sábado, 18 de julio de 2009

FLAMENCO

PILAR LÓPEZ


LA ARGENTINITA Y SU HERMANA PILAR LÓPEZ - "ARGENTINITA" AND HER SISTER


ESTE POST SE LO DEDICO A MIS QUERIDOS BLOGGERS ANDALUCES Y A MARCELO QUE, AUNQUE ARGENTINO, SU MADRE ES ANDALUZA.

"Frecuentaba el bar una bailarina de aires populares y tonadillera. Encarnación López "La Argentinita" de sobrenombre muy parecido al de la bailarina de fama mundial Antonia Mercé "La Argentina", fallecida poco antes. "La Argentinita" solía aparecer siempre rodeada de mucha gente. Como por lo regular venían en horas que había pocos clientes, organizaban sus pequeñas juergas en el bar. Con "La Argentinita" venía su hermana Pilar López, tambien bailarina, y el marido de ésta, un hombre alto, simpático y ligeramente agitanado, que tocaba la guitarra.

María y Miguel, aunque tenían más trabajo cuando aparecía toda aquella gente, lo pasaban bastante bien viéndoles bailar y oyéndoles cantar. "La Argentinita" no tenía ya el cuerpo airoso y flexible de su juventud, pero, aunque un poco pesada, todavía bailaba con mucha gracia. Los demás la coreaban y daban palmas, y a veces intervenía Pilar López, una encantadora mujer sonriente y amable con todo el mundo.

Tellaeche coincidió en alguna ocasión con ese grupo, y se veía que no le interesaba en absoluto el baile ni nada de cuanto allí se hacía. Sin alterar su costumbre de siempre, permanecía en pie, apoyado en la barra, de espaldas a los de la fiesta española. Lo malo era que se ponía a hablar con María sin quitarle la vista ni un momento, según su hábito, y ella no tenía más remedio que sostener la conversación, viéndose así privada de un espectáculo que le resultaba divertido.

Alguna vez, la fiesta se prolongaba hasta la hora de la cena, y, cuando llegaba don Arturo, se verían obligados a ponerle la mesa arriba, en el rincón más tranquilo del comedor, pues no le gustaba aquella clase de jaleo. Incluso tenían que hacer enmudecer al guitarrista rubio, el cual no tenía más remedio que meterse en la poco ventilada cocina, donde se ahogaba de calor, al tiempo que su "smoking" absorbía los olores de los guisos y el vaho de la fregadera.

Miguel observaba que en las reuniones de "La Argentinita" se conversaba mucho con la mirada puesta en el futuro de los que allí se encontraban, los cuales, probablemente, no podrían entrar en España en mucho tiempo. Sacó en consecuencia que estaban organizando una especie de ballet folclórico español con vistas a actuar en el extranjero, y que tenían previsto debutar en Londres.

Al poco tiempo, la muerte privó a "La Argentinita" de ver realizada su iniciativa, pero los proyectos que se forjaron en la rue de La Tremoille no fueron infructuosos. Poco despues, recorría los escenarios de Europa el "Ballet de Pilar López", uno de los primeros conjuntos folclóricos españoles que recorrió los cinco continentes".

-----------------------------------------------------------------------------

In this fragment, my aunt writes about a very famous Flamenco dancer "La Argentinita" who often went to the bar with her troupe plus her sister, Pilar López, another famous and wonderful dancer. Pilar came with her husband, a tall, attractive and friendly man, slightly gypsy-looking who played the guitar.

María and Miguel, even though they had more work when they came, enjoyed seeing them dance and sing. "La Argentinita" was an older woman so she wasn't as flexible as when she was younger, however, she still danced very gracefully and with great rythm. The rest would cheer and clap and sometimes Pilar López, a very charming woman who always smiled and was very friendly to everyone, also danced.

Tellaeche coincided with the group sometimes. He wasn't interested in the dancing or anything that was going on. He would stand up by the bar, with his back towards them. The worst part was that he would start talking to María with his fixed look, as was habitual in him, and she had to listen, thereby, missing the show which she enjoyed very much.

