martes, 9 de marzo de 2010

LA TELEFONISTA CORTEJADA (1)



"Don Emiliano, adorador de Rosita, la telefonista, era un hombre ancho de espaldas, cuellicorto, algo apoplético y más bien calvo. Tenía unos cincuenta años y llevaba unas gafas con montura dorada, de mucho aumento. Estaba en Candera desde hacía un año, como representante de una compañía de minas asturiana. Era viudo y sus dos hijos de dieciocho y veintidos años, estudiaban en Oviedo, donde vivían con sus abuelos maternos.

La telefonista se daba cuenta de la pasión que había encendido en el corazón del cincuentón, pero no se daba por enterada.

El buen señor se pasaba todo el día solicitando conferencias, cuanto más complicadas mejor, lo cual le falicitaba una excusa para permanecer horas enteras sentado en una banqueta, delante del ventanillo, viendo cómo su adorada Rosita manipulaba las clavijas con sus ágiles dedos.

Todo el pueblo se había dado cuenta de lo que ocurría en el teléfono, pero Rosita se hacia la ingenua y se dejaba obsequiar continuamente por el asturiano. Al principio, los regalos eran de poca importancia: unos caramelos traídos de Marmolejo, un pañuelo con un pajarito bordado, un alfiletero de hueso a través de cuya tapa, cerrando un ojo, se veía la imagen de la Macarena, una cajita de cartón cubierta de conchas..." (Continuará)

---------------------------------------------------------------------------------

THE WOOED TELEPHONE OPERATOR (1)

Don Emiliano adored Rosita, the telephone operator. He was broad-backed, short-necked, somewhat apoplectic and rather bald. He was around fifty-years-old and wore thick gold-rimmed glasses. He had been in Candera for a year, representing an Asturian mining company. He was a widower and had two sons, eighteen and twenty-two years old, studying in Oviedo where they lived with their maternal grandparents.

The telephone operator knew the passion she aroused in him but pretended not to notice.

The poor man, spent the whole day asking for calls, the more complicated the better. That allowed him to spend hours sitting on a small bench, watching how his adored Rosita handled the plugs with her agile fingers.

The whole village realized what was going on in the public phone but Rosita kept her usual aloofness and accepted all the gifts that the Asturian gave her. At the beginning, the gifts were not very expensive: some candies brought from Marmolejo, a handkerchief with an embroidered bird, a bone needle case through which top, with one eye, one could see the image of the Macarena, a carton box covered with shells... (It will continue)

31 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Me ha parecido oír aún los ecos de los suspiros de Don Emiliano.

Besos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Es que a las mujeres os gusta calentar el ambiente...mientras sacáis provecho...malas...!!!! Os hacéis de rogar demasiado...besos

Fernando Manero dijo...

En el ambiente que se crea en torno a un teléfono, que permitía comunicar con el mundo y salir de un reducto aburrido, todo es posible. Seguro que las manos máginas de la telefonista cautivaron a más de uno, que se limitó a suspirar mientras esperaba turno. Mas tuvo que llegar un asturiano, de alguna de las Polas, por supuesto, y mostrar a propios y extraños de lo que era capaz cuando de cortejar a una dama se trata. Tuvo que poner mucha pasión, ingenio a raudales, generosidad a toda prueba, pero sobre todo serían los agasajos y las palabras incesantes con los que los asturianos obsequian a quien les apetece para que,a la postre, la chica de la magia clavijera cayera rendida a sus encantos.

Thiago dijo...

Ay pobre el enamorado apoplético.. ¡Nunca había oído -o digamos leído- esa palabra, supongo que viene de apoplejía claro...

Me imagino que Rosita no sería muy mona, pero la ser, de las pocas muejeres que había libres y ser la más jóven y expuesta al público atraería a todos los rijosos del lugar, jaaj.

Bezos, cari.

Cornelivs dijo...

Recuerdo aquellos tiempos...en mi pueblo habia una central de telefonos de las antiguas, descolgabas y decias: "oye, ponme con fulano o con mengano", y te conectaban, que barbaro, que recuerdos...

Besos...!

Stanley Kowalski dijo...

