miércoles, 5 de enero de 2011

EL APARTADO DE NOVILLOS (1)



"Aquellos días andaba por Candera el ingeniero Rezola.  Había venido para tratar de acelerar aún más la producción de wólfram.  Los síntomas de que la guerra mundial no podría durar mucho se acentuaban, y era preciso entregar rápidamente a los ingleses todo el mineral que se pudiera reunir.  Se seguían lavando los terreros, pero también se molía el mineral que se extraía a toda prisa de la mina.

Curro Malpartida apareció un día por allí.  Tenía unas reses pastando en "El Potrerizo" y venía a apartar unos cuantos novillos destinados a tres corridas tempraneras en la provincia de Albacete.  Pensaba hacer el apartado el sábado, y como sus amigos los vascos querían presenciarlo, doña Paquita invitó a comer en "El Potrerizo" a Malpartida, al matrimonio Zumeta, al ingeniero Rezola y a Mateo con su mujer y sus dos hijas.

Casimira buscó (NOTA MÍA:  la mujer de Mateo), como siempre, una excusa para no ir, pero les preparó una gran cazuela de bacalao a la vizcaína para llevarla a "El Potrerizo".  Para su elaboración, tuvo la suerte de disponer de unas materias primas excelentes, pues Rezola había traído de Bilbao dos extraordinarios bacalaos secados al aire libre, importados de Islandia, y un montón de pimientos choriceros riojanos, de primera calidad.  No se había olvidado de traer también cuatro botellas de sidra, procedentes de Astigarraga, porque es sabido que al bacalao no le va bien el vino.

Doña Paquita y su prima Matilde, a quienes indudablemente les gustaba la juerga, les recibieron con gran alegría.  Los sobrinos habían regresado a Córdoba, y ellas estaban bastante aburridas.  Pronto se animó la casa.

El apartado de novillos tenía que hacerse a la tarde, por lo que se sentaron enseguida a la mesa.  Los criados empezaron a traer platitos con tapas y embutidos de todas clases y a llenar las copas de amontillado y vino de la casa.  Los vascos no sabían si había que considerar aquello como aperitivo o como comida, porque, en realidad, no apareció en la mesa ningún plato "de fundamento", como decía Mateo.

Por fin llegó el momento cumbre de la comida.  La enorme cazuela de barro, con los trozos de bacalao bien sumergidos en un mar de salsa roja y espesa.  Causó sensación cuando fue colocada en el centro de la mesa.  La muchacha que servía fue llenando los platos de los comensales, y se hizo el silencio.  Don Mateo y Miguel tenían la cara iluminada por la emoción, pensando que iban a comer un plato bien condimentado, después de tanto embutido, tanta ensalada, tanto gazpacho y tanto carnero achicharrado.

Empezaron a comer con gran apetito.  El guiso era el no va más del bacalao a la vizcaína.  Rezola estaba encantado de haber proporcionado aquel placer a sus amigos vascos, pero observaba de reojo las caras de los andaluces.  No cabía duda de que doña Paquita y su prima, aunque aseguraban que estaba riquísimo, no encontraban aquello tan delicioso.  En cuanto a Curro Malpartida, después de comer un trozo de bacalao, dijo:

--Está muy bueno, pero me van a permitir que lo ponga más a mi gusto.

Y cogiendo la aceitera que estaba en la mesa, echó un gran chorretón de aceite en su plato, añadió una cucharada de zurrapa de cerdo, seis o siete aceitunas aliñadas y buenos migotes de pan.  Luego, espolvoreó todo con orégano y pimienta, y, tras revolverlo bien, se puso a comerlo con cuchara.  Ante tal sacrilegio, don Mateo perdió el color, mientras Miguel reía de buena gana, así como las mujeres."  (Continuará)

------------------------------------------------------------------------

THE CHOOSING OF YOUNG BULLS (1)

Rezola, the engineer, was in Candera in those days.   He had come to try to speed up, even more, the wolfram production.    World War II was nearing its end and it was imperative they deliver to the British all the mineral that could be extracted.  The ground was still being washed and the mineral pulverized as soon as it came out of the mine.

Curro Malpartida showed up one day.  He had a herd of cattle grazing in "El Potrerizo".  He had come to choose some young bulls for three early bullfights in the province of Albacete.  He planned to do the choosing on Saturday and, since his Basque friends wanted to see it, doña Paquita invited him, the Zumetas, Rezola, Mateo, his wife and two daughters to lunch at "El Potrerizo".

