viernes, 9 de abril de 2010

DON QUIJOTE


Capítulo XLIV- Segunda parte de la lectura colectiva en el blog "La Acequia" de Pedro Ojeda Escudero (sin traducción al inglés)
------------------------------------------------------------------------------
Chapter 44- 2nd part of our joint reading in Pedro Ojeda Escudero's blog "La Acequia" (without an English translation)
------------------------------------------------------------------------------

Aparece Cide Hamete Benengelí de nuevo excusándose porque "...no le tradujo su intérprete como él lo había escrito...". Reconoce que no sabe cómo le dió por escribir "...una historia tan seca y tan limitada como esta de Don Quijote... siempre atenido el entendimiento, la mano y la pluma a escribir de un solo sujeto y hablar por las bocas de pocas personas era un trabajo incomportable, cuyo fruto no redundaba en el de su autor..." y que por eso había introducido en la primera parte las novelas del "Curioso Impertinente" y el "Capitán Cautivo" "...que están como separadas de la historia..." porque las demás se ciñen exactamente a lo que le sucedió a nuestro Señor de los Leones... y "... llevados de la atención que piden las hazañas de Don Quijote no la darían a las novelas, y pasarían por ellas o con priesa o con enfado, sin advertir la gala y artificio que en sí contienen, el cual se mostrara bien al descubierto, cuando por sí solas, sin arrimarse a las locuras de don Quijote ni a las sandeces de Sancho, salieran a la luz." (No sé si he entendido bien esta parrafada... ¡Qué encaje de bolillos!)

En esta segunda parte se tiene que ceñir a los hechos y "...pide no se desprecie su trabajo, y se le den alabanzas, no por lo que escribe, sino por lo que ha dejado de escribir." (¡Qué cuco Cervan!). Prosigue la historia. Acabados de comer, los pérfidos, facinerosos, vacios, ignorantes, hipócritas, canallas y odiosos duques siguen con las "bromitas". Le mandan a Sancho a la ínsula acompañado de gran parafernalia y vestido "a lo letrado" con "...un gabán muy ancho de chamelote de aguas, leonado, con una montera de lo mismo, sobre un macho a la jineta..." (¡Toma castaña!) Detrás le seguía el rucio--a quien Sancho miraba embelesado de vez en cuando--"...con jaeces y ornamentos jumentiles de seda y flamantes..." Sancho se sentía "...tan contento, que no se trocara con el emperador de Alemania."

Antes de la partida, apareció el mayordomo que hizo de la Trifaldi Dolorida. Sancho reconoce su voz y está convencido que éste es la Trifaldi y así se lo hace saber a Quijo. Pero el Caballero de la Triste Figura le dice que "...pero no por eso el mayordomo es la Dolorida, que a serlo, implicaría contradicción muy grande, y no es tiempo ahora de hacer estas averiguaciones, que sería entrarnos en intrícados laberintos...". Que "Nuestro Señor... nos libre a los dos de malos hechiceros y de malos encantadores." Sancho le obedece y dice "...yo callaré, pero no dejaré de andar advertido de aquí en adelante, a ver si descubre otra señal que confirme o desfaga mi sospecha."

"Al despedirse de los duques, les besó las manos, y tomó la bendición de su señor, que se la dió con lágrimas, y Sancho la recibió con pucheritos." (Qué tierno...).

El Benengelí nos pide a los lectores que dejemos que Sancho se marche en paz y que esperemos "dos fanegas de risa...porque los sucesos de don Quijote o se han de celebrar con admiración o con risa".

Quijo se queda hecho polvo sin su Sancho. ¡Hasta, si pudiera, le arrebataría su ínsula! La duquesa (grrr...) al ver su melancolía le dice que todo el servicio del palacio está a su disposición. Quijo prefiere estar solo pero la pérfida insiste en que le atenderán "...cuatro doncellas...hermosas como unas flores." Quijo le responde que "...no serán ellas como flores, sino como espinas que me puncen el alma." Siguen las discusiones entre ambos hasta que la estúpida desiste y sucumbe a sus deseos "...dentro de su aposento hallará los vasos necesarios del menester del que duerme a puerta cerrada porque ninguna natural necesidad le obligue a que la abra." (¡Qué manera más original y literaria para referirse a los orinales!").

