lunes, 12 de marzo de 2012

UN INCISO EN EL VIAJE...


 



En el verano de 2001 hice una serie de entrevistas para el Diario de Ibiza de personajes que habían dado fama a la isla y una de ellas (25 de agosto) es la que voy a transcribir a continuación.  En parte tiene un poco que ver con la lectura colectiva de la "Sonata de invierno" de Valle Inclán en el blog "La Acequia" de Pedro Ojeda Escudero. (Sin traducción al inglés)

-------------------------------------------------------------------

In the summer of 2001 I did a series of interviews for the Ibiza Journal of people who lived and gave fame to the island.  I'm going to transcribe one of them which, partly, has to do with the joint reading of Valle Inclán's "Winter Sonnet" in "La Acequia" Pedro Ojeda Escudero's blog.  (Without an English translation)

-------------------------------------------------------------------

Antonia Maxwell, belleza serena de preciosos ojos negros de mirada penetrante y ligeramente retadora, llegó a la isla en 1969 desde Mallorca.  Descendiente por parte materna del Archiduque Luis Salvador de Austria, tataranieta de Carlos VII, bisnieta de doña Blanca de Borbón, infanta de España (legítima heredera del Carlismo), y por parte paterna de acaudalados terratenientes argentinos emparentados con los Romanov, es una hermosa mujer sencilla, nada pretenciosa a pesar de su "pedigree", que no le gusta comentar y del que no alardea.


Antonia Maxwell me recibe en casa de su hermana, la pintora Cristina Ereñú, un piso amplio y luminoso decorado con sus originales y preciosos cuadros.

--¿Es cierta la bella anécdota de que el personaje de "Mimi", en "La Bohème" de Puccini, fue inspirado por tu abuela, la archiduquesa María Antonia?

--Sí, es cierta.  Puccini frecuentaba mucho la casa de mi bisabuela, doña Blanca, y a mi abuela, que era una niña entonces, le llamaban "Mimí".  Un día que Puccini fue a cenar, apareció mi abuela en el salón y él le preguntó en francés cómo se llamaba.  Mi abuela, muy pizpireta, contestó: "Je m'appelle Mimi" (me llamo Mimi).  Entonces, Puccini decidió que su próximo personaje operístico se llamaría así.

--¿Por qué decidiste dejar Mallorca e instalarte en Ibiza?

--Me acababa de separar de mi marido Max Maxwell y también habían fallecido mis padres recientemente.  Carlos Martorell y Juan Carlos Herrera me hablaban muchísimo de Ibiza.  Presentí que era el lugar donde acogían a los que no iban a ninguna parte.  Además, el hecho de que existiera un núcleo de gente joven rebelde y creativa me atraía con pasión.

--¿Cuál fue tu impresión?

--Totalmente viva.  Llegué en barco al amanecer de un día de enero con mi hija, Celina.  Hacía frío y estaba nublado pero me enamoré instantáneamente de la isla.  Recuerdo las redes de los pescadores, las casitas blancas a lo largo del malecón.  Sentí que Ibiza iba a ser mi madre, mi casa, mi vida, y de hecho la isla me ha dado lo mejor y lo peor, me lo ha dado todo.

--Tu matrimonio con Max fue bastante polémico.

--Sí, tenía diecisiete años y cree un conflicto social al casarme con un "parsi".  Fui el punto de mira de toda la sociedad mallorquina porque mi familia era conocida.

--Pero Max era un hombre importante, a la sazón era el director creativo de "Vogue" y "Harper's Bazaar", además de ser el quinto mejor fotógrafo del mundo.

--Eso no importaba, lo que molestaba era que fuese "hindú" y diez años mayor que yo.

--En un libro reciente de Fernando Schwartz, "El engaño de Beth Loring", sales retratada como Luisa Genovés, ¿lo has leido?

--No, aún no lo he leido pero me lo han comentado varias personas, y según me cuentan no hay mucho de verdad en los personajes.

--Hay que tener en cuenta que al fin y al cabo es una ficción.  Volviendo a Ibiza ¿cómo viviste esa época única?

--Fueron tiempos gloriosos, había mucha gente creativa, músicos como Taj Mahal; Jim Morrison de los "Doors" ; los "Bee Gees"; tu cuñado y mi gran amigo Luis Sangareau; me entusiasmé tanto que empecé a coleccionar todo tipo de instrumentos musicales.  Todo el mundo era interesante, la gente se acercaba, te saludaba, te sentías en un espacio fuera del tiempo como si de repente todos nos conociésemos de antes.  Los ibicencos te fiaban, se podía vivir con poquísimo dinero.  La gente se interesaba por la gente.  Cosa muy diferente a lo que me ocurría en Mallorca.

--¿Dónde vivías?