Sometimes the party continued until dinner time so, when Mr. Arthur came, they had to set his table upstairs in the quietest part of the dining room because he wasn't a fan of the noise. They even had to stop the blond guitarrist from playing. He didn't have a choice but to stay in the poorly-ventilated kitchen where he suffered from the heat and his "tuxedo" absorbed the smells of the different dishes and the steam coming from the sink.

Miguel observed that in these gatherings of the "Argentinita", they talked a lot about the future since many of them, probably, wouldn't be able to go back to Spain in a long time. He figured that they were planning to set up a Spanish folkloric ballet that would act in other countries and that their debut would be in London.

"La Argentinita" passed away a few days later, therefore, not seeing her initiative come through; but the project that was forged in the Rue de La Tremoille wasn't lost. Shortly afterwards, the "Ballet of Pilar López" toured all over Europe and became the first of these Spanish folk ballets to act throughout the five continents.

30 comentarios:

Mal bicho dijo...

Es bueno recordar el origen de las cosas y a sus verdaderos impulsores.

TORO SALVAJE dijo...

Y olé!!!!!

Besos.

mariana dijo...

que pesado el Arturo ese...
otra vez coincido con toro..."y olé!"

Antònia P. dijo...

Me gusta el flamenco el cante jondo pero eso de las folclóricas me pilla un poco lejos. Eso de que identifiquen a España por la bata de cola y los toros me parece deplorable.
Un beso.

Merche Pallarés dijo...

¡QUÉ LÁSTIMA MIS PRIMEROS CUATRO BLOGGERS QUE NO HABEIS VISTO LAS FOTOS QUE HE POSTEADO! SOY DE EFECTOS RETARDADOS Y LAS PUSE DESPUES DE VUESTROS COMENTARIOS. PROCEDO A CONTESTAROS:

MAL BICHO, pues sí conviene recordar los orígenes... Besotes, M.

TORO, eso ¡Olé! y ¡requeteolé! ¡Arsa! Besotes, M.

MARIANITA, sí el Don Arturo ese era un pesado... Mira que tener al pobre guitarrista rubio ¡metido en la cocina! Besotes, M.

ANTONIA P., discrepo contigo, mi querida Antonia. A mi me requetechifla el buen flamenco y me parece que ese arte ha sido y sigue siendo un gran embajador de nuestro país. ¿Te imaginas que nuestro país fuera conocido por el "aurresku", las sardanas o las muñeiras? Aunque tambien son bailes preciosos y entrañables, pero como la elegancia y el arte del flamenco... NO HAY COMPARACIÓN, y esa, es la pura verdad, mi querida amiga. Besotes, M.

Víctor dijo...

Joe, cuantas historias en un mismo local, es una pasada. Y además historias con cierta repercusión histórica, o al menos me lo parece a mí.

Pasa un buen fin de semana Merche!!! Un besazo!!!

Antònia P. dijo...

Merche, ahora he visto las fotos. Realmente Pilar era una mujer muy bella.
Después de dejar un comentario, siempre vuelvo para leer tu respuesta y otros comentarios de tus otros bloggers.
Verás a mi, particularmente no me gustan las sardanas ni tampoco sé bailarlas, nunca se me ha ocurrido aprender. No sé con lo que nos podrían identificar pero sigo pensando que no me siento representada por la guitarra, la bata de cola, o el traje de luces. Detesto los toros, me parece un espectáculo cruel, salvaje y su entorno social machista y vicioso (drogas, alcohol, mujeres, dinero sucio)
Te confesaré un secreto: me gusta el género chico: las zarzuelas, en especial Luisa Fernanda y El huésped del sevillano. En realidad me gustan todas y creo que es un género típicamente español.
Un beso y feliz fin de semana.

Stanley Kowalski dijo...

Mirá vos! Ni siquiera el flamenco estuvo ausente en ese restaurante!
Tenés idea porqué se llamaba La Argentinita? Además de la otra, llamada Argentina?

