jueves, 2 de julio de 2009

MI TIO, LOS GERANIOS, EL PÁJARO Y PASEOS

"Al afeitarse cierta mañana, Miguel observó que la barba le crecía de una manera irregular, de forma que algunas zonas de su cara aparecían casi peladas. Pensó en lo sucedido con el pájaro y los geranios, y consultó con un amigo médico que se encontraba en París. Éste le aconsejó que tomara el aire, pues el continuo encierro en una bodega con luz artificial podía acabar por ser catastrófico.

La salud de María, por el contrario, era excelente, debido a que disponía de algunas horas libres para pasear por los alrededores mirando escaparates o recorriendo las orillas del Sena, y hasta tenía tiempo para ver alguna exposición. Cuando el tiempo escaseaba, salía a una placita cercana, donde había un busto de la reina Astrid rodeado de un delicioso jardincillo, y allí se sentaba en un banco a leer y tomar el sol.

Miguel aprovechaba ahora el poco tiempo que tenía libre para pasear por los alrededores del restaurante. Iba desde el puente de l'Alma (nota mia: donde murió Lady Di...) bordeando el Sena, o por la avenida Montaigne hacia los Campos Elíseos. Otras veces subía hasta el Trocadero o, cruzando el rio, llegaba a los Inválidos."

------------------------------------------------------------------------

MY UNCLE, GERANIUMS, THE BIRD AND WALKS

One morning when Miguel was shaving he noticed that his beard grew irregularly, with bald patches in some parts. He thought of what had happened to the geraniums and the bird and decided to consult a doctor friend who was in Paris. The doctor recommended that he should go out into the fresh air because being shut in long hours in that basement, without good ventilation and artificial lighting, could be disastrous.

María's health, on the other hand, was excellent because she had time to take walks around the area, go window-shopping, walk by the Seine and even assist at some art exhibit. When she didn't have much time, she would sit on a bench of a nearby square which had Queen Astrid's sculpted bust, surrounded by a lovely little garden. There she read or sun-bathed.

Miguel now took advantage of the little time he had free, to take walks around the restaurant. He went from the l'Alma bridge,(my note: where Lady Di died...) bordering the Seine, or by the Avenue Montaigne towards the Champs Élysées. Other times he went up to Le Trocadero or, crossing the river, he reached Les Invalides.

14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Los veo muy relajados, aunque no puedo dejar de pensar que en el futuro llegarán los alemanes.

Besos.

Juan Luis G. dijo...

Qué placidez de paseo; así la salud debe mejorar seguro.

Besos.

Víctor dijo...

Gran paseo, yo hoy me voy a ir a pasear por el paseo nuevo y luego iré hacia Ondarreta. Puede que me acerque al Peine de los Vientos. Tampoco está mal ¿no?

Stanley Kowalski dijo...

Bellísimos promenades!! Ahora a esperar que sigue, porque no creo que sea la vie en rose, lo que viene.

BESOTES HERMOSA!!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

pasear simpre es relajante..pero la barba le creció pareja??? un abrazo

Merche Pallarés dijo...

TORO sí, la calma antes de la tempestad... Besotes, M.

JUAN LUIS G. Supongo que mi tio mejoró. Besotes, M.

VICTOR no está NADA mal. Yo he dado ese paseo muchas veces. Por cierto, ¿dónde está el post de la peli en tu blog? Ayer fui y no lo vi aunque si miras al lado verás que sale en tu link. Misterio... Besotes, M.

STANLEY lo raro es que mi tia no comenta nada de la II Guerra Mundial, parece que vivían en una burbuja ajenos a los avatares que tenían lugar a su alrededor. Curioso... ¿no crees? Muchos besotes, M.

TUCCI supongo que despues de tomar el aire fresco, se le curó lo de la barba (mi tia no dice nada al respecto). Besotes, M.

GRACIAS QUERIDOS

Selma dijo...

