domingo, 10 de octubre de 2010

IRÚN

Llegué a Irún el domingo 19 de septiembre, como os conté, acompañada por ASUN. Nos fuimos a Beraun, la casa solariega del S. XVI de mis tíos, Luis y Lolita (Miguel y María en el libro de mi tía) donde ahora viven, separados en cinco apartamentos, sus hijos ochentañeros. Me quedé en casa de una de mis primas jóvenes, Amaita--hija de Jaime, el único varón que, por cierto también acaba de publicar un libro titulado "Recuerdos de un niño republicano de Beraun"--que tiene una casa de ensueño en los terrenos del mismo.

Desgraciadamente llegué en un momento aciago porque Xavi, el marido de Amaita, estaba ingresado en el hospital debido a una extraña enfermedad de la cual se recuperó y volvió a casa antes de mi ida el 26/9. Estar en ese mágico entorno de Beraun que de niña siempre me apasionó y fascinó, ha sido una experiencia inolvidable. Ese jardín, con sus chopos, robles, higueras, nísperos milenarios; la hiedra en las paredes, las flores... (solo eché a faltar la tortuga gigante que en mi infancia se paseaba majestuosamente sobre la hierba).

No paré en los siete dias que estuve. Las primas ochentañeras me invitaron a merendar casi todos los días y entre las comidas de mi amiga de párvulos, Ana Izura (gran pintora), mi tata Ramoni, mi primo Gerardo en su finca maravillosa de las Peñas de Aya con unas vistas impresionantes sobre Francia y España; viaje a San Sebastián en pleno Festival de Cine (no ví ninguna película pero mi amiga Ana vió una en Zabaltegui de los nuevos directores titulada "La tête ailleurs" de un director novel de Biarritz, apellidado Pelle que debe de ser tronchante por lo que me contó); mis paseos a pie a Hendaya y a Fuenterrabía..., los días volaron. Como siempre, las más divertidas fueron las primas ochentañeras, muy juveniles como siempre, no aparentan su edad para nada; discutiendo entre ellas como niñas pequeñas sobre nimiedades. Lolín, la más joven (81) tuvo una gran discusión con sus hermanas mayores (85, 87 y 89, Jaime tiene 83) sobre su nieto Pierre que yo había dicho que era muy guapo. Ellas lo rebatieron (para hacerla rabiar...) y ¡la que se armó! ¡la de San Quintín! Lolín, por cierto, es la que le dijo a su hermana mayor cuando Pierre quiso venir con nosotros a San Sebastián hace unos años y ella no quería (porque él había venido a verla desde París ese fin de semana), y Gloriatxo le dijo "¡Déjale mujer que se lo va a pasar mejor con ellos que con una cacatua como tú!". Entonces Lolín, iracunda, le contestó "¡Es que no sabes lo que es tener hijos y nietos, espera a que los tengas!" (Gloriatxo, a la sazón, tenía 83 años...).

---------------------------------------------------------------------------------

I arrived in Irún with ASUN on Sunday 19th September. We went to "Beraun", the sixteenth century magnificent house of my aunt and uncle Luis and Lolita (Miguel and María in my aunt's book) nowadays separated in five flats where their five eighty-year-old children live. I stayed with one of my younger cousins, Amaita--daughter of the only male son, Jaime who, by the way, has also written a book recently entitled "Memories of a Republican Child of Beraun"-- who has a beautiful house in its properties.

Unfortunately, I arrived on a fateful ocassion as Xavi, Amaita's husband, was in the hospital due to a strange illness but who, thank goodness, recovered, and came out before I left on September 26th. Staying in that magical space where, as a child, I was fascinated and awed was an unforgettable experience. The garden with its ancient black poplars, oaks, fig trees, medlars; the ivy on the walls, the flowers... (I missed the huge turtle which, majestically, used to crawl through the garden).

