miércoles, 28 de mayo de 2008

EXCURSIONES (3) - EXCURSIONS (3)

Vamos a ver si hoy tengo mas suerte en publicar mi entrada. Como os iba diciendo, en otoño llegaban los jubilados (sigo en los años '70). En esos años teníamos grupos que llegaban de Palma de Mallorca en avión, hacíamos una vuelta a la isla y despues les dejábamos en el aeropuerto de nuevo. En una de estas excursiones, jamás me olvidaré de la señora de Jaén. Fuí a buscarlos al aeropuerto, llegaron un grupo muy heterodoxo pero entre ellos resaltaba una señora, vestida de negro, con su pelo blanco recogido en un moño y con zapatillas negras (sobre todo, lo que más me llamó la atención fuera que viniera ¡en zapatillas!) Me imaginé que a esta señora le pagaron el viaje sus hijos ya que nunca habría salido despues de trabajar duramente en un cortijo toda su vida. ¡Qué mujer! Increible. Durante toda la excursión estaba maravillada con el paisaje, con lo que le contaba, sus cinco sentidos despiertos como antenas absorbiéndolo absolutamente todo. Pensé, qué mujer más inteligente pero que debido a sus circunstancias personales nunca tuvo la oportunidad de estudiar. Pero absorbía todo como una esponja, ansiosa de saber, de conocer. Mujer increible. Cuándo me despedí de ellos en el aeropuerto, la señora de Jaen me dió un fuerte abrazo y me dijo que nunca había disfrutado tanto en su vida. ¡Qué gran elogio! Entrañable mi señora de Jaén. Jamás la olvidaré.

Let's see if today I'm luckier in publishing my post. As I was saying, in the Fall, the Spanish retired used to come to Ibiza (I'm still in the seventies). In those years we used to have groups that came from Palma de Mallorca for a one-day island tour. We used to pick them up at the airport and then return them at the end of the tour. In one of these tours, I will never forget the lady from Jaén. I went to pick them up at the airport, among the group that came, an older woman stood out. She was dressed in black, with her wite hair braided into a bun at the back and with black slippers in her feet. What suprised me the most was that she came in slippers! I imagined that this lady came from difficult hard-working days in a "cortijo" (Andalusian ranch) in Jaén and that, now in her old age, her children had invited her to this trip. What a woman! She was incredible. During the whole excursion she was keen, her antennaes wide open to all the information that she was receiving, enthused. I thought, what a wonderful, intelligent woman that due to her circumstances had never had the chance to study. She absorbed everything like a sponge, anxious to know, to learn.
As I say, an incredible woman. When I took them to the airport the woman from Jaén gave me a huge hug and told me that she had never enjoyed anything more in her life. What a great compliment! She was lovable. I will never forget her.

22 comentarios:

Fernando Manero dijo...

Decididamente, MERCHE, tienes que publicar tus Memorias, deleitarnos con las experiencias de tus actividades al servicio del conocimiento de tu isla maravillosa. Siempre pensado que la labor de un viaje depara un sinfin de sorpresas y descubrimientos. El guia orienta pero también se enriquece con las vivencias que le proporcionan aquellos a los que enseña. Como ocurre en el caso de la señora de Jaén, mitad andaluza, mitad manchega. Gente curiosa la de esa tierra de transición. Un beso

Merche Pallarés dijo...

Gracias FERNANDO por tu comentario. Aún, hoy en dia, cuando me acuerdo de la SEÑORA de Jaén me asaltan las lágrimas...era maravillosa. Gracias de nuevo. Besotes, M.

-Pato- dijo...

Qué regalos inesperados nos da la vida.
Hay personas que no se nos olvidan.
Todos tenemos una señora de Jaén en la memoria.

Llevanos de excusrión Merche, en un viaje imaginario, llevanos a todos :)

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es cierto: son precisamente este tipo de personas las que más agradecen las atenciones y el trabajo bien hecho. Personas humildes, con vidas duras, acostumbradas al esfuerzo diario.

Antònia P. dijo...

Merche, coincido con Fernando. Si te decides a publicar tus memorias o un libro de viajes cuenta con una lectora.
Me encanta esa espontaneidad, esa frescura y esa gracia con que nos explicas tus vivencias.
¿Sabes? esa señora de moño blanco, vestido negro y zapatillas me ha recordado a mi abuela. No sabía leer ni escribir pero era la persona más fuerte y creativa que he conocido.
Y aunque no tenga nada que ver con el post quería decirte que, no hace mucho, una persona dijo de ses illes:
Si en el mundo existe algo parecido al Paraíso seguro que está en las Baleares.
Petons.

Merche Pallarés dijo...

