sábado, 19 de julio de 2008

MAS RECUERDOS INFANTILES - MORE CHILDHOOD MEMORIES

Aparte de comerme el coco con la existencia de Dios, tambien la ETERNIDAD me daba un yuyu de cuidado, eso de estar muerta para siempre, siempre, siempre...
A los dos años, ésto me lo contó mi madre, me llevaban a menudo a ver el zoo del Monte Igueldo en San Sebastian, me encantaba la osa Ursula que estaba en una jaula. Un dia de lluvia torrencial, con rayos y truenos, le dije a mi madre ¡pobre Ursula!, sin casa, sin tejado, ¡sin PARAGUAS!
Una cosa que me encantaba en aquellos años es cuando llegaban al caserio mis tios (Gerardo y Mercedes) desde Barcelona, donde vivían. No tenían hijos entonces tia Mercedes se volcaba conmigo, me llevaba al Circo Americano en San Sebastian todos los veranos (lo que mas me gustaba eran los payasos y los trapecistas). Otros dias ibamos con nuestra tortilla de patatas andando por el Monte Jaizkibel, subíamos hasta la cima desde donde se divisaba un paisaje bellísimo (Francia y España), nos sentábamos, poníamos un mantel cuadriculado rojo y blanco sobre el cesped y ¡hala! a comernos la tortilla. Tambien ibamos a las Peñas de Haya. Tía Mercedes era muy andarina y nos dábamos unos paseos tremendos. Otro paseo que me apasionaba era cuando ibamos a través de los campos hasta "Anderregui" (la finca de mi tio Pacho) que estaba cerca de Oyarzun, pasabamos por unos riscos donde había un eco tremendo, me tiraba un buen rato gritando "¡hola!" y el eco me devolvía el saludo multiplicado por tres ¡cómo disfrutaba! Bueno, os dejo, lo voy a escribir en inglés.

Besides questioning the existence of God, another concept that boggled my mind was ETERNITY, to think that one was dead forever and ever, and ever...
When I was two, my mother told me this, they used to take me to the zoo in Monte Igueldo, San Sebastian. Apparently, I loved "Ursula" a female bear that was in a cage. One day when it was pouring with rain, thunder and lightning, I said to my mother "Poor Ursula, without a house, without a roof, without an UMBRELLA!"
But what I loved the most was when my aunt Mercedes and uncle Gerard came to the "caserio" (my grandmother's country house) from Barcelona where they lived. They didn't have any children so my aunt dedicated herself completely to me. She used to take me to the American Circus in San Sebastian every summer (I adored the clowns and the trapeze artists).
Also, we used to take a potato omelette and climb the Jaizkibel mountain where, once we reached the top, were enthralled with the magnificent view we had (France and Spain). We laid down our red and white checkered tablecloth on the grass and, there! We ate our omelette! Other days we went to the Peñas de Haya (another mountain). My aunt loved to walk so we used to take long walks together. Another trekking that I loved was going through the fields to my uncle Pacho's country house "Anderregui" which was close to Oyarzun, on the way we passed some cliffs that had an echo. I spent quite a while shouting "hello!" and was thrilled to hear it come back to me multiplied by three! Oh, HOW I loved it!

20 comentarios:

amelche dijo...

Sí que te lo pasabas bien. Un abrazo.

Devin Town dijo...

Hola Merche!!!

Yo fui de los últimos niños que pudo visitar el zoo de Igueldo antes de que lo cerraran, ahora todo aquello me da un poco de pena cuando recuerdo lo que fue y la ilusión con la que iba. De todas formas y aunque allí ya casi no quede nada sigo subiendo para poder disfrutar de las vistas.

A Jaizkible hace mucho que no voy pero de pequeño solía ir mucho con mi abuelo.

Joe, me ha gustado leer tus recuerdos de cuando tú eras peque, sobre todo porque transcurren en la ciudad en la que vivo y siempre he tenido mucha curiosidad por conocer su pasado. Me encantaría que algún día me contases cómo era la ciudad antaño y la comparases con la de ahora, para conocer un poco mejor su historia reciente. Como ha llegado a ser lo que es ahora. Tú pones las historias y yo pongo el café (o lo que se tercie).

Un besazo!!

DianNa_ dijo...

Seguro que eras una niña preciosa :)

Yo también tengo recuerdos de cuando era peque, pero son más bien pesadillas, no me gusta recordarlos :(

Besos , reina y feliz finde

Anónimo dijo...

Los que estuvimos en la mili en Donosti (Loyola y supongo que los de San Marcial de Irun tambien) en el 69 ibamos a disparar nuestros CETMES al Jaizkibel.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Hola, Merche. Te he visitado algunas veces, aunque no he comentado nada. Es cierto que coincidimos en muchos sitios, porque esto de los blogs es como la vida misma: vas creando tu círculo con la gente con la que te das cuenta de que puedes comunicarte. Te voy a apuntar en mi lista.
Un saludo desde el centro del mapa peninsular

Merche Pallarés dijo...