Parecía un amor platónico, pero si la telefonista comenzó a aceptar los regalitos...

BESOTES QUERIDA MERCHE!

Montserrat Sala dijo...

Hola Merche Pallarés: tu capítulo de la historia simpre acaba en lo mejor del momento. Trucos de una buena narradora que sabe contagiar el suspense, a sus lectores. Besos i hasta mañana!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué caro le saldría al pobre la pasión, con tanta conferencia. Es una historia que complementa el chiste sobre las conferencias telefónicas de Gila, sin duda.
Hay voces que enamoran por teléfono.
Besos.

alex dijo...

Mira, si ya utilizaba las nuevas tecnologias, del momento, para ligar, jejejej. Pobre, esa amor platónico y en silencio... aayyyy

Un beso cielo

Merche Pallarés dijo...

TORO, A mi tambien... Besotes, M.

TUCCI, hay que LUCHAR para conseguir nuestros favores tan favorecidos... Besotes, M.

FERNANDO, seguro que el asturiano, al final, consiguió desbancarla de su silla de telefonista y liberar sus ágiles dedos de las clavijas... para aplicarlos en otras diversiones más beneficiosas para ambos... Besotes, M.

THIAGO eso de aplopético tambien me ha chocado pero si mi tia lo dice, sería así. ¿Te imaginas? Una chica joven, rubia, en un lugar público SEGURO que atraía a todos los rijosos, y no tan rijosos, del lugar... Besotes, M.

CORNELIVS, esos recuerdos están a la vuelta de la esquina... Besotes, M.

STANLEY, sí, eso de aceptar los regalitos tendrían su señal... Por eso el asturiano no tiraba la toalla. Sabía que tarde o temprano su presa caería... La constancia, consigue mucho, querido Stanley. Besotes, M.

MONTSERRAT SALA, Estate al loro porque mañana continua... Besotes, M.

PEDRO, sí, le tendría que salir MUY caro tanta conferencia... Me pregunto ¿a dónde llamaría para estar sentado en la banqueta durante horas? ¿A Pekín? Besotes, M.

ALEX, el pobre no desistía. Ahí estaba al pie del cañón durante el tiempo que hiciera falta. Qué sacrificios en aquella época para poder ligar... Besotes, M.

GRACIAS MIS QUERIDOS

Myr dijo...

¡Ay... estas telefonistas y sus amores!

Ya estoy viendo que me quedé sin Ibiza... heheheheh pero muy Feliz Jubilación, ¡¡¡Enhorabuena!!!

Besos

Asun dijo...

Tal vez sin saberlo Rosita haya sido la precursora de las lineas eróticas. En versión light por supuesto, teniendo en cuenta los prejuicios de la época jajajajaja

Besos

Merche Pallarés dijo...

MYR, pero estaré muy cerca de Barcelona, por lo tanto, no tan lejos de Ibiza... Besotes, M.

ASUN, quizás... ¡quién sabe!
Ahora voy a visitarte. Besotes, M.

Isabel Huete dijo...

Las historias alrededor de los antiguos locutorios en los pueblos dan para escribir una novela completa. Yo aún recuerdo aquellas voces de las telefonistas cuando poníamos una conferencia desde casa. En Guinea había una con la que me pasaba horas hablando, y eso que yo era una niña de 6 o 7 años pero la tía se enrollaba un montón.
Ese amor de Don Emiliano es la mar de divertido y la tal Rosita una avispada total. Jajaja.
Besitos, mi niña, y avísame cuando te traslades a Barcelona.

amelche dijo...

Vaya, vaya... ¿al final caerá la telefonista?

Merche Pallarés dijo...

ISABEL HUETE, por supuesto que os avisaré a todos cuando me mude. Será en mayo, dioses mediante.
Los regalitos de don Emiliano tienen su miga... me ha encantado el alfiletero que con un ojo se veía a la Macarena... Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

AMELCHE, tu comentario ha entrado cuando contestaba a ISABEL H. Por supuesto que caerá. El asturiano era muy persistente. Besotes, M.

Juan Luis G. dijo...

Amor y teléfono, todo un clásico.