--La primera casa que tuve estaba en Es Cubells y pagaba 1.500 pesetas al mes.  Era una preciosa casa payesa sin agua ni electricidad; cada vez que el dueño venía a cobrar el alquiler, me traía de todo:  almendras, judías, patatas, pimientos, tomates.  Lo que me regalaba valía más de lo que yo tenía que pagarle (risas).

--¿Tenías coche para moverte?

--¡Qué va! nos arreglábamos haciendo autostop.  A veces, cuando miro atrás, pienso en cómo vivíamos, completamente salvajes, y que nos movíamos sin necesidad de automóviles, pero es que la gente era más solidaria.  Nos ayudábamos los unos a los otros.

--¿A qué te dedicabas?

--Hacía collares y pulseras de lentejuelas y cristales.  Las llevaba puestas, las vendía y me hacían encargos.  También diseñaba ropa.  Una tía abuela me regaló un arcón con trajes y telas extraordinarias:  terciopelo, encajes, lino, así que terminé vistiéndome de paje medieval.  A la gente le gustaba cómo iba vestida y me pedían que les diseñara atuendos.

--También fuiste modelo  

-- Sí, me descubrieron aquí (risas).  Aunque cuando estuve casada, Zeffirelli quiso que yo hiciera de Julieta en la película "Romeo y Julieta" pero Max me prohibió que fuera a Italia.  De hecho tuve cantidad de oportunidades de hacer muchas cosas porque conocí a gente muy importante como Richard Attenborough, Anthony Quinn, Michael Caine.  Por cierto, Michael fue nuestro padrino de boda y como regalo me dió una moneda insertada en un corcho de botella de Champagne como vale para canjearlo por un elefante que cuando tuviera el espacio suficiente y se lo pidiera desde cualquier parte del mundo y sin límite de tiempo, me lo haría llegar.  Aún está pendiente...

--¿Cómo empezaste de modelo?

--Mi primer trabajo fue para la revista alemana "Stern".  El reportaje fue sobre las mil maneras de hacer ropa con tan solo un trozo de tela.  Me hicieron fotos con turbante, pareo, pantalones, etcétera.  Esto desencadenó en una relación con la moda en Nueva York, Singapur, Londres, Frankfurt, España y Argentina.

--Hablando de moda, tu y los que vivíais aquí fuisteis los precursores de la moda Adlib.  ¿Por qué crees que no se ha cimentado como la gran industria alternativa?

--Básicamente, porque la gente auténtica y original se marchó de la isla al comienzo del auge de la moda Adlib.  En nuestra época no había tiendas, nos inventábamos nuestros vestuarios.  Comprábamos las telas a los ibicencos, diseñábamos y nos hacíamos la ropa.  De todas formas yo participé en el primer desfile de Smilja, fueron dos mil quinientas pesetas que nunca me pagó, por cierto (risas)

--Ahora te dedicas a la pintura, ¿por qué dejaste el mundo de la moda?

--Ese mundo me llenaba de vacío.  Decidí volver a Ibiza y empecé a pintar combinando las dos cosas al principio.

--Cuéntame anécdotas

--En aquellos años, los puntos de encuentro al atardecer eran "Clive's", "La Tierra" cuando la llevaba Arlene, y "Lola's" por la noche.  Durante el día buscábamos el sol y los que tenían coche que eran los americanos, nos recogían en el "Montesol" y nos ibamos a las playas de Ses Salines o a Es Cavallet, que estaban desiertas.  Uno de los grandes acontecimientos era cuando llegaban los dos barcos semanales y al zarpar nos despedíamos con rollos de papel higiénico que volaban al aire como serpentinas de colores.  No había tráfico ni semáforos.  Cuando instalaron el primer semáforo en Vara de Rey, hicimos luto nacional.  Estábamos en el "Montesol"; todos nos pusimos de pie y guardamos un minuto de silencio.  Presentíamos que era el principio del fin.  También recuerdo cuando un automóvil se prendió fuego en el Mercat Vell y llegó el único coche de bomberos que existía, tocando su campanita (igualito a las peliculas de Buster Keaton).  Sacaron la manguera y salió un chorrito de agua ridículo que no daba para apagar nada, nosotros ayudamos con cubos y vasos de agua que traíamos del bar de la esquina "El Maravillas".

--¿Cual es tu impresión de la Ibiza actual?

