domingo, 13 de diciembre de 2009

EN LA FERIA DE BUJARÓN (2)



"A la gran feria, que solía tener lugar en verano, acudían terratenientes poderosos, propietarios de dehesas y cortijos y ganaderos de reses bravas. Éstos venían a arrendar terrenos para traer a pastar a sus ganados durante unos meses.

Uno de los dias de la feria, se cerraba la plaza principal con vallas y carromatos, y tenía lugar una capea. Los becerros traídos de las dehesas próximas eran lidiados por torerillos imberbes, de ojos brillantes, llenos de codicia y de ansias de triunfo, que exponían irreflexivamente su vida y que, a veces, la perdían.

Los tratantes de ganado lanar eran más refinados, más señoritos que los otros. Muchos de ellos llevaban corbata y, cuando salían al campo con la pesa romana en el arzón para comprar corderos, montaban buenos caballos bien cuidados, con la cola trenzada con cintas de colores, y ellos llevaban sombrero cordobés ladeado, botas cortas y zahones con arabescos rojos y azules.

La feria que Rezola y Miguel vieron en Bujarón no era de las importantes, pero aún así tuvieron complicaciones para encontrar a las personas con quienes tenían que tratar. Pasaron el dia muy atareados, pues Rezola no quería irse de Andalucia sin dejar todo bien establecido para que la instalación de la mina pudiese empezar cuanto antes a funcionar a pleno rendimiento". (Continuará)

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

THE BUJARÓN FAIR (2)

At the big summer fair, powerful landowners attended, owners of large estates and "cortijos" as well as bull breeders . They came to hire land in order to let their livestock graze for a few months.

One of the market days, the central square closed with fences and carts and a calf-fighting took place. The calfs brought from the nearby pastures were fought by beardless young bullfighters with bright eyes, lusting, yearning success who thoughtlessly offered their lives, which sometimes they lost.

The wool merchants were more elegant and gentlemanly than the others. Many wore a tie and went out to the fields, carrying, on the bow of their saddles, Roman weighing scales to buy sheep. They rode very good horses, well bred, the tails braided with colourful ribbons. They wore Cordoban hats tilted to one side, short boots and leather pants with a blue and red arabesque design.

The fair Rezola and Miguel attended in Bujarón wasn't one of the most important, but even so, they had difficulties finding people they had to deal with. They spent a very busy day; Rezola didn't want to leave Andalusia without having all the strings tied so that the mine could start producing right away. (It will continue)

20 comentarios:

Antonio Aguilera dijo...

MERCHE:
Recuerdo las ferias de ganado en mi niñez-juventud. Coincidían con la Feria Real, con todas las atracciones de feria y las casetas de música que antaño
se montaban en el centro del pueblo. La feria del ganado en las afueras claro, no íbamos a subir a las cabras en el Tíovivo.

Tal como cuenta tu tía en
sus memorias, había ganado (el ganadero siempre decía que con el ganado nunca se había "ganado"..., dinero)de todaslas especies: lanar. cabrío, porcino,
vacuno, equino y, cosa curiosa, pavos y gallos camperos. A partir de los años 80 delpasado siglo sólo van quedando "bestias".

Supongo que por el norte,
donde abundan las vacas, será lo que más presencia tendrá en sus respectivas ferias.
Pues el minero puede que tenga razón en cuanto al pescado crudo, si a él le sentaba bien....

Si me permites una anécdota, caso verídico que me contaron hace unos 10 años:
Me encontraba visitando una noche a un cliente en su cortijo llamado "Hoyabuela"
situado en el término municipal de Algarinejo, Granada. Mi cliente, que falleció hace un par de años con unos 58 años, era médico cirujano de corazón y
profesor en la Universidad de Málaga. Se llamaba don Felipe, y era propietario de aquel cortijo que contenía en su perímetro unas 100 hectáreas de olivar; rico el hombre,
al menos en dineros. Tenía anexa al cortijo principal (que era como un palacete con forma de castillo) la casa del casero, quien se llamaba Pedro.
Acompañamos a don Felipe (yo iba con un amigo) hasta la casilla del casero; lo encontramos pegadito a la chimenea que lucía una hermosa lumbre.
Tenía Pedro, el casero, entre las manos -pues estaba cenando- un gran trozo de tocino crudo, pero salado, y un buen canto de pan. Con una navaja, Iba Pedro cortanco trocitos
del tocino e iba ingeriéndolos: trozo de tocino y trozo de pan, dale que te pego.
Don Felipe, al verlo, se echó las manos a la cabeza y le dijo a su casero: -¡pero Pedro, no sabe usted lo malo que es para el estómago, comerse de noche
esa cantidad de tocino!!.
Pedro se quedó paralizado y cabizbajo ante las palabras de su "señorito", por la autoridad que suponía para él ya que era el dueño del cortijo y además un médico de renombre;
al final reaccionó el casero, levantó la cabeza y mirando fijamente a don Felipe le dijo: - don Felipe, usted me disculpe, pero...:¿CÒMO SABE EL ESTÒMAGO, SI ES DE NOCHE O DE DÌA??

