domingo, 8 de noviembre de 2009

SIERRA MORENA EN LOS AÑOS DEL WOLFRAM (1)


"TORMENTA EN EL SECARRAL DE TOLEDO"

"Los Zumeta salieron en tren para Madrid. La compañía minera bilbaina que había contratado a Miguel tenía una mina de grafito en la provincia de Toledo, cerca de Guadamur, donde habían surgido ciertos problemas. Antes de que Miguel saliese para Sierra Morena, le enviaron allí para que tratase de solucionarlos.

María y Miguel llegaron a Toledo en un autobús que habían tomado en Madrid. Después de dar una vuelta por sus tortuosas y fascinantes calles, se sentaron en un café de la plaza de Zocodover, esperando a la camioneta de la mina que debía pasar a recogerlos. La espera duró varias horas, y forzados a permanecer en el punto de la cita, acabaron por aburrirse.

La tragedia del Alcázar estaba todavía latente y atraía a curiosos de otras provincias de España, que venían a contemplar sus ruinas, pero se notaba la ausencia de turistas extranjeros, sumidos en sus propias tragedias.

Era lunes, y los limpiabotas permanecían inactivos. Los zapatos de los toledanos ya habían quedado limpios la víspera, y sus dueños procuraban preservarlos del polvo y del barro durante dos o tres dias y, a poder ser, hasta el domingo siguiente. Los limpiabotas, sentados sobres sus cajas, con las piernas extendidas y la gorra sobre los ojos, dormitaban con la espalda apoyada en la pared de los soportales. Dos o tres niños, insistentemente mirones y con cara más que sucia, rondaban alrededor. No pedían, pero se veía que esperaban algo. María les dió tortas de almendras que quedaban en el platillo. Los chiquillos se fueron, pero enseguida se presentaron dos perros que empezaron a husmear debajo de las mesas y a meterse entre las piernas de los clientes del cafe". (Continuará)
(Nota mia: a estas alturas creo que mi tia ya debería de tener sus 90 años cuando escribió esta parte del libro y en algunas partes se nota...)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

SIERRA MORENA IN THE WOLFRAM YEARS (1)

"STORM IN THE TOLEDO DRYLAND"

The Zumetas went to Madrid by train. The Bilbao mining company that hired Miguel, had a graphite/black lead mine in the province of Toledo, close to Guadamur, where a few problems had arisen and, before Miguel went to Sierra Morena, they wanted him to try and solve them.

María and Miguel arrived in Toledo by bus. After a walk through its tortuous but fascinating streets, they sat at a café of the Zocodover Square, waiting for the mining van to pick them up. The wait lasted several hours and, since they were forced to sit there until they were picked up, they got bored.

The Alcazar's (famous Toledo fortress that was bombed during the Civil War) tragedy was still latent and attracted curious people from other Spanish provinces who came to see its ruins, but one could sense the absence of foreign tourists who were involved in their own tragedies.

It was Monday, and the shoe-shiners were inactive. The shoes of the "Toledanos" had been shined the day before. Their owners tried to preserve them clean from dust and mud for two or three days and, if possible, until the following Sunday. The shoe-shiners sat on their wooden boxes, with legs extended and a cap covering their eyes; they dozed leaning against the wall of the house entrances. Two or three children staring intensely, with dirty faces, were insistently present. They didn't beg, but one knew they expected something. María gave them two almond cakes that were left on her plate. The kids left, but right away two stray dogs came searching under the tables, rummaging between the legs of the café's clientele. (It will continue)
(My note: in this second part of the book my aunt must have been in her nineties and, sometimes, you can tell...)










20 comentarios:

Selma dijo...

Por muy mayor que fuera tu tía, Merche, describe con lucidez y con todo lujo de detalles, y el relato se hace muy vivo...
Para quienes conocemos el Toledo turístico de ahora, cuan diferente era y nos lo pinta...

Mille bisous.. demain, lundi, hélas.. :(

TORO SALVAJE dijo...

Tu tía lo escribe de maravilla.
Para mí es un privilegio poder leer lo que escribió.

Besos.

pancho dijo...

Time at the time was not an important issue. Too much time and very few things to do. There weren't enough resourses to rebuilt what had been destroyed previously during the war.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Ay... si tu tia levantase la cabeza...lo orgullosa que estaría de la sobrina...ese libro está editado y se vende???

Besos

alex dijo...

ay dios y yo sin enterarme que estoy lo escribia tu tía.

