miércoles, 24 de febrero de 2010

LA MISA DE LOS DOMINGOS (2)



"A la salida de misa, se formaba una agradable tertulia con los empleados de la mina, en la que participaba el matrimonio Zumeta, el facultativo Manolo Cordobero--dicharachero y alegre, siempre con una broma picante a punto para Matildita, prima de doña Paquita--, don Mateo con su mujer y sus dos hijas y, a veces, algunos bilbaínos y el ingeniero. También solían aparecer, en ciertas épocas del año, compradores de ovejas y de cerdos o ganaderos de reses bravas, que se hospedaban en la fonda de Daniel.

El cura, en cuanto terminaba la misa, se quitaba la casulla y salía a la calle, donde se despedía de los feligreses con un gesto de la mano, y, tras recogerse la sotana y sujetársela en la cintura, montaba una bicicleta y salía a toda prisa hacia Zomel. Temeroso de que allí los feligreses tampoco fueran numerosos, si veía en el camino algún muchacho o algún campesino en bicicleta, no dudaba en rogarle:

--Por favor, vente conmigo a hacer bulto en la misa de Zomel.

A Begoña, la menor de las hijas de don Mateo, la misa de los domingos le brindaba una inmejorable ocasión para lucir sus variados y complicados vestidos, que eran la admiración de Candera, sobre todo uno de ellos, mezcla de campesina tirolesa y princesa del Turquestán, que resultaba el colmo de las maravillas.

Begoña desplegaba todas sus artes de seducción cuando aparecía por Candera Curro Malpartida, comprador de reses bravas para novilladas de segundo orden. Curro era un mozo fuerte, de unos treinta años, moreno, de nariz corva y pelo negrísimo y lustroso muy pegado a la cabeza. Parecía un arquero asirio.

Curro, despreocupado, cínico y mujeriego, se burlaba de los desacertados e inútiles esfuerzos de la vizcaína para atraerlo. A él, la que le gustaba era su hermana, tranquila, apretadita de carnes y de mirada clara, pero comprendía que, aunque no se mostraba desdeñosa, jamás podría acceder a ella."

-------------------------------------------------------------------------------

SUNDAY MASS (2)

After mass, everyone mingled outside. It was an interesting social gathering with the mining employees, the Zumetas, the foreman Manolo Cordobero--cool and witty, always ready with a spicy joke for Matildita, Doña Paquita's cousin--, Don Mateo with his wife and two daughters, some people from Bilbao and the engineer. Depending on the dates, sometimes, sheep and pig buyers or bull cattle raisers, lodging in Daniel's inn, would also appear.

The priest, as soon as he finished mass, took off his chasuble, went outside, waved goodbye to the parishioners, gathered his cassock around the waist, got on his bike and quickly left for Zomel. Afraid that there, also, the parishioners wouldn't be too numerous, if he saw a peasant or a boy riding a bike on the way, he wouldn't hesitate to ask:

--Please come with me to the Mass in Zobel to make it crowdier.

For Begoña, don Mateo's youngest daughter, Sunday mass was an excellent occasion to show off her various and complicated outfits which held all of Candera in awe, especially one of them. A mixture of a Tyrolean peasant and a Turkmenistan princess. It was the marvel of all marvels.

Begoña displayed all her seductiveness when Curro Malpartida showed up in Candera, bull buyer for second-grade calf-fights. Curro was a strong man, in his thirties, dark, with a hooked nose and extremely black, shiny hair pressed to his head. He looked like a Syrian archer.

Curro, nonchalant, cynical and a womanizer, made fun of the wrong and futile attempts of the Basque girl to seduce him. He preferred her sister, quiet, with a tight body and fresh look but he knew that, even though she didn't disdain him, he didn't stand a chance with her.

21 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es cierto: a la misa había que ir vestido de domingo. En muchos pueblos era el único momento en el que las mujeres podían vestir sus mejores galas y mostrarse así ante los mozos.
Besos.
(Me alegro de que hayas arreglado lo de la entrada del Quijote)

TORO SALVAJE dijo...

Curro Malpartida como buen arquero asirio seguro que donde ponía el ojo ponía la flecha.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, me lo imagino... Ay, sí, ¡menos mal que logré borrar El Quijote hasta el viernes! La verdad es que me daba muchísima pena adelantarme a tu maravilloso análisis del capítulo. Besotes, M.

TORO, pero parece que no era así con la hermana, apretadita de carnes... Besotes, M.

amelche dijo...

Vaya por dios, siempre nos enamoramos de los que no nos hacen ni caso y se enamoran de nosotros los que no hemos mirado ni miraremos con ojos de deseo. ¡Qué complicadas son las relaciones humanas!

Asun dijo...

En aquella época el ira a misa era una forma de relacionarse socialmente, seguramente para algunas mujeres la única.

