viernes, 24 de septiembre de 2010

DON QUIJOTE


Capítulo LXVIII- 2ª parte de nuestra lectura colectiva en el blog "La Acequia" de Pedro Ojeda Escudero (sin traducción al inglés).
------------------------------------------------------------------------
Chapter 68 - 2nd part of our joint reading in Pedro Ojeda Escudero's blog "La Acequia" (without an English translation).
------------------------------------------------------------------------

Tenemos a Quijo velando mientras Sancho duerme a pierna suelta "Yo velo cuando tú duermes, yo lloro cuando cantas, yo me desmayo de ayuno cuando tú estás perezoso y desalentado de puro harto. De buenos criados es conllevar las penas de sus señores y sentir sus sentimientos..." (aunque sea por las apariencias). Le dice que se levante y "...desvíate algún trecho de aquí..." para darse los "trescientos o cuatrocientos azotes a buena cuenta de los del desencanto de Dulcinea...". No quiere insistir para no llegar "...a los brazos, como la otra vez, porque sé que los tienes pesados. Después que te hayas dado, pasaremos lo que resta de la noche cantando...".

Sancho responde que "...no soy yo religioso para que desde la mitad de mi sueño me levante y me discipline, ni menos me parece que del extremo del dolor de los azotes se pueda pasar al de la música...". Le ruega que le deje seguir durmiendo.
"--¡Oh alma endurecida! ¡Oh escudero sin piedad! ¡Oh pan mal empleado y mercedes mal consideradas las que te he hecho y pienso de hacerte! Por mí te has visto gobernador y por mí te ves con esperanzas propincuas de ser conde..." Que no tardará en cumplirlo en cuanto pase el año de asueto "...post tenebras spero lucem".

Sancho no le entiende, solo sabe que el dormir es un gran placer y que iguala tanto "...al pastor con el rey y al simple con el discreto. Sola una cosa tiene mala el sueño, según he oído decir, y es que se parece a la muerte, pues de un dormido a un muerto hay muy poca diferencia." Quijo se sorprende de que hable "...tan elegantemente..." y quizá es verdad su refrán "No con quien naces, sino con quien paces". Sigue una retahíla de parte de Sancho sobre los refranes "...los de vuestra merced vendrán a tiempo y los míos a deshora; pero, en efecto, todos son refranes."

"En esto estaban, cuando sintieron un sordo estruendo y un áspero ruido... Levántose en pie don Quijote y puso mano a la espada, y Sancho se agazapó debajo del rucio... tan temblando de miedo como alborotado don Quijote." El ruido cada vez se oía más cercano. Resultó ser unos hombres que llevaban "...a vender a una feria más de seiscientos puercos". "Llegó de tropel la extendida y gruñidora piara, y sin tener respeto a la autoridad de don Quijote, ni a la de Sancho, pasaron por cima de los dos, deshaciendo las trincheas de Sancho y derribando no sólo a don Quijote, sino llevando por añadidura a Rocinante." (¡Pobres! ya están molidos una vez más...).

Sancho se levantó como mejor pudo "...y pidió a su amo la espada..." para matar a "...media docena de aquellos señores y descomedidos puercos...". Quijo le para los pies porque "...esta afrenta es pena de mi pecado, y justo castigo del cielo es que a un caballero andante vencido le coman adivas y le piquen avispas y le hollen puercos." (¡Qué depre está mi Quijo...!)
Sancho le dice "--También debe ser castigo del cielo que a los escuderos de los caballeros vencidos los puncen moscas, los coman piojos y les embista la hambre." Piensa que si los escuderos fueran hijos de los caballeros o parientes muy cercanos "...no fuera mucho que nos alcanzara la pena de sus culpas hasta la cuarta generación; pero ¿qué tienen que ver los Panzas con los Quijotes?...". Sugiere que se vuelvan a dormir "...lo poco que queda de la noche, y amanecerá Dios y medraremos."

Quijo le dice que duerma él porque "...naciste para dormir; que yo, que nací para velar...daré rienda suelta a mis pensamientos y los desfogaré en un madrigalete que, sin que tú lo sepas, anoche compuse en la memoria." Sancho piensa que esos pensamientos no dan para hacer coplas, pero que "...coplee cuanto quisiere, que yo dormiré cuanto pudiere." "...se acurrucó y durmió a sueño suelto, sin que fianzas, ni deudas, ni dolor alguno se lo estorbase." Quijo se arrima "...a un tronco de una haya o de un alcornoque (que Cide Hamete Benengelí no distingue el árbol que era)..." (vuelve a aparecer el Benengelí por si nos habíamos olvidado quién es el escritor de esta obra...).

"...al son de sus suspiros..." Quijo canta su madrigalete. "Cada verso de éstos acompañaba con muchos suspiros y no pocas lágrimas... cuyo corazón tenía traspasado con el dolor del vencimiento y con la ausencia de Dulcinea".

Sancho se despierta y ve el destrozo que "...habían hecho los puercos en su repostería y maldijo la piara...". Vuelven a sus jumentos y siguen su camino, pero al "...declinar de la tarde vieron que hacia ellos venían hasta diez hombres de a caballo y cuatro o cinco de a pie. Sobresaltose el corazón de don Quijote y azorose Sancho, porque la gente que se les llegaba traía lanzas y adargas y venía muy a punto de guerra."

