miércoles, 19 de mayo de 2010

UNA VISITA DE CONSECUENCIAS DESAGRADABLES


"Apenas los toros y los jinetes habían salido al campo en medio de un torbellino de polvo, desembocó en la plaza, por una vereda que venía del encinar grande, un grupo de gitanos. No llevaban carros, y cargaban todos los enseres sobre dos burros. Eran de los que habían estado en la fiesta del aniversario de la reina, pero éstos, andaluces, vivían la mayor parte del año por aquella región de Sierra Morena. Los de Candera los conocían muy bien.

--¡Ya los tenemos de nuevo aquí!--decían las mujeres del pueblo malhumoradas--. ¡Cuidado con las gallinas y cuidado con los maridos...!, que a veces, en los gallineros, matan dos pájaros de un tiro.

Odiaban especialmente a dos de las gitanas del grupo, esbeltas y ondulantes, que en visitas anteriores habían alborotado a toda la población masculina de Candera.

Acamparon en mitad de la plaza. Una de estas mujeres llevaba en brazos un hermoso chiquillo, rechoncho, rubio y tostado, que parecía el dios Baco niño.

Estos gitanos permanecieron tres días en Candera. Todavía no hacía mucho frío, por lo que dormían todos al raso, y se organizaban sus comidas colgando la olla de cobre de un trípode de palos sobre la lumbre. Tres chiquillos expresivos, desarrapados y mugrientos, correteaban por las calles del pueblo haciendo exhibiciones de baile y pidiendo.

Una mañana, los candereños se percataron de la ausencia de los hombres del campamento. Todos habían desaparecido durante la noche. Después se supo que le habían robado el mulo al tío Frasquito y que habían huido con él.

Las gitanas fueron interrogadas por la Guardia Civil de manera contundente, a base de severas palizas que no consiguieron arrojar ninguna luz sobre el paradero de sus hombres ni del mulo. En vista de esto, las expulsaron del pueblo sin más miramientos.

Y allí se fueron, con sus churumbeles bailarines, entre insultos y juramentos, maldiciendo de los civiles y llevándose a su diosecillo Baco sobre el burro, metido en un serón."

-------------------------------------------------------------------------

A VISIT WITH UNPLEASANT RESULTS

As soon as the bulls and horsemen were out in the countryside wrapped in a cloud of dust, from a path coming from the big oak forest, a group of gypsies showed up in the main square. They didn't have wagons. They carried all their belongings on two donkeys. They were part of the group celebrating their queen's anniversary but these, Andalusian, lived most of the year in that area of the Morena Mountains. The people from Candera knew them very well.

--Here they are again!--said the angry village women--. Be careful of the hens and husbands...! Often, in the chicken coop, they kill two birds with one stone.

They specially hated two of the gypsy women, svelte and undulating, who in previous visits had caused a stir among Candera's male population.

They set up camp in the middle of the square. One of them carried in her arms a beautiful toddler, chubby, blond and tanned. He looked like a child-god Bacchus.

The gypsies stayed three days in Candera. Since the weather was still mild, they all slept outside and cooked their meals in a copper casserole hanging from a wood tripod over the fire. Three lively children, ragged and filthy, ran around the streets, dancing and begging.

One morning the villagers noticed the absence of all the gypsy men. They had disappeared during the night. They found out, afterwards, that they had stolen uncle Frasquito's mule and had escaped with it.

The women were harshly interrogated by the Civil Guard. They were severely thrashed but they didn't say a word of where their men and the mule went. As a result they were banished from the village immediately.

And there they went, with their dancing kids, shouting insults and curses, execrating the Civil Guard, with their child-god Bacchus on a donkey inside a hamper.

25 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Seguro que en el atestado escribieron:

Interrogadas con habilidad las gitanas manifiestan alegremente que...

Las barbaridades que se han cometido en este país no tienen nombre.

Pero eso no es políticamente correcto.

Los malos son los otros. Siempre.

Es la doctrina del pensamiento único.

Besos.

Asun dijo...

jajajajajaja, muy bueno eso de que en los gallineros a veces matan dos pájaros de un tiro.

De todas formas yo me pregunto: si quien se alborota es la población masculina ¿por qué tienen que pagarlo con las dos gitanas esculturales? ¿Acaso ellos no tienen ninguna responsabilidad? Siempre que pasa lo mismo sucede igual.

Un beso

Antònia Pons Valldosera dijo...

Sí, las mujeres y los chiquillos pagaron las consecuencias del robo y de ls veleidades de los maridos aburridos que por la noche debían vigilar el gallinero.
A mis abuelos les vendieron una burra "guita" no sé cómo se dice en castellano. El caso es que se la vendieron como si fuera mansa porque se ve que las emborrachaban. Cuando se le pasó el pedo tiraba coces contra todo aquel que osara acercarse menos a la abuela que era la que le daba de comer. Al cabo de unos años los mismos gitanos la reconocieron y le ofrecieron a la abuela lo mismo que habñia pagado años atrás. Así que deslomada y todo (por las palizas del abuelo) la compraron de nuevo para engañar a algún otro incauto.
Un beso.

Cornelivs dijo...

Me está encantando esta saga sobre los gitanos, querida Merche. Muy bueno el relato, insisto.

Y la foto de esas tres bellezas, espectacular, me han alegrado la tarde.

Besos...!

Merche Pallarés dijo...

TORO, sí, durante muchísimo tiempo los gitanos han sido los chivos expiatorios de este país, ahora son los emigrantes... Besotes, M.

ASUN, es que los hombres habían desaparecido con el mulo y solo quedaban las mujeres en el pueblo. Ellas pagaron el pato o, mejor dicho, el mulo... Besotes, M.

ANTÒNIA, tus historias paralelas ¡son únicas! Besotes, M.

