miércoles, 7 de mayo de 2008

ELMYR DE HORY

Elmyr de Hory está considerado como el más grande falsificador de arte del S. XX. Era un húngaro apátrida que, despues de la II Guerra Mundial se fue a malvivir a los U.S.A. como emigrante ilegal, vendiendo sus cuadros por muy poco dinero, $10-15$ hasta que empezó a copiar a los impresionistas franceses, Matisse, Renoir, Manet, Monet (tambien a Picasso y Modigliani). Estos los vendió por miles de dólares. En 1959 se instaló en Ibiza. En esos años ya vivía en la isla el escritor americano, Clifford Irving con su mujer, una suiza-alemana llamada Edit. Se conocieron, Clifford encontró que Elmyr era un personaje interesante y escribió una biografía sobre el, titulada "Fake" (Falso). Luego, Clifford decidió escribir la biografía de Howard Hughes--el multimillonario excéntrico americano (recientemente Leonardo di Caprio ha hecho su papel en "El Aviador") que jamás había dado su permiso para que nadie escribiera su biografía--pero, a principios de los '70 Hughes era ya muy mayor y vivía en un hotel dentro de una burbuja de cristal porque tenía miedo de los microbios, etcétera (era muy raro). Clifford pensó que no se iba a enterar y escribió su biografía (aparentemente Elmyr falsificó la firma de Hughes dándole permiso). La publicó, se empezó a vender como rosquillas cuando Howard Hughes salió de su burbuja y dijo "¡NO, no he dado mi permiso!". Fué un gran escándalo, salió en todos los periódicos, en las portadas de "Time" y "Newsweek". A la carcel se fueron Clifford y su mujer pero Elmyr se salvó (por poco tiempo). (Continúo mañana, os lo prometo, pero ahora lo tengo que escribir en inglés).

Elmyr de Hory is considered to be the greatest art forger of the Twentieth Century. He was a Hungarian ex-patriate who, after the Second World War, emigrated to the States and lived as an illegal alien selling his paintings for very little money--$10-$15--until he started copying the French Impressionists--Matisse, Renoir, Monet Manet (also lots of Picassos and Modiglianis)--those he sold for thousands of dollars. In 1959 he moved to Ibiza. In those years, the American writer Clifford Irving and his Swiss-German wife, Edith, also lived on the island. They met, Clifford found Elmyr an interesting character so he wrote a biography of him entitled "Fake". Afterwards, Clifford decided to write a biography of Howard Hughes--the very excentric American multimillionaire who had never given his permission for anyone to write his biography (recently Leonardo di Caprio played his part in "The Aviator")--but since, in the early seventies, Hughes was quite an older man living inside a glass bubble in a hotel (he was afraid of germs, etc.)--Clifford thought that he wouldn't find out so, apparently, Elmyr forged Hughes' signature giving him permission to go ahead. He wrote it, published it, and began to sell like hotcakes when Howard Hughes came out of his glass bubble and said: "NO, I didn't give my permission!". It was a great scandal, it came out in all the Papers, even the covers of "Time" and "Newsweek". Off to jail went Clifford and his wife, but Elmyr got away with it but not for very long... (it will continue tomorrow).

10 comentarios:

BIPOLAR dijo...

¿Y para qué demonios tiene que salir el otro de su burbuja a punto de cascarla? Hay gente dañina y que chincha toda su vida

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La falsificación es un arte.
Estoy con Bipolar.

PILAR dijo...

Reconozco que a lo mejor está mal lo que voy a decir, a ver si se me entiende.
como no me puedo permitir ciertas pijadas cuyo original resulta carísimo, cuando tengo la oportunidad me compro algun reloj falsificado o algún bolso falsificado... y tan feliz, hay cosas buenas que me gustan y como no puedo permitírmelas pues hala.
Estoy con Pedro. La falsificación es un arte.

Merche Pallarés dijo...

BIPO, era raro, raro. Besotes, M.

PEDRO, tienes razón, es un arte. Besotes, M.

PILAR, ese es el yugo y la trampa de las marcas en la cual vuestra generación (y los más jóvenes) habeis caido a saco, por lo tanto hay un negocio muy boyante de falsificaciones. Yo, si fuera tu, no compraría ningun original (con esos precios desorbitados y ridículos) ni, por supuesto, ninguna falsificación. ¡Qué mas da si tienes un Rolex o un reloj cualquiera! Con tal que te de la hora... Besotes, M.

manuel-tuccitano dijo...

Estoy con Pedro, y llego más lejos...existen verderos falsificadores que mejoran la obra original..

manuel-tuccitano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
manuel-tuccitano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Merche Pallarés dijo...

TUCCI, tienes toda la razón. Hay falsificadores que mejoran el original. Gracias por tu comentario. Besotes, M.

PILAR dijo...

Tienes razón, Merche, y te diré, no me considero marquista ni superficial, pero hay cosas bellas a las que no puedo acceder. Y realmente, un buen reloj, me parece una cosa bella,qué le voy a hacer...
Un besito, Merche, que va quedando menos para el 21 de junio...

Merche Pallarés dijo...

PILAR, existen relojes bellos de marcas más humildes y más baratas... Sí, ¡ya falta menos! Besotes, M.