miércoles, 30 de mayo de 2012

JANNE HEEGAARD



Entrevistas en el Diario de Ibiza (2001) (Sin traducción al inglés)
----------------------------------------------------
Interviews in the Ibiza Journal (2001) (Without an English translation)
--------------------------------------- ------------

"VOY COMPRANDO TERRENO ALREDEDOR DE MI CASA PARA QUE NO EDIFIQUEN MAS"

Janne Heegaard, más conocida como "Yana",  famosa por sus tangas, llegó a Ibiza un día de 1968 y se dirigió directamente a Formentera.  Yana sigue teniendo una figura de adolescente aunque la cara delata un poco su edad; sin embargo continua sin rastro de maquillaje y por supuesto sin "liftings" de ninguna clase.  Es natural y salvaje como lo ha sido toda su vida.

¿Cómo te enteraste de que existía Ibiza?

-  Estaba harta del frío de mi país, Dinamarca, y me fui a Marruecos.  Me enamoré de un argentino que vivía en Ibiza, él me dijo de venir aquí.  Yo nunca había oido hablar de Ibiza y no sabía ni donde estaba.  Me dijo que cogiera un barco desde Alicante y así lo hice.

Pero no te quedaste aquí, te fuiste a Formentera.

-  Sí porque al llegar me encontré con una amiga danesa que tenía casa en Formentera y me invitó a quedarme allí.

¿Qué te pareció Formentera?

-   Muy pequeña.  Todo era diminuto.  El barco que cogí y luego la isla misma.  Por ejemplo, si alguien daba una fiesta en algún lugar se oía la música (los tambores y timbales), cogías una bicicleta y guiándote por el sonido, llegabas sin ninguna dificultad.  También tenía un olor especial y un encanto que aún sigue teniendo.

¿Fuiste hippy?

-   Puedes decir que sí, en el sentido de que me vestía a la manera hippy y no aguantaba ponerme zapatos.  Siempre iba descalza.  Por cierto, me pasó una cosa curiosa.  Cuando estaba en Alicante esperando al barco de Ibiza, unos chicos, al verme sin zapatos, hicieron una colecta y ¡me compraron unas sandalias!

¿Cuánto tiempo te quedaste en Formentera?

-  Cuatro meses.  Después regresé a Dinamarca a terminar mis estudios de decoración.  Más tarde, sería ya 1970, un amigo me llamó para que viniera a Ibiza.  Me vine y hasta hoy.

¿Cómo te ganabas la vida, qué hacías?

-  Fuí la primera bailarina "go-go" de la isla.  Empecé en "Lola's".  Nunca había estado en una discoteca antes y creo que me contrataron porque era rubia.  También hacía ropa para mis amigos.

¿Cuándo empezaste con los tangas?

-  Siempre había cosido, desde que tenía dieciseis años.  Toda mi ropa me la hacía yo con una vieja máquina de coser que había pertenecido a mi abuela y que yo llevaba siempre a todas partes.  Un día, estando en Salinas, vi a Juan Carlos Herrera, un amigo, con un traje de baño enrollado hacía arriba.  Decidí hacerle un tanga y se lo regalé.  Le gustó mucho y otros amigos empezaron a pedirme tangas.  Los empecé a vender por cincuenta pesetas.  Recuerdo que llegaba a casa con seiscientas pesetas que había ganado estando ¡en la playa!  No me lo podía creer.  Me sentía millonaria.

Luego tus tangas fueron el gran "boom"

-  Pero, al principio, combiné el trabajo de hacerlos y venderlos con otro de "go-go girl" en el "Playboy" de San Antonio.  Solía llevar mi máquina de coser y entre baile y baile, me metía en un cuarto trasero a coserlos.

Creo que la revista alemana "Stern" te hizo un reportaje, ¿no?

Sí, pero en vez de decir que estaban en Ibiza, dijeron que era Copacabana en Brasil.  ¡Hicieron todas las fotos en Salinas!  Por cierto que Juan Carlos Herrera fue a Brasil, se puso el tanga y casi le meten preso.  En Brasil no se veía ni uno y estaban prohibidos en la época.

O sea que fuiste la inventora de esta prenda, después de los indios, claro

-  Así parece.



Una vez que hiciste tu pequeña fortuna con los tangas, tu marido Robin y tú os hicisteis vuestra propia casa, ladrillo a ladrillo, ¿verdad?

Sí, compramos un terreno y nos edificamos la casa entre los dos y más que ladrillos usamos madera, piedra y cristal.  Empezamos en 1974 y la acabamos al año siguiente.


Por cierto que tú y Robin sois de los pocos matrimonios más duraderos dentro del mundillo bohemio de la isla  ¿Cuántos años llevais juntos?

Treinta años.  Nos casamos en 1970 y así seguimos.


Enhorabuena.  Es un milagro.  Después de varios años tuvisteis una hija.

