martes, 23 de noviembre de 2010

COCINEROS Y MUJERES MALTRATADAS



Primero, cocineros.  No sé vosotros pero yo estoy saturada de tanto protagonismo culinario de  Ferrá Adríá, Arzak, Berasategui, Subijana, Arguiñano etc. etc.  Es que entre su gremio y el de los futbolistas parece ser que no hay otras profesiones en España que merecerían más atención mediática:   maestros, médicos, científicos, compositores... sin ir más lejos.  Pero no. Lo que está de moda son los cocineros, futbolistas, meretrices, encarcelados y mujeres maltratadas.

Sobre éstas últimas, me sorprende que, hoy en dia haya tantos casos de violencia doméstica.   Comprendo que antiguamente, la mujer estoícamente aguantaba a un marido maltratador porque era su sino.  En casa y con la pata quebrada y sin rechistar.  ¡Pobres! y MUY INJUSTO.   Pero, ¿hoy en día?  ¿en el S. XXI?  ¿no tendrán algunas mujeres parte de la culpa?  Sé que me lloverán críticas furibundas pero pienso que no todas somos querubines inocentes y que el "macho" es el malo de la pelicula.  Pienso decir lo que pienso, caiga quien caiga, y para eso, simplemente os voy a poner dos ejemplos muy significativos:  

A nivel personal experimenté, de niña, a un pariente cercano y muy querido aguantar carros y carretas de su media naranja.  Armarle escándalos públicos por nimiedades y sin razón alguna porque mi pariente estaba con sus hermanas y conmigo.  Tirarnos piedras cuando mi pariente nos llevaba, en moto, a casa de mi abuela.  Mi pariente, por supuesto, que no la mató pero a mi me dejó traumatizada para los restos.

Hace unos años, estando sentada leyendo el periódico en una Gelatería de Sta. Eulalia (Ibiza) esperando a mi grupo, una pareja joven estaba sentada en una mesa cercana.  La chica no paraba de insultar al pobre chico que, silenciosamente, aguantaba todos sus improperios:  "Tio, te he dicho que no me llames.  ¿Te entra en la mollera, tío?  Joder, es que eres un pesao y no hay quien te aguante, te enteras, tio?"  Éste monólogo continuó un buen rato, y el pobre "tio" sin rechistar.  Os juro que me dieron ganas de levantarme y decirle:  "¿Le pegas una torta tú o lo hago yo?"   En fin, que conviene hacer un poco de autocrítica y ver qué hay detrás de tanto crimen de género.


-------------------------------------------------------------------------

CHEFS AND BATTERED WOMEN


First of all, chefs.  I'm saturated with the "stardom" of outstanding cooks such as Ferrá Adriá, Arzak, Berasategui, Arguiñano, etc. etc.  It seems that besides their trade and soccer players, there are no other professions worthy of media attention, in this country at least.  Teachers, doctors, scientists, composers, do not exist.  No. What is fashionable are chefs, soccer players, prostitutes, jail birds and battered women.

Re the latter, I understand that in olden times many women suffered an abusive husband in silence because, unfortunately, it was their fate to put up with these monsters. It had been ingrained in their brains to be submissive.  Their reward would be in the after-life.  Very sad and UNJUST.  However, nowadays?  In the twenty-first century?  Aren't some women guilty?  I know I'll get furious criticisms but not all of us are innocent angels and the  "stud"  is the guilty one.  I plan to say what I think no matter what and for that I'll put two examples:

Personally, when I was a child, I was witness to a very dear relative whose wife made his life miserable.  She would cause a public scandal for no logical reason just because he was with his sisters and me.  One evening she threw stones at us because he was taking us to my grandmother's house.  Of course, my relative didn't kill her but she traumatized me for the rest of my life.

A few years ago sitting, reading my newspaper in a Gelateria of Sta. Eulalia (Ibiza) while I waited for my group, a young couple was sitting in another table closeby.  The girl kept insulting the poor man who quietly put up with her row.  She would say:  "You know, bastard, you shouldn't call me.  I told you not to call me, you silly nitwit, are you getting it?  I don't want to have anything to do with you, stupid prick...!"  This monologue continued for quite a while and the poor "bastard" didn't say a word.   I swear that I felt like standing up and saying:  "Are you going to slap her or should I?"  Summarizing, I think we should all do a bit of self-criticism as there is a lot hidden behind many assassinated women.

24 comentarios:

Romek Dubczek dijo...

