domingo, 2 de enero de 2011

LOBEZNOS EN PELIGRO



"Cuando se inició el mes de marzo y la naturaleza empezaba a bullir, un obrero de la mina, apasionado de la caza, fue, por la mañana de un domingo a casa de Zumeta.

--Don Miguel, venga usted conmigo.  He descubierto una camada de lobos en un agujero, entre malezas.  ¡Verá qué preciosidad de animalitos!

Cuando llegaron al hoyo descubierto por el minero bastante cerca del pueblo, Miguel vio, apelotonados en una especie de nido, a cuatro graciosos lobeznos.  Todavía tenían los ojos cerrados, pero abrían la boca y sacaban sus lengüitas rosadas como demostrando que querían comer.

--¡Qué bonitos! ¡Qué graciosos!--exclamó entusiasmado Miguel--Voy a llevarlos a casa para que los vea María.

--No puede ser, don Miguel--dijo el minero--.  Si los ven en el pueblo, le denunciarán.  Hay obligación de entregarlos en el Ayuntamiento para que los maten.

--Entonces, ¿qué hacemos con ellos?--dijo Miguel muy contrariado, mientras depositaba al lobezno que tenía en sus brazos en compañía de sus hermanos--.  Me daría mucha pena que los matasen.

--Mire usted--dijo el minero--.  Lo mejor es que los dejemos aquí.  Pero que nadie se entere, porque si los encontrasen, los matarían y harían una tontería.  Los cazadores, y también muchos campesinos, han comprobado que los lobos jamás hacen fechorías en los alrededores del lugar donde tienen la camada.  Nunca los cortijos son más seguros que cuando una loba tiene las crías cerca.

Cuando Miguel y el minero regresaban a casa, se encontraron a la entrada del pueblo con un grupo de hombres capitaneados por Daniel, el fondista.  Iban todos muy alegres.  Llevaban una enorme sartén y, atado a una cuerda, un cordero vivo.  Les dijeron que iban al campo a merendar.

--¿Y para qué llevan ese cordero?--preguntó Miguel.
--Pues, ¡para qué va a ser! Para comérnoslo bien asadito en la sartén--contestó riendo Daniel.
--Pero, ¡cómo! ¿Lo van a matar allí mismo?
--Pues, ¿que quiere usted?--le dijo el barbero, que era uno de los de la cuadrilla--, ¿que nos lo comamos crudo?

Miguel se acordó en aquel momento de que si aquellos bárbaros cogían el camino del cortijo del Matorral, que era de donde ellos venían y donde estaban los lobeznos, podían encontrar la camada y, en ese caso, no dejarían de cometer alguna atrocidad.  Para evitarlo, les dijo:

--No les aconsejo que vayan por aquí, porque después del chaparrón de ayer, el camino está hecho un barrizal.  Nosotros hemos tenido que dar un rodeo.

Tras la advertencia, y después de múltiples deliberaciones, el grupo de amigos decidió tomar otro camino, el que conducía al ventorrillo de "El Pedrero".

-------------------------------------------------------------------------

WOLF CUBS IN DANGER

When March began and Spring was bubbling in the air, a worker of the mine who loved hunting, went to the Zumetas' house one Sunday morning.

--Don Miguel, come with me.  I've discovered a litter of wolf cubs in a hole between the bushes.  You'll see how beautiful they are!

When they arrived at the hollow found by the miner quite close to the village, Miguel saw a bundle of four lovely wolf cubs in what looked like a nest.  Their eyes were still closed but they opened their mouths sticking out their tiny pink tongues as if wanting to eat.

--How beautiful!  How sweet!--exclaimed Miguel enthusiastically--I'm going to take them home to show them to María.

--Impossible, don Miguel--said the miner--.  If they see them in town, they'll denounce you.  It's an obligation to deliver them in the Town Hall to be killed.

--So, what do we do with them?--said Miguel quite upset, while depositing one of the cubs he held in his arms next to his siblings--.  I would be very sad if they kill them.

--Look, sir--said the miner--.  The best thing is to leave them here.  However, no one should find out, because if they were found, they would be killed for sure which is quite stupid, really.  Hunters as well as many peasants have verified that wolves never attack close to their litters.  "Cortijos" have never been safer than when a she-wolf has her cubs nearby.

When Miguel and the miner were going back home, they met up, at the town's entrance, with a group of men led by the boarding house's owner Daniel.  They were all very jolly.  They carried an enormous frying pan and  a  lamb tied to a rope.  They were told that they were going out to the country to have their afternoon snack.

--And, why are you taking that lamb?--asked Miguel.
--Why?  To eat it well roasted in the pan!--answered Daniel laughing.
--But, how? Are you going to kill it right there?
--Well--said the barber, who was part of the group--, we're not going to eat it raw!

Miguel suddenly realized that if those barbarians took the way to the "cortijo" of the Bushes, where they were coming from and where the wolf cubs were, they would find the litter and, in that case, would commit an atrocity.  In order to avoid it, he said:

--I don't recommend you go this way because, after yesterday's heavy rainfall, the trail is very muddy, it's a quagmire.  We've had to go around it.

After this warning and many deliberations, the group decided to take another route, the one that took them to the "Stoneman's" tavern.

19 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Después de matarse un millón de españoles hacía unos años que más les daba matar osos o corderos.

