lunes, 20 de abril de 2009

UN VECINO ILUSTRE - AN IMPORTANT NEIGHBOUR

"En el mismo barrio de Passy, cerca de la Muette, se formaba un mercado todas las mañanas. Un dia que María salió de misa a hora más tardía que la acostumbrada, se cruzó en la rue de l'Assomption con un matrimonio bastante mayor, que parecía dirigirse al mercado. María, que ya caminaba hacia su casa, se detuvo de pronto. "Yo conozco a ese hombre", se dijo pensativa. Siguió adelante con aquella idea fija, pero, por más que se esforzaba por recordar, no llegaba a comprender cuándo ni dónde había visto a aquel señor moreno de pelo blanco con un pequeño tupé, que acababa de cruzarse con ella.

Ya estaba en la puerta de su casa, cuando, con decisión, dio la vuelta y se encaminó de nuevo hacia la rue de l'Assomption a toda prisa. Pensó que aquel hombre que tanto la intrigaba y la señora que le acompañaba--sin duda, su mujer, pues iban del brazo--estarían alrededor del mercado. Dió varias vueltas arriba y abajo de la calle sin dar con ellos. Cuando, ya aburrida, decidió volver a casa, renunciando a seguir sus aventuras detectivescas, vio de pronto salir de una "cremerie", con un paquetito en la mano, al señor de pelo blanco, precedido de la señora.

Se acercó a ellos y los examinó a cierta distancia. De repente, una chispa iluminó su memoria. "Alcalá Zamora", se dijo. Efectivamente así era. A María no dejó de impresionarle el ver en carne y hueso a aquel hombre a quien tantas veces había contemplado en las fotografías de periódicos y revistas.

La pareja seguía su paseo en dirección a la rue Renoir. Al llegar a ella, doblaron la esquina hacia la derecha. María les seguía a poca distancia y vio con asombro que se detenían delante de su propia casa. Tocaron el timbre, y la puerta, invisiblemente manejada por Mrs. Smith, se abrió suavemente, franqueándoles el paso.

No tardó María en comunicar el descubrimiento a todos los de la casa. Tras la pista siguieron las indagaciones, y para la noche, ya sabían que Alcalá Zamora, ex presidente de la República Española, y su esposa vivían en el primer piso, en compañía de su hijo y su nuera, esta última, hija del general Queipo de Llano." (nota mia: ¿¿¿no era el general Queipo de LLano del otro bando??? Qué lio...)

------------------------------------------------------------------------

One day when María (my aunt) came out of church, she saw a couple who she thought recognised--at least the man, who had white hair and a small toupee-- in the market that took place that day. She kept asking herself, WHERE had she seen that man?! She went home, but still kept thinking about him. She decided to go back and try to find him. After many walks around the market, she saw a man carrying a small package coming out of a "cremerie" with his wife preceding him. She looked at him from close-up. When it dawned on her that he was Alcalá-Zamora (ex-President of the Spanish Republic).

María followed them and, to her great surprise, saw that they stopped in front of her house and rang the bell. Mrs. Smith obligingly opened the front door.

It took no time for María to let all the tennants know of her findings. By the end of the evening everyone knew that Alcalá Zamora, ex-President of the Spanish Republic and his wife lived on the first floor along with their son and daughter-in-law, the latter, daughter of the General Queipo de Llano.
(What I ask is that, I believe, Gen. Queipo de Llano belonged to the other side...All, very confusing...)

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hija de Queipo de Llano?

Vaya. Sorpresas te da la vida.

Besos.

Víctor dijo...

Joe, que casualidades. Imagino que se quedaría asombrada cuando se dio cuenta de quien era.

Un besazo enorme Merche!!!!!

Stanley Kowalski dijo...

Merche, esto es cada vez mas apasionante! Mirá que justo viven en el mismo lugar!
Me encanta esta historia!!

BESOTES GUAPA

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, querida Merche. Alcalá Zamora y Queipo de Llano eran consuegros.
Alcalá Zamora fue Presidente de la II República, pero no era de izquierdas. Republicano convencido, era también católico. Sin embargo, no convenció ni a las derechas de la CEDA y sus aliados ni a la izquierda. De hecho, tras el triunfo del Frente Popular fue "removido" de su cargo por la izquierda, que pasó a ocupar Azaña.
El Golpe le sorprendió en Francia y decidió no volver hasta ver cómo evolucionaban las cosas y tras tener noticias del saqueo de su casa por las milicias.
Tras el triunfo de los militares sublevados, decidió no volver por no estar de acuerdo con el régimen de Franco (lo explico en líneas generales, hay matices en uno y otro sentido), a pesar de que le aseguraron que dada su calidad de católico y consuegro de Queipo de Llano no sería perseguido. Sin embargo, parece que no quiso que se utilizara su regreso propagandísticamente por la dictadura franquista. Se trajo su cadáver tras la muerte del dictador y se enterró en Madrid.
La boda de su hijo con la hija de Queipo de Llano no debe extrañar: éste era un militar de mucho prestigio en los años treinta. De hecho, fue ascendido siendo Presidente Alcalá Zamora.
En fin, un personaje que debe volver a estudiarse por los historiadores de manera más sosegada y menos partidista. Con luces y sombras, como casi todos en aquella época.
Besos.

amelche dijo...

Sorpresas te da la vida... Gracias, Pedro por ilustrarnos.

Merche Pallarés dijo...

TORO, menos mal que PEDRO O.E. nos lo explica un poco más abajo. Besotes, M.

VICTOR parece que en esa casa de la rue Renoir vivían todos los exiliados de la República... Besotes, M.

STANLEY como le digo a VICTOR, esa casa era muy concurrida.... Besotes, M.

PEDRO ¡Gracias! ¡Qué buena información! Ahora ya lo tengo más claro... ¡Eres un sol y te quiero mucho! Muchos besotes, M.

AMELCHE ¿a que sí? Por lo menos hoy hemos aprendido algo mas... Muchos besotes, M.

Stanley Kowalski dijo...

Gracias querida Merche por el comentario, me alegra que te haya gustado.

BESOTES HERMOSA

Selma dijo...

Entre este Post tuyo y el comentario de Pedro Ojeda estoy haciendo un cursillo accelerado de la Recientye historia de este País...

J'imaginais que cet immeuble réservait des surprises, tu nous l'avais laissé entendre..
Mille bisous, ma chérie...

Merche Pallarés dijo...

SELMITA sí, esa casa de la rue Renoir veo que era ¡una caja de pandora! Gros bisous, ma chérie, M.

Antònia P. dijo...

Merche, Pedro: no tenía ni idea de que Queipo y Alcalá Zamora fuesen consuegros.
Estas historias son apasionantes.
Besos

Thiago dijo...

Cari, mi abuelo y mi abuela eran de distinto bando. La guerra civil tiene esas cosas, separa familias, es triste.

Bezos.

Merche Pallarés dijo...

ANTONIA P. como le digo a AMELCHE ya hemos aprendido otra cosa mas... Besotes, M.

THIAGO ¿tu abuela fantasma? Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS