jueves, 6 de diciembre de 2007

THE GOODNIGHT KISS -EL BESO DE BUENAS NOCHES

Regreso al pasado. Cuando cumplí los 17, tenía muchas citas (dates) con chicos que venían a buscarme en sus flamantes coches (Chevy Corvettes, Lincoln Continentals, MG's, Buick's). Me abrían las puertas para que me sentase, me llevaban a cenar, luego a un concierto o a ver una pelicula o al teatro. Siempre pagaban ellos. Luego me acompañaban a casa, me abrían la puerta del coche y me acompañaban hasta la puerta. En aquella época era costumbre darles un beso en la boca como despedida. Bueno, pues yo no. Si no me gustaban era incapaz de besarles (en la boca) les agradecía muchísimo por la velada, les daba un piquito en la mejilla y adios muy buenas. Pero me seguían llamando e invitándome!! La verdad es que me lo pasaba pipa en aquellos años.

Return to the past. When I was seventeen I had a lot of dates. Guys would come and pick me up at the door with their great cars--Chevy Corvettes, Lincoln Continentals, MG's, Buick's). They opened the doors until I sat down, took me to dinner and afterwards to a concert, movie or theatre play. They would pay for everything. When they took me home, they would open the car doors once again and they would accompany me to the door. In those years it was expected that a girl would give them a goodnight kiss on the lips. Not me. If I didn't like them I couldn't possibly kiss them on the lips! So I thanked them for the great evening and gave them a little kiss on the cheeks and goodbye. But they kept calling me and asking me out! The truth is that I had a great time in those years.

6 comentarios:

amelche dijo...

Oye, pues qué bien. A mí no me llevaban en coche, más bien los llevaba yo a ellos porque no tenían carnet en aquella época y yo sí (y eso que me saqué el carnet de conducir a los 23 años)y ahora, porque los mozos no tienen coche o tienen un coche más viejo que el mío.

Merche Pallarés dijo...

Querida, Canada era y es un pais muy rico. Todos los chicos tenían coche o se lo prestaban sus padres. En aquellos años era normal que te vinieran a buscar y a llevarte a casa y pagaran por todo!! No como luego me paso en Paris cuando cada uno pagaba lo suyo! Ya lo contaré en mi blog.

Salondesol dijo...

Mientras leía tu post... imaginaba la escena como en una película ¡wwowoouuuu...! que cochazos... seguro que eras monísima y se pirraban por tus huesitos...jajaja!!!
Bikos.

Merche Pallarés dijo...

Querida Helena, no, no era monisima pero sí atractiva y la verdad es que siempre (menos ahora, claro) tuve mucho éxito con el sexo opuesto. No me puedo quejar, parafraseando a Neruda, confieso que he vivido! Besotes, M.

METIS dijo...

caray como han cambiado los tiempos¡¡ hoy en dia ni te abren la puerta, ni te vienen a buscar... mas bien eres tú quien tiene que pagarles la cena. lastima¡¡

no me extraña que te divertieras. no les darias un pico pero seguro que volvian encantados.

besos

Merche Pallarés dijo...

Metis, sí como han cambiado los tiempos y las generaciones...Pero las jovenes de tu generacion creo que os perdeis muchas cosas bonitas que ya no existen, creo que en ningun país. No sé como serán las relaciones inter-géneros en Canada hoy en dia pero no veo a los chicos abriendo y cerrando puertas de los coches como antaño. Besotes, M.