viernes, 21 de diciembre de 2007

JUAN RAMIREZ

Voy a contar otra historia extraña. En 1964 vivía en Paris. Cuando iba a mis clases en la Sorbonne veía en todos los chirimbolos de la ciudad, la foto de Juan Ramirez anunciando su exposición en una galeria de arte. Me fijaba siempre porque por el nombre deducía que era español o sudamericano, además era muy guapo con su pelo ensortijado negro, barba y mirada penetrante, muy picassiana. Un dia, estando con mi amiga danesa Kit sentadas en el Café Buci del barrio latino vi al tal Juan Ramirez (le reconocí enseguida) mirándome y dibujándome (en aquellos años los estudiantes de Beaux Arts siempre te dibujaban y luego te pedian dinero). Se acercó y en un francés muy macarronico me ofreció el dibujo. Muy digna le contesté en español que no lo quería, que no tenía dinero. Se sorprendió y me dijo: "Pero, eres española?!" le contesté que sí (porque en Paris tampoco me tomaban por española, siempre por francesa "du Midi"...). Me dijo que no que no quería dinero, que me lo regalaba. Acabó sentándose con nosotras e invitándonos a ver su exposicion. Pasamos una noche maravillosa, viendo su exposicion en pase privado, luego acabamos en la Place du Tertre en Montmartre de chateos en los diferentes bares bohemios. Nos acompañó a la residencia y me preguntó si me podía llamar e invitarme a salir algun dia. Le di el telefono de la resi. Me llamó y me invitó a salir un domingo a dar un paseo por el Bois de Boulogne. Me emperifollé pero en plan clasico--falda blanca, blusa de rayas azules y blancas, cuello cerrado blanco con una camelia blanca--el llegó en plan hippy (aún no existian los hippies) con su pelo largo, traje raido pero elegante y como corbata una cinta de medir (como usaban las costureras). La señora de la recepción de la resi se sorprendió al ver que yo salía con un tipo tan estrafalario. Nos sentamos en su coche de la segunda guerra mundial. En un momento dado fue a ajustar el espejo cuando se hizo un corte y empezó a sangrar profusamente. Salí escopetada a mi cuarto y empapé un pañuelo de encaje irlandés con el perfume "Femme" (que usaba en la época) para curarle la herida. Creo que se mareó. Dimos nuestro paseo por el Bois, hablamos de todo y en un momento dado me dijo que yo era su "musa" (por supuesto que me quería ligar) pero no asocié musa con "muse" en inglés o francés y solo me venía a la mente la marca de mayonesa de mi infancia. No dije nada, simplemente sonreí. Nos vimos algunas veces mas pero siempre como amigos de charleta. Pasaron los años. En 1969 estaba en Madrid escuchando la radio cuando Joaquin Prat dijo que iba a entrevistar a Juan Ramirez!!! LLamé a la estación diciendo que era una vieja amiga de Paris. Se puso al teléfono y quedamos para vernos al dia siguiente en una cafetería de la Gran Vía. Acudí a la cita con mi hijastra Fatima que a la sazón tenía nueve años. Nos enseñó su estudio con sus ultimas obras. Era pintor surrealista canario, primo de Julio Vieira otro pintor canario muy conocido. Luego el ultimo dia que hablé con el fue cuando me llamó el dia de mi cumpleaños (que, por supuesto, no lo sabía) y le dije que gracias porque era el dia que era. Pasaron los años. Mi hijastra, Fatima, se casó con un canario. Viven en Tenerife. Fui a verles y quise saber algo de Juan Ramirez. En todos los ámbitos artísticos en los cuales indagué, nadie sabía nada de él. De su primo, Julio Vieira sí, pero de Juan Ramirez ni rastro...


