidaridad con el pueblo de Palestina y la confrontación con la política de los Estados Unidos e Israel está cobrando ímpetu en el mundo. En Israel, este ímpetu lo vemos en el disentimiento creciente, que favorece las condiciones para retomar dos legados de los años '60: Matzpen, una organización israelí palestina y antisionista judía y el Partido Mizrahi Panteras Negras.

Podemos agregar un creciente rechazo por parte de los jóvenes a participar en la conscripción obligatoria del ejército.Dentro de los gobiernos y las discusiones públicas en los Estados Unidos y Europa, el costo del apoyo incondicional hacia el estado de Israel está siendo cuestionado cada vez más. Israel y EEUU buscan nuevos aliados en el sur global para que se unan a sus conquistas económicas y militares.

La relación creciente entre Israel y la India es un ejemplo sombrío de esto. Al compartir un interés en el control político y la ganancia de capital para unos pocos a expensas de muchos, la elite en India y las de Asia Occidental y Medio Oriente, se hallan en connivencia con la economía y la agenda militar occidental en la región.

La propaganda de la guerra global occidental contra el terror repercute en la islamofobia y es requerida y promovida por la elite india; aprovecha esta oportunidad para reprimir severamente la disensión en regímenes del Medio Oriente así como Asia del sur y Asia occidental.

No obstante, surgen levantamientos populares basados en las ricas historias de lucha anticolonial desafiando, y en última instancia, derrocando esta alianza. Junto con nuestros aliados, intentamos contribuir a ampliar esas fisuras, hasta que el muro caiga y el Estado de Israel sea aislado como lo fue Sudáfrica durante el apartheid. Prometemos emprender la batalla en contra de estas organizaciones que pretenden hablar por nosotros y derrotarlas.

Nos comprometemos a: Extender nuestra solidaridad y nuestro trabajo por la justicia. Comprometemos nuestros corazones, nuestras mentes y nuestras energías políticas para apoyar al movimiento de resistencia del pueblo palestino y a enfrentar las injusticias de las cuales los países donde vivimos son responsables.

Apoyamos inequívocamente el derecho de retorno palestino. Llamamos al desmantelamiento de la ley israelí racista del retorno que privilegia los derechos de cualquier persona que el Estado de Israel estima como 'judía' para establecerse en Palestina, mientras que excluye a los palestinos y los convierte en refugiados.

Respondemos sin reservas al llamamiento de Palestina al boicot, retiro de inversiones y sanciones contra el Estado de Israel. Apoyamos la exigencia de la liberación de los presos políticos palestinos y de acabar con los encarcelamientos de líderes políticos, mujeres, niños y adultos palestinos como método de control y terror.

No es nuestra tarea prescribir el camino que el pueblo palestino debe tomar para definir su futuro. No pretendemos sustituir nuestras voces por las de ellos. Nuestras estrategias y acciones surgirán de nuestras relaciones activas con quienes están involucrados en la gama de luchas de liberación dentro de Palestina y en el resto de la región.

Apoyaremos su lucha por sobrevivir, mantenerse firme y avanzar en su movimiento lo mejor que puedan, en sus propios términos. Somos copartícipes de los vibrantes movimientos populares de resistencia de nuestro tiempo que defienden y enaltecen las vidas de todas las personas y la del planeta mismo.

Somos copartícipes de los movimientos que lideran los más afectados por la conquista del imperio, la ocupación, el racismo, el control y la explotación global de personas y recursos. Defendemos la protección del mundo natural. Defendemos los derechos de los pueblos autóctonos a sus tierras y a su soberanía. Defendemos los derechos de los inmigrantes y refugiados a la libre circulación y seguridad a través de las fronteras. Defendemos los derechos de los trabajadores - incluyendo a los trabajadores inmigrantes introducidos en Israel para reemplazar tanto la mano de obra palestina como la mizrahi - a la justicia económica y a la auto-determinación.

Defendemos los derechos a la justicia racial y a la expresión cultural. Defendemos los derechos de las mujeres y los niños y de todos los grupos explotados a ser libres de subyugación. Y defendemos los derechos universales al agua, a la alimentación, la vivienda, la educación, los servicios de salud y a vivir sin violencia - la única base sobre la cual la sociedad humana puede sobrevivir y florecer.

Nos comprometemos a apoyar la justicia para curar las heridas ocasionadas por la imposición y el funcionamiento de la dominación colonial en Palestina y en el resto de la región; los traumas de la opresión europea de judíos que el proyecto sionista está explotando; los miedos y privaciones sufridas a través de años de derramamiento de sangre; las manipulaciones de la cultura y los recursos usados para explotar a los judíos mizrahi y para separarlos de los palestinos; y la progresiva masacre, violación y despojo del pueblo palestino.

La justicia por la que trabajamos debe ser construida por todos a lo largo de Palestina, incluyendo Israel y por los refugiados palestinos, cuya lucha por su autodeterminación puede llevar a la igualdad y la libertad de todos los que viven allí y en las tierras circundantes".

22 comentarios:

Selma dijo...

Guapa mi Niña!! Y nunca te agradeceré habermelo dado a conocer, ya he ido a visitar personalmente a Fernando...

Besitos a miles!!

Selma dijo...

Quería decir" Nunca te lo agradeceré BASTANTE..."
uy estos nerviossssss...

Marcelo dijo...

Las personas tenemos sentido común generalmente. Los estados, generalmente no.
Un beso

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Yo sabía de judíos y de israelíes contrarios a las acciones de su gobierno: son más de los que parecen y tienen una voz crítica estimable. Su problema es que tienen difícil la visibilidad.
En ellos, así como en los palestinos pacíficos y contrarios a las acciones terroristas, está la esperanza futura.
Besos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Ni son todos los que están ni están todos los que son... pero el problema está en el dinero maldito. Saludos

Cecilia Alameda Sol dijo...

No se puede confundir a toda una población con el gobierno del país, aunque éste haya sido elegido en las urnas. Es como en aquellos tiempos en que a todos los españoles se les consideraba fascistas porque franco estaba en el poder. Y la inmensa mayoría de los españoles no eran fascistas.

Merche Pallarés dijo...

SELMITA, gracias por difundirlo en tu blog y por tu solidaridad. Creo que es muy importante este movimiento. Son los únicos que pueden conseguir algo. Besotes, M.

MARCELO, sí por eso tendríamos que difundirlo porque somos los individuos quienes tenemos que tratar de cambiar la situación mundial. No podemos dejarlo en manos de los incompetentes politicastros. Los blogs son un instrumento fabuloso. Utilicémoslo
mientras nos dejen... Besotes, M.

PEDRO, igual que le digo a MARCELO, te lo digo a ti. No olvidemos que todos los movimientos revolucionarios que han ocurrido en estos dos últimos siglos han venido de la mano de judios intelectuales. Primero han empezado como un grano de arena pero luego se han multiplicado y convertido en enormes playas... Esperemos que ahora ocurra igual y la tan necesitada paz llegue a esa tierra tan torturada. Besotes, M.

TUCCI el dinero corrompe todo, tienes mucha razón, mi querido. Besotes, M.

CECI por supuesto que no hay que confundir, sé que en Israel hay mucho pacifista que no está nada de acuerdo con lo que está haciendo su gobierno. Hay que hacerles oir, por eso sería interesante copiar este post en todos los blogs. Muchos besotes, M.

TitoCarlos dijo...

No sé si lo habéis visto o lo habéis recibido por correo; es una presentación llamada 'Condenados a entenderse'. Si no lo habéis visto, lo tenéis en mi blog.
Las soluciones al conflicto, tienen que salir desde dentro. Este manifiesto es un principio.

Antonio Aguilera dijo...

Celebro que haya judìos disidentes de la postura "oficial". Y mejor siendo intelectuales.

`Cuàndo se le volverà a pedir consejo a los catedràticos, doctores etc??. Como en los tiempos de Unamuno. A ellos les dolìa España.

Besos

Abejita de la Vega dijo...

Ya estoy en ca la Merche, hablando en campeño.
Estupenda noticia la que difundes, una red judía y antisionista.¿ES POSIBLE LA PAZ?
Un beso y a ver cómo se nos porta Zoraida.

Merche Pallarés dijo...

TITO CARLOS, si ya había visto ese video en otros blogs. Muy cierto lo que dice. Los dos lados tienen que llegar a un acuerdo pero el gobierno israelí no moverá un dedo hasta que vea que los JUDIOS del mundo levantan sus voces contra él, entonces puede, puede que entré en razón. Gracias por tu comentario, querido. Besotes, M.