Un abrazo

MeTis dijo...

mmm voy a ver como sigue...

si no le interesa a la rosita, no deberia darle alas... a ver a ver.

un beso!

tienes fecha de billete ya?? :-(

moderato_Dos_josef dijo...

Un muy buen relato. me has dejado con la miel en los labios. volveré!
UN placer visitarte.
Un abrazo, josef.

Abejita de la Vega dijo...

Ay, qué cotillas eran aquellas telefonistas de centralita de pueblo.
Fulanita, te esperas, ahora no te pongo porque no me da la gana.
Menganita, a ti sí te pongo...

Una alumna que tuve en Campo Real sabe mucho de esto. Su madre era la telefonista pero era la chica, una niña, la que atendía el teléfono cuando la madre estaba en la compra o aviando el puchero. Un aburrimiento para la pobre cría. Los chicos del móvil no se imaginan llamar por teléfono así.

Esa telefonista cortejada sería la comidilla del pueblo, pobre.
Un beso, me ha dicho un pajarito que te jubilas...

Merche Pallarés dijo...

JUAN LUIS, sí, todo un clásico... Besotes, M.

METIS, Ahora postearé la continuación...
No, aún no tengo el billete porque no sé si iré por barco o avión. ¿Cuándo empiezas a trabajar? Besotes, M.

MODERATO, gracias por tu visita. Me alegro de que te haya gustado. Besotes, M.

ABEJITA ¡pobre niña teniendo que atender las llamadas! Sí, me ¡JUBILOOOOO! en mayo. Besotes, M.

FERNANDOG dijo...

Merche:

Las técnicas de ligue, pues igualitas que las de hoy en día....

Besos,

Merche Pallarés dijo...

FERNANDOG, esos regalitos, esos regalitos... sí, igualito que hoy en dia... Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Merche, digo que la criatura miraría por el agujero del alfiletero cuando no estuvieran prendidos los alfileres ¿no? porque hay que tener mala baba para regalar una cosa así.

jajjaja, lo he releído y resulta que la tapa es de hueso. Ya decía yo... jo...

(Me encanta el lenguaje de la narración y me sorprende constantemente)

Merche Pallarés dijo...

BIPO, me alegro de que lo hayas releido... Besotes, M.

pancho dijo...

The difference of age shouldn't be a drawback for this relationship.

Being aware of your aunt's way of writing, I put my money on the success of this couple.

northshorewoman dijo...

nowadays "romance" is just quick to the sex; imagine days of old returning!

Merche Pallarés dijo...

PANCHO, but, as usual, I don't think my aunt finishes the story so we'll leave it to our imagination. I think that probably, at the end, Rosita will fall madly in love with don Emiliano... Who could resist all those gifts? Besotes, M.

NORTHSHORE, can you imagine nowadays?? Today is, we have a saying in Spanish: "aquí te pillo, aquí te mato" which means more or less what you say. Here I grab you, here I kill you metaphorically meaning sex. Hugs, M.

Ele Bergón dijo...

Hola Merche

¡Vaya curre que tienes por aqui! Contarnos cosas de hace unos cuantos añitos y ademas traducirlas al ingles para que los que hablan esa lengua lo comprendan. No debe ser facil, no. A mi el ingles....me cuesta mucho y ademas en el "isti" no pongo mucha atencion, me distraigo con una mosca.

Ya veo de donde has sacado lo del alfiletero.¿Tu crees que funcionara con mi Churri? Mira que creo que no, ademas ¿donde encuentro yo ahora eso? De todas formas comprendo al enamorado de la Rosita, claro que yo me acerco al kiosco y me sale mas barato.

Chque de manos

El Sanchico

(Merche me paso algunas veces por tu blog, pero este curso ando muy liada con mis Sanchicos que dan muchisimo la lata, asi que apenas tengo tiempo de nada. Al curso que viene sera otra cosa.
Sigo sin poder poner las tildes)

Un abrazo

Luz del Olmo

Merche Pallarés dijo...

ELE BERGÓN alias SANCHICO, lo comprendo. La falta de tiempo. A mi por ahora me pasa igual pero quise explicar a nuestro Sanchico, el orígen de los regalos. Gracias por tu visita siempre tan bienvenida. Muchos besotes, M.