--Creo que todos los que vinimos nos sentíamos un poco dueños de Ibiza y nos ha costado mucho adaptarnos a los cambios que para la isla ha sido "evolución".  Nos resistíamos a perder el paraíso.  Que existiera en el centro de Europa un lugar tan pequeño y fascinante, con tanta gente variopinta e interesante donde caminábamos por el medio de las calles sin asfaltar, era una quimera, un sueño.  Me fui de la isla varias veces porque me costaba aceptar los cambios,  pero siempre he vuelto porque sigue teniendo un imán especial.  De hecho alguien que llegue ahora por primera vez, siente ese magnetismo, esa magia peculiar y me pregunto ¿será debido a Bes y Tanit? (nota mía:  los dioses fenicios de amor y fertilidad, protectores de la isla durante muchos siglos).  Aún existen ciertos lugares como San Carlos con su Bar Anita, San Juan y las casas payesas perdidas por el campo que nos retrotraen un poco al pasado.

--¿Qué es de tu vida ahora?

--Sigo pintando por encargo y como el arte va unido a la espiritualidad, también leo el alma de la gente.

 



29 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Como es posible que me acuerde perfectamente de ella?
Me escribió un poema.
Jo, creo que fue así...
Pero lo del 2001 no cuadra.
Mira que si estoy más loco de lo que creía...
Le tenía mucho cariño yo a ella.
Ahora estoy hecho un lío.

Besos.

Myriam dijo...

Ya se lo que tiene que ver con la Sonata de Invierno... ¿¡es que era tatatatataratanieta de Carlos VII!?

o ¿qué su ex, era como tu Brado?

jajaja fuera de broma: interesante la entrevista. Quizás algún día visite Ibiza....

Besos

Myriam dijo...

(a tu preg en mi blog: la respuesta es nope)

pancho dijo...

Una maravilla de entrevista. Muy bien documentada. Se entiende que la periodista conoce bien de lo que está preguntando. Y como anillo al dedo en su relación con Valle Inclán.

Todavía me acuerdo de la que hacías de traductora de Andy Warhol.

Un abrazo.

Asun dijo...

¡Vaya, MERCHE, no conocía esta faceta periodística tuya! (y si alguna vez me la has contado, no me acuerdo).

Me ha resultado muy fresca y natural, no sé, como una charla entre amigas.

De su relación con la sonata de invierno, me abstengo, porque no la estoy leyendo jejejeje.

Besos

Merche Pallarés dijo...

TORO, sí, te escribió un poema bellísimo, me acuerdo. Tuvo un blog durante un tiempo pero ya no lo tiene. Lo de 2001 es cuando yo hice las entrevistas para el "Diario de Ibiza", no tiene nada que ver con la fecha del blog de Antonia que fue hace tres o cuatro años. Besotes, M.

MYRIAM, efectiviwonder, eso es lo que tiene que ver con la Sonata... Besotes, M.

PANCHO, gracias por el piropo pero periodista no soy... Besotes, M.

ASUN, no estás perdiendo facultades porque nunca te lo comenté :) Es que somos amigas o sea que la entrevista fue muy fluida, efectivamente. La relación con la Sonata de invierno es porque Bradomín se involucra mucho con el movimiento carlista y menciona a Carlos VII, tatarabuelo de Antonia. Besotes, M.

Jabo dijo...

Que sorpresa tan positiva el verte de periodista.
la entrevista me ha parecido muy interesante.
Abrazo. Jabo

Antònia Pons Valldosera dijo...

Tendrías que dedicarte al periodismo, querida Merche. ¡Qué mujer tan guapa!
Un beso.

Merche Pallarés dijo...

JABO, no soy periodista, simplemente ese verano del 2001 sugerí al Director del Diario de Ibiza si le interesaría entrevistas de los personajes (a quienes conocía de toda la vida porque yo también viví en la isla desde 1972...) que habían dado fama a la isla. Me dijo que sí y ahí me puse a la labor. Si os interesa, una vez que acabe con mi viaje americano quizá pueda copiar y postearlos. Besotes, M.

ANTÒNIA, ya estoy jubilata, querida... Y, sí, tu tocaya es muy guapa y un cielo de persona. Besotes, M.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenos días, querida Merche Pallarés:

Estupenda entrevista. Da gusto tratar con “gente sencilla”.
¡Qué buena memoria!, la de ella.
Coincido en la apreciación de Antònia Pons Valldosera, es muy guapa. Me ha recordado a Claudia Cardinale.

Dejo una canción- poema de Alberto Cortez.

Abrazos

Gelu dijo...

Merche Pallarés:

Dejo un enlace, porque quizás a los muy jóvenes "no les suene" el nombre de esta actriz:
Claudia Cardinale.

Más abrazos.

Fernando dijo...

Muy interesante esa faceta periodística tuya. ¿Qué más guardarás para sorprendernos?.
Mi sincera admiración por esa entrevista.
Saludos.
Joker

amelche dijo...

Muy buena entrevista. Un poco de esa Ibiza aún existe. Y sí, creo que sigue siendo un lugar muy mágico. Un abrazo:

Ana

Merche Pallarés dijo...

