lunes, 23 de marzo de 2009

INVIERNO - WINTER

Siguen las historias de Miguel y María:

"El invierno se echaba encima. María, al pasar la frontera, tuvo la precaución de meter en las maletas algunas prendas de abrigo, pero Miguel había venido de Pasajes con lo puesto (nota mia: mi tio había entrado en Francia clandestinamente). Ni siquiera tenía chaqueta. Revolviendo en los saldos de tiendas y almacenes, pudo comprar una y un par de camisas. No llegó el dinero para un abrigo, pero tuvo la suerte de que el alcalde de Anglet, amigo de la familia, le regalase una magnífica capa.

Por aquellos dias se supo que los nacionales, es decir las derechas, habían roto el cerco de Oviedo.

A pesar de los equilibrios de su buena administración, el dinero que María había conseguido sacar de España, mermaba pavorosamente. En Francia no tenía a nadie a quien poder recurrir, y tampoco en España, pues la familia de Miguel había sufrido mucho a consecuencia del incendio de Irún. Tal vez algún pariente o amigo de los que disponían de cuentas corrientes en Francia o recibían dineros de América podría echarles una mano, pero no convenía tantear su generosidad, dado que también ellos tenían sus preocupaciones para el futuro, y se encerraban en su concha como un molusco. Por otra parte, había visto a su alrededor a parientes y amigos dolorosamente decepcionados ante el egoísmo de personas con las que habían creido poder contar."

------------------------------------------------------------------------------------------
My aunt, when she escaped to France, took care to pack some winter clothing but my uncle--who had entered France furtively--had only the clothing with which he had arrived. He didn't even have a jacket. My aunt searching intensely through the local sales found one and some shirts, however, there was no money for a coat. But, luckily, the mayor of Anglet, a good friend of my uncle's family, gave him a fabulous cape.

Even though my aunt managed the money, that she was able to smuggle out of Spain, very well, she was aghast to find that it was quickly dwindling... She didn't have anyone in France that she could turn to for help nor in Spain because her husband's family had suffered terribly due to the destruction of their properties in Irún. Perhaps some friends or family that had accounts in France or received money from America, could help them but she didn't want to push her luck because they also had their worries for the future and, usually, clamped down like molluscs. On the other hand, she had seen how many friends had been very disappointed by the attitude of people they thought they could count on.

28 comentarios:

DianNa_ dijo...

Siguen las penalidades... desde luego que vida más azarosa la suya, jo!!

Besos, nena y feliz día

Thiago dijo...

Ya me imagino que antes tanta penuria no quedan ni amigos ni familia ni nada.... La riqueza no se comparte por avaricia, y la miseria no se puede compartir por definición....

Bezos, cari.

Stanley Kowalski dijo...

Siempre el dinero es el factor decisivo en cualquier época, esto es como una epopeya!

Gracias Merche por tu comentario, sabés cuánto te quiero y te respeto.


BESOTES

TitoCarlos dijo...

Ya he escrito que esa pelea dividió a familias, como sucede a veces con una herencia... En estas ocasiones reconocemos a los amigos, al buen vecino, al familiar que de verdad nos quiere.
Te invito a leer mi post, que de eso se trata.

Un beso,

Merche Pallarés dijo...

DIANNITA, su vida en esos años fue toda una aventura. Muchos besotes mi reina, M.

THIAGO, exactamente... Besotes cariñín, M.

STANLEY eres todo un caballero y un gran señor... Besotes, M.

TITO lo he leido y ¡me ha encantado! Qué historias... La del burrito (bueno, me dió un poco de pena porque me venía a la mente Platero y el rucio de Sancho Panza...)pero ¡genial! Muchos besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS. SI OS ABURREN ESTAS HISTORIAS DE MIS TIOS, DECÍDMELO PORQUE RÁPIDAMENTE CAMBIO DE TEMA... (como comprendereis tengo un filón de posts con su libro...) e igual cansa, no lo sé.

Abejita de la Vega dijo...

