viernes, 18 de septiembre de 2009

NUEVOS SEÑORES, NUEVAS NORMAS (2)

(He querido poner foto del Ayuntamiento de Irún pero no he podido, no sube. No entiendo porque...)

"La casa estaba amueblada, por lo que la pudieron ocupar enseguida. Sin embargo, pocos dias despues se dieron cuenta de que no tenían más remedio que poner en orden sus asuntos económicos. A fin de aclarar el estado de las cosas, se veían precisados a ir, por de pronto, a Irún, pero a Miguel le resultaba dura la posibilidad de encontrarse con cosas desagradables, y sobre todo, le habría molestado sobremanera toparse con amigos de toda la vida que pudieran rechazarle por divergencias políticas. A causa de una denuncia, habían tenido que soportar la víspera un registro policial en la casa. No encontraron nada sospechoso, y les molestaron poco, pero siempre les quedaría la duda, no exenta de resquemor, acerca de la identidad del posible denunciante.

María fue, al fin, la que se decidió a acercarse a Irún para llevar a cabo los primeros sondeos. Cogió el tren y, al salir de la estación, se cruzó con algunas personas conocidas, que la miraron con cierto asombro y apenas la saludaron. Tampoco notó mucha efusión en una pariente de su marido, una señora, ya mayor, a la que fue a visitar.

Aunque María no dio gran importancia al fracaso de estos primeros contactos con la España de Franco, decidió no hacer más visitas y se encaminó directamente al Ayuntamiento. Allí se encontró algo despistada ante la multitud de caras nuevas en las oficinas. No sabía a quien dirigirse. Era notoria la presencia de gran cantidad de militares que subían y bajaban por la amplia escalinata. Le llamó la atención que incluso los civiles vistieran prendas pertenecientes al ejército. Tambien pululaban por allí mujeres vestidas de enfermeras.

Cuando empezaba a impacientarse por no saber a quien recurrir, vio que subía por las escaleras un hombre altísimo. Se trataba de un guardapesca a quien Miguel había proporcionado remuneradores y poco fatigosos trabajos. Siempre le habían considerado como un amigo, y el guardapesca profesaba un gran afecto a Miguel. LLevaba botas de montar y una especie de poncho pardo que le llegaba casi hasta los pies. En la cabeza una boina roja.
--¡Ah!, Mariano--le dijo María sonriente, acercándose a él--, ¡Qué suerte encontrarle!

El guardapesca enrojeció al verla y luego se puso pálido". (Continuará)

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NEW MASTERS, NEW RULES (2)

(I wanted to upload a picture of Irun's City Hall but it's been impossible. I don't understand why...)

The house was furnished so they moved in right away. A few days later, they realized they had to settle their financial situation. In order to do this, they had to go to Irún. Miguel felt very uncomfortable with the idea since he didn't know how people he had known for ages would react, due to political differences, when they saw him. As a matter of fact, due to a recent accusation, the police had registered their house. They didn't find anything suspicious so didn't bother them too much. However, the doubt as to whom had placed the accusation was very unsettling.

María decided she would go to Irún. She took a train and as she left the station, she ran into people she knew, who looked at her surprisingly and hardly said hello. She went to visit one of Miguel's relatives, an older lady, who wasn't very friendly either.

Even though María didn't pay too much attention to these first encounters with Franco's Spain, she decided not to visit anybody else and went directly to the City Hall. There she was a bit confused with all the new faces she saw. She didn't know where to go or who to ask. Military personnel went up and down the large stairway. She was surprised to see that even the civilians wore military uniforms. There were also many nurses.

When she started to lose patience because she didn't know where to go, she saw a very tall man coming up the stairs. He was a Fishing Guard who had done a few simple and very well paid tasks for Miguel and, who she knew, liked him very much. They had always considered him a good friend. He was wearing horseback-riding boots, a sort of large brown cape that almost reached his feet and a red beret.
---Oh!, Mariano--she said smilingly coming closer to him--, How lucky to have found you!

The Fishing Guard blushed and, afterwards, paled. (It will continue)

22 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

TORO, he leido tu comentario pero sin querer lo he borrado porque salía en ese raro "nj" que me salió no sé cómo... Al borrarlo, tambien se ha borrado tu comentario. Perdona. Si quieres lo puedes volver a escribir aquí. De todas formas veremos a ver qué más les pasa. Muchos besotes, M.

TORO SALVAJE dijo...

Bueno, decía que tiene pinta de acabar en cárcel.

Veremos.

Besos.

Antònia Pons Valldosera dijo...

La gente tenía miedo, las relaciones después de la victoria ya no fueron lo mismo. Poco a poco, las aguas se calmaron pero el poso quedó sumergido.
¡Ay Merche! ¡Cómo me suenan estas historias!
Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Cómo se había roto todo en España: cuánto miedo en las reacciones y en las miradas. Qué España más gris nos dejó aquella guerra.
Besos.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

¿Se avergonzó este tipo porque ella lo saludó?
Pués vaya amigo...
Besos wapisima

Thiago dijo...

¡Qué situación! Gente que antes eran amigos, familiares o incluso hermanos ahora se miran sospechosamente...

