miércoles, 12 de agosto de 2009

A PIE BAJO EL SOL DE AGOSTO (2)

"Habían calculado que con las latas que llevaban en las mochilas, algo de charcutería que compraran en el camino y bebiendo agua de las fuentes, podrían llegar a la frontera gastando poco dinero, pero se encontraron con que a derecha e izquierda del camino no había más que campos de trigo, y no hallaron ninguna fuente ni arroyo donde poder apagar la sed. Además, muchas de las latas eran de alcachofas, que por lo visto habían tenido poco éxito en el restaurante, y pronto se hartaron de ellas. Afortunadamente, en un tabernucho del camino pudieron comprar limonadas y unos tomates frescos para alternar con las alcachofas.

Había momentos en que caminaban en compañía de grupos de segadores--hombres y mujeres--que con sus guadañas al hombro y sus hoces colgadas de la cintura se dirigían a trabajar en las granjas de los alrededores. Algunos iban en carros. Marchaban silenciosos; no cantaban ni reían. Los grupos iban saliendo de las carreteras para meterse por estrechos caminos que se internaban en los dorados campos de trigo maduro.

El viaje a pie les empezó a resultar a María y Miguel demasiado lento. Veían un cartel con una indicación que decía "Arpajon 16 km". Andaban y andaban y se encontraban con otro letrero "Arpajon 12 km". Seguían andando y, cuando pensaban que pronto atravesarían el maldito Arpajon y que empezarían a ver carteles anunciadores de otros pueblos, se encontraban con el mismo de Arpajon con algunos kilómetros menos.

--Me parece que tenías razón, María--dijo Miguel--. Habría sido mejor hacer el viaje en bicicleta. Vamos demasiado lentos." (Continuará)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------
WALKING UNDER THE AUGUST SUN (2)

They thought that with the food cans they had in the back-pack, buying some cold meats and sausages on the way, and drinking water from the water fountains, they would reach the border without spending much money. However, they found themselves surrounded by wheat fields at both sides of the road and no water fountain nor stream in sight where they could quench their thirst. Besides, the cans were mostly of artichokes (it seems they didn't have a good turn out at the restaurant...) and soon they were fed up. Fortunately, in an old inn they found on the way, they bought some lemonades and fresh tomatoes which they could alternate with the artichokes.

There were moments they walked along wheat harvesters--men and women-- carrying their scythes over their shoulders and sickles hanging from their waists, that were going to work in the nearby farms. Some went in carts. They walked in silence; neither singing nor laughing. The groups kept leaving the road, entering narrow trails which led them to the ripe golden wheat fields.

María and Miguel realized that the walking was too slow. They saw a sign saying "Arpajon 16 km". They walked, walked and walked only to reach another sign saying "Arpajon 12 km". They kept on walking thinking that soon they would cross the "famous" Arpajon and would see signs announcing other towns, only to find the same "Arpajon" sign with less kilometres.

--I think you were right, María--Miguel said--. It would have been faster by bicycle. It's taking us too long. (It will continue)

14 comentarios:

Juan Luis G. dijo...

¡Yo también hubiera ido en bicicleta! Lo hubieran agradecido en las cuestas abajo.

Besos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

desde luego "esta huida" era una locura...pena de abandonar lo tuyo...besos

Antònia P. dijo...

Me imagino el calor que debieron pasar los pobres.
Espero impaciente la tercera parte.
Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

y las ampollas en los pies...
Besos.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Agosto, andando por mitad del campo, sin agua... ¡una bicicleta por favor para esas criaturas!
Genial Merche, ahora que estoy de vuelta de las vacaciones seguiré leyéndote, he estado un poco despistada de internet estos días pero ya estoy de vuelta.
Un besote.

Merche Pallarés dijo...

JUAN LUIS G. creo que yo tambien ¡qué gozada cuesta abajo! Besotes, M.

TUCCI, "pena de abandonar lo tuyo" no lo he entendido muy bien, ¿no te gustan las historias de mis tios? Si yo tambien intercalo mis paridas de vez en cuando... Besotes, M.

ANTONIA P. a ver si hoy posteo el tercer bloque, si no, mañana seguro. Besotes, M.

PEDRO, ¡encima! porque seguro que las tenían... con ese calzado que llevaban ¡a quien se le ocurre! Claro que en esos años no existía el calzado supersónico que existe hoy en dia. Besotes, M.

DESPLAZADOS, ¡Bienvenida de vuelta de tus vacas! Es una alegría volver a leerte, querida. Sí, una bici hubiese sido lo suyo... Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

pancho dijo...

I've just read your last three posts. The story of the parcel looks a Stan & Ollie one, very funny and intriguing. I have to take advantage of the time and read as much as I can of the friends' blogs. I've got no Internet in "El Cortijo".

Your relatives were very brave to walk the whole way up to the border, considering the unfinished war and another much bigger one on the brink of starting. They were hard times, indeed.

Antonio Aguilera dijo...

Merche:
Necesito tu correo electrònico para declararte mi amor en secreto.
UY, ya lo dije en pùblico.

Bueno, fuera de bromas, lo necesito para decirte una cosilla.

El mìo es anto.aguilera1961@gmail.com aquì puedes mandàrmelo. Mientras leerè tu post.

Ahora vuelvo

Antonio Aguilera dijo...

Pues lo suyo hubiese sido venir en tren, que creo que tambièn leì pensaron en esa posibilidad.

Aunque el medio màs apropiado es el que dice Juan Luis: en bicicleta, porque en las cuestas abajo rula sola.

Y, sobre què año se dispusieron a volver a España. Aquí, Paco "el rana"(o Paco Pantanos: Franco) aún cortaría pescuezos.

Una amiga ahora voló a Canadá. Pensé en tí que rulaste por allás de chicuela, creo que dijiste.

Espero que Ojito, esta semana haga el esperado montaje quijotesco con damas en la playa. A ver..si lo hace.
Espero tu correo.

Besotes, que no por las canículas, menos hidratados.

BIPOLAR dijo...

Menos mal que le ha dado la razón...
Este buen hombre pensaba que en una cuarta más una cuarta menos..., un paseíllo campestre.. y en casa.

Merche Pallarés dijo...

BIPO, los hombres siempre caen del burro tarde... Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

PANCHO, the parcel adventure was quite funny, yes. Now I realize why my aunt, while in Paris, doesn't mention the war because it hadn't started yet! We're still in the thirties. Actually, it must have been 1939 because she mentions that the war was nearly over... Besotes, M.

ANTONIO AGUILERA, ya te mandaré mi e-mail y sí viví en Toronto de niña/adolescente (a principio de mi blog lo cuento). Como le digo a PANCHO creo que el año que mis tios emprendieron su viaje a pie, debía ser 1939 porque menciona que la guerra estaba terminando. Espero ansiosamente el montaje de OJITO aunque miedo me da... Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Selma dijo...

Si el sol de entonces abrasaba como el de estos días... uffff!

Bicicleta, no sé, pero tumbarme a la sombra durante el día y caminar de noche, era una de las soluciones..
Quelle chaleur, Merche! En ce moment même, insupportable et humide!!

Mille bisous!

Merche Pallarés dijo...

SELMITA, oui, quelle chaleur!! Estoy asfixiada. Gros bisous, ma chérie, M.