De aburrir nada,Merche.Estas historias merece la pena recordarlas para saber de dónde venimos."Pueblo que olvida su historia se ve obligado a repetirla". Me gustaría escribir algo de la mía, pero me han dado tantas versiones distintas de los mismos hechos que estoy hecha un lío. tendría que investigar en serio y no tengo tiempo ni puedo ir a los escenarios que serían Málaga y Alcalá de Henares.En Málaga fue donde fusilaron a mi tío abuelo Paco, militar víctima de los fascistas. en Alcalá de Henares pasó la guerra mi madre con sus padres y hermanos, en el mismo edificio de la Universidad.
Tienes suerte de que te lo hayan dejado escrito.
Gracias por lo que has dejado escrito en el blog de Pedro y en el mío. Esta vez,quería hacer algo distinto y se me ocurrió lo de la carta. El barbero merecía tener voz...
En el post que escribí ayer ,el que no entró porque se cayó el Internet,te decía que me dan envidia esos turistas, o lo que sean, que van contigo de excursión. Menuda guía...
Un besazo

Merche Pallarés dijo...

ABEJITA, gracias. Tus posts sobre el Quijo me fascinan. Eres genial describiendo los capítulos a tu manera y ésta última de la carta, como te dije, me encantó. Me alegro de que te guste que continue con las historias de mis tios. Es que creo que al tener ese documento vale la pena saber lo que pasó aunque quizá algunos se cansen de tanta historia de la guerra y de la postguerra... Muchos besotes y gracias por tu comentario, querida y admirada Abejita, M.

FERNANDOG dijo...

Merche:

Nada de cambiar de tema, gracias a tus relatos estoy haciendo un reciclaje de historia de España.
En cuanto al tema del dinero en momentos difíciles como el de tus tíos, normalmente las ayudas provienen no precisamente de los más allegados, sino de quien menos lo esperas,...Si es que llegan, claro.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

FERNANDOG gracias. Seguiré entonces ya que tu y Abejita me dais vuestro apoyo (veremos lo que piensan los demás...). Continuaré según confirme la mayoría ¿vale? Definitivamente mañana estaré en Formentera, primer turno (me acaban de avisar). Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
1961 dijo...

Un video
A ver si lo encuentro en Ibiza... Suena muy interesante. Besotes, M.

Y aquí otro,Franco en Burgos
cuando tú aún estabas por Toronto

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ese invierno del final de la guerra fue horrible y penoso. Cuánto sufrimiento, los que lo vivieron.
Besos.

Metis dijo...

merche deberias poner un link de donde conseguir el libro de tu tia abuela, seguro que mas de uno le interesaria leer todo lo que ella tuvo a bien escribir.

y nos quejamos ahora de no tener dinero... como dice el anuncio de cocacola, ellos vivieron mas penurias que las que nosotros veremos seguramente.

asi que mañana formentera? yo lunes ya trabajo...

un beso.

Merche Pallarés dijo...

1961 ¿Miguel? Gracias por los links pero no tengo acceso al video ya que Firefox ha entrado en mi vida de nuevo y tengo que descargar no-sé-qué para poder verlo... Besotes, M.

PEDRO sí, debió ser espantoso. ¡Pobres! Besotes, M.

METIS no tengo link para el libro de mi tia pero he mencionado aquí que está editado por el Ayuntamiento de Irún y "Alga" Memoria.
¡Ya empiezas el lunes! Que te sea leve, querida... Te llamaré el dia que tenga libre esta semana OK? Besotes, M.

Francisco O. Campillo dijo...

Esta serie de las penalidades de tu familia en aquellos años terribles es apasionante.
Sin embargo, me cuesta mucho incluir un comentario. De alguna manera que no sé explicar, siento que es mejor mantener una distancia.
Espero que me comprendas, Merche.
Como siempre, mi abrazote.

Fernando Manero dijo...

Así fue, en efecto. Qué bien lo describes. La precariedad, las limitaciones, el afán por sobrevivir sin prácticamenrte nada, la decepción por la ayuda que se pensó recibir y que finalmente no llega, el dolor por la pérdida de lo que se tuvo y que se escapa para siempre, la sensación de que nada volverá a ser igual. Vidas marcadas por la tragedia y por la falta de horizontes. Vidas frustradas. Sin embargo, vidas vividas con dignidad. Un abrazo muy fuerte. Merche, he estado en Euskadi, pero me entretuve demasiado en Donostia. El tiempo se me echó encima y tuve que volver. DEjaré Irun y Beraun para una ocasión más tranquila, para saborear ese espacio de frontera, que tantas lecturas merece.