Hola, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Cuando oigo noticias de ese tipo no comprendo cómo la mujer no se pone en su lugar. De todos modos, me parece a mí cosa de manipulación mediática (con qué fines, no lo sé), como la del tabaco.
Un abrazo. Romek
PD: Y sí, se te tirarán encima jeje

Stanley Kowalski dijo...

No te quejes mucho de los cocineros Merche! Que ustedes exportaron a Arguiñano y nosotros lo soportamos varias temporadas, mientras ustedes descansaban de él, jajajajaja!

Respecto a lo otro, no sabría que decirte. Aquí hay mucha violencia de género. Es decir, hay demasiada violencia de todo tipo. Verbal, física, por televisión, etc.
Creo que son tiempos violentos, pero tampoco veo que hagan mucho por frenarlos.

BESOTES HERMOSA!

TORO SALVAJE dijo...

Es para escribir un libro este tema.
En primer lugar los cadáveres están ahí y eso tiene que acabar.
En cuanto al maltrato psicológico ese ya está más equilibrado o al menos así me lo parece.
El maltrato psicológico no es solo el grito, el insulto o la amenaza, también lo es ridiculizar, humillar, controlar la vida del otro, separarlo de su familia, manipular a los hijos, controlar sus amistades, su correo, su teléfono móvil, chantaje emocional, amenazar con separarse y quedarse los hijos y la vivienda, mentir constantemente, y mil cosas más.
Y creo que todas ellas no son exclusivas de los hombres, ni mucho menos.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Nunca es justificable la violencia, pero debería hacerse también una autocrítica en el comportamiento de muchas mujeres, en especial en casos en los que todas las emociones se disparan, como en las separaciones matrimoniales. Nunca aceptaré la salida de la violencia, la condeno y debe perseguirse y cortarse de raíz.
Besos.

Merche Pallarés dijo...

ROMEK, gracias por tu visita. He ido a tu blog (te he dejado un comentario) y lo que he leido me ha encantado. Tienes mucha razón en lo de la manipulación mediática que de todo hay, sí señor. Besotes, M.

STANLEY, como dice ROMEK mucho tiene que ver con la manipulación mediática. Vivimos envueltos en violencia, sexo, y (iba a decir Rock & Roll pero ya no...) pornografía desenfrenada. Ésto para las relaciones no ayuda mucho, no.
Siento lo de Arguiñano... Besotes, M.

TORO, por supuesto que la violencia debería ser desterrada pero lo que mencionas de los chantajes emocionales los encuentro nefastos. Jamás hay que enfrentar a unos hijos contra uno de sus cónyuges. JAMÁS. Y tampoco espiarle... Eso es de lo más bajo y rastrero. Besotes, M.

PEDRO, muy de acuerdo con lo que dices, querido. Besotes, M.

pancho dijo...

It's very easy to change the channel when they speak about cookery, that's what I do because I have no idea of the issue.

It's a good thing you were not hit by the stone.

hugs

Thiago dijo...

bueno, si que es polémico el tema. si. El caso es que puede que haya violencia por ambos géneros, pero parece que los difuntos casi siempre los pone el mismo bando. Es un poco una guerra desigual. Hombre, hoy en día parece que la mujer no tiene o no debe aguantar malos tratos y que hay medios para salir de ese infierno, pero cari, es que tú y yo, blogueros medianamente cultos (por decir algo) nos movemos en cierto ambiente en el que vivimos: estudios, trabajo... Pero hay todavía una España profunda, ignorante, esa que sale en la tele de vez en cuando, que jalea a Belén Esteban, esa que no sabe ni lo que es "homosexual" y dicen cuando le entrevista por la tele cualquier barbaridad, todavía hay mucha incultura, esa gente qeu piensa que Carmen de Mairena debe estar en el parlamento, me entiendes? Esa españa de pandereta, churro, y bata de boatiné... de barrios marginales, que ni leen ni ven la tele ni nada. Esos no saben de politicas de igualdad, ni casas de acogida ni de telefonos de ayuda a la mujer, etc. etc...

Asi que creo que aunque se avanza algo, no todo está conseguido en temas de igualdad. Es mi opinión. Y es verdad, y tu puedes contar dos casos, pero al lado de eso, cari, el monopolio casi de la violencia es, desgraciadamente, masculino.

Bezos.


P.S. ah, en lo de los cocineros tienes razón. Cobrar 300 euros por comer "aire" en el Bulli y pagar 1.700 euros por una botella de vino es en los tiempos que corren una inmoralidad.

Marcelo dijo...

Yo creo que no hay violencia de género sino violencia, y en tal caso no es peor una que otra y existen ambas, desde ya.
Un beso Merche!

