lunes, 26 de marzo de 2012

MARÍA JOSÉ SOTTO MAYOR



Debido a vuestros deseos  :))  de que siga publicando las entrevistas que hice para el Diario de Ibiza el verano del 2001,  hoy voy a postear la primera que hice (el 13 de julio) que fue a mi ex-cuñada María José Sotto Mayor.  Gracias a esta entrevista el director me dijo que siguiera adelante.  Me dió suerte.  Las fotos son del periódico (me las ha escaneado mi sobrino-nieto...) y salen un poco borrosas.  Por cierto que el título genérico de las entrevistas era "Personajes de la Ibiza entrañable"  (Sin traducción al inglés)

------------------------------------------------------------------

I'm continuing to copy the interviews I did for the Ibiza Journal the summer of 2001.  The following is the first I did which gave me luck because the director gave me the go-ahead to do the rest.  (Without an English translation)

-----------------------------------------------------------------

"COMIAMOS POR CIEN PESETAS"

María José Sotto Mayor, más conocida como "María la portuguesa", llegó a Ibiza en 1958 con su compañero, Luis Sangareau de la Cavallería (también conocido como "Luis el portugués", aunque era español y mulato porque su abuelo paterno, un fornido negro cubano, se instaló en Sevilla y se casó con una sevillana rubia de ojos verdes).
Ésta es la primera entrega de una serie de entrevistas con conocidos personajes que vivieron hace décadas la llamada "Ibiza mágica", la isla que empezaba a nacer al turismo y que todavía conservaba el encanto que la hizo famosa en todo el mundo.

María José Sotto Mayor era de una excepcional belleza, alta, espigada y con unas facciones perfectas que hacían de su rostro una obra de arte.  Encuadrando el entorno facial, lucía una melena azabache de pelo ensortijado.  De una elegancia innata, aunque con su pizca de frivolidad.  Una mujer muy bella que todavía conserva, ya entrada en la sesentena, un gran atractivo.
La entrevista se realiza en su casa de la carretera de Sant Josep, una residencia moderna y acogedora con unas vistas preciosas sobre las Salinas.

- María, ibas para esposa de banquero, ya que procedes de una estirpe banquera de mucha solera en Portugal, ¿cómo acabaste de bohemia en Ibiza?

En el año 1958 ya vivía con Luis.  Él estaba tocando jazz en el "Jamboree" de Barcelona.  Alguien le dijo que necesitaban un batería para tocar en un club de Talamanca.  Varios americanos, entre ellos Gloria Stewart, nos animaron a venir.  Vinimos todos (seríamos unos ocho).  La llegada al puerto fue espectacular.  Todos nos quedamos prendados con la visión de Dalt Vila.  Al bajar del barco teníamos un hambre tremenda y recalamos en el "Bahía", donde comimos estupéndamente por cien pesetas.  No nos lo podíamos creer.  Decidimos quedarnos.  Trajimos nuestro coche, un pequeño Dauphine con matrícula portuguesa.  Había muy pocos coches circulando y sólo existían dos taxis.  Recuerdo que no se podía subir a Dalt Vila en coche a partir de las diez de la noche por el ruido.
Luis estuvo tocando en el club de Talamanca, después consiguió un contrato en el Ánfora, que en aquella época lo llevaban Montse y Maurici Cuesta (padre). (Nota mía:  el hijo era un político conocido en 2001).  Luis también pintaba y entre los compradores de sus cuadros se encontraban el actor norteamericano Vincent Price, Elmyr de Hory, y el marchante Fernand Legrós.

-¿Qué hacías tu mientras tanto?

Ama de casa (ríe).  Mi padre me mandaba un giro todos los meses.  Estos giros solían llegar al Banco Matutes y Arnaldo, el encargado, cuando me veía me gritaba desde el otro lado de la acera:  "¡María ya ha llegado la transferencia!".  Todo era muy cotidiano, cómico y placentero.

- Cuéntame algunas anécdotas de aquella época.

Un detalle que me llamó mucho la atención, cuando llevaba unos días en la isla, fue cuando quise comprarme unas botas en la zapatería Prats del Mercado Viejo, y al ver que costaban quinientas pesetas, le dije al señor que me atendió que me las guardara porque en ese momento no tenía el dinero suficiente.  Él cogió las botas, me las dió, y me dijo:  "Ya me las pagará cuando pueda".  Me dejó estupefacta, eso no me había pasado nunca en ningún sitio.  ¡Si no me conocía de nada!  Pero los ibicencos eran así.  Gente que nunca cerraba las puertas.  Muy especiales.
También recuerdo con mucho cariño los tés en casa de Doña Lupe Tur de Montis.  Nos abría la puerta la criada con cofia y, muy ceremoniosamente, nos sentábamos en el salón a tomar el té con pastas hechas por la criada.  Nos solía acompañar también su hijo Luisito, un amante de la ópera.  Ella nos invitaba porque le gustaba que le habláramos de "la vida".  La última vez que la vi estaba en silla de ruedas en el aeropuerto, esperando su vuelo a Barcelona para ir a la ópera.  Cuando me vió, me dijo:  "Hello, baby, qué guapa estás".  Lo de "hello baby" me quedó grabado.

