martes, 26 de octubre de 2010

LA ÉPOCA DE LA MATANZA




"Nada sensacional había ocurrido en Candera en ausencia de los Zumeta.

Desde que el tiempo comenzara a refrescar, se habían iniciado las matanzas. Todos los días, al amanecer, todo aquel que fuera algo sensible se veía obligado a taparse la cabeza con las sábanas para no oír los horripilantes gritos de los cerdos que eran sacrificados en varios patios y cuadras. Un olor acre a pelo quemado se extendía poco después por todas las calles del pueblo. Luego venía el correr de un lado para otro de las mujeres. Como casi todos los utensilios empleados en las matanzas se los prestaban unas a otras, las calles eran un continuo trasiego de mesas tocineras, banquillos, cestos, cuchillos, machetes y, sobre todo, de ruidosos calderos y barreños de cobre y zinc, puesto que en aquella época no existía el plástico.

A media mañana, los suelos de los patios, cuadras y corrales aparecían encharcados de sangre y lodo, y las tripas, aún sin lavar, se amontonaban en los rincones mezcladas con el excremento. Pero las mujeres andaluzas, tan limpias por naturaleza, jamás se sentaban a comer al mediodia sin antes haberlo dejado todo barrido, fregado y ordenado.

Por la tarde, el olor a morcilla impregnaba todas las calles. A María y Miguel los invitaban a probarlas en muchas casas, pero ellos rehuían tales invitaciones, sabedores de que una de las gracias de las matanzas consistía en manchar a los visitantes con la sangre del cerdo antes de hacer las morcillas, razón por la cual los invitados solían acudir a esas reuniones con lo peor y más viejo de su guardarropa."

------------------------------------------------------------------------------

 SLAUGHTERING TIME

Nothing exceptional had happened in Candera in the Zumetas' absence.

Once the weather cooled, the swine slaughterings began. Every day, at dawn, anyone who was the least sensitive, was obliged to put sheets over their heads in order not to hear the horrendous pigs' screams that were being sacrificed in various courtyards and barns.

A pungent burnt-hair smell spread through all the streets of the village. Afterwards, came the running to and fro of the women. Since most of the utensils used in the slaughtering were lent to eachother, the streets were a continuous coming and going of bacon tables, benches, baskets, knives, machetes; specially, noisy copper and zinc cauldrons and washbasins (plastic didn't exist at the time).

At mid-day, the floors of the courtyards, barns and pens, appeared covered in blood and mire;  the guts, still not washed, were piled up in the corners mixed with excrements.  However, Andalusian women, so clean by nature, never sat at the table, without leaving everything, sweeped, scrubbed and tidy.

In the afternoon, the smell of blood pudding impregnated the streets. María and Miguel were invited to try them in many houses, but they refused these invitations because they knew that one of the traditional jokes was to soil the visitors with pork's blood before making the blood puddings. Those who went, wore their worst and oldest clothes.

35 comentarios:

Antonio Aguilera dijo...

Bueno Merche, hace días que no vengo, pero hoy me voy a desayunar con unas morcillas de esta matanza. porque el citado elaborado sí que olia bien, no el pelo chamuscado al "depilar" con fuego al pobre porcino.

Buenos recuerdos de mi infancia; aunque, ahora, por mi sobrepeso, no iría a ninguna matanza....por miedo a que me confundan...por mis 9@ (ahora usé adecuadamente el signo de arroba) de carne tal vez no muy magra jajaja


Besos

Antonio Aguilera dijo...

una arroba de carne son 11 Kg y medio de bichejo....jajaja

Thiago dijo...

Yo fui a una matanza en la provincia de Segovia y juré que no volvía. Efectivamente es una reunión hoy social, pero que a mí me resultó muy desagradable. Luego hablan de los toros, pero esta ceremonia con esos gritos del cerdo -nunca tan humano como al morirse- se hace insufrible.

Eso si, no había oído lo de la ceremonia esa, desde luego allí no nos mancharon e iban todo el mundo muy "pitito" vestido...