Un beso

Stanley Kowalski dijo...

Hola querida MERCHE!! Espero que la hayas pasado genial en Sierra Morena.

Luego vendré con tiempo a leerte. Mil gracias por lo afectuosa que has sido conmigo.

BESOTES HERMOSA!

Merche Pallarés dijo...

SELMITA, sí que escribe muy bien pero hay cosas, por ejemplo, que esté hablando del Alcázar y luego hable de los limpiabotas (¿?). Quizás tenía razón y como estaban aburridos nos describe inanidades. Ya veremos cómo sigue. De todas formas describe las situaciones muy bien y con mucha gracia, tienes razón. Merci ma chérie, bon lundi et gros bisous, M.

TORO, sí que escribe bien, sí. Gracias corazón. Besotes, M.

PANCHO, it seems they had all the time in the world waiting for that mining bus. Of course in those years there wasn't enough money to rebuild anything, I presume. Besotes, M.

TUCCI, sí está publicado y segun ANTÒNIA P., se puede encontrar en la Casa del Libro. Besotes, M.

ALEX querido ¡qué despistado! Lo vengo diciendo a todos los que me preguntan (se ve que no lees mis contestaciones a los comentarios...ay...ay...). El libro "Exilios" fue escrito por mi tia-abuela, Dolores Salís, a los 80 años. Está publicado. De hecho si buceas en mi blog lo puedes leer desde el principio. Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

STANLEY tu comentario entró despues de mis contestaciones. ¡Qué alegría leerte de nuevo! Referente a Sierra Morena, aún no hemos llegado... por ahora estamos en Toledo. Bienvenido de vuelta querido. Muchos besotes, M.

Kety dijo...

Buenos días, qué lucidez la de tu tía a esa edad. Es un placer leerla.

Un fuerte abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Pues qué 90 años tan bien vividos.
Por cierto: acabo de leer en el periódico que se retoman las minas de wolframio en España.
Besos.

RMC dijo...

Hola Merche, tu tia sabe muy bien
explicarlo con toda lucidez..
un placer leerte

Feliz semana
un beso
RMC

Cornelivs dijo...

Me esta gustando mucho esta serie, querida Marche.

Besos...!

Merche Pallarés dijo...

KETY, sí que estuvo muy lúcida hasta su fallecimiento un mes antes de cumplir los cien... Besotes, M.

PEDRO, me enteré a través de PANCHO que están volviendo a explotar esas minas. ¿Nos estaremos preparando para otra guerra? Besotes, M.

RMC, gracias por tu visita y por seguir esta serie. Besotes, M.

CORNELIVS, ¡Me alegro de que te guste! Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Thiago dijo...

pues yo no noto su edad, creo que hace un retrato genial de lo que tenía que ser la España de esa época y era una aguda observadora... el detalle de los toledanos guardando del polvo los zapatas de domingo en domigno me ha encantado jaja

Bezos.

Merche Pallarés dijo...

THIAGO, la verdad es que mi tia estuvo muy lúcida hasta su final, un mes antes de cumplir los cien. Creo que se murió justo cuando acabó el libro. Sí que fue una mujer fascinante, muy creativa e inteligente. Quizá no debería haber escrito lo que he escrito... Besotes, M.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Sí merche, tu tía describe tan bien que me he encontrado yo misma treinta años atrás paseando por el Zoco y negándome obstinadamente (era y soy muy burra) a entrar en el Alcázar. Por principios.
Si alguna vez me pierdo que me busquen en las callejas de Toledo.
Un beso

Merche Pallarés dijo...

ANTÒNIA creo que te buscaremos no solo por las callejas de Toledo sino por las de ¡Burgos! Besotes, M.

Myr dijo...

Si tu tía escribió ésto a los 90, ¡Qué maravilla, ojalá lleguemos todos así!

Besos

Merche Pallarés dijo...

MYR, si empezó a escribirlo a los 80, y llevó su tiempo en hacerlo, seguro que ya en esta parte debería tener o estar cerca de los 90. De todas formas era un caso de activa y creativa. Gracias querida por tus comentarios, es un placer recibirte en mi casa bloguera como siempre. Muchos besotes, M.

BIPOLAR dijo...

¿Se gastaban el dinero en limpiarse los zapatos?, Hay cosas de esta época que me chocan un rato.

Que pienso como el resto tendría 90 años, pero ya me gustaría a mí.