This is another strange story. In 1964 I was studying in Paris. Every day when I went to my classes at the Sorbonne, in all the round publicity posts surrounding the city I saw the picture of Juan Ramirez advertising his art exhibit at an art gallery. I noticed him because I figured he was Spanish or South American with that name and besides he was very handsome with his long curly black hair, beard, and deep Picassian look in his eyes. One day, my Danish friend Kit and I were sitting at the Café Buci in the Latin Quarter when I saw Juan Ramirez (I recognized him right a way) looking at me and drawing me (in those years all the Beaux Arts students usually drew you and later asked for money) when he came up to me and in a very Spanish-accented French, asked me if I wanted the drawing. Very dignified I replied, in Spanish, that no, I wasn't interested because I didn't have any money. He was very surprised and said: "Oh, are you Spanish?!" (no one took me for Spanish either in Paris they always asked if I was French "du Midi") I said yes. He sat with us and invited us to see his exhibit. We went and had a wonderful evening seeing his exhibit and then on to the Place du Tertre in Montmartre where we bar-hopped in all the bohemian hangouts. He took us to our residence and he asked me if he could invite me sometime. I gave him the number of the residence. He called and asked me to go out one Sunday for a walk on the Bois de Boulogne. He came to pick me up and I dressed very classically--white skirt, blue and white striped blouse with a white collar and a white camelia--he came very hippy (hippies didn't exist at the time) his long hair, washed-out suit (but very elegant) and as a tie he wore a seamstress' measuring string. The lady at the reception looked very worried at the fact that I was going out with such a strange man! When we got to his car--Second World War--he went to adjust the mirror when he cut his finger and began to bleed profusely. I shot up to my room and I smothered one of my Irish linnen handkerchiefs in "Femme" (the perfume I used at the time) in order to cure him. I think it smothered him. Anyway we made it to the park. We had a wonderful conversation when all of a sudden he said to me that I was his "muse" (he said it in Spanish "musa" which I didn't relate to "muse" in English or French and the only thing that came into my mind was the brand of a mayonnaise I knew as a child in Spain). I didn't say anything, I simply smiled. We went out a few more times as friends. The years went by. In 1969 I was in Madrid listening to the radio when I heard the speaker was going to interview Juan Ramirez!!! I called the station saying that I was a friend from Paris. He got on the phone and we agreed to meet the following day in a cafeteria on the Gran Via. I went with my step-daughter, Fatima, who was nine-years old at the time. We met and he showed us his studio with his latest paintings. The last time I heard about him was in my birthday when he called--without knowing that it was my birthday--. The years went by once again. A few years ago I went to Tenerife (because Fatima is married to a Canarian) and I tried to find out about Juan Ramirez. In all the artistic circles that I searched no one, absolutely no one knew of Juan Ramirez...

12 comentarios:

amelche dijo...

Cualquier día te lo encuentras en el blog, ¡ja,ja! ¿Tú sabes que ahora, cada vez que alguien busque "Juan Ramirez" en google les saldrá esta entrada de tu blog? Incluso él mismo, si pone su nombre en el buscador te puede encontrar.

Veo que ya solucionaste el problema de publicar, no te pude escribir ayer porque estaba muy liada con actividades extraescolares y entrega de notas a los padres por la tarde.

Ricardo Gómez de Cádiz dijo...

Entré en tu blog por casualidad y me gustó.Simplemente desearte unas Felices Navidades,siempre es de agradecer que alguien te felicite aunque no te conozca.O por lo menos a mí me encanta.
Saludos

Salondesol dijo...

¿Y desde entonces no sabes de él? Pregúntale a su primo...
Hay que ver las vueltas que da la vida ¿¿eh??

He buscado en Google, pero hay muchos con ese nombre.
Bikos.

Merche Pallarés dijo...

ANA no lo he buscado en Google pero Helena lo ha hecho y dice que hay muchisimas entradas. Igual ya murió, el pobre, porque era mayor que yo unos quince años calculo. No, en realidad no conseguí corregir el borrador. Lo escribi de nuevo y lo publiqué. Felices Fiestas y besotes, M.

RICARDO, gracias por entrar en mi blog, yo tambien te deseo unas Fiestas muy Felices. Cádiz, que preciosidad de ciudad!!!

HELENA, qué alegria leerte de nuevo!! Ya has acabado tu curso??? Felices Fiestas y besotes, M.

METIS dijo...

que raro no? dios no quiera pero quizas tuvo algun pobre incidente y por eso el olvido..quizas algun dia te llevas una sorpresa y vuelves a tener noticias suyas..

besos
ah y felices fiestas.

Merche Pallarés dijo...

Mi querida Metis, ya me gustaría dar con mis viejos amigos como Kit y otros que he perdido por el camino... De todas formas guardo sus recuerdos que me llenan muchísimo. Felices fiestas a ti tambien querida, cuidate y sigue con tu maravilloso blog. Besotes, M.

johnnis dijo...

Ahh, Merche. What a nostalgia to read of mayonesa 'Musa'. The first mayonesa I bought in Ibiza in 1970.
Being a Kraft girl it was a little strange for me as I was not accustomed to olive oil as a basis for mayonesa, coming from the land of plastics and synthetics! Now,also,I am sooo interested to find out about Juan Ramirez. He would be in his 70's I guess, if still alive.

Merche Pallarés dijo...

Yeah, Johnnis, he was a bit younger than Fernando. He was a surrealistic painter and our friendship was also surrealistic!! I'm glad you remember "Musa" mayonnaise. At the time I was more into Hellman's than Kraft... Besotes, M.

Salondesol dijo...

Tengo vacaciones del curso hasta el día siete de enero, jiji... como los niños...
Bikos mil.

Merche Pallarés dijo...

Pues qué bien, Ana, asi me haces comentarios!! Felices Fiestas y besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

Helena, te llamé Ana en mi comentario. Definitivamente estoy gagá!!! Besotes, M.

Anónimo dijo...

Hola Merche, he llegado a tu blog casualmente buscando información de JR, por motivos muy distintos a los tuyos. Como lo he encontrado, creo que te gustaría saber que este señor sigue vivo y que vive en paris. Saludos