AMELCHE, como siempre he dicho ¡he vivido! Besotes, M.

DEVIN, ¡te voy a adoptar como nieto honorario! Qué amoroso y cariñoso eres (te tengo que presentar a mi bombón de nieta de 18 años...). Cuando vaya a Donosti, te contactaré. Estaré encantada de explicarte sobre mis recuerdos de esa ciudad durante mi niñez. Para adelantar un poco, te diré que era muy "belle epoque", nada que ver con lo que es ahora. Por cierto no me lo puedo creer que el zoo ya no exista... Besotes, M.

DIANNA, era normalita. Tuve una infancia bastante solitaria pero feliz. Siento que la tuya no fuera igual. Besotes, querida, M.

ANONIMO, ¡qué horror, disparar CETMES! ¿¿¿Por qué??? Seguro que os estaban entrenando para luchar contra ETA. Besotes, M.

CECILIA, ¡gracias por tu visita! Sí esto de los blogs es un círculo de almas perdidas (el título del blog de Devin) que, de alguna manera, nos vamos encontrando para formar una tribu. Besotes, M.

manzacosas dijo...

Hola, MERCHE. Qué bonitos son esos recuerdos de infancia, sobre todo en Donostia. Pero que muy bonitos. Un saludo. Manzacosas

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Cuánta naturaleza hubo en tu infancia. Es algo que marca, sin duda. Besos.

Merche Pallarés dijo...

MANZA tu tambien nos tienes que contar tus aventuras francesas... ¡No te olvides! Besotes, M.

PEDRO, sí la hubo, por eso me encanta el campo, los bosques. Para eso Canada era el paraiso... Besotes, M.

Francisco O. Campillo dijo...

Ya te lo he dicho anteriormente, en mi infancia tambiém me acongojaba lo del por siempre, siempre, siempre...

Sin embargo, zamparte una tortilla de patata después de una buena caminata te devolvía al reino de los mortales, o te impulsaba a la gloria, según se mire ;-)

Merche Pallarés dijo...

FRAN esa tortilla sabía ¡a gloria! Porque tenía un hambre...
Sé que lo de siempre, siempre nos ha comido el coco a los dos. Besotes, M.

Euphorbia dijo...

Esto me recuerda las caminatas que hacía con mi padre que también le encantaba andar, especialmente en verano cuando había más tiempo para las excursiones.
Lo dejo que me pongo nostálgica y esto a mí a veces no me sienta bien.
Un beso

Merche Pallarés dijo...

EUPHORBIA, moltes gracies, estimada, por tu comentario. Sí a veces los recuerdos son muy melancólicos pero tienes que mirar a tu precioso hereu que es, verdaderamente, un bellezón y es el símbolo del futuro. Besotes, M.

Antònia P. dijo...

Merche, aquellas tardes de campo y de juegos... A veces me pongo a recordar y todo está patinado con una luz dorada.
Me ha encantado este post.
Besos.

CARMEN--- dijo...

Qué bonito San Sebastian!!, qué tierra más linda el norte y qué gentes más llanas. Tengo familia en el norte, lo recorro cada vez que tengo ocasión.
Merche me gusta mucho tú rinconcito, me da la opurtunidad no sólo de leerte, sino de practicar el inglés, es genial.
Besotes guapa

Merche Pallarés dijo...

ANTONIA P. Sí qué preciosos eran... Besotes, M.

CARMEN ¡Bienvenida de nuevo! Ven cuando quieras. Me alegro mucho de que te guste mi rinconcito y te ayude con el English. Besotes, M.


GRACIAS A TODOS

BIPOLAR dijo...

Merche el eco te respondía en inglés, de ahí tu afición posterior a traducirlo todo jeje

Lo de la eternidad es una cuestión de altura sobre todo desde el monte ese que divisabas dos países... vivir para siempre puaf, demasié

Merche Pallarés dijo...

BIPO, tu siempre tan incisiva... qué graciosa eres. Besotes, M.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Actualmente los niños se divierten de formas tan distintas a las de antaño... Creo que antes disfrutábamos más de la naturaleza. Eramos más creativos porque las cirscunstancias lo demandaban, teníamos que inventar nuestros juegos la mayoría de las veces. También había más desgaste físico, ahora son demasiado estáticos los divertimentos... otros tiempos.

Merche Pallarés dijo...

CHUQUIS, sí teneis toda la razón, hoy en dia los niños no están tan en contacto con la naturaleza lo cual es muy triste... Gracias por vuestro comentario, queridos. Besotes, M.