BESOTES QUERIDA MERCHE Y BUEN FINDE!!

molano dijo...

Me encanta esta entrada.¿De dónde ha salido el texto?
Hasta Margot Fontaine intentó explicarle al mundo toda la riqueza del folclore español y aún así el flamenco es con diferencia el mas conocido fuera de nuestras fronteras.Por algo será.
Los tópicos son inevitables.
Recientemente publiqué un post con un video alemán titulado Paella de Valencia lleno de bailaores y bailaoras vestidos de andaluces.
A mi que una señora de Dakota del Sur piense que aquí todos bailamos flamenco me importa un bledo. Pero vi en Nueva Zelanda un esforzado grupo de aficionados locales vestidos de flamencos (o algo así), cantando "María la morena puso potaje"(con acento inglés) y bailando por lo que fuera y me llenó de orgullo y satisfacción.

molano dijo...

Y Pilar Loez no era lo que se entiende por "una folclórica".

Merche Pallarés dijo...

VICTOR, en el libro de mi tia, hay de todo como en botica... Buen finde para ti tambien, mi querido. Besotes, M.

ANTONIA P. la realidad es que nuestro país es conocido en el extranjero por el flamenco y, además, creo que los diferentes cuerpos de ballet que han atravesado los cinco continentes nos han hecho un gran favor. Recuerdo en Toronto ir a un tablao llamado "El Quijote" (mira por dónde...) donde ví al elenco que había participado en la película "Carmen" de Carlos Saura con Antonio Gades. Estaban haciendo una gira por norteamérica. Eran fabulosos. Me parece que con nuestros "aurreskus" y sardanas no vamos a ninguna parte mi querida... Besotes, M.

STANLEY, eso mismo me pregunto yo. No sé, Argentina debió de ser MUY popular en aquellos años porque muchas se ponían ese mote. La verdad es que NO lo entiendo. Estoy como tu. Igual alguien ¿FERNANDO MANERO? nos puede sacar de dudas... Besotes, M. y muy buen finde, querido.

MOLANO, gracias por tu comentario. El artículo que he publicado viene del libro "Exilios" que escribió mi tia-abuela Dolores Salís a los 80 años. Si buceas en mi blog, te puedes poner al dia con sus historias. Por supuesto que Pilar López no fue una folclórica, fue una GRAN bailarina o bailaora como prefieras. El flamenco es fantástico. A mi me apasiona. Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Selma dijo...

Preciosas fotos que compensan leer la actitud prepotente de este Arturo.. grrr!

Mille baisers, Merche!

Marcelo dijo...

Muchas gracias Merche! Le mostraré esta entrada a mi madre a ver si las conoce a las argentinas...
Y las fotos, preciosas!
Un beso

BIPOLAR dijo...

Veo que la historia ha seguido su curso a pasos agigantados. Volveré a retomar la parada donde me apeé.

Merche Pallarés dijo...

SELMITA ¡lo que consigue el dinero! a Don Arturo le trataban en palmitas... hasta meter en la cocina al guitarrista rubio...¡pobret! (es lo que más pena me ha dado). Gros bisous ma belle, M.

MARCELO, seguro que tu madre las conocía. Ya me dirás. Muchos besotes, M.

BIPO, ja,ja, ¡qué graciosa eres! Me alegro de que hayas vuelto ya te echaba muchísimo de menos. Muchos besotes reina, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Las fiestas esas son las mejores, poca gente pero la necesaria para montar una buena juerga: cante, baile, buen fino de Montilla Moriles y arte, mucho arte. Yo he asistido a un par de ellas y te lo pasas de lujo, vamos que aunque no sepas bailar, como yo por ejemplo, acabas con los brazos al aire y zapateando en el suelo...
Un besote.

josealfonsomartínez dijo...

Antes de irme a dormir, aunque no lo comenté, leí tu última entrada. Entonces, no habías editado las fotografías.
____

Gracias por tu comentario.
____

Cada vez que visito tu blog, me quedo con ganas de más...
Favor de extenderte, Merche, que me sabe a dulce de leche en boca de otro, y me relamo de las ganas...
____

Gracias, también por la dedicatoria:
ya sabes que soy andaluz.
_____

Agur, y un beso.