ANTONIO a los halcones no les interesa consultar a los "sabios" que seguro tambien les dolerá Israel. Esperemos que este movimiento tan esperanzador de estos otros judios, jóvenes, inteligentes, liberales y pacifistas (que, por cierto, son la mayoría en el mundo) tenga éxito. Muchos besotes, M.

ABEJITA, los únicos que pueden influenciar en la política israelí son los propios judios. Esperemos lo mejor. Y, sí, nos espera Zoraida con su caña... Besotes, M.

Anónimo dijo...

Aunque lleve un rato leerlo, merece la pena. Abrumador y contundente alegato en favor de la paz. Seguramente se podría haber dicho lo mismo con menos palabras. No creo que tenga mucha influencia en las elecciones de mañana: los favoritos salen del mismo sitio. Sería una buena señal que el nivel de abstención fuera alto. pancho

Merche Pallarés dijo...

PANCHO no creo que caiga esa breva... que haya mucha abstención mañana. Porque, según las encuestas cuando la masacre de Gaza 80% de los israelies estaban a favor... Prueba de que la mayor parte de los judios que viven en Israel son sionistas ultraortodoxos. Este manifiesto, que tienes razón podría haber sido mas corto..., es de los judios norteamericanos y de otros países que tienen su peso pero no tanto como para influir en las elecciones internas de Israel (por ahora). I'm surprised this time you didn't write in English! Besotes, M.

Capri c'est fini dijo...

Sin leer este documento, estaba seguro que no todos los judíos del mundo podían secundar la política de invasión y masacre del gobierno israelí. No me gusta meter a todos nunca en el mismo saco, porque cuando se hace las conclusiones son siempre desproporcionadas. Besos.

Merche Pallarés dijo...

CAPRI ¡claro que no todos los judios son iguales! pero es la PRIMERA vez que se manifiestan en contra de la política de Israel. Anteriormente, Israel podía hacer y deshacer a su antojo que los judios no decían nada en contra. Pero esta masacre ya ha sido la gota que ha colmado el vaso y la gran mayoría de los jóvenes--y no tan jóvenes--judios se han manifestado lo cual es muy loable y, gracias a los dioses de que es un pueblo muy inteligente, han reaccionado. Muchos besotes, M.

Stultifer dijo...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al martes 10 de febrero de 2008 en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
Y si tienes una escalera, mándanosla y la publicamos inventándonos una historia.

Thiago dijo...

jaj cari, mi amigote Sultifer ha pensado en ti para mejor blog del día, ¡Anda! pa que veas, ajaja

Ya se que a ti no te importan mucho estas cosas auqnue a mi siempre me lo dices si me olvido de ti, jajja Pero bueno. Luego si quieres te ayudo a ponerlo en tu blgo, si quieres claro jaajaj

Bzos, y enhorabuena.

Kena Siu dijo...

Lograr la paz seria lo ideal!
Lamentablemente hay mucha mafia para mantener la guerra y la violencia...los intereses de esta gente y el poder que tienen es demasiado fuerte.
Excelente escrito...saludos!

Merche Pallarés dijo...

STULTI, ya he ido a tu blog y te he agradecido este premio ¡qué amoroso que hayas pensado en mi! No sabes cuánto te lo agradezco mi querido, pero yo soy una negada para colgarlo en mi blog aunque veo que THIAGUIÑO se ofrece a hacerlo, le diré que sí que lo haga. En cuanto encuentre una escalera, te la regalo. Muchos besotes, M.

THIAGUIN, sí, pon el premio en mi blog que yo no sé cómo hacerlo. Este premio me ha hecho mucha ilusión viniendo de quien viene, mi admirado STULTI a quien siempre leo con fruición en tu blog. Pero te recuerdo que TÚ aún no has compartido conmigo ninguno de los tropecientos premios que has recibido... (es broma, la verdad que los premios, los agradezco, pero tampoco me muero si no los recibo... es la edad, mi querido...). Muchos besotes, M.

KENA SIU, bienvenida/o a mi blog (es que no veo bien si eres mujer u hombre...). Lo que dices de las mafias, tienes mucha razón. Estamos dominados por todos lados, desafortunadamente, pero no podemos olvidar de que LOS INDIVIDUOS somos la mayoría... Muchos besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Odi Noyola dijo...

^-^

Salondesol dijo...

Al margen de sus dirigentes hay personas sensatas...

Gracias Merche, un beso.

Merche Pallarés dijo...

SALONDESOL, sí, hay gente sensata, menos mal... Gracias por tu comentario, mi querida. Muchos besotes, M.