Los hombres llegaron y "...arbolando las lanzas, sin hablar palabra alguna rodearon a Don Quijote y se las pusieron a las espaldas y pechos, amenazándole de muerte." Uno de ellos le hace señal de callarse y "...asió del freno de Rocinante y le sacó del camino, y los demás de a pie, antecogiendo Sancho y al rucio, guardando todos maravilloso silencio, siguieron los pasos del que llevaba a don Quijote..." Éste trata de preguntar "...adónde le llevaban o qué querían, pero apenas comenzaba a mover los labios, cuando se los iban a cerrar con los hierros de las lanzas; y a Sancho le acontecía lo mismo...". "Cerró la noche, apresuraron el paso, creció en los dos presos el miedo, y más cuando oyeron que de cuando en cuando les decían:
--¡Caminad, trogloditas!
--¡Callad, bárbaros!
--¡Pagad, antropofagos!
--¡No os quejeis, citas, ni abráis los ojos, Polifemos matadores, leones carniceros!"

"Sancho iba diciendo entre sí: "¿Nosotros tortolitas? ¿Nosotros barberos ni estropajos? ¿Nosotros perritas, a quien dicen "cita, cita"? No me contentan nada estos nombres: a mal viento va esta parva; todo el mal nos viene junto, como al perro los palos, ¡y ojalá parase en ellos lo que amenaza esta aventura tan desventurada!"

Al final llegan ¡al castillo de los odiosos duques! (Otra burla habemus...)

Seguiremos con el LXIX.

16 comentarios:

pancho dijo...

DQ siente que el peso los años le impide la defensa, a partir de ahora sus armas deben ser otras.

Mientras que para S el sueño tiene el mismo poder igualatorio que la muerte, a todos acude sin llamarlo. Para DQ, a quien ha abandonado el sueño, es una excusa para componer versos. Con ellos intenta la fama y renombre futuro que le ha privado la derrota.

Un abrazo y feliz estancia en tu hometown.

Paco Cuesta dijo...

Don Quijote que ha sustituido el peso de la armadura por el de la culpa no puede conciliar el sueño, Sancho por contra cada día lleva menos carga emocional y duerme como un tronco.

Cornelivs dijo...

Se va acercando el final, y D. Quijote parece haber tocado fondo.

Estupendo comentario.

Un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Si, mi querida amiga...estos duques no paran, no tienen piedad de un pobre viejo, que ha fracasado en sus sueños de grandeza...besos

Thiago dijo...

Pobre, verdad? da peniña verle así tan depre y derrotado. Voy a mirar que significa eso de "propincuas" jaj.

Y esta entrada las dejaste programada, cari? o ya has vuelto de tu viajes? Bezos

Stanley Kowalski dijo...

Querida Merche, hoy no vine comentarte, vine a agradecerte.
Mi nuevo blog cumple dos meses y superó cualquier expectativa. Sos una amiga incondicional, siempre me apoyaste, en las buenas y en las malas, con tu incansable presencia en cada uno de mis posts.

Mil gracias por tanto afecto y generosidad.

Te quiero mucho. Un montón de besotes!

Asun dijo...

A nuestro Quijo ya no le quedan fuerzas "pa ná". Y para colmo vuelve a caer en manos de los duques. Nosotros que pensábamos que ya los habíamos dejado atrás...

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me temo, querida Merche, que los Duques nos preparan una nueva burla de las suyas.
Besos.

Myriam dijo...

Pero ¡¡¡NO!!! Otra vez a casa de los duques ushhhhhhhhhhh, como si ya no hubieran tenido suficiente.

Besos

Abejita de la Vega dijo...

En cuanto me di cuenta, en este capítulo, de que los impresentables atacaban de nuevo me dije: cuando Merche lo sepa...617 cerdos he contado, los peores esos que tú sabes.
Besos

Abejita de la Vega dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kety dijo...

Y digo yo, ¿De donde han salido tantos cerdos?

Cervantes nos va preparando para el desenlace final.

Besos

Anónimo dijo...

Thanks for sharing this link, but unfortunately it seems to be offline... Does anybody have a mirror or another source? Please reply to my post if you do!

I would appreciate if a staff member here at kikkax.blogspot.com could post it.

Thanks,
Alex

Anónimo dijo...

DudWrn [url=http://www.outletmonclerspacciopiumini.com/]Moncler Giubbotti[/url] YweEtc http://www.outletmonclerspacciopiumini.com/

NlaTwy [url=http://www.vnikefree.com/]Nike Free Run[/url] TkbZpj http://www.vnikefree.com/

CneWax [url=http://www.outletmonclerspaccio.com/]Spaccio MOncler[/url] KmrYyd http://www.outletmonclerspaccio.com/

CsuUgi [url=http://www.Jakker2canadagoose.com/]Canada Goose Jakker[/url] VtnLar http://www.Jakker2canadagoose.com/

FujHwd [url=http://www.parkajakker4canadagoose.com/]Canada Goose From Canada[/url] YqjGsb http://www.parkajakker4canadagoose.com/

AllXtu [url=http://www.jakke2canadagoose.com/]Canada Goose Canada[/url] MxeLmm http://www.jakke2canadagoose.com/

NqbNhd [url=http://www.canadagoosefromcanada.com/]Canada Goose From Canada[/url] DxwAlz http://www.canadagoosefromcanada.com/

Anónimo dijo...

http://13dfgsdfg57.com/

Anónimo dijo...

http://cardiffmiller.com/pubs/buyvalium/#34206 valium online illegal - can buy valium mexico