Merche Pallarés dijo...

DESPLAZADOS, cuando viví en Miami y trabajé de "hostess" en un Café muy "in" de South Beach, cada miercoles teníamos noche flamenca. Pues cada miercoles venían dos de los cantantes de los "Gypsy Kings" que nos deleitaban con su música y yo salía a bailar ¡como una loca! Me apasionaban, entonces me salía el "duende" (porque lo tengo...) y ¡jopé! parecía Carmen Amaya... Te lo juro. Besotes, M.

JOSEALFONSOMARTINEZ ¡Gracias! Sé que eres andaluz al igual que mis queridos ANTONIO AGUILERA, TUCCI, DESPLAZADOS y de los de allende de las fronteras, mi MARCELO querido. Por eso os he dedicado este post. Gracias por tu muy bienvenido comentario como siempre (aunque esta vez he echado de menos tus besos asaeteados...). Muchos besotes, M.

GRACIAS DE NUEVO A TODOS

Antonio Aguilera dijo...

Perdona Merche, que venga tarde, pese a que nos dedicas este post a los "andaluses": algunos de ellos tenemos menos "luses que un candil apagao" jajaja.
Este mundo cibernètico marcha muy ràpido, y a veces llego a remolque.

GRACIAS por la dedicatoria, que comparto con los amigos Tucci, Juan Alfonso, Desplazados etc...¿Pero dónde está la tarta...?. Jéee.. perdona la broma, y gracias de nuevo.

A la Argentinita la conozco desde que "conozco" a García Lorca, por haber sido novia de Ignacio Sánchez Mejías,a quien el poeta le dedicara su famos elegía: " A las cinco de la tarde...".

Toda la "buena" intelectualidad del momento tuvo que huir de España; La Argentinita se codeaba con ellos.

Tu Señora Tía debería de haber presentado esta biografía-memorias al Premio Comillas: peores textos se han alzado con el premio.

Besotes querida Merche

Fernando Manero dijo...

El flamenco une más que separa. Aunque ha estado marcado por la manipulación que de él hizo el franquismo, ha sobrevivido al paso del tiempo y cada vez son más numerosos e interesantes los recuerdos que revelan cómo, a uno y otro lado de la trinchera, los sones del guitarra, del buen cante y del baile eran saboreados por todos, aunque siempre había alguien al que no gustaba esa manifestación de españoleo, quizá porque, como digo, se habia utilizado indebidamente por quien no debía. Bonita historia la que cuentas, llena de nostalgia, de esfuerzo, de deseo por olvidar la tragedia y de afán por encontrar en la expresión de un rostro y en el cimbreo de un cuerpo el placer por un estilo que siempre se mantendrá vivo y fresco. Un abrazo, buena amiga

Merche Pallarés dijo...

ANTONIO AGUILERA ¡nunca dije que había una tarta! Es que tu quieres todo... A ti "luses" no te faltan, mi querido... Qué interesante lo que dices de que "La Argentinita" fué novia del torero del famoso poema de Lorca "A las cinco de la tarde", Ignacio Sánchez Mejías. No lo sabía. Gracias por la información. Muchos besotes, M.

FERNANDO MANERO chico, eres como el Guadiana que va y viene... pero siempre es un gran placer recibir tus comentarios. ¿Tu no sabes porque las flamencas se llamaban "La Argentina" y "La Argentinita"? Debe de haber una razón que a mi se me escapa. Pensé que tu lo sabrías (se lo dije a STANLEY).
Sí que en la época de Franco el flamenco fué utilizado como arma propagandística (¡menuda gracia les haría a Pilar López y a otros...!)pero sí que es un arte bellísimo y original y representativo de una gran parte de nuestra nación. Muchos besotes, M.

Fernando Manero dijo...