Mal bicho dijo...

A mi es que hablar de violencia de género me parece estupido, habrá violencia de pareja. O acaso un hombre maltratado por su novio es menos maltratado que una mujer?
Yo, por suerte, no he conocido ninguna mujer maltratada. Sin embargo si he conocido a dos hombres denunciados falsammente por sus mujeres. ( En especial uno que supuestamente maltrató a su mujer mientras el pobre chico estaba tomandose unas cañas con unos amigos entre los que me encontraba yo ).
Si es que cierto que la diferencia de fuerza entre un hombre y una mujer es, en general, notable, lo que automáticamente convierte un bofetón de él en maltrato y un bofetón de ella en un cachete, cuando los dos son EXACTAMENTE igual de deplorables.
Con l@s maltratador@s tolerancia 0, a la cárcel con ell@s.
Mientras tanto, los medios de comunicación seguirán sacando tajada...lamentable.

Asun dijo...

Lo de los cocineros ya cansa un poquito. No hay cadena donde no tengan un espacio dedicado a alguno de ellos, y como dices: generalmente hombres. Como si no hubiera mujeres en la profesión, por ejemplo todas las amas de asa que cocinan a diario.

Respecto a la violencia:
1- Creo que son muchos los factores que hacen que una mujer aguante durante tiempo los maltratos, no sólo el pensar que es su sino. Puede ser por miedo a represalias, insolvencia económica, porque piensan que es mejor para los hijos que los padres sigan juntos (cuando lo que les están haciendo es, con perdón de la palabra, una grandísima putada)... En fin, razones varias.

2- Por supuesto que también hay hay muchas mujeres que son de armas tomar, pero la agresión de éstas suele ser más verbal y maltrato psicológico. Cuando hay violencia física suele ser más por parte del hombre, aunque no digo que no haya también alguna mujer que la utilice.
Por supuesto que la denuncia tiene que ser venga de quien venga, tanto física como psicológica.

3- Autocrítica sí, por supuesto, pero a mi entender NADA justifica la violencia física (y mucho menos hasta el extremo de la muerte), ni por mucho que la otra parte esté hasta el moño (por no decir hasta los cojones) de aguantar los desprecios, chantajes, y agresiones verbales.

Besos

Merche Pallarés dijo...

PANCHO, I used to like Arguiñano and cooked many of his recipes but now I'm fed up! Can't stand any of them. Thank you about the stone not hitting me, but, I can assure you it was frightening seeing those stones flying towards us... Besotes, M.

THIAGO, discrepo contigo en un punto. Lo de que los marginales no leen (cierto) y no ven la tele. Aquí es donde discrepo porque es ¡lo único que hacen! No te has fijado que en los poblados de chabolas, ¿todas tienen antenas? Y tienes razón en que la violencia está descompensada porque el hombre siempre tiene las de ganar. Eso es cierto. De todas formas, aborrezco la violencia venga de donde venga. Besotes, M.

MARCELO, muy de acuerdo contigo. Gracias cariño. Besotes, M.

MAL BICHO, sí, tolerancia cero con la violencia sea del lado que sea pero, algunas mujeres se pasan como en el caso de tus amigos... Muy injusto. Gracias por tu comentario. Besotes, M.

ASUN, es verdad la única mujer que destaca es la Ruscadella que por cierto pasamos delante de su restaurante en Sant Pol ¿te acuerdas? Si no, todos son hombres. Referente a los puntos que destacas:

1) Digo lo de su sino en el caso de las mujeres en la época de nuestras abuelas. Estaban educadas en la sumisión al varón, primero, su padre, sus hermanos y después al marido (como hoy en día las mujeres musulmanas). Es eso a lo que me refería, por lo demás tienes razón en lo que dices.

2) ¿Crees que tirar piedras no es violencia física? Mira, hay mucha histérica suelta aunque las fuerzas esten descompensadas y la violencia tanto física como psiquíca es totalmente aborrecible.

3) De acuerdo contigo.

Muchos besotes, M.

Paco Cuesta dijo...

Machismo, feminismo, todos los "ismos" son malos, que la igualdad, si es que debe haberla, venga por igualdad en todo.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señora Doña Merche,
Yo me crié en una sociedad machista hasta la médula, rodeado de chico por mujeres, mi educación fue machistofemenina, así crecí siendo un caballero sexista, y solo fallé para ser perfecto macho, por culpa de mi carácter pusilánime, débil, sensible y gurrimino.