PATO ya os estoy llevando de excursión en todos mis posts (no sé si habrás leido desde los primeros pero vas a ver cuánto viajamos). Besotes, M.

PEDRO, tienes toda la razón. Era maravillosa. Besotes, M.

ANTONIA, ¡qué cariñosa eres! Tu sí que escribes muy bien. Me encantan tus posts sobre el Sahara. Besotes, M.
P.D. Sí, las Baleares son islas muy especiales. Cada una con su estilo, todas diferentes.

Raúl Urbina dijo...

Ahora que los turistas empiezan a no ser de ninguna parte, las zapatillas negras son todo un signo de identidad. Seguro que ella sí logro lo que es cada vez más difícil: ver otro mundo y otros lugares con ojos nuevos.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

La gente que menos ha tenido es la que más agradece las oportunidades que le brinda la vida.
Un abrazo

Anónimo dijo...

When you’ve talked about that old lady in black from Jaén it reminded me of Paco Ibañez’s peculiar voice singing that M. Hernández’s poem called “Andaluces de Jaén , aceituneros altivos…” How these people have known how to get the best out of that arid land growing olive trees. pancho

Merche Pallarés dijo...

RAUL, gracias por tu comentario. Sí, ella absorbía todo con un interés y unas ganas encomiables. Era una verdadera "viajera" no "turista". Tienes razón. Besotes, M.

PABLO, Así es, querido. Besotes, M.

PANCHO, you're absolutely right. I remember that song. It was beautiful. I'm sure that she was the mother of many of them. Besotes, M.

GRACIAS A TODOS POR VUESTROS COMENTARIOS.

Dédalus dijo...

La franqueza y la sencillez que transmiten personas como tu señora de Jaén, es aire del de da gusto respirar.
Y pequeños recuerdos como este, a buen seguro son los que nunca le dejan a uno.

Besos, Merche.

Merche Pallarés dijo...

DÉDALUS, sin duda alguna, mujeres como ella son las que dejan huella y nunca olvidas. Gracias por tu comentario, querido. Besotes, M.

amelche dijo...

Tremendo. Me encantaría dar clase a las señoras de Jaén y no a los inútiles de mis alumnos, que lo tienen todo y no aprecian nada. Un abrazo:

Ana

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Por qué será que hay personas que se nos quedan pegadas, como adheridas a nuestra alma...lo que hicieron o dijeron, quién sabe..sólo el corazón entiende de esas cosas, porque la razón..hummm, creo que no.

Merche Pallarés dijo...

AMELCHE (ANA) tienes mucha razón, los crios de hoy en dia andan robotizados... Besotes, M.

CHUQUIS, sí, queridos, hay gente que te deja huella, poca desgraciadamente porque ¡si habré llevado gente en mi vida! Sin embargo que destacaran por algo y se me quedaran grabadas, muy, muy poca. Gracias por vuestro comentario. Besotes, M.

TOROSALVAJE dijo...

Jo, que ternura.

Un recuerdo delicioso Merche.

Besos.

manuel-tuccitano dijo...

Mi niña¡¡¡¡ es que los de Jaén "los más andaluces de Castilla y los más castellanos de Andalucía" somos así...
No te vayas a liar...yo soy de Martos (Jaén) el paraiso del olivo.. pero desde hace 18 años en el "exilio" por motivos de trabajo en Sanlúcar de Barrameda....un abrazo

Merche Pallarés dijo...

TOROSALVAJE, ¡GRACIAS! Besotes, M.

TUCCI, ¡¿Eres de Jaén?! Qué sorpresa. Ahora, tampoco el estar "exiliado" en Sanlúcar de Barrameda es mal destino, ¿eh? Suerte que tienes. Besotes, M.

Metis dijo...

si ya digo yo que algunos son muy entrañables. pero repito, y con todo el dolor del mundo, "algunos"..

yo tengo el recuerdo de uno de asturias, que cada dia me recogia unos cuantos esparragos para que me hiciera un tortillita. Decia que estaba muy delgada y tenia que comer. cuando le fui le regale una navajita muy bonita y un monedero y casi me llora... era (y espero que todavia lo sea) un muy buen hombre.

besitos merche

toi tan liada que no tengo tiempo, pero tranki que volvemos a quedar para otra comidita si quiers.

Merche Pallarés dijo...

Metis, mira cómo no te has olvidado del señor que te traía espárragos... hay de todo en la viña del señor...
Sí, tenemos que quedar otro dia para otra comidita. Gracias y besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Cuánta mente privilegiada hay en zapatillas.... Cuánto moño atado y cuánto deseo de aprender

Merche Pallarés dijo...

Qué razón tienes BIPO y qué bonito lo que has dicho. Gracias. Besotes, M.