I didn't stop during those seven days. My eighty-year-old cousins invited me to tea almost every afternoon and what with lunch with my kindergarden friend, Ana Izura (an excellent painter), my nanny Ramoni, my cousin Gerardo who has a beautiful house on top of a mountain with splendid views of France and Spain; a trip to San Sebastian deep in its Film Festival (I didn't see any movie, but my friend Ana saw a marvellous film "La Tête Ailleurs" by a new French director from Biarritz, Pelle, which is a howl from what she told me); my walks to Hendaye and Fuenterrabía..., the days flew. As always, the funniest were my eighty-year-old cousins, very young in spirit. They don't look their age at all. When they're together they bicker like little girls over trivialities. Lolín, the youngest (81) had a great argument with her older sisters (85,87 & 89, Jaime is 83) regarding her grandson, Pierre, who I happened to mention that he was very attractive. Her older sisters refuted the statement (just to annoy her...) and, my, my, hell broke lose!! Lolín, by the way, was the one who a few years ago, when her grandson Pierre came to visit her from Paris and wanted to come with us to San Sebastián after lunch, Lolín didn't like the idea one bit. Her older sister, Gloriatxo, told her to let him go with us because he was going to have more fun with us than staying with an old hen like her! Lolín, furious, told her sister: "You don't know what it is to be a mother or a grandmother. Wait until you have a child!" (Gloriatxo, at the time, was 83-years-old...).

21 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Has estado distraída.
Tus primas ochentañeras deben ser adorables.

Besos.

Asun dijo...

Doy fe de que la casa y el entorno son preciosos.
Veo que aprovechaste bien el tiempo, así que por lo que cuentas de tus primas deduzco que ese no parar, esa actividad y ese mantenerse joven te viene de familia.
Me alegro de que disfrutaras tanto.

Besos

amelche dijo...

Me alegro de que te lo pasaras tan bien con tus primas. Un abrazo.

Fernando Manero dijo...

Nunca olvidarás ese entorno mágico que disfrutaste en la infancia y que revive cuando lo visitas y llegas a evocar hasta los mínimos detalles. Son experiencias inolvidables como inolvidables son los paisajes y los caserones de esa tierra guipuzcoana que ha dejado huella en la obra de Baroja y de su sobrino Julio Caro. No es dificil imaginarte en un entorno de verdores infinitos donde, a pesar de los años trascurridos, el ambiente rezuma ese espiritu vital que nada tiene que ver con la edad sino con el valor de los recuerdos juveniles que se sobreponen a ella y facilitan ese encuentro por el que parece no haber pasado el tiempo.

Myriam dijo...

Mwe alegro de que te lo pasaras tan bien. Tus primas seguro son tan encantadoras como tú.

Estoy deseando que nos encontremos personalemnte en el festejo del Quijote.

Besotes

Merche Pallarés dijo...

TORO, Entretenida he estado y mucho sobre todo con las primas que son muy divertidas. Besotes, M.

ASUN, eres testigo... Y sí que disfruté muchísimo al igual que este finde pasado por agua en mi pueblo. Muxus, M.

AMELCHE, sí, me lo pasé muy bien. Gracias. Besotes, M.

FERNANDO MANERO, cuando una ha sido hija de emigrantes se acuerda mucho de su infancia en el terruño y Beraun para mi fue un lugar mágico donde la vida bullía de entusiasmo entre mis tíos y primos. Besotes, M.

MYRIAM, si los dioses quieren ¡nos conoceremos en el condumio quijotesco! Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Merche: pintas tan ben la casa solariega que es como si la viera. Incluso veo la enorme tortuga.
Esas primas ochentañeras , tal vez, conocieron a la infanta Eulalia, la primera divorciada en la Corte española, que pasó sus últimos años en Irún. Murió en 1958.
http://es.wikipedia.org/wiki/Eulalia_de_Borb%C3%B3n
¿Has oído hablar alguna vez de esta hija de la reina Isabel II?
Tus primas ochentañeras ya tienen mérito si no hablan de la tensión arterial, de la artrosis y las medicinas. Es de lo que suelen hablar a esa edad.

Un abrazo

Marcelo dijo...

Son las mismas primas de las que vos contaste el año pasado? O serían unas tías? es muy divertido lo que cuentas de ellas!
Un beso Merche

Merche Pallarés dijo...

