domingo, 6 de diciembre de 2009

EL CORTIJO DE DOÑA PAQUITA (4)



"El interior de la casa habitada por doña Paquita carecía totalmente de lujo. En el salon-comedor, dos grandes mesas camilla rodeadas de muchas sillas con asiento de anea. Contra la pared, más sillas, un aparador con alto copete y dos canapés de cretona floreada. Un anticuado quinqué con lámparas de petróleo y de aceite y un gran tiesto con una palmera raquítica completaban el decorado de aquella habitación, la principal de la casa. En el suelo, de baldosas sin barniz, varias esteras de paja y tres pieles de lobo. Para acceder a los ocho dormitorios de dos camas cada uno--dos colchones por cama, con su mesilla de noche y correspondiente perico (orinal), lavabo circular de soporte de madera, con juego de palangana, jarra y cubo--, no había más remedio que pasar por el salón-comedor.

El resto de la casa estaba ocupada por la cocina, muy grande, y por la despensa, repleta de jamones, tocino, chorizos y orzas grandes de barro llenas de huevos en cal, que se guardaban para las épocas en que no ponían las gallinas. También se guardaban en orzas trozos de cerdo, conejos en aceite y perdices en escabeche.

Los dormitorios de las criadas venían a continuación de la cocina, pero no se mostraban a los visitantes.

Los demás empleados de la casa, como el chófer, el mayoral, el hortelano, etc., vivían en otro edificio, situado en un nivel más bajo, al que se accedía por un camino en pendiente, por donde se bajaba también al gallinero y a la huerta. Los perros, siempre sueltos, dormían donde se les antojaba y comían lo que encontraban.

Los visitantes no pudieron ver más que una parte pequeña de "El Potrerizo", pero doña Paquita les prometió enseñarles todo--menos la parte baja de "El Roquero" ocupada por los bandidos--en próximas ocasiones.

La extensa finca tenía zona de praderío, de cultivo y de pastoreo, con diferentes edificios diseminados, donde vivían los braceros y algunos pastores".

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

DOÑA PAQUITA'S "CORTIJO" (FARM) (4)

The interior of the house where Doña Paquita lived, lacked any luxury whatsoever. In the living/dining room, two large round tables surrounded by many rope-twined chairs. More chairs against the wall, a high sideboard and two flowered-cotton sofas. Two old gas and oil lamps and a large flowerpot with a scrawny palm tree, completed the decoration of that room, the most important of the house. Over the unvarnished floor tiles, various straw mats and three wolf skins. In order to reach the eight bedrooms with two beds each---two mattresses per bed, with its bedside table, corresponding chamber pot, round sink on a wooden support, and a washbasin, jug and bucket set---one had to go through the living/dining room.

The kitchen occupied the rest of the house, very big, with a large larder full of hams, bacon, sausages and, in huge glassy ceramic jars, eggs treated with lime, kept for the times chickens didn't lay them. Also, in other jars, pieces of pork, rabbits in olive oil and pickled partridges were stored.

The maids' rooms came afterward, but they were not shown to visitors.

The rest of the employees, such as the chauffeur, foreman, gardener etc., lived in another building further down. One had to walk down a steep slope in order to reach it, and that was also the way to get to the chicken coop and the vegetable garden. The dogs, always lose, slept wherever they wanted and ate whatever they found.

The visitors only saw a small part of "El Potrerizo"; Doña Paquita promised to show them the rest--except the lower part of "El Roquero" (the rock worker) occupied by the bandits-- at a later occasion.

The extensive farm had an area for pasture, farming and shepherding with various disseminated buildings, housing farmhands and a few shepherds.

19 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Dormitorios de criadas????
Hoy voy a fantasear con tu permiso, jajajjajaja

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué delicia leer la palabra perico, ya en desuso. Un orinal grande y con tapa para los tiempos en los que no había cuartos de baño. Por eso, aquellas personas que vivieron cómo se ponían los primeros cuartos de baños en las casas humildes los aprecian tanto.
A veces perdemos la perspectiva de las cosas más habituales.
Besos.

Marcelo dijo...

Es muy bonito! Y me gustaron esos perros, verdaderos dueños de las casas.
Un beso
PD: Hay una "Iowa City"

Stanley Kowalski dijo...

No estaba nada mal,verdad? Después de haber parado en cada lugar, esto parece un 5 estrellas!!

BESOTES HERMOSA Y BUEN DOMINGO!!

Merche Pallarés dijo...

TORO, eres libre de hacer con tu imaginación lo que quieras... Besotes, M.

PEDRO, he de confesar que nunca había oido esa palabra "perico" (la tuve que mirar en la RAE y quedé gratamente sorprendida...). Besotes, M.

MARCELO, sí, los perros no tenían miedo de nada ni de los guardias cíviles ni de los bandoleros... Gracias por lo de Iowa City, no había caído... Besotes, M.

STANLEY, por lo menos comida, no faltaba... Besotes, M.

BUEN DOMINGO A TODOS

Antonio Aguilera dijo...

Pues sí, como dice nuestro profe Pedro se alegra uno de aprender palabras nuevas. En mi caso, me llamó la entención la siguiente expresión: "..huevos en cal, que se guardaban para las épocas en que no ponían las gallinas".
Pues no tenía ni idea de conservar los huevos en cal jajaja, se lo diré a mi Mildred; y eso que he sido industrial gallinero toda la vida. Hasta 5.000 lindas gallinas he tenido, y aún no aborrecí los huevos, aunque sí el conejo.

