viernes, 11 de diciembre de 2009

EN LA FERIA DE BUJARÓN (1)




"Al dia siguiente, el ingeniero fue con Miguel a Bujarón, donde estaba la central eléctrica que les iba a suministrar el fluido para la mina.

Era dia de feria. La plaza estaba llena de corderos, de vacas y de cerdos negros. Entre los animales, circulaban campesinos con zahones y botas camperas y tratantes de chaquetilla corta o pelliza y sombrero de fieltro. Los puestos de cacahuetes, chanquetes, altramuces y caramelos aparecían rodeados de gitanillos de cara sucia. Delante de la fuente, una mujer había encendido un fuego de leña, sobre el que freía, en un caldero de aceite hirviendo, unos pescados de ínfima calidad que los parroquianos comían con los dedos. Miguel se sorprendió al ver allí a Emilio Candiles, un obrero de la mina, comiendo pescado, pero crudo. Les dijo que estaba allí porque se encontraba muy mal del estómago y venía a consultar con el médico de Bujarón, porque de don Joaquín, el de Candera, no se fiaba nada.

--¡Pero ese pescado crudo...!--objetó Rezola.
--¿Esto?--replicó el minero, convencido--. Esto es lo mejor para el estómago.

Seguían llegando piaras de cerdos y rebaños provenientes de lejanas tierras. Los pequeños cortijeros vendían a los tratantes los excedentes de sus cosechas de garbanzos y de trigo del año anterior. Bares y tabernas se llenaban de gentes arrugadas y quemadas por la intemperie.

Bujarón ere un pueblo de cierto tamaño, situado en una región ganadera en la que la sierra se va difuminando en la meseta castellana. Los habitantes de Bujarón son una mezcla de andaluces y de manchegos, y hasta tienen algo de extremeños. Sin perder por completo las características de la tierra cordobesa, se nota ya en Bujarón la seriedad y la rudeza de las tierras vecinas. El aspecto del pueblo, la construcción de las casas y las costumbres de sus habitantes son realmente diferentes respecto a los pueblos netamente andaluces". (Continuará)

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

THE BUJARÓN FAIR (1)

The following day, the engineer and Miguel went to Bujarón where the central electrical plant was to provide the power for the mine.

It was market day. The square was full of sheep, cows and black pigs. Among the animals, circulated farmers with leather pants and riding boots and merchants with short suede jackets and felt hats.

The peanut, white bait, lupin and candy stands were surrounded by grubby-faced gypsy children. In front of the fountain, a woman had started a firewood over which she was frying in a small boiler full of boiling olive oil, fishes of the lowest quality which people ate with their hands. Miguel was surprised to see Emilio Candiles, one of the mine workers, eating raw fish. He told them that he was there to see the Bujarón doctor because he had terrible stomach aches and didn't trust don Joaquín, in Candera.

--But that raw fish...!--objected Rezola.
--This?--replied, convinced, the miner--. This is the best thing for my stomach.

Herds of pigs and sheep from far-away provinces kept arriving. The small farm-owners sold their previous year surplus chickpeas and wheat harvests to the merchants. Bars and taverns were full of dark, wrinkled individuals due to working in the open air.

Bujarón was a middle-sized town situated in a livestock area in which the mountains blurred away into the Castilian plain. The inhabitants of Bujarón were a mixture of Andalusians and Castilians. Without completely losing their Cordoban characteristics, one noticed in Bujarón the seriousness and harshness of the neighbouring lands. The town, its architecture and the traditions of its inhabitants were very different to that of other unmistakably-Andalusian towns. (It will continue)

17 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Nos hemos criado entre esos mercados hoy… (hablo por mí) los añoro. Los encuentro a faltar.
Un abrazo

Stanley Kowalski dijo...

Comer pescado crudo para mejorar un malestar estomacal???
Bujarón es famoso también por sus jamones, o me confundo con otro lugar?

Te comenté el anterior, vengo atrasado.

BESOTES HERMOSA Y BUEN FINDE!!

Cornelivs dijo...

No puedo evitar acordarme de mi primera niñez.

Besos...!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Merche...si hay comentarios, pero en el otro blog...es que se me olvido deshabilitarlos aquí...perdón...luego vuelvo a hora voy a salir...un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Encuentro a faltar al Doctor Livingstone.

Besos.

northshorewoman dijo...

your great-aunt's memory for specific details is amazing! how did she remember all these small details? like the woman frying fish was frying poor quality fish that folks ate with their hands?