Por más que digan ... no hay como patear Paris.. para captarlo en toda su dimensión... Trocadéro, Tour Montparnasse con todo lo que te encuentras por el camino.. y sobre todo "un café crème avec un croissant" en "les Deux Magots" justo delante de Saint-Germain des prés, como parada obligatoria... tu tía sabía lo que se hacía, mi Niña..

Mille bisous!

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

No he estado en París pero por lo que describes, el recorrido debe ser un bonito paseo, ¡qué envidia!.
Bueno, aquí seguiremos asándonos de calor porque por lo menos hasta las 10 de la noche no podemos salir a pasear, y muchas veces ni eso, encerrados con el aire acondicionado encendido a toda pastilla.
Que digo yo: que eso de tanto aire acondicionado no debe ser tampoco muy bueno para la salud ¿verdad?.
No sé que es mejor si estar en la bodega como tu tío (al menos está fresquito de forma natural) ó debajo de un chorro de aire frío.
Ainssss, no sé, no sé... jejejeje.
Un besito

Fernando Manero dijo...

Nada tiene de extraño que la barba se enrareciera en el rostro de quien no la paseaba orondo por las calles de Paris. Las ciudades francesas suelen vengarse de los que no las disfrutan. Y Paris, más aún que Angulema, se lleva la palma.Paris exige entrega, dedicación, disfrute, contemplaciones sin limite, aventuras infinitas a cualquier hora del dia, pues en todo momento es posible quedar embriagado por los aires de una ciudad que jamás reposa.El pobre Miguel pagó la factura de su encierro, pero no creo que le afectase durante mucho tiempo. En cuanto sale a la calle, cruza el Pont-Neuf, se toma un café en Les Deux Magots, pasea por Saint Germain de Prés y echa una canita cultura al aire del Beaubourg, vuelve a ser el de siempre, hasta me atrevería a decir que su cara recupera los perfiles de Yves Montand cuando cantaba "Les temps des cerises". No me cabe duda de que Paris y él se acabarían fundiendo en un gran abrazo. Como el que yo te transmito ahora.

Merche Pallarés dijo...

SELMITA cuando viví en París me lo patée a diario. Efectivamente es una ciudad para caminar y ¡ay! los cafés que me tomé en aux "Deux Magots" y "Le Café de Flore"! Gros bisous ma belle, M.

DESPLAZADOS Córdoba tambien es una ciudad deliciosa para caminar (en invierno). Ahora con "la caló" me figuro que es imposible... Muchos besotes, M.

FERNANDO MANERO ¡qué bien que estés de vuelta! Como siempre, no puedo añadir nada mas a tu excelente comentario. Me dejas sin palabras... Gracias mi querido, Besotes, M.

FERNANDOG dijo...

Merche:

Espero que el lunes próximo, ya puedas acceder cómodamente a mi blog, pues mi asesor informático me ayudará a retocar detalles y hacerlo más accesible, sin necesidad de tener que entrar en la web del puerto.
Respecto a tu propuesta de coincidir con Nanda, mi mujer y organizar una comida en Formentera, pues por nosotros fenomenal.. ya nos llamarás cuando vengas en uno de tus desplazamientos.
Hoy he colgado un nuevo post de otro restaurante del puerto.
Pronto trataré otros temas más mundanos sobre Formentera y sus años dorados..!!

Besos,

Antònia P. dijo...

Las personas necesitamos el sol y la luz, como las plantas.
Un beso

BIPOLAR dijo...

Cuando lo leí pensé que el pobre hombre tenía estrés con tanto ajetreo en el restaurante y que le había producido una alopecia areata:
pequeñas calvas en forma redonda

Merche Pallarés dijo...

FERNANDOG ¡estupendo! te llamaré el dia antes de que sepa que tengo un Formentera. Me encantará conocer a tu bellísima mujer. En un momento voy a leer tu nuevo post. Muchos besotes, M.

ANTONIA P. así es, así es. ¡Lo necesario que es la luz del sol y el aire fresco! Al final somos como los geranios y el pajarito... Besotes, M.

BIPO pues ya ves que no. Era la falta de luz y de aire, como le digo a ANTONIA P. Besotes, M.