¡Pobre cerdo, tan rico todo y qué tenga que morir así!. Bezos.

Cocidito madrileño dijo...

Tú estabas en Canadá en la época del desarrollismo de Alberto Ullastres y Laureano López Rodó, convirtiendo en himno vibrante y patriótico el repicar de los garbanzos de Quintero, León y Quiroga con los que Pepe Blanco —no confundir con la imitación— elaboraba su mítico o ignoto, según la generación de cada cual, Cocidito madrileño. Sonríe ahora por las calamidades que sucedieron después del cocido de la buhardilla de los cuarenta y los cincuenta y antes de las escaseces que ya nos agarran y aprietan. Podría ser un himno coquinario para cuando descubrimos la estufa catalítica, el seiscientos a plazos y la lavadora: «Mira si estamos contentos,/ que el pito de la olla exprés/ no se para ni un momento».

Abejita de la Vega dijo...

No me quedaría yo a ver una matanza. Una mañana de invierno, en Palacios de Benaver, oí un ruido horripilante que no pude identificar. Más tarde, vi que cerca de allí estabn con la matanza. Hice dos fotos desde lejos, en la que sólo se aprecia como chamuscan al gorrino muerto. En mi vida, había oído un sonido como ése.

En Burgos, una peña llamada "Los cucos" hacían una matanza en una calle llamada la Flora. Pero, hace ya un tiempo, que lo traen ya muerto y hacen lo demás a la vista del público. Creo que está prohibido matar un animal en la vía pública. Nunca me interesó ese espectáculo.

En aquellos tiempos. era la única manera de comer carne todo el año.

Ahora compramos unos embutidos asépticos y no nos enteramos de lo que pasa en Campofrío, por ejemplo.

Un beso

Asun dijo...

No creo yo qeu pudiera aguantar la matanza de un cochino, esos chillidos son horripilantes. Eso sí, luego la morcillita y demás viandas, exquisitas.

Qué "simpáticos" esos que manchaban a los invitados con la sangre del cerdo. No me extraña que no quisieran ir. Yo tampoco lo haría.

Besos

Merche Pallarés dijo...

ANTONIO AGUILERA ¡ya era hora que pasases por mi casa! Bueno, pesarás 9@ pero si ¡eres feliz qué más importa! y estoy segura de que esas arrobas te sientan muy bien... Te imagino como un osito que da gusto abrazar. Muchos besotes, M.

THIAGO, yo nunca he visto una matanza y, sinceramente, ni quiero. Ahora sí, qué ricos todos los productos porcinos... Besotes, M.

COCIDITO, he visto el video y no, no conocía al tal Pepe Blanco (aunque encuentro que canta mejor que aquel que perdió el carro de cuyo nombre ahora no me acuerdo). Sé que me pondrás algun video... Referente al cocido, resulta que lo que no lleva es ¡carne de cerdo! Por lo menos la receta que yo hacía (me la enseñó una de mis cuñadas) llevaba: morcillo, pollo, hueso de tuétano, garbanzos, zanahoria, nabo, patata y, para de contar. Salía riquísimo. Besotes, M.

ABEJITA, ¡¿lo mataban en la calle?! Eso sí que debía de ser horrible. Pobre puerco. Sé que las matanzas son muy tradicionales y, por lo menos en Ibiza, excusa para reunirse toda la familia ya que todos ayudan. Yo, jamás he asistido a una y ahora que leo lo que dice mi tía y lo que dices tú y THIAGO, estoy oyendo los gritos del pobre animal... Besotes, M.

ASUN, sí, los productos son riquísimos pero aguantar esas "bromas" y sobre todo esos chillidos del pobre cerdito, no lo aguantaría. Besotes, M.

maleta de cartón y bocadillo de panceta dijo...

