lunes, 21 de abril de 2008

¡PROHIBIDO! FORBIDDEN!

Vuelvo a mi tierna infancia en Irún. Cuando tenía siete años, esperaba ansiosamente a que llegaran los domingos para ir al cine. Había dos en Irún, el "Bellas Artes" y el "Avenida". Una pelicula y un actor que se me quedaron grabados para toda la vida fueron "Quo Vadis" y Peter Ustinov. Adoré este actor toda mi vida. Su papel como Nerón me fascinó. Pero lo que más me llamaba la atención en aquellos años fueron las prohibiciones. Por ejemplo, en todas las parroquias, en todas las vallas, paredes, arboles veía: PROHIBIDO VER "ARROZ AMARGO". Unos dias despues: PROHIBIDO VER "LO QUE EL VIENTO SE LLEVO". Me quedaba alucinada. De hecho no vi "Arroz Amargo" haste que tuve cuarenta años y la dieron por televisión española... Porque esa fue muy fuerte. Había tantos letreros prohibiéndola que me traumatizó. Aunque supongo que los mayores, tranquilamente, las veían en Francia. Menos mal que nos fuimos a Canada. Nunca le agradeceré a mi padre lo suficiente por habernos sacado de esa España encorsetada y retrógada y proporcionárnos una educación LIBRE.

I'm back to my early childhood in Irún. When I was seven years old, I anxiously awaited for Sundays to arrive because that meant going to the movies. We had two movie-theatres in Irún, the "Bellas Artes" and the "Avenida". A film and an actor that have been my all-time favourites, were "Quo Vadis" and Peter Ustinov. I've simply adored this actor all my life. His character of Nero fascinated me. But what attracted me the most in those years were the prohibitions. For example, in all the parishes, walls, trees I saw: FORBIDDEN TO SEE "BITTER RICE". A few days later: FORBIDDEN TO SEE "GONE WITH THE WIND". I was dumbfounded. As a matter of fact I didn't see "Bitter Rice" until I was forty years old and Spanish Television showed it. Because "Bitter Rice" traumatized me. There were SO many signs forbidding it! Although I think grown-ups went to see these movies in France... Thank God we went to Canada. I will never be so grateful to my father for having taken us out of that backward-prudish Spain and receiving a FREE education.

19 comentarios:

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Espero que lo pases bien en Irún.
Un beso.
Álvaro

Dédalus dijo...

Qué cerquita Irún, no tanto Ibiza, mucho menos Canadá...
Me ha gustado verte por CUATROGATOS, Merche. Eso sí que está cerca, en este extraño mundo que nos enlaza mediante complicados códigos binarios. Es agradable leer tus prohibidos y recordar algo de ellos, y del mayo francés... Viajar a través del tiempo y de este espacio compartido.
Celebro haberte encontrado.

Mis respetos. Y un beso.

amelche dijo...

¿Incluso "Lo que el viento se llevó"? ¡Vaya por dios!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué tiempos aquellos, qué tiempos y qué difícil ser libre o no acabar traumatizado en un mundo en el que todo era pecado.
Hace unos años descubrí, con sorpresa, que mi padre había visto Arroz amargo en aquellos momentos.

TOROSALVAJE dijo...

Que suerte tuviste en poder escapar de aquella caverna fascista.

Sin embargo hay prohibiciones todavía, en Barcelona, mi ciudad, está vigente una ordenanza municipal para "limpiar" la ciudad de prostitutas, mendigos, vagabundos y demás humanos que molestan al turismo "fashion".

Evidentemente no buscan soluciones para ayudarles, simplemente la presión policial para ahuyéntarlos y que se vayan a otras ciudades con su miseria a cuestas.

Esta ordenanza está aprobada por los en teoría partidos políticos progresistas. Que no lo son en absoluto.

Su intervencionismo en todos los ámbitos de la vida del individuo llega a ser asfixiante, la censura es tremenda porque se criminaliza todo lo que no responde a sus intereses, lo que pasa que ahora se publica en un boletín oficial, y eso parece que la legitime.

Utilizan clichés de hace 70 años para perpetuarse en el poder y actúan como cachorros hitlerianos.

Y te aseguro que no estoy defendiendo a la oposición, harían lo mismo o peor.

Es el sistema, hemos entregado la llave de nuestra libertad a unos porteros con alma de diablo.

Una vergüenza.

Besos.

PILAR dijo...

Reconozco que como nací en el 66, aunque en plena dictadura, no me enteré de nada. Mi infancia fue feliz y no sentí la represión. Mis padres personas "indefinidas" políticamente no me transmitieron ni odio ni ná de ná ni hacia un lado ni hacia otro. Únicamente sí recuerdo que a mi padre le enviaba películas un hermano suyo que se fue a vivir a EEUU y también algún libro que le enviaba un amigo de París. Por lo demás no recuerdo ni tengo en mi memoria ningún cartel de "prohibido".
Un besote Merche

Merche Pallarés dijo...

ALVARO, creo que te has quedado un poco obnubilado con tu chica de la semana... Besotes, M.

DEDALUS, Gracias por tu visita. Me ha encantado CUATROGATOS. Os seguiré visitando. Una curiosidad. ¿Sois publicitarios o guionistas? Seais lo que seais, vuestro blog es precioso. Besotes, M.

AMELCHE (ANA), Sí, chica, sí hasta "Lo que el viento se llevó"... Cuando ya tuve nueve años no me dejaron ver "Siete Novias para Siete Hermanos" porque era para mayores de catorce... con esto ya te digo todo. Besotes, M.