CORNELIVS, saga, saga...no es. Mi tía, como sabes, iba intercalando relatos. Me alegro de que la foto te haya alegrado la tarde... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

De tu escrito de hoy quiero señalar la brutalidad de la guardia civil con los gitanos en aquella época. No es un cuento, precisamente.
Besos.

Jan Puerta dijo...

Esa esbeltez y esas ondulaciones hasta a mi me acaban de alterar.
Ay la de historias que se esconden en los gallineros y pajares.
Un abrazo

Thiago dijo...

Bueno, puede que haya racismo, pero basado en algo real, no? Yo no sé pero en aquella época vivían así, libremente, de lo que pillaban, creo yo. Eso si, nunca vi a esas gitanas tan guapas y esbeltas que cuentan con romanticismo estas leyendas, ni ellos tampoco, la verdad. si sale alguno guapo es guapísimo pero no es lo corriente, más bien son bajitos gortitos y llevan un gorro en la cabeza y un bastón, ajaja


Bezos.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, no, no es un cuento, como le digo a TORO siempre fueron los chivos expiatorios. Cuán cruel pero qué entereza la de esas mujeres en no delatar a sus hombres. Estaban acostumbradas a recibir palos, las pobres... Besotes, M.

JAN PUERTA, leo que a ti también te han alegrado la tarde... ¡Qué bien! Y, sí, si los gallineros y pajares hablaran... Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

THIAGO, tu comentario llegó despues de mis respuestas. Yo sí he visto a gitanos (tanto ellos como ellas) guapísimos, quizá que los que pasaban por Galicia no eran así. Como llegaban al fin del mundo (Finisterre) solo llegaban los más chaparritos... Los bellos se iban al sur.
Al ser un pueblo nómada tenían que robar para sobrevivir por eso la mala fama que tienen o tenían, porque hoy en dia creo que no tanto (por lo menos en Ibiza...) pero el racismo/discriminación sea dirigido a la comunidad que sea siempre es nefasto e injusto. Besotes, M.

Asun dijo...

MERCHE, eso ya lo había entendido. Yo me refería a lo de que las mujeres del pueblo odiaban especialmente a dos gitanas esbeltas y ondulantes porque anteriormente habían alborotado a la población masculina.

Besos

elena clásica dijo...

Pobres gitanillas y con qué entereza saben enfrentar esa injusticia y ese dolor, si no tuvieran tanta alegría de vivir, ¿qué habría sido de ellas?
Qué bello relato.
Besazos, querida Merche.

Paco Cuesta dijo...

La integración en cualquier caso es muy complicada, todos queremos que se acepte nuestra civilización como única y presentamos grandes problemas al acoger a los demás.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Todas ciertas, palabra. Y Pedro tiene razón la guardia civil se cebaba con ellos.
Ahora recuerdo un libro que leí hace ya mucho tiempo, que si no lo conoces seguro que te gustará. La tesis de Nancy, de Sender. Una chica americana que quiere hacer una tesis en "gitanería", se echa un novio gitano, en Alcalá de Guadaira y escribe cartas en spanglish a una amiga. Es hilarante.
Besos

Merche Pallarés dijo...

ASUN, por eso ellas pagaron el pato/mulo, querida... justamente también por ser esbeltas y ondulantes... Había mucho odio y sed de venganza en ese pueblo. Besotes, M.

ELENA CLÁSICA, ¡Gracias por tu comentario! Ya habrás visto que te he linkeado en mi blog porque el tuyo ¡me encanta! Sí, creo que la alegría de vivir es lo que ha salvado a ese pueblo milenario. Tienes razón. Muchos besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

PACO CUESTA, perdona, tu comentario entró despues de mis contestaciones a ASUN y ELENA CLÁSICA. Tienes razón en que en los países europeos como los nuestros de poblaciones homogéneas les cueste aceptar a los "diferentes". Como yo me crié en Canada, país de emigrantes, estoy más acostumbrada a las diferentes razas y nacionalidades por lo tanto no me es nada díficil homologarme a ellas. Lo encuentro normal y enriquecedor. Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

ANTÒNIA, también tu comentario entró despues de mis contestaciones... Tendré que leer ese libro, suena muy interesante y tronchante. Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

GRACIAS MIS QUERIDOS. AHORA ME VOY A DORMIR.

Myr dijo...

Si las gitanillas eran tan lindas como las de tu foto, no me extraña que se alborotaran en el pueblo, los hombres y sus mujeres! jajajajaja

Besos

Merche Pallarés dijo...

MYR, sí, a mi tampoco me extraña... Besotes, M.

MeTis dijo...

siempre las mujeres cargando con las culpas....

Merche Pallarés dijo...

METIS, así es, querida. Las mujeres SIEMPRE nos llevamos la peor parte. Besotes, M.

northshorewoman dijo...

interesting story! those gypsy women sound like real characters with minds of their own. I guess gypsies were seen as trouble in many villages, I know in Finland people still talk bad about the gypsies.

...is that a photo of you and two friends, or of gypsies?

Merche Pallarés dijo...

NORTHSHORE, Nooo! It's not a picture of me, ha,ha. I found it in Google. Gypsies have always been the scapegoats in all countries, I'm afraid.
By the way, I saw in my g-mail that you wrote another comment in my previous post but it doesn't show. I wonder why? Hugs, M.

Anónimo dijo...

Great stuff de votre kikkax.blogspot.ru, l'homme. Ive lire vos données avant et vous êtes tout simplement trop génial. J'aime ce que youve a obtenu ici, aiment ce disant vous êtes et la manière dont vous le dites. Vous rendre divertissant et vous avez encore réussi à le garder à puce. J'ai hâte de lire plus de vous. C'est vraiment un excellent blog.