La imbécil duquesa le ruega a Quijo que vayan a cenar porque el cretino del duque les espera para así poder retirarse pronto ya que el viaje a Candaya debió de ser muy duro... Quijo le jura "...que en mi vida he subido sobre bestia más reposada ni de mejor paso que Clavileño...". Cenan, y Quijo se retira asegurándose que nadie entrará en su aposento a servirle porque no quisiera que le "...forzasen a perder el honesto decoro que a su señora Dulcinea guardaba...". Cerró la puerta, se desnudó y al descalzarse ¡maldición! vió que se habían soltado "...dos docenas de puntos de una media, que quedó hecha celosía." Y ni siquiera tenía seda verde (porque eran verdes...) para remendarlas. Aparece Benengelí de nuevo despotricando sobre la pobreza y las apariencias "...¡Miserable del bien nacido que va dando pistos a su honra, comiendo mal y a puerta cerrada, haciendo hipócrita al palillo de dientes con que sale a la calle después de no haber comido cosa que le obligue a limpiárselos!"

Quijo se consoló al ver que su amadísimo Sancho le había dejado "unas botas de camino". "Se recostó pensativo y pesaroso, así de la falta que Sancho (ejem, ejem...) le hacía como de la inreparable desgracia de sus medias...una de las mayores señales de miseria que un hidalgo puede dar en el discurso de su prolija estrecheza. Mató (esto ¡me ha encantado!) las velas; hacía calor y no podía dormir...". Se levantó y "...abrió un poco la ventana de una reja que daba sobre un hermoso jardín...".

Allí abajo oyó voces. Eran dos doncellas, Emerencia y Altisidora disputándose el amor de nuestro héroe (Debo admitir y admito que al principio pensé que eran lesbianas...). Pero Altisidora le dedica un romance a nuestro héroe haciéndole la pelota al igual que a Dulci además confirma (para engatusarle...) que ni siquiera tiene 15 años "catorce tengo y tres meses" que no es "renca, ni soy coja, ni tengo nada de manca; los cabellos, como lirios, que, en pie, por el suelo arrastran...". Quijo lanza un hondo suspiro "¡Que tengo de ser tan desdichado andante que no ha de haber doncella que me mire que de mí no se enamore!" Que su amor sigue firme hacia Dulci y que no hay doncellas de catorce o quince años que le hagan cambiar de opinión. Punto.

"Mirad, caterva enamorada, que para sola Dulcinea soy de masa y de alfenique, y para todas las demás soy de pedernal; para ella soy miel, y para vosotras acíbar, para mí sola Dulcinea es la hermosa, la discreta, la honesta, la gallarda y la bien nacida, y las demás, las feas, las necias, las livianas y las de peor linaje; para ser yo suyo, y no de otra alguna, me arrojó la naturaleza al mundo. Llore o cante Altisidora, desespérese Madama...que yo tengo de ser de Dulcinea, cocido o asado, (¡¿ ?!) limpio, bien criado y honesto, a pesar de todas las potestades hechiceras de la tierra." (¡OLÉ! mi Quijo, aunque pelín exagerado...). "Y con esto cerró de golpe la ventana y, despechado y pesaroso como si le hubiera acontecido alguna gran desgracia, se acostó...".

Seguiremos con el XLV.

25 comentarios:

Paco Cuesta dijo...

Han reaparecido los duques con la artilleria pesada preparada para entrar en acción. De Sancho conocen su trayectoria e intenciones, a D. Quijote le ponen la tentación en el jardin.
¡Nada ha cambiado!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Como vengo leyendo en los enlaces, el capítulo es de transición... nos prepara a lo que vendrá después... no se si será un recurso de Cervantes o es que verdaderamente este quiso alargar la historia (eso me suele pasar con algunos capítulos....saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Entre lo de la imbécil duquesa y el cucuo Cervantes, veo que no sólo has comprendido bien un difícil capítulo sino que te implicas en la acción... Dentro de poco te veo saltando a escena, como don Quijote hizo con el retablillo de maese Pedro.
Besos.

salvadorpliego dijo...

"¡Que tengo de ser tan desdichado andante que no ha de haber doncella que me mire que de mí no se enamore!"