Ingredients

9 oz dried chickpeas soaked overnight
1 lb cured brisket of beef or silverside in one piece
9 oz salt pork belly, streaky bacon in one piece or fresh pork belly.
1 lb 4 oz knuckle gammon bone, with some meat attached
1 1/2 lb beef marrow bone, sawn accross
1/2 boiling chicken
1 pig's trotter, split
1 whole garlic bulb
2 bay leaves
8 black peppercorns, crushed
1 small onion, studded with 2 cloves
1 1/2 lb Savoy cabbage, quartered
2 carrots, in big pieces
2 leeks, short lengths
1 lb new potatoes
2 chorizos, or other smoked sausage
1 morcilla or 7 oz black pudding.

Merche Pallarés dijo...

MALETA DE CARTÓN, ¡gracias por la receta! La haré un año de éstos... Ahora, muy interesante tu link y saber lo que se "cocía" en aquellos años del desarrollo. Gracias, MIGUEL VIVANCO. Besotes, M.

TORO SALVAJE dijo...

Que costumbre más simpática.
Menos mal que no les dio por apedrearlos como bienvenida.

Besos.

Kety dijo...

De niña vi una matanza. Mejor no volver a verla.
No sabía de esa costumbre, al menos en mi pueblo.

Besos

Myriam dijo...

Ahora entiendo porque el cerdo está prohibido para judios y musulmanes...

Merche Pallarés dijo...

TORO, sí, menos mal... Besotes, M.

KETY, seguro que esa costumbre pasó a la historia... Besotes, M.

MYRIAM, pues ahora que lo pienso... No van mal encaminados, no. Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hay que reconocer, Merche, que puede resultar cruel pero durante mucho tiempo fue la única manera de aportar carne a la dieta de la gente...
Todo un ritual que ya no tiene sentido.
Besos.

Cornelivs dijo...

Me has traido recuerdos de mi niñez y de la matanza en casa de mis abuelos...¡aquello era una autentica fiesta para todos los niños...! Disfrutabamos un montón.

Besos.

evitar dolor a los animales dijo...

Claro!!! Myriam, tenias que hacer un comentario.

Pero que tal los degüellos al estilo "próximo oriente?"

En este relato que mando de la visita de un inglés a Burgos a principios de los 50,mataron un cordero al estilo "kosher" para agasajar a los invitados y hacer el cocido correspondiente.

No me extiendo más pues sinó ibais a pensar que soy hijo de matarife.

Myriam dijo...

MIGUEL: ¿te noto peleadorcito o me equivoco?: no veo por qué voy a dejar de comentar si me place, lo hago con respeto y la dueña del blog lo permite. Si, MIguel, comento.

Con respecto a la forma "Kasher" o "kosher" de matar animales para consumo en la religión judía, te informo que se hace con el mínimo de dolor para las bestias, generalmente con un corte rápido en la yugular,(incluidos los pollos, a los que en otros pueblos les retuercen el pescuezo: eso está prohibido en la matanza kasher).

Saludos

Merche: besos

mando ABRAZOS!!! dijo...

¿te noto peleadorcito o me equivoco?: No sé..¿Tú que cres?

Quiero decir, y como verás en este artículo ...el mínimo dolor para las bestias es esta nueva normativa comunitaria. Y no respetada por las religiones a la que nos referimos en la CEE.

Claro, que peor son las barbaridades que se hacen con los animales en algunas fiestas en España

Como dicta la normativa actual, el cerdo es aturdido por una descarga eléctrica. Después, el matarife y varios ayudantes lo llevan a un banco de madera y le dan un golpe de cuchillo en el gaznate.

Myriam dijo...

Recibidos.

Gabrielle Dupré dijo...

Uyyyyyy es fuerte! Para mí es un tema que me aturde.

Un saludo desde México.

Te felicito por publicar tus textos en inglés, gracias!

Stanley Kowalski dijo...

Yo tampoco hubiese aceptado jamás una invitación de esa naturaleza. Me parece todo atroz y de costumbres arcaicas y bastante sanguinarias! Demasiada violencia para mi gusto!

BESOTES HERMOSA, TARDE PERO VINE!

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, por supuesto que antes las matanzas eran muy importantes porque significaba comida para todo el año. Hoy en dia son un poco anacrónicas, sí. Besotes, M.