Siempre hemos sido un país muy culto.

Hasta llegar al asco actual.

Besos.

Myriam dijo...

....Y Mowly le gradeció a Miguel, que salvara a sus hermanos.

Besos

Antònia Pons Valldosera dijo...

Miguel era un hombre respetuoso con el medio ambiente. ¡Qué locuras se cometían en aquellos tiempos!
En mi pueblo pagaban por las urracas, garses, y ahora es una especie protegida. En el Pirineo catalán tuvieron que reintroducir los osos y ¡menuda polémica se armó!
Ahora en cambio, los jabalíes han proliferado muchísimo y nadie hace nada. Hace un par de semanas de nos cruzó uno por la carretera, no le dimos un golpe de milagro y nadie hace nada.
Un beso.

northshorewoman dijo...

smart of Miguel to divert the group of revellers. It would be too bad to have the pack of young wolf pups killed. But it seems that the fear of wolves runs deep in many cultures.

northshorewoman dijo...

MP, I can't figure out how to be a Follower for your blog. Did you add the option?

Merche Pallarés dijo...

TORO, me gusta tu ironía... Pero así es, querido, desgraciadamente. Besotes, M.

MYRIAM, ¡exactamente! Mowli seguro que fue feliz, ja,ja... Besotes, M.

ANTÒNIA, me acuerdo de la polémica sobre los osos y, ahora, ¿qué tal están? ¿Se han multiplicado mucho? ¿No se comen a los jabalíes? Y a éstos, me sorprende que no los cazen. Sabes que en Canada los animales, salvo las pobres focas que no lo logro entender..., todos están super protegidos. Cuando vas por las carreteras siempre hay señales de cuidado con los renos, cuidado con los ciervos, cuidado con los osos, etcétera. Un hedor penetrante que yo recuerdo, transitando por esas autopistas vacias, era el olor punzante de los "skunks" (¿mofetas?) atropellados... Pobrets. Besotes, M.

NORTHSHORE, yeap, deep down, wolves have a VERY bad reputation... Re being a follower, no, I didn't add the option. I'm more than happy with my fifteen "diamonds" that Google/Blogger say follow me (I think you're included so don't worry). Bear hugs, M.

Asun dijo...

Ese minero y Miguel serían de los pocos que en esa época se preocuparían de no matar a los animales, porque anda que... más de uno habría estado deseando de cazarlos y luego fardar ante los demás. Paisss...

Besos

Paco Cuesta dijo...

Invadimos su espacio y cuando estorban los eliminamos. ¡Edificante!

Thiago dijo...

Qué tal cari.. ya estoy por aquí otra vez!....

Bueno, mira, Miguel tenía ya un poco de conciencia ecológica, era un Rodríguez de la fuente en potencia, y eso que aún no había esa serie, jaaa


Bezos.

Abejita de la Vega dijo...

Eso de llevarse la merienda en vivo...qué brutos. Un país muy culto, como dice Toro Salvaje.

¡Pobres lobitos! Lo tenían muy mal...de todas maneras.

Un abrazo, Merche

Marina dijo...

Hola mi niña. Buen relato, alentador y brillante...como tus lentejuelas en mi cara.
Besos cosa guapa.

Merche Pallarés dijo...

ASUN, mi tío era un buenazo y un gran amante y protector de los animales. Beraun siempre estaba lleno de bichos... (veo que nos vamos pisando comentarios, je, je, y, más o menos, queremos decir lo mismo, será ¿por qué somos vascas? porque, chica, tanta coincidencia...). Besotes, M.

PACO CUESTA, sí, querido, en ese mundo de la fauna todo es muy complicado... Besotes, M.

THIAGO ¡Bienvenido de vuelta, cariñín! Sí, mi tío era un ecologista "avant la lettre" y protector de animales. Él y Rodríguez de la Fuente seguro que se hubiesen llevado muy bien... Besotes, M.

ABEJITA, ¡qué brutos! En fin, como dice ASUN, Paisss... Besotes, M.

MARINA, ¡Ay! No me recuerdes... Que me estaba mareando con esos reflejos... Besotes, M.

Miguel dijo...

Hicieron bien. Los pobres lobeznos habrían sido pasto de los desmanes de unos humnaos muy salvajes. Da un poco de pena la poca o nula sensibilidad que algunas personas tienen hacia los animales...

Un beso.

amelche dijo...

Pobres lobos. Un abrazo.

Asun dijo...

jajajajajaja, va a ser que es por eso, porque somos vascas. Mientras nos pisemos sólo los comentarios y no los callos...

Besos

Merche Pallarés dijo...

MIGUEL, sí, menos mal que esos cazurros zoquetes desviaron su camino. Besotes, M.

AMELCHE, gracias. Besotes, M.

ASUN, ja,ja... eso, eso, aunque NO tengo callos... pero gracias por no pisarlos de todos modos, aunque sí tengo pies... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En esta tierra estuvimos a punto de acabar con el lobo. Menos mal que paramos.
Besos.

Aldabra dijo...

Parece que por el momento los lobos son Salvados por la campana. Pobrecitos, son tan bonitos cuando son pequeños. Biquiños,

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, es que en este país es todo o nada... Besotes, M.

ALDABRA, sí, menos mal que fueron salvados..., por el momento, porque seguro que otros desalmados los encontrarían, pobriños. Besotes, M.