Casimira (MY NOTE:  Mateo's wife), as always, found an excuse not to go.  However, she cooked a huge Biscayan (Basque-style) cod casserole to take it to "El Potrerizo".  She was lucky to have excellent ingredients for its elaboration, as Rezola had brought from Bilbao two extraordinary, dried in the open air cods, imported from Iceland, as well as a bunch of excellent quality chorizo (sausage) peppers from La Rioja.  He hadn't forgotten either to bring four bottles of cider from Astigarraga, because it's a known fact that cod doesn't go well with wine.

Doña Paquita and her cousin Matilde, who undoubtedly adored to have fun, greeted them very effusively.  The nephews and nieces had gone back to Córdoba and they were quite bored.  Soon the house livened up.

The choosing had to be done in the afternoon, therefore, they quickly sat at the table.  The servants started to bring small plates of tapas and all kinds of cured meats.  They filled glasses with sherry and house wine.  The Basques didn't know if to consider them as appetizers or main meal because, really, nothing very "solid", as Mateo called it, had appeared on the table.

At last, the peak point of the luncheon arrived.  The enormous earthenware casserole, with its big chunks of cod, well covered in a thick, deep-red, sauce.  It caused great sensation when it was placed in the centre of the table.  The maid that was serving, filled the dishes and..., silence fell.  Don Mateo and Miguel's faces glowed with emotion, thinking they were, finally, going to eat something well seasoned, after so many cured meats, salads, gazpacho and burned mutton.

They began eating with great appetite.  The casserole was the ultimate of Biscayan cods.  Rezola was very happy to please his Basque friends, but through the corner of his eye, he observed the reaction of the Andalusians.  There was no doubt that doña Paquita and her cousin, although they said it was delicious, weren't too enthused with the dish and Curro Malpartida, after eating a piece of cod, said:

--It's very good, but you will allow me to put it more to my taste.

Taking the oil vial from the table, he poured a great amount on his dish, then added a spoonful of pork strands, six or seven pickled olives and a good amount of breadcrumbs.  Afterwards, he showered it with oregano and pepper, mixed it all well, and started eating with a spoon.   Seeing such sacrilege, don Mateo's face turned white, while Miguel and the women had a good laugh.  (It will continue)

22 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Se cuidaban bien.
Hoy si comieran eso los denunciarían.

Besos.

Abejita de la Vega dijo...

Bacalao a la andaluza, menuda combinación de elementos.

A mí tampoco me entusiasma el bacalao, debe ser mi genética andaluza. Mejor unas verduritas navarras, changurro, unas cocochas y , de postre,queso de Idiazábal con membrillo...rico, rico.

Mi abuela cordobesa, por cierto,cocinaba bien. Recuerdo su salmorejo, sus flamenquines, su mahonesa hecha a mano con buen aceite...Se guisa bien en todas partes si hay buenos ingredientes habilidad y cariño.

Los novillos han pasado a segundo plano. Tanto hablar de comida.

Besos, felices Reyes.

Asun dijo...

Más vale que acabo de comer porque si llego a leer esto antes mis jugos gástricos me habrían hecho meterme en la pantalla a degustar ese bacalao (el auténtico, no ese mejunje que hizo Curro) y ese aperitivo con esos vinitos.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

TORO, 'amos a ver... No te he entendido. ¿¿¿"Si comieran eso los denunciarían"??? ¿Qué? ¿el bacalao a la vizcaína? Hijo, acláramelo que una ya está baja de neuronas... Besotes, M.

ABEJITA, sí, ja,ja... Bacalao a la andaluza ¿Te imaginas ese mejunje? ¡Yo adoro la gastronomía andaluza! (Bueno, las de todas las regiones de España que todas tienen sus esquisiteces...). Esos pescaítos fritos, ese gazpacho, esos langostinos del pueblo de nuestro querido TUCCI, Sanlucar de Barrameda, cigalas, gambas... Las "puntillas" sevillanas... No sigo porque se me hace la boca agua...
Los novillos siguen en la segunda entrega pero ya sabes que para los vascos ¡la comida es sagrada! Por cierto, creo que mi pobre querida bloguera canadiense, NORTHSHOREWOMAN, no va a entender nada de nada de este post... Besotes, M.

ASUN, pues sí, menos mal que ya habías comido... Besotes, M.

Aldabra dijo...

No me extraña que Mateo perdiese el color, que sacrilegio. Me encanta el bacalao a la bizcaína o de cualquier modo. Biquiños.

Myriam dijo...

La verdad que el Curro Malpartida tiene un nombre muy cómico.

Sobre el bacalao, te cuento que conozco un lugar en Madrid en donde lo hacen para rechuparse los dedos.

