viernes, 8 de febrero de 2008

PICASSO

Hago un inciso en los capítulos sobre Ibiza. Perdonad. Escribiendo en el blog de Pedro Ojeda sobre los museos, me ha venido a la memoria, la vez que trabajé en el Museo Picasso de Barcelona cuando iban a inaugurar la nueva ala con la biografía de Picasso en dibujos infantiles, primeros cuadros etcétera. Era un trabajo de dos o tres semanas organizando todo porque esperaban la llegada de muchos directores de museos de todo el mundo y hasta pensaban que Picasso se acercaría desde su güarida en Francia. Los primeros que llegaron eran los periodistas. Nosotras, eramos dos (una por cierto se llamaba Miren Eguiguren y era catalana y yo Mercedes Pallarés y era vasca...) Se armaban un lio... Bueno, al final no vino nadie porque se canceló debido a no-sé-qué problemas políticos de la época (1970). Pero estabamos contratadas por esas dos semanas. Me dediqué a leer los libros que había sobre Picasso y me enteré de algunas anécdotas muy jugosas. Por ejemplo en uno de sus primeros cuadros, titulado "Ciencia y Caridad" la escena es de una mujer moribunda en la cama, el médico sentado al lado de ella tomándole el pulso, una monja de las del capirote almidonado puntiagudo sosteniendo a un bebé al otro lado de la cama. Como Picasso tenía mucho sentido del humor, resultó que la moribunda era una gitana que había ido a pedir limosna a la casa con su bebé. Picasso la metió en la cama y uno de sus mejores amigos se vistió de monja sujetando al bebé y su padre, que era profesor de arte y en sus primeros cuadros posaba para él, era el médico. Un dia que había unos visitantes viendo el museo, les acompañé y les conté la anécdota. El director me oyo y me preguntó de dónde sacaba yo esa información. Le dije que de uno de los libros que existían en el museo. A partir de ese dia, cada vez que venía gente a visitar el museo me decía que les acompañase. Ahí empezó mi vida de guía.

I'm making an incision in my tales of Ibiza. Sorry. But writing in Pedro Ojeda's blog on museums, I remembered when I worked for two weeks at the Picasso Museum of Barcelona. We were organizing the opening of a new wing with Picasso's early childhood drawings and paintings and we were expecting most of the world's art museum's directors to come and even Picasso himself from his hide-out in France. The first to arrive were the journalists. We were two (one was Miren Eguiguren (a very Basque name) who was Catalan and I, Mercedes Pallarés (a very Catalan name) who was Basque). Very confusing.... Well, at the end no one came because of a political problem at the time (1970). But we had been booked for those two weeks. I decided to read the books on Picasso that were there at the museum. In one of them I found out some juicy stories, for example, in one of his early paintings called "Science and Charity", the scene is a dying woman lying in a bed, a doctor at her bedside taking her pulse, a nun with the white starched upward wings holding a baby at the other side of the bed. Picasso had a great sense of humour. The dying woman was a gypsy who had just come to their house begging with her baby. Picasso made her lay down in the bed, dressed his best friend as the nun holding the baby and his father, who was an art teacher and often posed for his paintings, was de doctor. One day I was accompanying some visitors and I told them of the anecdote. The museum's director heard me and asked me where did I get that information. I told him from one of the books I had read. Every since that day, whenever people came to see the museum, he asked me to show them. That's when my life as a guide began.

7 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Un museo entero para vosotras dos solas! Qué suerte que no fuera nadie.
Extraordinaria anécdota la de Picasso, hay decenas así sobre él. Como aquella que cuenta que pagó una buena cena con un cheque sin fondos y cuando, días después se lo reclamaron dijo que él les había pagado con su firma, no con el valor del cheque.
Volviendo al Museo: seguro que fue un placer tener tiempo para leer rodeada de arte.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, qué rápido eres! Pues sí fue un placer leer sobre Picasso aunque, he olvidado muchas otras anecdotas. La vejez... Besotes, M.

METIS dijo...

menudo personaje¡ pero asi salen los cuadros, de la astucia y la imaginacion.

no hay nada como estar bien informado.

besos merche

METIS dijo...

para cuando vuelvas tienes trabajo en mi blog.

Merche Pallarés dijo...

Querida Metis, ya he vuelto. Sí, si tengo mucho trabajo leyendo a todos mis queridos bloggers... Besotes, M.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Seguramente todos querían tu guía y compañía porque se corrió la voz que contabas "historias jugosas" y sobre todo verídicas. Qué importante es informarse, no?
Realmente me sirve mucho las cosas que nos contás, siempre me dejan pensando...

Merche Pallarés dijo...

Gracias queridos Chuquis por vuestra visita siempre tan bienvenida. Besotes, M.