PEDRO, Sí, los de mi generación que vivieron en España se han quedado bastante traumatizados con todas las prohibiciones, sentimientos de culpa y ya no digamos de PECADO. Todo lo que era placentero era pecado. Pobres. Besotes, M.

TORO SALVAJE, Sí hoy en dia no solo "hemos entregado la llave de nuestra libertad a unos porteros con alma de diablo" sino al diablo mismo. Estamos atados de pies y manos y nuestros dirigentes hacen y deshacen a su antojo. Como digo siempre, a eso de que no reaccionemos LOS CIUDADANOS, nos acabarán engullendo en sus fauces sanguinarias. Gracias por tu comentario de nuevo. Besotes, M.

PILAR, Los años sesenta ya fueron diferentes pero en los cincuenta era el pan nuestro de cada dia. No sé si sería solo en Irún, porque al ser una ciudad fronteriza, las autoridades políticas y eclesiásticas tenían más miedo por eso tanto cartel prohibiéndolo todo pero era así. Besotes, M.

GRACIAS A TODOS POR VUESTROS COMENTARIOS. OS QUIERO.

manzacosas dijo...

Hola, MERCHE. Me agrada mucho leer tus cosas, que me recuerdan aspectos de mi vida también vividos en esa época. Seguiré leyéndote. Manzacosas

Merche Pallarés dijo...

MANZA, Pues gracias por seguir leyéndome. Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Eso es tener un par y olé por tu padre.
(Aunque parezca que ahora somos muy progres y que hay mucha libertad, cuesta, cuesta liberarse del tornillo)

Merche Pallarés dijo...

BIPOLAR, Querida, cuando mi padre decidió emigrar a Canada era muy, muy dificil. No sé cómo lo hizo, lo único que recuerdo es que antes de ir, tuvimos que hacernos un examen médico en San Sebastian que investigaban enfermedades contagiosas de hasta cuatro generaciones atrás... y cuando llegué a Toronto yo era la única española en todos mis colegios. No había nadie, nadie, ni sudamericanos, que hablara español. Fue duro. Besotes, M.

Antònia P. dijo...

Yo tuve más suerte, como vivía y vivo en un pueblo de la Catalunya central no había problema para entrar en el cine y sí, ví Lo que el viento se llevó. Ya no recuerdo si era 3R o 4gravemente peligrosa pero...¿a dónde íbamos a ir los domingos? pues al cine y en sesión continua.
¿Y qué me dices de Gilda? El cura nos amenazó con el fuego eterno pero nunca les hice mucho caso.
Todo un hallazgo tu blog. Me pasaré por aquí a menudo. Me encanta lo que dices y como lo dices.

Metis dijo...

supongo que muchas prohibiciones que tenemos ahora, nuestros nietos se reiran de ellas, eran otros tiempos, como los son los de ahora, quien sabe lo que nos deparara el futuro¡

oye, ire a ibiza al mediodia sobre las 12-16, por vara de rey, a ver si te veo¡¡

besitos

Merche Pallarés dijo...

ANTONIA, Gracias por visitarme. Sí ¡qué tiempos aquellos, hija! Besotes, M.

METIS, Hoy me voy a Formentera pero mañana (jueves) seguro que no trabajo porque lo estoy haciendo un dia sí y otro no para no fastidiar mi pierna mas de lo necesario. Besotes, M.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

¿¿¿Arroz amargo??? No la conozco. Tienes razón en cuanto a España. Afortunadamente, a este país no lo conoce ni la madre que lo parió.
Un abrazo

-Pato- dijo...

Merche he venido desde Cuatrogatos, has dejado un comentario en uno de mis cuentos y he pasado a saludarte y agradeceer allí tu visita.
Estabas un poco confundida, porque claro, es un blog que compartimos cuatro blogueros amigos desde hace unos meses, y sorprende un poco porque cada Gato hace una publicación semanal, pero tambien tenemos nuestros blogs personales, estás invitada a pasar por allí tambien si te interesa.

Respecto de tu post, pensaba que yo crecí (soy argentina) con todo prohibido. La curiosidad, las ánsias de libertad, el amor por el otro, los ideales se pagaban muy caro.
En mi país estaba prohibido cantar, pensar, hablar, reunirse, vivir, protestar, leer, estaba prohibido vivir...

Se hacía lo que se podía o estabas en problemas.

Un horror.

Saludos.

Merche Pallarés dijo...

PABLO, "Arroz Amargo" era una pelicula del realismo italiano con Sylvana Mangano que trataba muy delicadamente sobre el aborto... Es verdad a España ya no la conoce ni la madre que la parió. Gracias por visitarme de nuevo. Besotes, M.

PATO, Sí en Argentina pasasteis una época nefasta con vuestros militares. En aquella época conocí a muchos exiliados argentinos en Ibiza. Fueron los que tuvieron la suerte de escapar de ese infierno. Os seguiré leyendo en CUATROGATOS. Me encanta. Gracias por tu visita. Besotes, M.

Metis dijo...

merche, trabajo diez horas¡¡¡¡

pero si quieres, por ti me sacudo la pereza y tomamos un cafe.

Merche Pallarés dijo...

METIS, Al final hoy tambien tengo Formentera. Espero que el sabado y el domingo tenga libre. Podíamos tomar un café el domingo si te apetece. Bueno, ya parlarem... Besotes, M.