Besos

Thiago dijo...

jaja genial, cari, muy costumbrista.... curioso enfrentamiento entre dos maneras de entender la cocina y, además de verdad.

la verdad es que hasta la foto tiene una pinta excelente y muy apetitosa.

Eso si, yo pensaba que el wolfram iba para los alemanes, no para los ingleses, no?


Bezos.

Merche Pallarés dijo...

ALDABRA, sí, un sacrilegio en toda regla... :) Besotes, M.

MYRIAM, sí, el nombre es risible, sí. En Madrid hay montones de sitios donde lo hacen muy bien porque la ciudad está ¡llena de vascos! Besotes, M.

THIAGO, NO lees mis contestaciones a tus comentarios... ¡Claro, como tienes tantos bloggers a los que atender! No te preocupes que te entiendo, queridiño.
En esos últimos años el wólfram era vendido a los ingleses, justamente, para que no llegara a manos de los alemanes que estaban perdiendo la guerra. Besotes, M.

Ele Bergón dijo...

Es por la tarde y me acabo de comer dos mandarinas, pero ese bacalao, hecho de una forma u otra debe de estar delicioso.

Merche, Feliz Noche de Reyes.

Besos

Luz

El Drac dijo...

Creo que entre amigos y familiares está bien pasar por alto las fomalidades, enudo atracón se habrán pegado. ¡¡Provecho!!

Marcelo dijo...

Cuantas Españas a la misma mesa! Yo me lo hubiera comido de ambas maneras, con sidra y con amontillado!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Es que hay quien se comería los polvorones acompañados de pan.... "semos asín"... Besos niña....

Antònia Pons Valldosera dijo...

Huy un buen bacalao a la vizcaína, ¡menudo lujo!
Me encanta el bacalao, me gusta de todas las formas y maneras especialmente l'esqueixada y a la llauna.
En Lleida hay un argentino que lo sirven con allioli y al horno sobre una base de patatas, pocas, y es delicioso.
Antes era comida de pobres y ahora es prohibitivo.
Un beso.

Romek Dubczek dijo...

Hola, merche, perdona. No, el correo ese no es spam. Estoy esperando a tener un dia tranquilito para explicaroslo. A ver,si hoy lo hago.
Un besito

Romek Dubczek dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Merche Pallarés dijo...

ELE, ¡gracias! Seguro que esas dos mandarinas te han sabido a ¡gloria! Besotes, M.

EL DRAC, gracias por tu visita. Últimamente te leo en todos los bloggers amigos... ¡Bienvenido!

MARCELO es que tu también eres un híbrido, querido..., como yo... Besotes, M.

TUCCI, ja,ja... sí, semos asina... Besotes, M.

ANTÒNIA, sí, me acuerdo cuando el bacalao era comida de pobres pero, como dices, ahora, como todo, es ¡prohibitivo! Es que, querida, ya no quedan... Estamos esquilmando los mares, los océanos, los ríos y hasta los lagos y las charcas si me apuras... De diferentes formas de cocinar el bacalao Portugal se lleva la palma. ¡Hay miles de recetas! Y todas muy sabrosas. Besotes, M.

ROMEK, lo abrí. Gracias por la invitación. Estaré al tanto. Muchos besotes, M.

Cornelivs dijo...

Mmm...me ha dado hambre y todo...!

Felices Reyes, querida Merche.

B E S O S .

Romek Dubczek dijo...

Hola, Merche. Me gusta pero me pierdo en los capítulos. ¿Hay alguna entrada desde donde pueda leerlo desde el principio?
besitos

Merche Pallarés dijo...

ROMEK, he puesto los links en "Exilios" que es el título del libro de mi tía pero no creo que los tenga desde el principio. De todas formas, querido, no te pierdes nada porque mi tía escribía más bien "posts" no capítulos comme il faut. Algunos que son más largos los divido en (1) (2) (3) o lo que haga falta pero no siguen una continuación cronólogica, saltaba de los lobeznos a la telefonista de Candera o al "Herrerillo" o sea, que no te pierdes nada, la verdad. No te preocupes, querido. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Cómo me gusta el bacalao! Conozco gente que lo odia porque era, precisamente, el único pescado accesible cuando eran jóvenes.
Espero que sigas fuerte con tu propósito de no fumar...
Besos.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO, a mi también me gusta el bacalao aunque de pequeña no me gustaba. Lo encontraba muy salado. Sigo con mi propósito de no fumar, de hecho ya he espaciado muchísimo los cigarrillos y veo que me está gustando. Cuando acabe el último paquete ¡adios tabaco! Besotes, M.

Anónimo dijo...

Si, probablemente lo sea