Mi abuela me cuenta que durante aquella época más de alguna amiga con las que antes jugaba la partida se posicionaba debajo de su balcón y le gritaban por la noche a grito pelado: "A los rojos había que matarlos a todos......". Cosas así. ¡Que terrible!

Bezos.

Silvia_D dijo...

Veo que sigues con tus deliciosos relatos... :)
Besos, cariño.

salvadorpliego dijo...

Ambientas bien esta historia… habrá que esperar la continuación.
Un placer leerte.

Pilgrim dijo...

I looked to help you, but couldn´t find a pic of Irun anyway. Btw., the french border was closed since May 8th.1939 Propz Pilgrim

Merche Pallarés dijo...

ANTONIA P., debió de ser horrible... Besotes, M.

PEDRO, efectivamente, miradas esquivas/esquinadas. Una España MUY gris. Besotes, M.

DESPLAZADOS, resultó no ser tan buen amigo... Besotes, M.

THIAGO, ¿a tu abuela fantasma le pasó eso? ¡Qué terrible y cruel! Aprendamos todos de estas experiencias nefastas. Besotes, M.

SILVIA D., ¡Qué alegría recibir un comentario tuyo, querida vampi! Te echaba de menos... Como ves sigo con mis historietas, bueno, ahora de mi tia-abuela... Besotes, M.

SALVADORPLIEGO, gracias por tu visita. Me alegro de que te guste esta serie escrita por mi tia-abuela cuando tenía 80 años. Besotes, M.

PILGRIM, thank you my dear for trying to help me. I don't know why I couldn't upload the picture... I didn't know the border had been closed since May 8th, 1939. How curious... Thank you for the information. Hugs, M.

Selma dijo...

¡Enorme decepción se llevará María, sin duda alguna...Y no será la última.. me temo..

Mille bisous.

Merche Pallarés dijo...

SELMITA, no, no será la última... Gros bisous, ma belle, M.

Pilgrim dijo...

Que nada, Merche! And thx for yor comments so far, You could kin me. :-) And no, it was a ripped muscle in my hindleg, plus an abcess followiwig, but as I said I´m fit again. Propz Pilgrim...p.s., I have no idea how to download pics of Irun, despite you have to log in and i´ll cost you!

Isabel Huete dijo...

Esas con las consecuencias miserables de las guerras fraticidas: los hermanos se enfrentan y dejan de hablarse y los amigos resulta que ya no lo son tanto... Miseria moral. Miedo y renuncia. Miedo y denuncia también.
El relato sigue siendo interesantísimo.
Por cierto, he visto que le dices a Diego F. Magdaleno que vienes a Madrid el 15 de diciembre... Espero que me llames y esta vez no surja nada y nos veamos un ratillo.
Besazos.

Merche Pallarés dijo...

PILGRIM, my dear, I didn't understand "...despite you have to log in and I'll cost you..." No idea what you're trying to say. Sorry. Hugs, M.

ISABEL HUETE, sí, cuántas miserias morales en aquellos años.
Por supuesto que espero que en diciembre ¡nos veamos! Te llamaré. Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

pancho dijo...

The most awful scenery to begin again. They had to start right from scratch. Did they recover their own house? I didn't know they had five children.

Stanley Kowalski dijo...

Denuncias ánonimas, caras que ya no son amigas, el regreso es terrible!
Y me parece que se van a llevar una desilusión mayor.

Muchas gracias por tu visita, querida Merche. Besotes y un buen finde!

Merche Pallarés dijo...

PANCHO, in some old posts I mentioned my five cousins (four women, one man), all now in their eighties, who live in "Beraun". Those are my aunt and uncle's children and "Beraun" their house in Irún. When they went to Paris and worked in the restaurant, their children stayed with relatives in San Sebastián. Besotes, M.

STANLEY, veremos qué más les pasa pero esa situación debió de ser horrible, sí. Buen finde para ti tambien, querido. Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Euphorbia dijo...

ui, estaba convencida de que ya había comentado esta entrada... quizá se borró o bien lo soñé, que todo es posible.

Debió ser de lo más triste ver que quienes antes eran sus amigos ya no lo eran por culpa de la guerra.
Esto me recuerda aquella escena de "Sonrisas y lágrimas" en la que la hija mayor y el cartero están enamorados y cuando los nazis invaden Austria descubre que el chico se ha unido a las juventudes hitlerianas y forma parte del grupo de soldados que la persigue a ella y a su familia.
(Toque cinematográfico rancio, lo sé).
Un beso
Edelweys, edelweys, you look happy to meet me... nia no niaaaa.

BIPOLAR dijo...

me sumo al sentimiento general aquí expresado

Merche Pallarés dijo...

EUPHORBITA, recuerdo esa escena que comentas. Muy fuerte. Es que las guerras son HORRIBLES, mi querida. Muchos besotes, M.

BIPO, sí, no hay mucho más que añadir, solo como le digo a THIAGO, sigamos aprendiendo de estas experiencias. Muchos besotes, M.

Myr dijo...

Por lo menos tus tios, tenian ahora un techo.... sigo adelante leyendo. Besos