RECOMENZAR dijo...

Siempre busco blogs nuevos para mi alma de poeta Hoy me detuve a leerte me gustan tus letras
besos

pancho dijo...

Reading this sort of stories is when you realise how valuable peace is. This a good reason to be against every hardliner who is always eager to break it. I like your story on the Spanish Civil War, mainly because it doesn’t refer to leaders. There are mountains of books telling us their lives. What is interesting is normal people´s stories. There is not very much written about them and we have to hurry up because there are very few of them left.

TORO SALVAJE dijo...

Me conmociona leer esta crónica.
Que cerca está eso todavía.
Todavía retumba.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

FRAN bueno, estoy contenta de saber que no estás enfadado conmigo... Mira, cariñín, con tal de que me leas, no importa si no haces comentarios. Te entiendo y comprendo. Gracias por éste. Muchos besotes, M.

FERNANDO MANERO ¡Qué bien lo describes tu! Lástima que no te pudieras acercar a Irún y a Beraún... pero comprendo que San Sebastian bien vale todo un puente. Es una ciudad tan preciosa... Como te dije en tu blog, me encantó esa foto del aterdecer con las vistas del Monte Igueldo a través de los tamarindos del Paseo de la Concha... Muchos besotes, M.

RECOMENZAR gracias por tu visita. Ven cuando quieras, estás super-invitada. Besotes, M.

PANCHO well, I'm glad that you also think these stories are worthwhile. Thank you. I recommend that you visit TITO CARLOS because he's written a few very good stories of normal people living in Madrid in those post-war years. I'm sure you'll like them! Besotes guapetón, M.

TORO como le digo a PANCHO, ve al blog de TITO CARLOS que ha escrito unas historias de los supervivientes en Madrid en la postguerra que son MUY buenas. Seguro que te gustan. Muchos besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Stanley Kowalski dijo...

Gracias Merche por el comentario, sos un amor.

BESOTES

Isabel Huete dijo...

¡Ay esos supuestos amigos que te dan la espalda en cuanto te ven en dificultades! Ni amigos ni leches; sólo una banda de impresentables. Hubo tantos de esos en los tiempos más difíciles... ¡Cuánto abandono y cuánta soledad!
Besos, cariño.

northshorewoman dijo...

I can imagine the cape flung on your uncle's shoulders kept him warm.

How many women like your aunt have to try and figure out how to get through the day with little money and few opportunities to get more?

Finnish Canadian men were part of the 1600 or so Canadian men who joined the International Brigades, who were sent by the Communist International to fight fascism and Franco in Spain. I am planning to write an article about this, by interviewing some local people in my city who have memories about this, and others who are making a new film about it.

I wonder why Spain was of such significance to these Finnish Canadian immigrant men? Does the battle for the freedom of Spain at that time somehow resonate with battle for the freedom of Palestine today?

Merche Pallarés dijo...

STANLEY precioso ese tango. Me encantó. Muchos besotes, M.

ISABEL así es querida... Es cuando se ve quien es un amigo verdadero. Muchos besotes, M.

NORTHSHOREWOMAN well I think Finnish people, being good Scandinavians, are always on the side of justice and peace. In those times in favour of the legal Republican Spanish Government which was illegally overthrown and nowadays pro Palestine. It's only fair and Finnish-Canadians reacted by joining the International Brigades. I'm sure the article you write will be very interesting. Thank you. Hugs, M.

Antònia P. dijo...

Aquí la gente tenía mucho miedo. Mi abuela paterna se pasó días y días intentando que alguien "afecto" de su propia familia le firmase un aval. No lo consiguió. Murió a los 63 años sin poder abrazar a su hijo.
Tocante a las penurias económicas...el hambre se adueñó de España en la que empezaba a amanecer, según los vencedores.
Un beso.

Merche Pallarés dijo...

ANTONIA P. ¡Murió tan jóven! (es que para mi 63 es jóven...). Ahora, de que no pudiera ver a su hijo sí que es una tragedia. ¡Qué tiempos más injustos y crueles! Besotes, M.

Juan Luis G. dijo...

Tiempos de miserias; en todos los sentidos.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

JUAN LUIS efectivamente, tiempos de miseria a todos los niveles. Muchos besotes, M.