Lo de "la ropa de los domingos", yo, también lo he conocido y no hace tantos años, en los 70 sin ir mas lejos. La de discusiones que tenía yo con mi madre porque ella se empeñaba en que ciertas ropas y zapatos eran sólo para los domingos (para ir a misa claro), y yo, que ya empezaba a rebelarme contra ciertos preceptos, quería hacer las cosas a mi manera, empezando por no ir a misa claro.

Besos

Cornelivs dijo...

Uff, otro susto más.

Pero bueno, Merche, mi querida, estimada y admirada amiga Merche, ¿que te he hecho yo para que me tortures con esas imagenes y me sigas asustando?

Esta noche no podré dormir y la culpa sera tuya y solamente tuya. Los dioses te perdonen...!

;)

(Anda que...)

Bueno, ego te absolvo pecatis tuis in nomime patri, et filii, et spiritu sancti. Amen.

Besos enormes...!

Merche Pallarés dijo...

AMELCHE, sí, es tan difícil acertar, querida. Pero, ¡siempre surge la media naranja! No hay que desesperar... Besotes, M.

ASUN, se ve que has sido una rebelde toda tu vida, señal de inteligencia, de lo cual debes de estar muy orgullosa, querida. Besotes, M.

CORNELIVS, yo soy así porque la vida me hizo así... Jo, el latinajo que me has soltado me ha traido muchos recuerdos. Gracias por tu absolución. Besotes, M.

Marcelo dijo...

Una maravilla del principio al fin. Me gustó el cura con criterio teatral. A nadie le gusta representar su numerito con las plateas semivacías!
Y el Curro, haciendo cálculos comerciales y de hermanas, me gustó mucho también!
Un beso Merche

Merche Pallarés dijo...

MARCELO, me alegro de que te haya gustado. Lo del cura y el Curro tiene mucha gracia. Besotes, M.

Jan Puerta dijo...

No hace mucho pude asistir a una misa (casualmente) donde al salir el párroco lo vi alejarse en bicicleta, con la sotana como dices. Espero volver a pasar de regreso por la misma ruta y repetir la misa. Creo que fotográficamente valdrá la pena.
Un abrazo

pancho dijo...

Shortage of priests had already started in the forties, then it's not a new phenomenon, as they are always saying these days.

There are a lot of hidden things in Syria, even well - known, proud archers.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Si no hubiese sido por esas misas...los pueblecillos no hubieran tenido distracción... creo que lo de punta en blanco era muy común para la misa...y lo es....saludos

Merche Pallarés dijo...

JAN PUERTA, ¡Sííí! vuelve porque sería una fotografía original y la mar de simpática. A ver si le pillas de nuevo. Besotes, M.

PANCHO, I think that in small towns, there has always been a shortage of priests. Besides, many were killed during the war... although, not in Candera!! Curro, the Syrian archer must have been quite a character! Besotes, M.

TUCCI, sí, seguro que era una buena ocasión para socializar y mostrar las mejores galas. Besotes y abrazotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Myr dijo...

Tu curita de la foto se me parece al Don Camillo de Giovanni Guareschi.

Besotes

Myr dijo...

PD Y mil gracias por enlazarme. ¡¡¡Vaya grata sorpresa la que me diste!!!

Thiago dijo...

jaja como un arquero asirio, dice? Me encanta la comparación... jaj un toque muy culto, aunque no se ocmo llevaban el pelo los arqueros asirios, jja

A ella le gusta el morenito y al morenito la hermana: El caso es que como dice una amiga mía siempre: "LOS QUE ME VAN NO ME VIENEN Y LOS QUE ME VIENEN NO ME VAN" jajaj

Bezos

Cecilia Alameda Sol dijo...

Ir a misa a lucirse... sí, me suena. Era una ocasión ideal para ver "chicos", aunque estoy hablando de críos porque cuando crecían dejaban de ser conducidos por sus padres a la iglesia, no iban ya y tenían que buscar otros sitios para contactar.

Merche Pallarés dijo...

MYR, sí, te enlacé (ya era hora...) sin preguntarte. Me alegro de que estés contenta. Besotes, M.

THIAGO, ¡Me ha encantado el dicho de tu amiga! Muy cierto... Besotes, M.

CECI, en el fondo, fondo, me parece que todos ibamos a misa por las mismas razones: "tertuliar" a la salida e intercambiar miradas con los chicos. Besotes, M.

northshorewoman dijo...

Curro sounds intriguing! I could just see him make his entrance, thanks to your/your aunt's vivid description.

Merche Pallarés dijo...

NORTHSHORE, yes, quite a character! Hugs, M.

BIPOLAR dijo...

pues esto de la misa de los domingos no se ha dejado de hacer en mi tierra, que aquí... tela

eso del arquero sirio me ha hecho reír pensando en la escritora. ¡qué mujer con la edad que tenía!