Frente al sexo débil, siempre demostré ser un chiribaila, un mequetrefe, un botarate, sin mostrar jamás ninguna aptitud dominante o fortaleza.

Con la esposa, llegué a ser famoso entre familia y barrio por representar el perfecto paradigma de bragazas, calzonazos y cornudo impenitente, es decir, cortuno per sempre y a destajo (ella).

Mi media naranja es y será (si otra vez la encontrase) la que me exprima y estruje, hasta dejarme seco pero sin siquiera probar mi jugo dentro (ellas aseguran que no lo tengo).

Mi amigos me dicen que si aguanto yo sabré, que parte de la culpa es mía en tragar tanto, y otros que las hostias me las llevo porque quiero, qué ya me gustará, si siempre tropecé en la misma pro-to-tipa, creyéndome tan listo y tan poetiso.
Mis amigas me repiten que soy un pesado, que cargo a la más pintada y que solo me llevo la mitad que me merezco, yo las oigo y asiento, porque soy un piltrafa, y si todas lo dicen así, así me siento, nadie soy para contradecir la mayoría de ellas ni de ellos.

Yo deseo una mujer buena que me quiera, me comprenda y me respete, pero sigo esperando sentado y les juro que no busco a una bruja de las verás, aunque ya pienso que instintivamente a lo mejor , sería mejor realmente el ser apaleado por la escoba o envenenado o en llamas rociado, hasta que me llegue la muerte, para acabar con todo y éste nada.

Suyo y a sus pies, esta vez soy yo el que quedo, para ser pisado, Z+-----

Merche Pallarés dijo...

PACO CUESTA, yo también odio los "ismos" lo de la igualdad sería lo suyo pero, desgraciadamente, cada día vemos que no es así. Besotes, M.

SEÑOR DE LA VEGA, ¡Qué masoquista le leo! No puede ser que vuesa merced haya sido un "pelele" un pusilánime en manos de las féminas. No le creo. ¡Solo hay que leer los comentarios de sus múltiples seguidoras/enamoradas que le siguen en su cueva! Estoy segura que darían SU VIDA por un revolcón con vuesa merced. Le confieso que si yo tuviera treinta años menos, también... Pero ¡ay! ya no puede ser. Se me pasó el arroz, el aceite, y ¡la paella entera! Lástima llegar tan tarde a este maravilloso mundo de los blogs. Estoy segura de que si hubiera tenido veinte años ¡arrasaba con todos, hasta con THIAGO! Yo JAMÁS le pisaré, al contrario, SIEMPRE estaré a sus pies, M.

Myriam dijo...

Por eso a mí me parece más correcta las expresiones "violencia intrafamiliar" o "violencia doméstica" que engloba también al hombre maltratado, a los niños maltratados y a los ancianos maltratados.

La violencia es condenable en todas sus formas, veniere de quien viniere.

Besos

Merche Pallarés dijo...

MYRIAM, tienes razón estos términos son más atinados. Y la violencia, venga de donde venga, es nefasta y cruel. Estoy de acuerdo. Muchos besotes, M.

Anónimo dijo...

Mijita, te pasaste. La apologia del maltrato de la mujer no es de recibo -at any speed. No es de "machos": es de chulos, de impotentes, de cobardes. Es de ratas de alcantarilla -y hay demasiadas en Espanya.

Avelino.

Euphorbia dijo...

Hola Merche,
Como adicta al Canal Cocina tengo una opinión clara sobre el tema de los cocineros. No se puede meter a todos en el mismo saco. Existen los cocineros estrella (michelin, para ir concretando) que reflejan lo que busca nuestra sociedad del "bienestar", vivir bien, por encima de nuestras posibilidades y anestesiarnos de los problemas reales. De todas maneras creo que ellos estan siendo utilizados por el sistema de forma pasiva en muchos casos y probablemente ni ellos entiendan el alcance de su fama.

Luego están los cocineros mediáticos que, como tales, tienen su gran defecto de divismo pero que están haciendo una gran labor social: concienciar a mucha gente que deben cocinar y comer bien en sus casas. Allí yo metería a Argiñano y también a Jaimie Oliver que con su "Food Revolution" en Estados unidos ha conseguido que en algunos colegios (aunque sean pocos) se deje de servir porquería a los niños.

http://www.jamieoliver.com/campaigns/jamies-food-revolution

Luego, el resto de cocineros hacen lo que pueden en esta vida, como hacemos todos, digo yo.

Del maltrato ya hablamos otro día.
Un abrazo Merche.

Señor De la Vega dijo...