GELU, gracias por tus links. ¡Eres un caso! Besotes, M.

FERNANDO Y AMELCHE, muchas gracias :)) Besotes, M.

Ele Bergón dijo...

Merche, muy interesante esta entrevista. No conocía tu faceta periodistica, pero estás hecha una gran profesional del mismo, aunque digas que tú no lo eres.

Lo de la Sonata de Invierno, ya está aclarado. Hay muchos Bradomines por el mundo.

Besos y sorpréndenos con otra entrevista o escritos como éste.

Luz

Ele Bergón dijo...

Por supuesto quiero seguir en el viaje. No me dejes por ahí tirada sin saber adonde voy.

Luz

Aldabra dijo...

Desde luego a mí me ha encantado la entrevista y si decides publicar de nuevo las otras de las que hablas, estaré encantada de leerlas. No había oído hablar de Antonia Maxwell y me parece guapísima.

biquiños,

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Esta entrada, que tan a cuento viene de nuestra lectura, es una maravilla. Qué buena entrevistadora eras, Merche. Deberías haber continuado.
Besos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Merche Pallarés dijo...

ELE, ja,ja, la próxima parada en el viaje es San Luis Obispo... Besotes, M.

ALDABRIÑA, no me extraña que no hayas oido nunca hablar de Antonia porque todos los personajes que vivían en esos maravillosos años ibicencos eran MUY discretos. Esa era y es su grandeza, querida. No como hoy en día que cualquier mindundi se hace "famoso" al minuto. Pues ya que me estais animando tanto puede que sí publique el resto de las entrevistas. ¡Gracias! :) Besotes, M.

PEDRO, sabía que te iba a gustar :) Gracias por el piropo, querido. (Voy a borrar tu segundo comentario porque salió repe). Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Buena entrevistadora para una buena entrevistada.

Siendo nieta de doña Blanca, aquella que Valle Inclán califica de "barbiana"...no es de extrañar. Pizpireta e interesante mujer.

Besos

Merche Pallarés dijo...

ABEJITA, Doña Blanca era su BISabuela, su abuela era la archiduquesa María Antonia (la Mimí de Puccini). Me ha gustado esa definición "barbiana". No la había oido en la vida y leo en la RAE que viene del ¡caló! Vaya, vaya..., sorpresas te da la vida... Besotes, M.

Paco Cuesta dijo...

Debes de retomar ese trabajo.

Marcelo dijo...

Sin duda interesantísimo el reportaje. Debiera actualizar su blog! (lo recuerdo muy bien) y vos, publica aquí todos tus reportajes, Merche!
Un beso

Merche Pallarés dijo...

PACO, estoy jubilata... pero gracias :) Besotes, M.

MARCELO, gracias a ti también querido. Sí iré publicando las entrevistas para que veais cómo era la Ibiza de "People from Ibiza". Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

En mi entrada de ayer corregí mi olvido y he informado de esta entrada tuya.
Besos.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señora Merche,
Qué entrevista tan jugosa, y cuánto le queda por enseñarnos, y qué placer aprehenderla en todo.

Exhortado a recordar Ibiza, por como lo relata la Señora Maxwell, volví a leer el comentario que yo le dejé hace justamente un año, sobre otra de sus entradas de esa mágica Isla.

Lo sorprendente, de esta última entrada/entrevista suya, y para mí, tan relacionada con mis recuerdos, es el increíble parecido físico de Doña Antonia M. con mi amor de entonces y nunca desamada, por supuesto no son la misma; pero en la foto como dos gotas de agua, salvando edades y arquetipos, que no quiera yo aspirar a más nobleza que mis letras, ni a más glamour que mi máscara de Zorro, ni a más humildad que la propia.

Lamento no haber conocido el blog de su amiga, hoy solo para invitados, sin duda digno espacio a tenor de las palabras que de ella he leído.

Besos y gracias, por ofrecerme estos bellos viajes a la frágil memoria que no/s forja y nos olvida/mos.
Suyo, Z+-----

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, ya lo he leido. Gracias. Besotes, M.

SEÑOR DE LA VEGA, sus comentarios sí que son jugosísimos. Que arte tiene para describir situaciones y sentimientos ¡POETA! Gracias de nuevo por visitar mi humilde morada :)) Siempre a sus pies, M.

benjamin fernandez dijo...

ANTONIA QUERIDA,,,,,,GUARDO EN MI ESCRITORIO TUF FOTOS Y EL DIBUJO QUE HICISTE DE MI HERMANO RUBEN,,,, CUANDO EN MEXICO D.F.,ME ENCANTARIA MANDARLAS AL BLOG,,UN FUERTE ABRAZO........... GALILEO