- ¿Dónde vivíais?

Durante muchos años alquilamos "Los Porches", una bellísima casa en la carretera de Santa Eulalia propiedad de Doña Lupe.  Tenía capilla propia, electricidad, agua y pagábamos mil pesetas al mes.

- ¿Es verdad que participaste en una pelicula que se rodó aquí?

Sí, en 1959 participé en el film "La mujer ibicenca", de Jacinto Esteban, donde hacía de payesa viuda.  La película se rodó en San Miguel y me pagaron ¡con cajas de yogur de La Bomba! (Nota mia:  una lechería muy famosa en la Calle Garijo, puerto de Ibiza, que hacían y siguen haciendo unos yogures maravillosos) .  La historia iba de un entierro y a la carreta que supuestamente llevaba el cadáver cada dos por tres se le torcían las ruedas.  Teníamos que parar el rodaje y comenzar de nuevo.  Estuvimos así lo que a mi me pareció una eternidad.  Por fin acabamos de rodar en San Francisco de las Salinas.

- También tuvisteis un bar en San Antonio.

En los sesenta abrimos el club de jazz "La Reja" en San Antonio, propiedad de los hermanos Roselló, donde llegaron a tocar gente como Ponny Poindexter, Tete Montoliu y cantantes como Gloria Stewart, entre otros.  Despues de dos años lo dejamos porque el trabajo era matador.  Por aquellas fechas llegó Pink Floyd a grabar la música de la pelicula "More", que se estaba rodando aquí, y tanto Luis como yo participamos en la banda musical tocando tambores.  Por supuesto no cobramos un duro de los "royalties" cuando grabaron un disco con la música del film.


- ¿Y qué me dices de las famosas "parties" (fiestas)?

Sí, surgió la furia de las "parties".  Nos pasábamos la vida de "party" en "party" en casa de Nina y Frederick (agradables pero distantes);  Elmyr de Hory (encantador, con un gran sentido del humor); de Clifford Irving y su mujer Edith (muy simpáticos); de Alejandro Vallejo Nájera (guapísimo, un loco genial), de Erwin Bronner (muy atractivo y fascinante).  Eran fiestas que duraban hasta altas horas de la madrugada.  Generalmente acabábamos en alguna de las playas dándonos un chapuzón.


-  Además de ir a fiestas particulares ¿qué hacíais?

En esos años todas las playas de la isla estaban desiertas.  Solíamos ir a Figueretas cuando eramos cuatro gatos y los siempre inseparables mosquitos.  Luego comíamos en el Bahia, Los Pasajeros y tomábamos café en el Montesol, La Alhambra o en el Mariano.  Cuando ibamos al cine, en el Pereyra o al Central Cinema, llavábamos manta y almohadón para estar cómodos.  Veíamos sobre todo muchos "westerns", pero también recuerdo "Los pájaros" de Hitchcock.

-¿Es verdad que tuvisteis un mono pirómano?

En 1968, el pintor ruso Dimitrienko nos regaló un mono llamado "Azrou" porque el invierno lo pasaba en París y el clima era demasiado frío para el animal.  Un día que cenábamos en "La Columna", una amiga vino corriendo a avisarnos que nuestra casa (Can Ripoll entonces) ardía.  Al parecer "Azrou" quiso escapar y tiró unos quinqués de aceite que prendieron fuego.  Como resultado, se quemó todo el material de música y las pinturas de Luis.  Cuando nació mi hija Ira, en 1969, lo regalamos a  María "la Rusa" porque el mono tenía unos celos tremendos de la niña.






- O sea, que el mono fue pasando de mano en mano como "la falsa monea"...

Sí (risas)


- María, fuiste el primer amor de nuestro Rey Juan Carlos cuando era príncipe y vivía en Estoril.  ¿Cómo fue aquello?

Bueno, no sé si fui su "primer amor", pero sí que salimos juntos un tiempo.  Yo estudiaba en las "Esclavas del Sagrado Corazón" de Lisboa con las infantas Doña Margarita y Doña Pilar, y a través de ellas conocí a Don Juan Carlos.  Empezó a venir a buscarme a la salida del colegio en su Volkswagen descapotable para acompañarme a casa, cosa que a mi madre le entusiasmaba porque ¡ya me veía de princesa consorte! (no se imaginaba que llegara a ser reina..., eso no).  Los fines de semana venía a recogerme para salir solos o con amigos (mi madre me acicalaba con regocijo y se aseguraba de que estuviera impecable).  Recuerdo con mucho cariño cuando aparcábamos el Volkswagen en lo alto del parque de Eduardo VII, bebíamos champagne y nos deleitábamos con las vistas, luego terminábamos la velada en una "boîte" de Estoril.  Cuando llegábamos, siempre me decía: "No mires a los fotógrafos".  Fue un romance corto pero entrañable.

