domingo, 31 de octubre de 2010

LOS PAPELES PERDIDOS



(NOTA MIA:  Supongo que os acordareis la fijación que tenía mi tía con el bandolero "El Herrerillo".  Daniel le dijo que iba a buscar unos papeles que un misterioso señor había dejado en la fonda.  Este "capítulo" va sobre los mismos).
--------------------------------------------------------------

"Mientras su mujer acababa de preparle el equipaje.  Daniel bajó por las escaleras.  Al ver a María, exclamó:
--¡Qué casualidad, doña María!  Ahora mismo iba a su casa.  He encontrado parte de los papeles de que le hablé.  Aquí los tengo.

Puso el paquete que traía en la mano sobre una mesa.  Quitó el periódico que lo envolvía, y aparecieron unas cuartillas escritas con letra menuda y líneas apretadas.  Algunas hojas estaban dobladas por las puntas, y otras, bastante rotas.  María se alegró mucho del hallazgo.

--Creo que hay más papeles--dijo Daniel--, porque el montón que dejó aquel señor era mucho mayor.  Ya te he dicho Justiniana--añadió dirigiéndose a su mujer--, que no quemes nada de lo que hay en el desván.  Ya verá, doña María, ya verá como vamos encontrando lo que falta.

María se fue a casa muy contenta con el hallazgo.  Tanto ella como su marido sentían verdadera curiosidad por conocer la personalidad de "El Herrerillo".  Supo dominar su impaciencia y esperó para examinar el paquete hasta que Miguel regresara de la mina.  Cuando lo abrieron, vieron que, aunque algunas hojas estaban borrosas, había mucho que leer, y decidieron esperar al día siguiente, que era domingo, para descifrar aquellos papeles con toda tranquilidad."

-------------------------------------------------------------------------

THE LOST PAPERS

(MY NOTE:  You'll probably remember my aunt's interest in the "Little Blacksmith", one of the famous outlaws.  Daniel told her that a mysterious man had left some papers in the inn and that he was going to look for them.   This "chapter" deals with those papers).
-------------------------------------------------------------------------


While his wife continued packing, Daniel came down the stairs.  When he saw María, he exclaimed:
--What a coincidence, doña María!  Right now, I was going to go to your house.  I found part of the papers I told you about.  Here they are.

He placed the package he was carrying, on top of a table.  He took off the newspaper wrapping it and various sheets, written in very small letters and tight lines, appeared.  Some of them had their corners curled up and others were quite torn.  María was very happy with the find.

--I think there are more papers--Daniel said--, because what that man left was a much bigger bunch.  I told you, Justiniana--he added, facing his wife--, not to burn anything that's in the attic.  You'll see, doña María, you'll see how we'll find what's missing.

María went home very happy with her papers.  Both she and her husband were very curious to know more about the "Little Blacksmith's" personality.   She managed to control her impatience and wait until Miguel came back from the mine to open the package.  When they opened it, they found that even though some sheets were blurry, there was a lot to read.  They decided to wait until the following day, a Sunday, to decipher them slowly.

15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Merche!!!, este post debería ser más largo...

Besos.

Asun dijo...

Yo, con lo curiosa que soy, los habría leído de tirón sin esperar ni a Miguel ni a nadie, y mucho menos dejarlos para el día siguiente. O sea, vamos, que nos has dejado con las ganas.

Besotes

Fernando Manero dijo...

Un brindis por Daniel, que enseguida se dio cuenta de lo que habia encontrado. Ignoro si era culto o no, pero lo que está claro es que se trataba de una persona sensible y capaz de valorar lo que significaba un manuscrito como ése. Lástima que su ejemplo no cundiera en tantos que destruyeron documentos valiosísimos y que desaparecieron para siempre. Seguro que lo que encontró Daniel era una joya, que habrá que ir descubriendo poco a poco como el buen vino. No hay prisa, Merche. A tu ritmo, que acompasas bien los tiempos. Un abrazo.

Thiago dijo...

jaja y nosotros cuánto tendremos que esperar para conocer que dicen esos papeles? hoy ya es domingo, cari, jajaa.

Sería el bandolero un genial poeta? un científico ilustrado? un escritor en ciernes? O solo iría apuntando cuanto le robaba a sus victimas? Eso lo sabrán en el próximo capitulo.... ! jajaj a


Bezos.

Merche Pallarés dijo...

TORO, ¡Tranqui...! Ya te dije que algunos de los "capítulos" de mi tía son más bien "posts". En las próximas entradas, te enterarás de lo que contienen esos papeles... Besotes, M.

ASUN, la historia continua... pero este "capítulo" es como es. Besotes, M.

FERNANDO MANERO, Pues sí, los "papeles" rebelan bastante. Los iré posteando. Besotes, M.

THIAGO, ja,ja...eso, en el próximo capítulo... Besotes, M.

Myriam dijo...

Ay, tendré que esperar a las próximas entregas para enterarme de lo que decían esos papeles.. ¡Qué curiosidad!

Besos

Miguel dijo...

Supongo que estos papeles verán la luz bloggeril en próximos posts ¿no? Eso espero.

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

Papeles ya.
Besos, Merche.

Abejita de la Vega dijo...

Papeles ya.
Besos, Merche.

Merche Pallarés dijo...

FERNANDO MANERO ¡Qué fallo! quise decir REVELAN bastante y lo puse con ¡¡B!! Es que yo estoy siempre pensando en la rebelión... Besotes, M.

MIGUEL y ABEJITA, vale la primera tanda la postearé ahora para que esteis tranquilos... Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

MYRIAM, perdona me salté tu comentario, como les digo a MIGUEL y ABEJITA, lo publico ahora. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué será de nosotros cuando ya no haya cuartillas que envolver en un paquete para que alguien lo encuentre o no lo encuentre...
Besos.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, sí. ¡Qué hubiese sido si Cide Hamete no hubiera encontrado el manuscrito de Don Quijote! ¿Te imaginas...? Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

A falta de "Sálvame"...
(Tenían que aburrirse como ostras aparte de trabajar como burros)

Merche Pallarés dijo...

BIPO, sí, era un entretenimiento... Besotes, M.