La Argentinita nació en Argentina, y de ahi le viene el apodo, que llevó a la cumbre en los tablaos de todo el mundo que queria deleitarse con ella. Era mayor que La Argentina, Antonia Mercé, nacida en España y que, según la bibliografia, se enamoró de ese país cuando fue para allá con todo su arte. Y es que,mi arma, la nación argentina significaba mucho en aquella época: había trigo, habia carne y mucha plata. Era tierra de promisión y mucho tronío. De ahí que cuando se trataba de demostrar lo mucho que se valía llevar el nombre de la tierra del Plata era signo de musha, pero que musha categoría. Al menos es lo que yo colijo ante tan fausta entrada, llena de talento y prosapia. Un fuerte abrazo. Entro menos que antes en el blog, porque estoy muy atareado en menesteres alejados de la blogosfera. Mas de cuando en cuando me asomo para demostrar que el río continua llevando agua. Un fuerte abrazo, again.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Desde luego que la Argentinita fué única en su arte..y tu única en dedicar a tus andaluces un maravilloso post.

Siento no haber venido antes, pero estoy fuera de casa y el acceso es restringido...te comento desde el movil...toda una hazaña. un beso

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

AHORA QUE HE LEIDO TODOS LOS COMENTARIOS... TE TENGO QUE DECIR QUE SUSCRIBO CADA UNA DE TUS PALABRAS... EL FLAMENCO ES NUESTRO BARCO INSIGNIA POR EL MUNOD LE DUELA AL QUE LE DUELA (NO SOY DE TOROS...PERO TAMBIÉN NOS REPRESENTAN... SON TÓPICOS TÍPICOS.)... UN BESO Y GRACIAS DE CORAZÓN

Isabel Huete dijo...

Creo que entiendo perfectamente lo que dice Antonia y también lo que dice Merche. No creo que sean ideas excluyentes. Indudablement el flamenco es un arte, sobre todo cuando se canta y baila bien. Hemos tenido y tenemos grandes artistas flamencos y también muchos muy malos. Durante la dictadura, desgraciadamente el flamenco que se exportaba no era precisamente el mejor y se utilizó para hacer propaganda de España de una manera un tanto chabacana y pueblerina.
Otra cosa son Gades, Antonio, Carmen Amaya... Una cosa es el "folckorismo" cutre y otra el arte.
Yo sí me he sentido representada con Antonio Gades y sus "Bodas de sangre", por ejemplo, pero no por Marujita Díaz, también por ejemplo.
Indudablemente, la plasticidad y variedad del flamenco no lo tiene ningún otra música, baile o cante de ninguna otra región española, y quizá sea eso la que lo hace más atractivo culturalmente hablando, pero siempre que se haga con rigor y profesionalidad.
Un beso grande.

Merche Pallarés dijo...

FERNANDO MANERO, ¡gracias por la explicación! y por tu segundo comentario que sabes agradezco mucho. Eres un sol. (Qué pena lo de Argentina, sí, con lo rica que era...¡Cómo la han esquilmado!) Muchos besotes, M.

TUCCI, me alegro mucho de que te haya gustado mi dedicatoria... y que puedas entrar al internete por tu telefóno móvil ¡Qué inventos! Entre tu cámara de fotos tan atómica y este móvil supersónico ¡vas a hacer historia! Muchos besotes, M.

ISABEL HUETE, creo que estamos todos de acuerdo en que el buen flamenco es un arte precioso mientras que lo chabacano es, eso, chabacano y no nos hace ningun favor, querida. Gracias por tu comentario. Muchos besotes, M.

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias por el comentario, siempre tan adorable mi querida Merche! Leí el comentario de Fernando, es un genio, sabe todo!!

BESOTES HERMOSA Y BUENA SEMANA!!

Merche Pallarés dijo...

STANLEY, sí, FERNANDO MANERO es ¡un crack! Sabe de todo. Muchos besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Estoy empezando a sospechar que no había otro restaurante en París

Merche Pallarés dijo...

BIPO, ja,ja, eso parece... Besotes, M.