-  Estuviste muchos años fuera y hace cuatro que has vuelto. ¿Por qué?

Sí, me fuí de la isla en los ochenta y viví en París quince años con mi marido actual, Christian.  Una vez que Christian se jubiló decidimos volver porque los dos echábamos de menos la isla (Christian también vivió aquí en los setenta).  Ibiza sigue teniendo un atractivo especial.  Sobre todo el campo.

-  Ahora te dedicas a hacer máscaras, ¿verdad?

Sí hace tres años empecé a hacer máscaras de yeso, tengo unas cuarenta.


-¿No piensas exponer?

¡Uf! soy demasiado vaga para organizar una exposición (risas).







15 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Muy buena idea la de recuperar tus entrevistas. Así vivimos la Ibiza de aquellos años.
Los ibicencos supieron atraer a la gente, como muestra lo de ya me pagará las botas cuando pueda.

Vallejo Nájera ¿el psiquiatra autor de varios libros divulgativos? Yo le tenía por un señor muy serio y meapilas.

Leeré despacio tu entrevista, otra vez.

Besos

Asun dijo...

Me está gustando esta serie de entrevistas.

Ten cuidado, a ver si la casa real te va a pedir una indemnización por hacer pública la vida amorosa del monarca jajajaja.

Besos

Myriam dijo...

¡Qué entrevista más simpática!
Espero algún día poder vistar tu Isla.

y ¡felictaciones a tí por tus dotes de entrevistadora!

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¿por qué narices no continuaste publicando entrevistas, Merche?
Besos.

Merche Pallarés dijo...

ABEJITA, ese Vallejo Nájera no era el psiquiatra pero era de la familia. Yo no le llegué a conocer pero ya verás que en varias entrevistas lo mencionan. Debió de ser todo un personaje... Besotes, M.

ASUN, ja,ja... No creo que a estas alturas vengan a por mi... Muxus, M.

MYRIAM, gracias querida. Me alegro de que te gusten. Besotes, M.

PEDRO, cuando acabé las entrevistas a los personajes ya no tenía a quien entrevistar... :)) Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS Y PERDONAD MI AUSENCIA DE ALGUNOS DE VUESTROS BLOGS. SIGO EN MADRID.

Paco Cuesta dijo...

Aquellas dichosas -cuanto daban de sí- cien pesetas

Aldabra dijo...

desde luego que lo haces muy bien, tiene razón Pedro, ¿por qué no seguiste?

muy muy interesante, mira por donde una novieta del rey.


biquiños,

pancho dijo...

Cuántas cosas pasaban en Ibiza. Y cómo vivían. Me apunto. Sabía que Pink Floyd habían estado en Ibiza.

Revelando el secreto mejor guardado de los borbones y tú aquí sin darte importancia...

Vaya descripción que haces de la dama.

Un abrazo.

Fernando dijo...

Merche, me parece fascinante la historia que dejas ver con tu entrevista. Me has vuelto a sorprender con ésta otra entrevista del mismo modo que me sorprendes cada vez que conozco algo más de tu vida, o en éste caso de tu familia.
Mi admiración y mi saludo,
Joker

Jabo dijo...

Oye, si, sigue poniéndonos entrevistas tuyas. Aprendemos mogollón de cosas, gracias.
Abrazo. Jabo

Merche Pallarés dijo...

PACO, querrás decir aquellas maravillosas pesetas que daban para mucho... :) Besotes, M.

ALDABRIÑA, pues como le digo a PEDRO porque ya se acabaron los personajes... Besotes queridiña, M.

PANCHO, y las que seguiré contando... Tú, estate al loro. :) Besotes, M.

FERNANDO, me alegro de que sigas disfrutando con mis historias... :) Besotes, M.

JABO, seguiré, seguiré. ¡Gracias! Besotes, M.

LiNa dijo...

Martorell ha cambiado poco!!!

lo siento Merche, ya sabes como se las gasta el verano en ibiza...

besitos!!

Merche Pallarés dijo...

LINA, recibido tu comentario. Gracias mi querida. Besotes, M.

Blogger dijo...

SwagBucks is an high paying get-paid-to website.

Blogger dijo...

Come and see how 1,000's of people like YOU are making a LIVING from home and are fulfilling their wildest dreams right NOW.
GET FREE ACCESS NOW