Besos querida.
Vaya olvidé darte los datos de la peli que encontraron sobre Alcalá-Zamora en Priego.

Pues resulta que la encontraron en casa del que fuera alcalde de Priego durante la República. Aquel alcalde era intimo amigo de don Niceto el presidente, por algún motivo se quedó con la peli que ahora encontraorn en un caserón viejo que derribarán pronto: todo un descubrimiento.
Don Niceto se exilió a Francia y Argentina donde murió en la década de los cincuenta, es que nació en 1877, dos años después que Antonio Machado.

Más besotes Merche

Jan Puerta dijo...

En esa época, los tratados de ganado se daban la mano para cerrar un negocio.
Que tiempos, que la palabra aun tenía validez.
UN abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Lo de la plaza todavía subsiste en muchos sitios.
Veremos por cuanto tiempo.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

ANTONIO AGUILERA, me ha encantado la respuesta del casero y me ha recordado otra anécdota que me contó un amigo andaluz en Ibiza hace años. Contó que un dia que estaba en una dehesa, se encontró con un caporal que se dirigía no-sé-donde con su perro. Mi amigo le preguntó si no se perdería en ese campo, y éste le contestó "mi perro sabe leer las piedras del camino". Esa sabiduría andaluza me fascina, la verdad. Muchos besotes y gracias por tu extenso comentario, M.

JAN PUERTA, hasta hace bien poco, en Ibiza, los tratos se hacían de "palabra". Ahora no. Hay que firmar tropecientos papeles... Besotes, M.

TORO, ¿te refieres a las capeas? Pues sí, supongo que aún siguen existiendo. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

He sentido, al leer este texto, que toda una época de la historia de España se me venía.
Besos.

Cornelivs dijo...

Al ver la foto he recordado Santa Elena (en Despañaperror...) y, leyendo tu entrada,he recordado tambien el cortijo de Los Santos Inocentes.

Que bien que recreasesa época, Merche.

Besos enormes...!

alex dijo...

Que cantidad de tiempo que va pasando. Esto la juventud de hoy en día no lo conoce, y es una pena.

Las ovejas.. yo hice una vez de pastor cuando era pequeño, jejej

Un besito cielo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

las ferias de ganado fueron un todo típico en mi tierra...nacieron por la necesidad del comercio y quedaron nuestras fiestas populares...un abrazo

Stanley Kowalski dijo...

Me hubiese encantado conocer esta feria!

BESOTES HERMOSA Y BUENA SEMANA!!!

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, así parece ¿verdad? Qué pena que ya hayan desaparecido. Besotes, M.

CORNELIVS, sí, la verdad es que mi tia era muy descriptiva. Besotes, M.

ALEX, es una pena que estas tradiciones vayan desapareciendo... Seguro que fuiste un pastor muy bueno, je,je. Besotes, M.

TUCCI, así es. Ahora se han quedado en fiestas como tu muy bien dices. Besotes, M.

STANLEY, ¡a mi tambien! Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Thiago dijo...

como siempre que bien descrita una feria de ganado y que pena ver a todos esos jovenes perdiendo la vida, sin ser apenas nada... asi luego llega el triunfo y pierden el norte con el dinero y la fama...

Eso si, cari, creo que hay un error de transcripción cuando dices: "y ellos llevaban sombrero cordobés ladeado", que supongo que las que llevaban sombrero cordobés ladeado eran ellas, las mujeres, jajaj.

Bezos.

P.s. Cari, tú ya no te acuerdas, pero yo a ti ya te había "imaginado" en mi post del añoa padado, ehh... ¿No te acuerdas de lo del novio sueco? jajaja.

Stanley Kowalski dijo...

Gracias Merche por visitarme, sos un amor!!

BESOTES Y BUENA SEMANA!!!!!!!!!

josealfonso martínez dijo...

De señoritos y usías.
___________________________

Me retrotrae Antonio Aguilera a escenas del que fue mi Priego de Córdoba, año 1983 y, perdón, Antonio, que no generalizo.
Pero... entenderá; que la Subbética, bien sabe de aquellos "señoritos" tratantes tanto de fruto olivero como de ganado de diversa índole. Me referiré, ahora, a otro tipo de ganado. Cornudo, buen cornudo habría sido yo si mi compañera sentimental en aquellos entonces, no nubiese llegado llorando a mi casa de la Huerta Palacio.
Andábamos mal... una mala racha. Decidí probar. Coger aceituna, no se me caerían los anillos...
En el
restaurante-caferería Río, sito en la carrera del mismo nombre, mi compañera se acercó al terrateniente que me permitió laborear sus tierras. Era éste, hombre de ojos rojos embotados por el coñac -no daré nombres- y arbitrio "alegre". Por ¡supuesto! que podía adelantarle una mísera cantidad de dinero a cambio de mis futuras agujetas. ¡Pero! que la mísera cantidad se podía transformar en considerable si aceptaba
-mi compañera- "el roneo" en su privado.
________________

