lunes, 29 de junio de 2009

CLIENTES DE LA DIÁSPORA



INDALECIO PRIETO




NEGRIN (Qué guapo...)

"En una de las calles próximas a la de La Tremoille, vivía el doctor Marañón, quien no había atendido a la invitación que se le hizo el dia de la inauguración, ni apareció en el restaurante en ningún momento. A la que sí se vio por allí fue a su esposa, que encargó varias veces algunos platos para llevárselos a casa.

En cierta ocasión, aparecieron por allí la madre y la hermana de Negrín, el último presidente de la República española. Las acompañaba un dirigente catalán. Parecían bastante apabulladas y, a pesar de los esfuerzos que hacia su locuaz acompañante para animarlas, hablaron muy poco. Tomaron un café con leche y se marcharon.

Un mediodia, un señor grueso y calvo almorzaba en compañía de una niña. Fue reconocido inmediatamente, a pesar de su interés por pasar inadvertido. Era Indalecio Prieto y ocupaba la mesa más escondida del comedor. La niña tenía unos siete años y debía de ser su hija. Indalecio Prieto la atendía con una delicadeza extremada y la besaba de vez en cuando, transportado de cariño.

Respetando la actitud del lider socialista, Larrabeiti dio orden de que se le sirviese con toda discreción, para que no se percatase de que había sido identificado."

-------------------------------------------------------------------------------

EXILED CLIENTS

In this excerpt, my aunt writes about three well-known Spanish exiles. One was Dr. Marañón, who didn't assist at the inauguration of the restaurant even though he had been invited, and never set foot in the restaurant. His wife did come sometimes and ordered take-out food.

On a certain occasion, Negrin--last President of the Spanish Republic's-- mother and sister came accompanied by a Catalan leader. They seemed very distressed and even though their talkative companion tried to cheer them up, they didn't say much. They had a white coffee and left.

One day at noon, a chubby, bald man came to lunch with a little girl. Everyone recognized him immediately even though he tried to go unnoticed. He was Indalecio Prieto (famous Socialist leader). They sat at the most hidden table of the dining room. The little girl was about seven-years old and must have been his daughter. He treated her with great tenderness, kissing her fondly from time to time.

Respecting the Socialist leader's wishes of anonymity, Larrabeiti ordered that he be served with extreme discretion, so that he wouldn't realize he had been recognized.

20 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Estaba pensando que tanto Negrín como Prieto murieron en el exilio, y estoy seguro que en mejores condiciones que la la mayoría de exiliados españoles, por no hablar de los que fueron represaliados, fusilados o torturados.

Siempre pasa igual.

Los pobres son los que sufren más.

Besos.

BIPOLAR dijo...

Qué repertorio de personajes. Me parece una magnífica puesta en escena.

Es fascinante este libro (dentro de su contexto), porque como dice Toro, el dinero salva el culo y el estómago.

Víctor dijo...

Igual no viene a cuento, pero al leer el comentario de Toro Salvaje he recordado que hace unas semanas vi un documental sobre Francisco Boix y los exiliados españoles en Francia que luego con la invasión Nazi fueron llevados a Mauthausen. Merece la pena verlo. Si quieres puedes verlo en Youtube, está dividido en 8 partes, el documental se llama: “Francisco Boix, un fotógrafo en el infierno”.

FERNANDOG dijo...

Merche:

El sábado pasado tuve la oportunidad de conocer personalmente a Carlos Martorell en el estreno del superchiringuito de Es Pujols "Chezzyerdy".
Espero que algún día podamos coincidir contigo y con él en Formentera.
Por cierto, he puesto a mi mujer a investigar y recopilar información sobre la visita de Onassis y la Callas a Formentera en los cincuentas..También sobre Bob Dylan y su estancia en el famoso molino..En cuanto tenga datos fiables te aviso y nos vemos en una de tus visitas a Formentera.

Besos,

Fernando

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No sabes lo que hubiera dado por almorzar allí, entre ellos.
Besos.

Thiago dijo...

Que triste el exilio y que fragil la memoria. Hasta el PSOE habla poco y no reivindica los lideres de aquellos tiempos que tuvieron que defender la legalidad... hay que dejar de verlos como los derrotados o los criminales que nos presentó el franquismo y aun hoy algunos autores como PIO MORA que no paran de descalificar a la republica y a los lideres populares.

El restaurante estaba empmezando a ser muy, muy conocido, no? Iba lo que se llama "todo el mundo" jaja Bezos.

Cecilia dijo...

Prieto debió ser un señor muy inteligente. A él le debemos el túnel subterráneo de tren, que conecta Atocha con Chamartín. Este fin de semana se le recordaba cuando se inauguraba una nueva estación de Cercanías. Por lo que cuentas, debía ser buena gente.

Merche Pallarés dijo...