-  Sí, después de quince años llegó Jazmín y esto supuso que fuéramos vistos como más respetables por nuestros vecinos.  Antes de  tenerla creo que aún nos veían como bichos raros (risas).


Además tu hija "parla evissenc"

-  Sí, ibicenco y castellano.  Es ibicenca, nació aquí.


¿Qué piensas de la evolución de la isla en estos años?

-  Demasiados edificios feos y demasiada gente.  De hecho Robin y yo vamos comprando todo el terreno que podemos alrededor de nuestra casa para que no edifiquen.  Me encanta el campo abierto y no quiero ver muros de cemento cerca de nuestra casa.


¿Alguna anécdota que me puedas contar?

-  Hace años, cuando pasaba por delante del "Montesol", la gente decía: "Ahí va  la chica de los tangas" y cuando pasaba por el "Ebusus":  "Ahí va la go-go del Playboy" (risas).


NOTA MIA:  en aquellos años el "Montesol" era el lugar de encuentro de los hippies, bohemios y gente de mundo mientras que el "Ebusus" era el de la olirgarquía local ibicenca.

15 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Hola a todos! ya estoy de vuelta. Poco a poco, me iré poniendo al día con vuestros blogs. Muchos besotes, M.

pancho dijo...

O sea, que mientras la aristocracia local para divertirse iba a las discotecas, los hippies se tostaban al sol ibicenco.

Yo creo que Tarzán también debió influir en los atuendos usados para el baño.

Muy interesantes y divertidas estas entrevistas y las entrevistadas.

Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

El tanga, todo un ahorro en tela, que dejaba los cachetes al aire. Me imagino la cara de la oligarquía local, algún soponcio de las viejas damas. O no, que en Ibiza nadie se asustaba de nadie, creo.
Espero que hayas disfrutado de tu viaje.

Besos, Merche.

Myriam dijo...

jajajaja la ventaja es que no nececitaba mucha telas para esas tangas ¿no?

----

Qué bien que ya estás de regreso, se te extañaba ¿Cómo te fue?

Y gracias por las palabras que me dedicas ne mi blog (jajaja te pasaste tres pueblos jajaja)

B
e
S
oooooo
s

Merche Pallarés dijo...

PANCHO, por supuesto que Tarzán tuvo mucho que ver con la moda bañera ibicenca... :) Besotes, M.

ABEJITA, pues no, en Ibiza, las viejas damas no se asustaban de nada ni de nadie. Los que comentaban sobre la "go-go del Playboy" eran más bien los hombres que sí acudían a esa discoteca. Besotes, M.

MYRIAM, Yana se forró con sus tangas. Acabó comprándose varias casas en Brasil y Formentera... Hoy en día tiene una boutique en la playa de Es Pujols de Formentera. Los tangas dieron para mucho... Besotes, M.

amelche dijo...

¿Y fue ella también la que se inventó el nombre "tanga"? Me da la impresión de que en aquellos años había gente muy creativa y muy emprendedora. Un abrazo.

Asun dijo...

¡Caramba con los tangas! ¡Pues sí que dan para mucho!

Mira, igual me cojo mi máquina de coser y empiezo a practicar a hacer tangas. A lo mejor es una buena salida tal y como se nos está poniendo la enseñanza jajaja.

Besos

Merche Pallarés dijo...

AMELCHE, eso sí que no sé lo de "tanga" puede que sí lo descubriera ella pero, sinceramente, no lo sé. Besotes, M.

ASUN, quien sabe... Quizá es la salida profesional de muchos profes... Y si sabeis coser, miel sobre hojuelas. Aunque hoy en día más que tangas vendería trajes de baño completos porque la mayoría somos de la tercera edad... Besotes, M.

TORO SALVAJE dijo...

:)

Otra estupenda entrevista.
Gracias.

Puedes disponer de mi post como tú quieras. Por supuesto que si.

Besos.

Myriam dijo...

Merche: creo que "tanga" alude originalmente a la vestimenta que usaban los habitantes de la zona del lago Tanganica, en Africa, que fue descubierto en 1858 por Sir Richard Francis Bacon. Incluso durante los años 60 hubo una República "Tanganica"

Besos

Merche Pallarés dijo...

TORO, gracias lo copié en mi FB. Por cierto, ¿estás en FB? Besotes, M.

MYRIAM, pues puede muy bien ser, si señora... ¡Gracias! Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¿Conseguiría esta mujer que no edificaran junto a su casa? ¡Ojalá!
Besos.

Merche Pallarés dijo...

Pues sí, Pedro, lo consiguió. Besotes, M.

Aldabra dijo...

osea que los primeros tangas fueron para las hombres... ¡no me lo puedo de creer!... je je

biquiños,

Merche Pallarés dijo...

ALDABRIÑA, sí, para "las" hombres, ja,ja... Besotes, M.