jueves, 7 de febrero de 2008

IBIZA (5)

Queridos, como no me voy hasta el sabado, tengo tiempo de escribir otro capítulo sobre Ibiza.

Volviendo atrás, antes de separarnos, nos mudamos al campo a una preciosa casa payesa (campesina) llamada Can Placido ("Can" quiere decir casa de, usan el nombre, el apellido o el mote del propietario). Yo me movía por la isla en bicicleta o haciendo auto-stop. Por las mañanas acompañaba a mis hijas al colegio inglés de San Carlos (Morna Valley School). Despues me iba a pasear con nuestro perro, un pastor alemán llamado "Raku" (Dios de la guerra en euskera) por Dalt Vila (la ciudad alta antigua). ¡Cómo disfrutaba de esas mañanas, con el rocio de la noche aún presente, subiendo hasta la catedral! Era un placer indescriptible. El silencio, la paz, el sosiego. Era y, aún es, un espacio mágico de la isla. Lástima que hoy en dia, la gente solo suba cuando se hace la fiesta medieval en el mes de mayo... Cuando bajaba siempre me sentaba en el "Montesol" a tomar un café con leche. Y siempre estaba Ernesto, un pintor alemán, con quien me sentaba a conversar. Era un hombre mayor, muy interesante, que había vivido mucho y un gran conversador. Era un personaje de la isla que cuando falleció dejó toda su herencia para la educación de los niños ibicencos. Porque cuando el llegó a la isla en los años 50 existía un gran analfabetismo entre los isleños y el quiso poner su granito de arena para las generaciones futuras. Era un hombre admirable. (continuará)

Dear bloggers, since I'm not leaving until Saturday I have time to write another post.

Before our separation, and going backwards, we moved to a beautiful country house "Can Placido" ("Can" means house of: they use the name, last name or nickname of the owner). I moved around the island on a bike or hitch-hiking. In the early morning I accompanied my daughters to the Morna Valley School in San Carlos. Afterwards, with my German Shepherd "Raku" (God of war in Basque) I walked up "Dalt Vila" (the high town). How I enjoyed those morning walks up to the old town, to the cathedral, with the early-morning dew, the silence, the peace, the calmness! They were undescribable! Even now-a-days it's a beautiful experience to walk up to the old town, but unfortunately, people seem to go only during the Medieval Fair in May... When I came down I always sat at the "Montesol" and had a white coffee. Ernesto, a German artist was always sitting there. I sat with him and we had very interesting conversations as he had had a very long and interesting life and was a great conversationalist. He was a "character" of the island. When he died he left all his money for the education of the Ibizan children. He had come to Ibiza in the fifties and had experienced the illiteracy that existed at the time among the islanders, so he wanted to give something of himself back to the islanders that had given him so much. He was a great man. (It will continue)

7 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hombres como el que cuentas son los que ponen su granito para que el mundo sea mejor.
Envidio ese paisaje que veías a diario.

amelche dijo...

Nos vamos a alegrar de que no te vayas hasta el sábado y nos cuentes más cosas. :-) Tiene razón Pedro, hace falta más gente como ellos.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, Sí, necesitamos mas hombres como Ernesto. Era un amor. Besotes, M.

ANA, Pensaba irme antes pero no tenía pasaje hasta mañana via Madrid..., salir de la isla en invierno es un suplicio! Besotes, M.

METIS dijo...

creo que te equivocas en una cosa merche, la gente sube en invierno a la catedral. de vez en cuando voy por ahi y siempre me encuentro gente sentada en los baluartes como las lagartijas, absorviendo los rayos del sol mientras miran el faro de botafoch. Aunque quizas si creo que es una costumbre que se pierde en las futuras generaciones, toda una lastima¡¡ es nuestro patrimonio.

bon boyage¡¡¡¡ perdon perdon, te vas a londres, asi que HAVE A NICE TRIP¡

Merche Pallarés dijo...

Gracias querida Metis, pues sí que hay extranjeros que suben a Dalt Vila pero los lugareños (excepto tu) suben cuando la feria medieval. Yo sigo subiendo a menudo con mis turistas. Es un lugar tan precioso... Besotes, M.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Cuán noble la actitud de Ernesto!, cuánto amor por el prójimo!!

Merche Pallarés dijo...

Queridos Chuquis, sí Ernest Ehrenfeld, un gran artista y un gran hombre. Besotes, M.