Tardé poco en presentarme ante el terrateniente en la misma cafetería de la que era asiduo. Poco tardó en conocer el motivo de mi visita, aunque no le dije nada. Mi mirada delató todos los porqués y, tras el hundimiento del personaje en cuestión, abandoné el local a carcajada limpia.
Sé que todos los contertulios de aquél, participaron de mi risa ante su tremenda humillación. Le sustraje el "señor" y el "don".

_______

Un beso, Merche.

Merche Pallarés dijo...

THIAGO, no, eran ELLOS los que llevaban el sombrero cordobés ladeado. Creo que fue más tarde cuando las mujeres se incorporaron a la moda pero en aquellos años eran los hombres quienes los llevaban. Además si mi tia lo dice es que era así...
Referente a la semblanza que hiciste de mi el año pasado adosándome un novio sueco... La tenía olvidada. Perdóname. La tengo que volver a releer, ahora mismo voy a bucear en tus posts. Besotes, M.

STANLEY, de nada querido. Feliz semana para ti tambien. Besotes, M.

JOSEALFONSO, ¡Genial tu relato! Ese "señorito" se quedó con un canto en los dientes. ¡Olé! ¡Bien hecho, mi arma! Besotes, M.

Thiago dijo...

Pero cari... ya aprovecho para enseñarte otra cosa... ¿Para qué crees que sirven las "etiquetas"? jaja Solo tenías que mirar debajo del post y ver la "etiqueta" "ASI OS VEO". y te salen todos los post que llevan esa etiqueta.

Son muy útiles para organizar un blog, cari, p.e. tú podias poner: Libro de mi tía, experiencias propias, viajes, etc... y luego te las agrupa por esas etiquetas para consultar mas tarde, entiendes?

Pero bueno, para que no tengas que mirar mas, te dejo aqui el enlace a ese post del año pasado,
http://elblogquethiago.blogspot.com/2008/11/asi-sois-si-asi-me-pareceis-2.html

Bezos.

Merche Pallarés dijo...

Gracias, MI THIAGUIÑO, ya lo he leido. Ahora, leo que tambien ponías lo de las ¡tetas! Gracias por lo de las etiquetas, tienes razón. Cada dia aprendo algo de ésto del internete pero ¿cómo lo hago para ir desde el principio y etiquetar todo? Un poco lioso ¿no? Besotes, M.

Thiago dijo...

"Muchos de ellos llevaban corbata y, cuando salían al campo con la pesa romana en el arzón para comprar corderos, montaban buenos caballos bien cuidados, con la cola trenzada con cintas de colores, y ellos llevaban sombrero cordobés ladeado, botas cortas y zahones con arabescos rojos y azules."

jaja cari, yo sigo diciendo que debe ser ELLAS, si lees todo el párrafo, parece claro, mira: "Muchos de ellos llevaban..... , y ellos llevaban". jaj Yo creo que está claro la contraposición entre ellos y ellas, ademas los hombre no llevan zahones con adornos rojos y azules, cari... Yo sostengo que debe ser una errata o un error. Los hombres tampoco van con el sombrero ladeado.

Y respecto a lo de las etiquetas, pues, claro, si quieres poner tienes que ir poniéndoselas una a una en cada post en esa ventanita que hay al efecto, sabes? Luego le tienes que volver a dar a PUBLICAR. Lo bueno es que luego puedes poner ese GADGET en tu blog para que la gente interesada en un determinado tema o capítulos de la obra de tu tía-abuela puedan leerlos. Aunque si te digo la verdad, poca gente lee los post antiguos, jajaja.

Bezos.

Myr dijo...

Me hubiera gustado montar esos caballos, asi de vestidos y entrenzados.

Que linda Feria.

Besos

Merche Pallarés dijo...

THIAGO sigo pensando que no es un error. No me imagino, en esos años de postguerra, a mujeres en una feria de ganado vestidas así. Yo sí he visto a hombres con el sombrero cordobés ladeado. A ver si los andaluces que entran en mi blog nos sacan de dudas. Lo de las etiquetas, me lo pensaré... Gracias de todas formas. Besotes, M.

MYR, los caballos andaluces son tan bonitos y elegantes... Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Lo que cuenta Antonio parece traído de la boca de Sancho Panza.

Estos señoritos andaluces han hecho escuela. Me sorprendió muchísimo el tipo de gente que encontré en unas vacaciones en un pueblecito de Huelva. Puf, todavía muy anclados en unos años atrás.