Mi Querida Señora Merche no me leyó masoquista, me leyó alegórico.

A mí la corrección política me importa una sublime mierda, la oportunidad de decir lo que uno quiera no debe ser medido en la forma sino en el propósito, tanto en forma como en fondo.

A la mujer se la maltrata, se la viola, se la fuerza, se la humilla, se la pisotea, se la esclaviza, se la quema, se la comercializa, se la golpea, se la calla, se la somete, se la minimiza, se la ignora, se la apedrea, se la mutila, se la infravalora, se la banaliza y una lista larga y abominable, además por motivos comunes a la maldad humana, por considerarla hembra= inferior, más débil y más vulnerable, y eso es una percepción que ayer y hoy todavía es mantenida por hombres y mujeres, por el simple hecho de ser mujer, o lo que es lo mismo, por haber nacido con sexo (XX), vagina y caracteres secundarios femeninos.

Eso es un hecho, un hecho visible, un hecho histórico, un hecho incontestable, un hecho constante, un hecho ubicuo, un hecho generalizado, un hecho globalizado, un hecho irrefutable, un hecho denunciable, un hecho a desechar.

La existencia de la violencia, hacia cualquiera más débil sobre cualquiera más fuerte, ya sea animal, niño, mujer, hombre, grupo étnico, grupo social, nación, etc. Es por supuesto, igualmente denunciable y como es lógico o debiera serlo, no invalida la existencia de una violencia específica contra la especificidad de la mujer (sexo) o culturalmente serlo (género).

Usted es una buena persona, incapaz de pisar al débil, y se rebela contra el que abusa, y abusador es la calidad de una condición de miserable, sin género, aunque tenga el sexo que tenga. A usted le rebela que lo políticamente correcto, evite hablar de 'ellas', como si no existiesen 'ellas abusadoras', porque en lo público se acaba extendiendo el maniqueísmo de lo blanco y lo negro, de lo bueno y lo malo, sabiendo todos, que los tonos y colores nos inundan, sin calidad de género, edad o raza.

La justicia consistiría en no criminalizar al hombre por serlo, ni santificar a la mujer por su condición o sexo.
Pero conseguir la equidad (que no igualdad) es un trabajo de todos, incluso cuando comentamos, porque es de justicia ser proporcionales a la realidad de una violencia en la relación hombre-mujer abusiva desproporcionadamente hasta la muerte (64 víctimas mujeres en 2010 -España-), sin aplastar con ello a la minoría de hombres que la sufran.
Besos y suyo, Z+-----

Merche Pallarés dijo...

EUPHORBITA, ¡Qué ilusión recibir tu comentario! (Te iba a llamar uno de estos días...). Lo de los cocineros, tienes razón que están haciendo una labor de enseñarnos a comer bien y equilibradamente (iré luego al link que me envias) pero, chica, no hay semana que no salgan los "estrellas" ¡hasta en la sopa! Qué a propósito viene este dicho...
Sí, sobre el maltrato, mejor que hablemos otro día. Muchos besotes, M.

SEÑOR DE LA VEGA, jamás podría exponerlo mejor que lo hace vuesa merced. Estoy de acuerdo en todo. Muy bien argumentado y de una lógica aplastante. Y sí, que las mujeres tienen las de perder, a nivel fuerza bruta, más que los hombres. Esa es la triste realidad. Gracias por su segundo comentario. A sus pies, M.

northshorewoman dijo...

well, it is true that there are some wicked, nasty and abusive women. especially, I would say, some women are exploiting the gains that feminism brought but instead of looking at the collective state of women, they greedily only focus on themselves: the individual.

Violence against women, however, is a serious and big issue still today throughout the world. The last statistic I read a few years back said that about 40 women in Ontario are killed each year by their partner/husband/lover.

We have a lot of killing and beating up of women in Canada. It is not going away, unfortunately.

Merche Pallarés dijo...

NORTHSHORE, yes, violence against women is a big issue everywhere, unfortunately, but I think women don't know how to treat their men nowadays, when they really have the pan by the handle if they only knew... That doesn't mean being submissive or subservient. It means using our female cunning to have them eat from the palm of our hands... It's easy. For example, the young couple I mention above, he was quietly putting up with her foul language because he was in a public place, but what if they leave together and go somewhere quieter? Maybe he would explode and strangle her! Because that's how men react. It brings out the animal in them and they ARE stronger than us. Hugs, M.

BIPOLAR dijo...

La violencia no se puede justificar nunca.

Merche Pallarés dijo...

BIPO, por supuesto... Besotes, M.