ABEJITA, efectivamente, me acuerdo mucho de la Infanta Eulalia que vivía en frente de nuestra casa (no la de Beraun). Nunca la llegué a ver en Beraun porque, como sabes, nos fuimos a Canada pero seguro que mis primas tuvieron contacto con ella. Gracias por el link. Besotes, M.

MARCELO, es un lío lo de mis primas/tias. La verdad es que no sé como llamarlas eran primas carnales de mi madre o sea que son mis tías segundas pero, bueno, yo les llamo primas... Y, sí, son las mismas del año pasado. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es verdad lo que dices, cuando está con amigos y gente buena, el tiempo pasa volando.
Besos.

Cornelivs dijo...

Feliz inicio de semana, amiga.

Besos.

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

Después de tánto ajetreo, amiga Merche, ya quisiera yo para mí esos últimos días. He estado bastante atareado. Me asomé por ver las últimas andanzas de Quijote y no me atreví a comentar. ¡Habría hecho el ridículo!

En fin; de nuevo, ambos por aquí, y a la espera de tus nuevas andanzas, del resto del libro de tu tía y de los últimos -ya dijiste que quedan pocos- capítulos de la otra lectura del el Quijote, por cierto, también lo seguí en el blog de Myriam.

Merche, un beso.

Stanley Kowalski dijo...

Me encanta como has disfrutado. Ya quisiera tener la vitalidad de esas alegres octogenarias! Y que bien se lo pasan! Pues hasta para discutir, hay que tener espíritu!

Muchas gracias por la visita.

BESOTES LUNEROS HERMOSA Y BUENA SEMANA!

Thiago dijo...

joer, cari... tan aciago no fue el ´momento pues si Jaimito de 83 años se recuperó de una enfermedad a su edad, me parece que está mas bien en un día de suerte, no? Vaya familia, jaaj me encanta todo lo que cuentas. Y ahora tienes otro libro para ir poniendo en capitulos, que seguro que en muchos sales tú, no? Tu primo hablará de ti, seguro. YO con mis primas tenia mucho contacto, ¡hasta me case con una a los cinco años! jaja

Bezos.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, ni que lo digas... El tiempo pasa volando siempre y más cuando una se lo está pasando bien... Besotes, M.

CORNELIVS, gracias. Besotes, M.

JOSÉ ALFONSO, seguro que no hubieras hecho el ridículo comentando en El Quijote porque más paridas que las mías son raras de encontrar... Seguiré con el libro de mi tía cuando acabe con mi viaje OK? Besotes, M.

STANLEY, sí, son un caso mis primas/tías y su hermano Jaime las aguanta muy estoícamente... Pobrecito. Besotes, M.

THIAGO, no, hijo, mi primo/tío Jaime no me menciona en su libro. Es sobre sus recuerdos de la nefasta guerra incivil y yo, aunque no lo creas, ¡aún no había nacido! No sé si lo escribiré en mi blog porque el tema ya me supera... Además aún me faltan varios "posts" del libro de mi tía. Muchos besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Cecilia Alameda Sol dijo...

Se está bien con esas personas que conoces desde que eras niña. Ellas poseen parte de tu memoria, detalles que tú ni siquiera recuerdas quizás. Encima con ese buen humor... Es divertido y enriquecedor.

Paco Cuesta dijo...

Se ve que utilizas bien la libertad.

Merche Pallarés dijo...

THIAGO, por cierto te has armado un lío con mi post o yo no me he explicado bien. Veamos. Cuando digo que mi llegada fue en un momento aciago no me refiero a mi primo Jaime (83) sino al marido de su hija Amaita que es el que estaba en el hospital. Besotes, M.

CECI, siempre es un placer estar con ellos. Tienes razón, esos recuerdos son impagables. Muchos besotes, M.

PACO CUESTA, la verdad es que siempre he tratado de usarla bien... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué vitalidad la tuya, querida Merche. Esto sí es un regreso al hogar...
Besos.

northshorewoman dijo...

you live a blessed life. Tell me, what is the secret for the youthfulness of your elderly cousins?

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, gracias por tu segundo comentario... Besotes, M.

NORTHSHORE, good question! I think it's a trait that runs in the family... Although I've always thought that in Beraun they had found the fountain of youth! Hugs, M.