CORNELIVS supongo que sí disfrutaríais porque eran unas fiestas, aunque aguantar los aullidos de los pobres cerdos... Besotes, M.

MIGUEL Y MYRIAM ¡menudo rifirrafe os traeís en mi casa! Que haya paz... (aunque eso da vidilla). Y claro que MYRIAM puede comentar las veces que quiera al igual que tú MIGUEL. Luego veré tus links que siempre son muy interesantes. Besotes, M.

GABRIELLE, bienvenida a mi blog. Sí, ésto de las matanzas era/es muy fuerte. Por cierto, como eres nueva, te explico que lo que voy escribiendo son "capítulos" de un libro que escribió mi tía-abuela, Dolores Salís, cuando tenía 80/90 años. El libro se titula "Exilios" (1936-1945). Besotes, M.

STANLEY, querido ya sé que siempre llegas... Sí, horribles esas matanzas aunque,ya,poco a poco, están pasando a la historia. Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

MIGUEL, ¡Qué interesantes los dos artículos! El "Another Spain" (aunque no he leido por ninguna parte la matanza de un cordero al estilo kosher...) y el de Burgo de Osma. ¡Dan ganas de visitar esa villa! con matanzas o sin matanzas..., preferiblemente ésta última. Besotes, M.

insólito viajero dijo...

Este artículo del DB fue fomentado por mí.
Conocí al inglés que me regaló el libro cuando fuí a visitarle .

Anteriormente compré la revista inglesa. Y con una y otro hay una gran cantidad de fotografias entre ellas el golpe de cuchillo en el gaznate a la obeja o cordero. (que por cierto era negra)

En unas horas tomaré avión para Madrid. Así que por unas semanas estaré desaparecido.

Besos. Miguel.V.

pancho dijo...

One of your best translations. We don't give kisses to animals in the slaughterhouses.
Hugs

don vito dijo...

Hola, bello bog, precosas entradas, te encontré en un blog común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen día, besos.

Stanley Kowalski dijo...

Mil gracias Merche por el comentario que me dejaste. Siempre tan generosa y adorable conmigo! Sos un amor!

BESOTES HERMOSA Y GRACIAS NUEVAMENTE!

Merche Pallarés dijo...

INSOLITO VIAJERO, me he convertido en toda una experta sobre Churton Fairman... ¡Buen viaje! y te espero a la vuelta, querido MIGUEL. Besotes, M.

PANCHO, you think my previous translations have been lousy???? No, I don't think anyone kisses animals that are going to be slaughtered, no. Besotes, M.

DON VITO, gracias por su visita. Saludos, M.

Merche Pallarés dijo...

STANLEY, tu comentario entró despues de mis contestaciones. Querido ¡eres un genio! Besotes, M.

Miguel dijo...

A mí, te digo la verdad, nunca me ha atraído ese ritual de la matanza. Más bien todo lo contrario. Me parece un espectáculo (y eso que no he visto nunca ninguno, sólo algunas escenas por la tele) horripilante. Me da mucha pena ver al pobre cerdito sin posibilidad de defensa, a merced de sus matarifes.

Un beso.

Mal bicho dijo...

Que momento mas dramático el de la matanza, pero que momentos tan buenos disfrutan nuestros paladares.

Merche Pallarés dijo...

MIGUEL II, yo ni siquiera la he visto en la tele... Gracias por tu comentario de nuevo. Besotes, M.

MAL BICHO, así es. Cruel esa matanza pero muy sabrosos sus productos. Gracias por tu comentario. Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Paco Cuesta dijo...

¡Claro! era una ceremonia, fiesta o como queramos llamarlo; no olvidemos que hace unos años -cuando era una fiesta- no todos criaban un cerdo.

BIPOLAR dijo...

Ahí le ha dado Paco Cuesta. Si aquello era una orgía para el estómago.

Qué muerte tan cruel.

Merche Pallarés dijo...

PACO y BIPO, creo que todos hemos llegado a la conclusión de que la matanza es horripilante pero el resultado muy bueno. Besotes, M.