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hoy ya ni es recomendable comer pesacado crudo: en eso nuestro tiempo es peor.
Besos.

Valle de Los Pedroches dijo...

La XVII Feria Agroganadera del Valle de Los Pedroches (Córdoba) en Pozoblanco (Córdoba) contará desde mañana con la participación de más de 1.200 cabezas de ganado procedentes de 109 ganaderías tanto regionales como del resto del territorio nacional.


Según informó el Ayuntamiento de la localidad en un comunicado, en esta edición, los ganaderos de la raza Frisona, una de las más significativas e importantes del Valle de Los Pedroches, aumentan su participación, ya que acudirán al evento con un número más elevado de ganaderías respecto a la edición anterior. En total serán 23 ganaderías de la comarca, que acudirán con más de 90 cabezas de ganado.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Querida...menos mal que en aquella época el Anisakis no hacía estragos..aunque ese bicho actúa hoy me da en la nariz por la puñeta que le hemos hecho al medio ambiente.

Merche, no sería Bujalance?? es que Bujarón...ni de oídas y mira que conozco bien Córdoba...Besos

Merche Pallarés dijo...

JAN PUERTA, yo nunca he visto ninguno... Besotes, M.

STANLEY, sí, eso de comer pescado crudo, en esa época, no debió de ser muy indicado para el estómago... Referente a los jamones toda esa zona de la Sierra andaluza es famosa por ellos. ¡Buen finde! Besotes, M.

CORNELIVS, simpático que te traiga recuerdos infantiles. Besotes, M.

TUCCI, éste mensaje no lo he entendido. Besotes, M.

TORO, sí, creo que solo faltaba él... Besotes, M.

NORTHSHORE, as one gets older memory of the past is more acute. I think that's what probably happened to my aunt. Hugs, M.

PEDRO, los japoneses los siguen comiendo...yo tambien lo he comido en restaurantes japoneses y es una delicia. Besotes, M.

VALLE DE LOS PEDROCHES, ¿Miguel? Gracias por la información. Eres un caso... Besotes, M.

TUCCI, probablemente era Bujalance. Creo que mi tia alteró el nombre de los pueblos porque, según Miguel Vivanco, Candera tampoco existe sino Cardeña. En fin ¡quién sabe! Buen finde querido. Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Letizio Pantoja dijo...

Querida Merche

Eso de comer pescado crudo no lo soporte ni en el sushi, si acaso en los boquerones en vinagreta...

Gracias por tus historias

Besos abrazos y rosas

Thiago dijo...

jja Según mi abuelo no hay nada peor que los tratantes de ganado y los secretarios de ayuntamiento, jajaj

Bezos.

Myr dijo...

Con respecto a lo de comer pescado crudo:

te diré que en Suecia no sólo lo comen crudo, también podrido (fermentado) y no es chiste.

Crudo: Gravad lax (Salmón, que es preparado más o menos como el gaspacho y que me es muy rico, riquísimo)

Podrido: El SurStröming, que lo dejan fermentar en unas latas de no se que.
Yo lo comí una vez en una reunión a la que fuí invitada. Lo acompañan con pan durto tipo galleta, cebolla, queso blanco cremoso-yougurt y vodka.

No me pareció nada apetitoso. Pero, con un buen trago de vodka logre disimular y tragar. Todo en el buen nombre de la educación y cortesía.

Besotes

Myr dijo...

PD; Durto no es ningún invento de palabra nueva, quise decir: duro. Vale

alex dijo...

Que lastimas que estas cosas se vayan perdiendo, es como ir dejando la esencia del país. Creo que algo queda por algunas zonas, pero se nos está muriendo el campo y no hacemos nada.

Un beso cielo

Merche Pallarés dijo...

LETIZIO PANTOJA, gracias por tu visita. Ay, los boquerones en vinagre ¡qué ricos! Besotes, M.

THIAGO, seguro que tu abuelo tenía razón. No he tenido, por suerte, la experiencia... Besotes, M.

MYR, seguro que el vodka ayuda mucho para tragar esos platos... No recuerdo, cuando estuve en Estocolmo, haber probado esas delicias. Gracias por tu información tan detallada, querida. Besotes, M.

ALEX, lo del abandono del campo es un crimen... Besotes, M.

GRACIAS DE NUEVO MIS QUERIDOS

BIPOLAR dijo...

Qué ambientes más bien recreados. No me canso de decir cómo me gusta esta escritora.

Seguro que ahora nadie se come el pescado crudo