Vaya finca que se gasta doña Paquita, no recuerdo si en entradas anteriores mencionaste las hectáreas que ocupa. Pero si tiene espacio para cantidad de cultivos, pastos etc, imagino que era un buen latifundio.

Muchos datos curiosos se encuentran en estos grandes cortijos muchos desconocidos para mí, y eso que me es cercano:PERO NUNCA FUI TERRATENIENTE MERCHE, SINO "PROBE" jajaja

BESOTES de kilo y medio

Merche Pallarés dijo...

ANTONIO AGUILERA, a mi tambien me llamó la atención lo de los huevos en cal pero si mi tia lo dice es que así los guardaban. Y no sabes el problemón que tuve para ¡traducirlo al inglés! Y, sí, más que cortijo era un latifundio. Ahora, es interesante lo bien que describe todo ¿no crees? Besotes y feliz puente. Recuerdos a tu Mildred, M.

Merche Pallarés dijo...

ANTONIO AGUILERA, no, no menciona las hectáreas pero se ve que era MUY GRANDE. Besotes, M.

northshorewoman dijo...

what a well stocked kitchen! the farm must've been very large.

otra de Los Pedroches dijo...

Marcos Rodríguez Pantoja, el menor de tres hermanos, nació en Añora, Los Pedroches (Córdoba) en junio de 1946. Su madre, Araceli, murió. Su padre, Melchor, se juntó con una mujer, se fueron a vivir al campo y entregó a unos parientes a sus dos hijos mayores. Marcos se quedó con su padre, su madrastra y las palizas de mil demonios que ésta le propinaba. Vivían en una choza levantada con palos y matojos. Palos y sacos de paja. Eran piconeros: hacían carbón. Como apenas tenían un mendrugo de pan, pasó lo que pasó:

–Llegó un señor, el dueño de una finca de Sierra Morena, y estuvo hablando con mi padre. Le dijo: “Tanto dinero le doy por llevarme a este chico”.

FeralChildren.com dijo...

Marcos Pantoja, Wild Child of the Sierra Morena
Herding goats in the Sierra Morena
Marcos Rodríguez Pantoja was born on the 7 May 1946, and remembers being taken away at the age of 7 by a man on a reddish horse. He believes he was sold or hired to tend goats, a not unusual arrangement for children of that age. It also wasn't unusual for goatherds to live up on the mountains with their animals and only visit human habitation every few years.

Gabriel Janer Manila dijo...

Em vaig llicenciar en Pedagogia a la Universitat de Barcelona, l’any 1970, i en aquesta universitat vaig llegir la dissertació de doctorat el 1978 sobre La problemàtica educativa dels infants selvàtics. El cas de Marcos, un estudi sobre un cas de marginació social, la història d’un nin que visqué abandonat durant tretze anys, entre els sis i els dinou, en una vall de Sierra Morena, al sud de la Península Ibèrica, en la confluència d’Andalusia i Ciudad Real

El niño salvaje de Sierra Morena dijo...

Ahora la historia de Marcos Rodríguez Pantoja va a ser recuperada por el cineasta cordobés Gerardo Olivares, Espiga de Oro de Valladolid , la ficción cinematográfica va a realizarse en en un pueblo cordobés de la Sierra de Cárdeña- Montoro

Merche Pallarés dijo...

NORTHSHORE, yes, the farm was huge. Usually, Andalusian "cortijos" are made up of different buildings. Food, you're right, wasn't lacking... Hugs, M.

OTRA DE LOS PEDROCHES Y LOS QUE SIGUEN (¿Miguel?) He leido sobre Marcos en el Pais Semanal... Gracias a todos por vuestras informaciones en castellano, inglés y catalán. Besotes, M.

Myr dijo...

¡Qué linda descripción del lugar!

Te cuento que yo he visto _a excepción de los baños, que sí los tienen_ muchas estancias muy similares a ésta en Argentina.

Besos

Myr dijo...

Y Gracias, sí, se dice ¡Mazel Tov! Qué genia, ¿como sabías?

Felcies fiestas a Ti, También y muy Feliz estadía en Madrid. Besotes

Myr dijo...

Otra cosita: Papagayo se dice al menos en Arg, al urinal portatil para hombres con forma de botellón.

Si Papagayo se llama a éste y Perico al de tu relato, me pregunto ¿cual sería la relación en el imaginario popular, que tienen los loros con la orina?

Besos

Merche Pallarés dijo...

MYR, no tengo la más mínima idea de porque los orinales se llamaban papagayo y perico. ¿Serán porque esos animalitos son muy meones?
Lo de Mazel Tov es porque viví en Toronto en un barrio judio y mi primer trabajo, los findes, cuando era estudiante fue en una panadería judia de mi barrio. Mis grandes amigos en la época eran judios. Shalom y besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Pues por increíble que parezca a mí se me ha ido la imaginación a las casas donde vivían el resto de jornaleros del cortijo y he estado pensando en las relaciones que tendrían entre ellos.

Desde luego tener una propiedad así ofende a Dios