TORO pues sí, tienes razón. Los pobres siempre pagamos el pato... pero mientras no HAGAMOS ALGO A NIVEL CIUDADANO, seguiremos pagándolo. Besotes, M.

BIPO pues espera al siguiente que mi tio empieza a enfermar como el pájaro y los geranios... Besotes, M.

VICTOR gracias por la info. Trataré de verlo. Suena muy interesante. Besotes, M.

FERNANDOG ¡qué bien que ya conociste a Carlos! Sí, a ver si coincidimos algun dia. Por cierto, no tengo acceso a tu web porque Google me avisa que está sobrecargada y no se puede acceder. Para ayudar mas a las pesquisas de tu mujer sobre Onassis y María Callas, te diré (aunque no sé si ya te lo comenté cuando nos vimos...)que fue el verano que llevaron a Churchill en su yate. Besotes, M.

PEDRO ¡y yo! Besotes, M.

THIAGO sí, parece que el restaurante era el centro neurálgico de, por lo menos, los exiliados españoles. El PSOE actual ¡no sé lo que hace! No querer subir la presión fiscal a los más ricos y cargarlo todo sobre las espaldas de los trabajadores. No lo entiendo, la verdad es que NO lo entiendo y sin embargo la "plebe" guarda silencio... En fin. Besotes, M.

CECI pues mira que no sabía que él habia sido el precursor de esa línea de metro (bueno, la verdad es que Indalecio Prieto me era desconocido...). A Negrín tampoco le conocía hasta que leí en El País un artículo sobre él. Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Antònia P. dijo...

La flor y la nata del exilio. Algunos dicen que dorado, no sé yo si algún exilio lo es.
¿Por qué cada vez que leo estas historias entrañables recuerdo la película Casablanca? Y me imagino a tu tío como un Humprey Bogart vasco.
Un beso.

Merche Pallarés dijo...

ANTONIA P. ¡Mucha imaginación la tuya! Ja,ja. Besotes, M.

FERNANDOG dijo...

Merche:

Efectivamente nuestra web ha estado saturada ya que estoy intentando optimizarla al máximo, y al proyectarla más en los buscadores, pues se ha pasado de rosca, pero desde ayer por la noche, nuestro informático ha subsanado la "avería" y ya estamos otra vez en marcha.www.formenteramar.com

Tema Onassis: Churchill yo creo que durante algunos años llegó a formar parte del inventario oficial del yate "Christina". Si entras en Google, y buscas fotos del yate de Onassis, verás que en casi todas aparece el majestuoso político en cubierta.
Actualmente el yate "Christina O" frecuenta las aguas de Formentera charteado en plan lujo total. Si quieres ver el yate por dentro visita su web www.christina-o.com..Con este yate y la Callas de novieta...Así cualquiera,¿Verdad?.

Ya casi tengo el blog a punto, me acabo de comprar una cámara de fotos muy parecida a la que Carlos Martorell me enseñó el sábado pasado.. para intentar sacar fotos tan buenas como las de su blog..veremos como me las apaño.

Besos.

Stanley Kowalski dijo...

Pero casi no quedó nadie sin ir a ese restaurant!! Faltamos nosotros y nadie más, jajajaja!!!


Gracias por visitarme y sonreír!

BUENA SEMANA DIOSA Y UN MONTÓN DE BESOTES!!

Marcelo dijo...

Estoy con Stanley. No faltaba nadie allí!
Un beso

Merche Pallarés dijo...

STANLEY y MARCELO ¡No faltó nadie, es verdad! Solo nosotros... Besotes, M.

GRACIAS DE NUEVO, QUERIDOS

Selma dijo...

¡Qué desfile más impresionante en este Restaurante..!
Realmente la Historia está en él.. y esos testimonios valen su peso en oro..
Bisous ma chérie!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

El dinero todo lo puede...por desgracia...aunque por mucha riqueza no me gustaría morir en el exilio...saludos guapa (pedazo de libro..cual es la referencia...está en las librerías???)

Jan Puerta dijo...

Estas entradas mantienen toda mi atención. Son impagables! Y además… bilingües.
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

SELMITA tuvo que ser una época difícil pero apasionante tambien... Gros bisous, ma mignonne, M.

TUCCI, no creo que esté en las librerías salvo en Irún y quizá en San Sebastian. Fue una edición pequeña y local. Besotes, M.

JAN PUERTA, gracias mi querido por tu comentario en éste y en mi anterior post. Muchos besotes, M.

Franki dijo...

Esto del exilio, solo es una mierda para los de abajo, el otro día leía un articulo donde hablaba de las calamidades que pasaron los exiliados españoles que fueron a parar a Argelia. Los cogieron y los pusieron a trabajar para construir creo que el único ferrocarril que baja hacia el desierto.
Besos

Merche Pallarés dijo...

FRANKI todos los exilios son nefastos. ¡Malditas guerras! Besotes, M.