Creo que ésta es una de las características del personaje: un caballero sin fortuna en los haberes del amor.

Sigo las lecturas.
Un placer leerte.

Google dijo...

En la entrada de tu amiga danesa,mandé

Google has made an institution out of swapping out its company logo for a special nod to great minds of the past. Today, it celebrated the 205th birthday of Hans Christian Andersen, the Danish author of "The Little Mermaid," "The Emperor's New Clothes," and "The Ugly Duckling."
2 de abril de 2010 22:52

Hoy te mando El Quijote guardado desde el dia que lo pusieron en Google UK.

Pregunto. Suelen hacer esto en Google en español?

Te mando besotes tan grandes como los tuyos. Miguel.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Merche: con tu permiso respondo yo a Miguel (que supongo es quien firma Google). Sí, en Google en español también conmemoran esto: de hecho, ya di cuenta de este logo de Google en una de las entradas de la lectura quijotesca.
Saludos a Miguel y besos para ti, Merche.

Merche Pallarés dijo...

PACO CUESTA y lo que seguiremos aguantándoles... Besotes, M.

TUCCI, sí, a veces se ve que Cervan quería alargar la historia para que, por lo menos, fuera como la primera parte y así vengarse del tal Avellaneda. Besotes, M.

PEDRO, Ay, sí, ¡cómo me gustaría saltar a la escena! Has captado mis resúmenes... Besotes, M.

SALVADORPLIEGO, gracias por tu visita de nuevo. Nuestro pobre Quijo, un manojo de huesos cincuentañero diciendo ¡eso! Es, francamente, tronchante. Besotes, M.

MIGUEL, leí el comentario "GOOGLE" que me hiciste en ese post pero no contesté porque esta vez pensé que verdaderamente era Google ¡que me enviaba un mensaje! Esa vez no caí ¡que eras tu! Perdona. Creo que PEDRO te contesta sobre el Quijo en español. Iré a ver tu link. Gracias. Besotes grandotes tambien para ti, querido Miguel Vivanco, M.

PEDRO, gracias por contestar a Miguel. Besotes, M.

Thiago dijo...

Me encantó eso de salir con el palillo, cari, aunque no se haya comido nada, y eso sigue igual, que en este país importan más las apariencias que otra cosa, jaaj

Bezos

pancho dijo...

Tienes razón, de esta manera Cervantes se cubre las espaldas: pretender ser alabado por lo que escribe y por lo que deja de escribir, bien visto.

Una de las cosas que me sorprenden es el mundo al revés que nos propone Cervantes con la ronda de Altisidora, la simple propuesta debía ser un sinsentido en aquellos tiempos de tan recatada conducta. Parodia llevada al absurdo. Creo que nunca comprenderemos el sentido profundo de las propuestas cervantinas, sobre todo después del paso del tiempo y de costumbres.

A dos horas de avión, contrastes de difícil asimilación para una visión occidental del mundo.

Un abrazo y sigo el recorrido cervantino por los blogs amigos.

Merche Pallarés dijo...

THIAGO, pues sí, las apariencias privan a los españoles. Como comprenderás, yo en este asunto me considero canadiense (¡es lo bueno de tener doble nacionalidad!) Besotes, M.

PANCHO ¿qué tal tu vuelta a la globalización? Yo, las veces que he ido a Marruecos me he sentido transportada a los años '60 y he estado ¡encantada!
Cervan era un visionario. Ya vislumbraba en el S. XVII, la España de hoy por eso se atreve a ser transgresor como en el caso de Altisidora. ¿No son ahora las mujeres que van detrás de los hombres? Pues eso... Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Merche Pallarés dijo...

GOOGLE (Miguel) he ido al link y solo he visto el "heading" y nada mas. He dejado un comentario que ha aparecido ¡tres veces! bajo "anonymous"... Besotes, M.

Thiago dijo...

Merche, cari, si puedes a las nueve, permanece atenta a mi blog.

Bezos.

Merche Pallarés dijo...

THIAGO, qué misterio... Menos mal que ahora son las 20:50 (ya iba a cerrar e irme a la cama) pero aguantaré hasta las 21:00... Besotes, M.

Didac Valmon dijo...

