sábado, 26 de enero de 2008

YEVGENY IEVTUSHENKO

Yevgeny Ievtushenko (perdonad el deletreo porque seguro que está mal) es (¿o era?) un poeta ruso que en los años sesenta fue uno de los privilegiados que pudieron viajar fuera de Rusia a dar conferencias en el extranjero. Yo leí sobre él y vi su foto en "Newsweek" o "Time" (no recuerdo bien cual). Una noche viajando a Lisboa en el "Lusitania" desde Madrid y coincidiéndo con el viaje del Papa Pablo VI a Portugal, en nuestra cabina (yo viajaba con una de mis sobrinas, bueno en realidad sobrina de Fernando) tambien viajaba Ievtushenko. Eramos cinco en la cabina. Un matrimonio con aires de ser del KGB o de los servicios secretos españoles que no se perdían ni un ápice de nuestra conversación, Ievtushenko, mi sobrina y yo. Reconocí al poeta en el instante porque como indico arriba había visto su foto y había leído sobre él recientemente. Me sorprendió que hablase un castellano casi perfecto. Pasamos casi toda la noche hablando. Por la mañana desayunando en el comedor, le pregunté cómo es que hablaba tan bien en castellano. Me dijo que en Rusia (el era de la zona de Galitzia--le dije que tambien nosotros teníamos una region llamada Galicia) a parte del francés el segundo idioma que aprendían en los colegios era el castellano. Supongo que sería por Cuba y el interés estratégico de todo Sud America. Un viaje y una noche inolvidable.

Yevgeny Ievtushenko (excuse the spelling because I'm sure it's probably wrong) is (or was?) a Russian poet who was lucky enough to be one of the privileged who could travel out of Russia in the sixties to give lectures in foreign countries. I had read about him and had seen his picture in either "Newsweek" or "Time" (I can't remember which one) recently. One night travelling to Lisbon on the "Lusitania" from Madrid with my niece (actually Fernando's niece) coinciding with Pope Paul VI's visit to Portugal, in our cabin was Ievtushenko! I recognized him right away because of what I say above. We were five travelling in the same cabin, a couple who looked like they were from the KGB or the Spanish Intelligence Service who didn't miss a comma from our conversation, Ievtushenko, my niece and me. I was surprised that he spoke a perfect Spanish. We spent most of the evening talking and the following morning we went and had breakfast at the Dining Room. I asked him how come he spoke Spanish so well, he told me that in Russia (he came from Galitzia, I told him that we also had a region called Galicia) Spanish was the second language learned at schools after French. I suppose it was because of Cuba and Russia's interest in South America at the time. All in all a very interesting evening and an unforgettable trip.

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Inolvidable viaje! Esa es una de esas cosas que ya no podrán pasar jamás en los trenes modernos, plastificados y herméticos, de alta velocidad.

amelche dijo...

Tiene razón Pedro. En fin, igual aún da tiempo a tomarse al menos un café en los trenes de alta velocidad y aún se puede comunicar algo.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, y además todos hablando por el móvil...Besotes, M.

ANA, Sí Pedro tiene razón; antes los viajes tenían su romanticismo y tiempo para disfrutar del placer de la conversación. Hoy en dia nos tenemos que contentar con los blogs. Besotes, M.

METIS dijo...

estoy con vosotros en esto de los trenes. hoy en dia ya ni se saluda al que esta sentado al lado tuya durante 3 interminables horas.

te falta alguien por conocer merche?

Merche Pallarés dijo...

Querida Metis, si todavía tendré sorpresas... Besotes, M.