martes, 3 de noviembre de 2009

WOLFRAM (2)


" Y dijo: --Sí, es verdad. Pero éstas son las multas que a mí me gustan; las gordas, las que no se pueden pagar. Si me hubiesen cargado con una multa de cuarenta mil duros, habría sacado de algun sitio ese dinero para pagarla, pero ¡doce millones de pesetas!...

Y el contrabandista, que tenía cierto parecido con Burt Lancaster, seguía riendo, enseñando la doble fila de sus dientes. Debía de haber poca severidad en la cuestión de las multas, porque aquel jovial traficante siguió tranquilamente con su vida habitual.

Los financieros e ingenieros bilbaínos se lanzaron a denunciar las minas de wólfram por todo el mapa de España. Pero había que actuar rápidamente, porque se trataba de un negocio que duraría lo que durase la guerra en Europa.

Un ingeniero bilbaíno, pariente de Miguel, escribió a éste proponiéndole una colocación de gerente en una mina de wólfram situada en pleno corazón de Sierra Morena.

Miguel aceptó la oferta sin titubear. María estaba entusiasmada. El nombre de Sierra Morena tenía resonancias de romance, de aventuras y de empresas temerarias. Después de lo de Francia, sería un contraste apasionante, especialmente porque la vida empezaba a resultarles monótona, y la perspectiva de un cambio les resultaba atractiva."

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

He said: Yes, it's true. But these are the fines that I like; the heavy ones that one cannot pay. Because if it would have been less, one would have to find the money from wherever, but twelve million Pesetas! No way!

The smuggler, who looked a lot like Burt Lancaster, continued laughing and showing his bright, white teeth. They must have been very lax with fines in those days because he continued with his usual life.

The Bilbao financiers and engineers launched a campaign to denounce the Wolfram mines all over Spain. They had to manouver quickly because business would last what the war lasted.

An engineer, one of Miguel's relatives from Bilbao, wrote to him offering him a post as manager of a Wolfram mine in the middle of Sierra Morena (Andalucía--southern Spain).

Miguel accepted the job without hesitation. María was enthralled. "Sierra Morena" awoke tales of romance, adventures and daredevil enterprises. After France, this would be a fascinating contrast, specially because life was becoming monotonous and the possibility of changing their life-style sounded very attractive.

15 comentarios:

Cornelivs dijo...

Tras cuatro dias de locura con el tema de la lectura de Priego, vuelvo a la normalidad, amiga.

Besos enormes.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

no...si en este pais...el que mejor vivi es el que más debe...un abraoz

alex dijo...

Buscando sacar dinero para comer de donde se podía.

Un bso cielo

BIPOLAR dijo...

Miguel y María tuvieron una vida de lo más azarosa e increíble (supongo que la de todos fue similar en aquella época, resulta un contraste con nuestras vidas acomodadas)

Merche Pallarés dijo...

CORNELIVS, bienvenido de vuelta. Besotes, M.

TUCCI, así es querido. Besotes, M.

ALEX, este contrabandista no creo que fuera solo para comer sino para forrarse. Besotes, M.

BIPO, mi tia cuenta unas historias de Sierra Morena muy risibles. Ya leerás. Besotes, M.

TORO SALVAJE dijo...

A Sierra Morena nos vamos?

:)

Que bien.

Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Esto va a ser como los grandes delincuentes: ya que vas a la cárcel unos añitos, mejor por robar mucho dinero que por poco. Cuando salgas, tendrás un colchoncito.
Me gusta lo del parecido a B.L., le da un aire de pillo.
Besos.

Antònia Pons Valldosera dijo...

O sea que como no se pod´ía pagar, no pasba nada. ¡Qué bien!
Igual que ahora, los meten 4 días en la cárcel, algunos ni eso, y después salen forrados y a vivir que son dos días.
A ver ahora en Sierra Morena...
Besos.

Euphorbia dijo...

Doce millones debía ser una pasta gansa por aquel entonces.

Ando muy liada últimamente Merche, perdona que no pase más a menudo. Pero aquí sigo, eh?
Un beso

MeTis dijo...

cierto toque ironico si tenia el traficante.

¿que sería con lo siguiente que traficarian?

un beso.

hasta la vuelta wapa!

Merche Pallarés dijo...

TORO, sí, nos vamos a ¡Sierra Morena! Besotes, M.

PEDRO, pillo sí que era... Y, si hay que robar mejor hacerlo a lo grande. No hay que conformarse con una barra de pan o una pata de jamón, no. Hay que robar millones como hacen nuestros "ilustres" politicastros. Besotes honrados pero "tontos", M.

ANTÒNIA, así es querida. Como le digo a PEDRO si se roba hay que hacerlo grandiosamente. Besotes, M.

EUPHORBITA, doce millones es pasta hoy en dia ¡imagínate entonces! Ya veo que sigues apareciendo. Gracias, querida. Besotes, M.

METIS, ¡qué simpática nuestra comida de hoy con Vicent! Buen viaje y ¡disfruta! Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

amelche dijo...

Vaya, vaya...

Merche Pallarés dijo...

AMELCHE, sí, vaya, vaya. Besotes, M.

Thiago dijo...

Ah, ahora lo entiendo... vale, voy a leer todo en el orden correcto...

pero cari, no entiendo eso de que se dedicaban a "denunciar" las minas... no será a "Buscar" o a "descubrir"?

Bezos

Merche Pallarés dijo...

THIAGO, yo tambien, al leerlo, me hice esa pregunta porque me chocó lo de "denunciar" pero es lo que mi tia escribió y yo lo copio fidedignamente. Si quiso decir eso u otra cosa qui lo sa, mi querido. Besotes, M.