Hola vengo desde el blog de thiago y me presento sin más. Me ha encantado la entrada sobre el quijote, una gozada. Espero irte leyendo más a menudo.
Un abrazo

Logan y Lory dijo...

Del blog de Thiago, venimos a conocer a la mujer que despierta su admiración; te describe como una mujer moderna, abierta, demócrata y con unas ideas muy claras y por lo poco que hemos leído en algunas de tus entradas no es exageración del gallego.

Te felicitamos por que su distinción plateada es más que merecida y porque aglutinas en este espacio toda la experiencia y cordura de una mujer que sabe lo que dice y lo que defiende.

Ha sido un placer venir a conocerte... Volveremos.

Muchas Felicidads por la distinción y por tu blog.

Cordiales saludos.

MA dijo...

Hola Merche vengo del blog de Thiago y te felicito por la distinción del premio plateado a tu blog, lo mereces mis felicitaciones, buena elección.

Un abrazo de MA para ti .

Merche Pallarés dijo...

DIDAC, LOGAN, MA, ¡Muchísimas gracias! La verdad es que THIAGO ha sido muy generoso otorgándome tan alta distinción que, como diria él, me la merezco... En serio, estoy muy contenta y agradecida. Podeis venir cuando querais. Tambien yo os visitaré. Gracias de nuevo. Besotes, M.

Antonio Aguilera dijo...

"La imbécil duquesa le ruega a Quijo que vayan a cenar porque el cretino del duque": me afilio a lo que dice nuestro profe Pedro, y es que no te pudes reprimir jajaja.

Un poco enrevesado el principio de este capitulo, porque como se va a traducir lo que aun no estaba publicado. Me parece que no me acabo de enterar.

Pues yo no habia caido en la cuenta de que Cervantes buscaba gloria, incluso, en lo que nunca se escribio.

Dura prueba ponen a nuestro Hidalgo, mira que provocarlo carnalmente con una mocita quinceañera; esto debe de ser muy duro para un varon tan casto.

Besotes domingueros, como yo acostumbro, Merche.
La "Mildred" hoy esta la probe con dolor de muelas, mejor no arrimarse jajaja. Mas besos

Myr dijo...

A mi también me gustó lo e que mató a las velas. Y me imaginé que pensarias que era lesbianas. jjajajajaja.

Oye, que me porté muy bien. Tan pronto dejé a Asun en el aeropuerto me zambullí en el Quijote y me leí este capítulo y los dos que siguen.
(te chismoseo que el pmo es Es-tuuuuuuu-pennnnn-do).

Besotes

Myr dijo...

(me voy pa'l cementerio antes que me caiga la media noche)

Merche Pallarés dijo...

ANTONIO AGUILERA, espero que tu Mildred se recupere del dolor de muelas... Y yo creo que Quijo no se inmuta con la adolescente porque, en el fondo, fondo, está enamorado de su Sancho... ¡Ni Dulcinea ni ninfas! Lo de Dulci es simple tapadera... Besotes, M.

MYR, aún no he tenido tiempo de leer el próximo capítulo pero me alegra saber que es estuuuuuupennndo. Espero que tu ida al cementerio no haya sido traumático... Besotes, M.

Asun dijo...

Bueno Merche, ya ves que aunque a destiempo vamos haciendo las tareas, y es que hija ya sabes el dicho: no se puede estar en misa y tocar la campanas. No nos daba el tiempo para todo.

Ay hija... que no nos deshacemos de los cretinos e imbéciles de los duques... Vamos a tener que dejar de mencionarlos a ver si se aburren y se van.

Besos

Merche Pallarés dijo...

ASUN, me alegro de que sigas haciendo los deberes... Seguiré tu consejo y no los mencionaré más a esos inombrables a ver si es verdad y se van... Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Cervantes es un cuco, pero tiene razón. Un escritor trabaja tanto con las palabras escritas como con las que, al final, tiene que desechar porque no le caben. Es doloroso elegir, en su cabeza bullen miles de palabras, miles de historias y ...no le queda más remedio que decir : esto sí y esto no.
La ilustración me encanta, el texto también.

Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

ABEJITA, tienes razón, un escritor como Cervantes tenía suficientes historias como para haber escrito una tercera parte... Lástima que los años no le dejaron. Besotes, M.